The Good Life no consigue su objetivo de financiación

El proyecto de Swery volverá a la carga a finales de año.
·
Actualizado: 3:49 15/9/2020

Hace unos días conocíamos que The Good Life, el nuevo proyecto de Swery, no estaba encontrando la financiación suficiente en Fig. El propio diseñador reconocía que la campaña de financiación colectiva del juego no estaba cubriendo las expectativas marcadas para salir adelante.

Habrá segundo asalto de financiación

El plazo para aportar dinero para este crowdfunding finaliza esta jornada y está lejos de alcanzar el capital necesario: ha recaudado solo 500.000 dólares del millón y medio que necesita, lo que supone un 35% del objetivo buscado por el conocido creativo tras Deadly Premonition.

Swery reconoce que la comunicación del proyecto no ha sido la mejor y que han fallado en varios aspectos. Uno de ellos ha sido la explicación de lo que realmente ofrece en lo jugable y en el apartado estético.

The Good Life nos hará viajar a Rainy Woods, un pueblecito de las zonas rurales de Inglaterra que se define como el más feliz de todo el mundo, pero que oculta un oscuro secreto en su interior.

Interpretando a la fotógrafa neoyorquina Naomi descubrimos que en realidad se esconde un extraño secreto: los habitantes del pueblo se convierten en gatos y perros en cuanto llega el ocaso.

El fracaso financiero en Fig no va a hacer que Swery tire la toalla. El equipo de desarrollo espera relanzar la campaña antes de que acabe el 2017, esta vez directamente desde la plataforma Kickstarter.

Enlaces Relacionados:

Imágenes:

Más sobre The Good Life (White Owls)

The Good Life (White Owls) PS4 PC Xbox One Switch
Lanzamiento: Año 2021 · Género: Acción / Aventura / Rol
The Good Life nos propone viajar a Rainy Woods, un pueblecito de las zonas rurales de Inglaterra que se define como el más feliz de todo el mundo, pero que oculta un oscuro secreto en su interior. Y es que, como vemos en el tráiler, que presenta la historia del juego, no tarda en descubrir que no es todo tan tranquilo e idílico como parecía. Interpretando a la fotógrafa neoyorquina Naomi descubrimos que en realidad se esconde un extraño secreto: los habitantes del pueblo se convierten en gatos y perros en cuanto llega el ocaso.

Otras noticias sobre:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir