Un nuevo estudio sugiere que jugar a juegos violentos aumenta la agresividad

Aunque confirman que quieren investigar más profundamente.
·
Actualizado: 3:51 13/10/2020

A comienzos de semana, Proceedings of the National Academy of Sciences, una publicación científica, se hacía eco de un completo metanálisis que comunicaba haber monotorizado a cientos de jugadores con edades comprendidas entre los 9 y los 19 años desde 2010 a 2017. El análisis y el estudio afirmaba que los jugadores que jugaban a títulos violentos eran más propensos a comportarse de forma agresiva que aquellos que únicamente disfrutaban de títulos más pausados o menos violentos.

Un estudio que se ha realizado durante varios años y en distintos países

El informe, que afirma haberse realizado en países como Estados Unidos, Alemania y Japón, confirmaría que los jugadores que juegan a títulos de naturaleza violenta son más propensos a pelearse en la escuela, tener actitudes agresivas con sus amigos o familiares o desarrollar agresividad a largo plazo. Jay Hull, autor del estudio, afirma que "basándonos en nuestros descubrimientos, parece claro que los videojuegos violentos están asociados de forma directa con el incremento de la agresión física". Sin embargo, no afirma que el efecto sea global en todos los jugadores. Más bien al contrario.

Un nuevo estudio sugiere que jugar a juegos violentos aumenta la agresividad Imagen 2

"Se trata de un efecto que se puede comprobar en un porcentaje relativamente pequeño, pero estadísticamente importante. El efecto existe", confirmaba Hull. De hecho, pese a que la prensa sensacionalista y los políticos han ido dando tumbos al respecto al relacionar violencia y videojuegos con bastante asiduidad, hace unos meses un importante estudio de la Universidad de York afirmó haber desarmado el falso mito que une la agresividad con los juegos violentos. La investigación, publicada a comienzos de año, mostraba que no hay variación significativa entre jugar con videojuegos violentos realistas y que, de hecho, entre quienes usaron esos juegos -shooters de corte bélico- hubo un ligero descenso en los conceptos vinculados con la violencia y la agresividad.

"Mucha gente lo pregunta, ¿son estos juegos la causa de que los niños sean más agresivos? Yo diría que sí, es una de las posibilidades. La otra posibilidad es que se trate de una externalización negativa. Si tus hijos juegan a esos juegos, se está generando una efecto negativo, porque lo que está bien o mal en la realidad está tergiversándose en el mundo del videojuego, y es ahí cuando un niño se siente atraído por ese tipo de juegos. Así que de cualquier manera, quizás deberíamos preocuparnos", afirma Hull. De hecho, más de la mitad de los padres reconoce que sus hijos juegan a títulos para adultos sin supervisión.

"Se trata de un efecto que se puede comprobar en un porcentaje relativamente pequeño, pero estadísticamente importante. El efecto existe"

Hull, en su investigación, afirma tener resultados que difieren a lo conseguido por el estudio titulado Behavioural realism and the activation of aggressive concepts in violent video games. El investigador sí cree que cada acción, pensamiento y sentimiento experimentado o realizado durante un videojuego difiere mucho de un jugador a otro, así que los datos son tremendamente individuales y distintos según el usuario objeto de estudio. Es por eso que confirma que este trabajo es provisional, y que desearía investigar más en el futuro para comprobar si hay una vinculación más grave y profunda entre los videojuegos violentos y la agresividad en los jugadores que juegan asiduamente a ellos.

Enlaces Relacionados:

Imágenes:

Otras noticias sobre:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir