Vandal

Construcción, modificación y enfermedades en Ancestors: The Humankind Odyssey

En esta sección de nuestra guía os explicamos los aspectos básicos que os permitirán desarrollar vuestro asentamiento, construir objetos y hacer frente a enfermedades.
Construcción, modificación y enfermedades en Ancestors: The Humankind Odyssey
·

La construcción

En Ancestors hay un sencillo sistema de construcción del que, sin embargo, el juego no da ninguna pista: es tarea del jugador conocer sus pormenores.

Al analizar un objeto con la inteligencia, el olfato o el sonido, de su icono pueden aparecer varios más, con una interrogación si no los hemos descubierto. Si esto sucede, se debe a que con ese objeto puede construirse otro, o que puede modificarse junto a una herramienta para obtener un nuevo ítem.

Vamos a poner dos ejemplos de construcción: las cícadas y las ramas secas. Si cogemos una cícada y la dejamos en el suelo, al coger otra más y apuntar hacia ella, en el menú contextual nos aparecerá la opción "Dejar en el montón". Al dejar cuatro juntas, nos permitirá construir: tendremos que pulsar el botón Y repetidas veces para que nuestro simio salte sobre las hojas y acabe construyendo un lecho.

PUBLICIDAD

La construcción en Ancestors

Con las ramas secas ocurre algo similar: podemos hacer un montón con ellas y construir una barrera para evitar que los depredadores entren en nuestro asentamiento.

Conforme vayamos avanzando en la red neuronal ganaremos habilidades de construcción que nos permitirán hacerla más rápido o necesitar menos cantidad de objetos para ella.

La modificación

Ciertos objetos se pueden modificar. La habilidad de modificar la obtendremos avanzando por la rama de destreza del árbol de habilidades: podremos modificar objetos una vez podamos cambiarlos de mano, pero poco a poco iremos mejorando nuestra destreza para hacerlo más rápido o de manera más exitosa.

Para explicar su funcionamiento, volvamos al ejemplo de la rama seca. Podemos coger una rama seca y cambiarla de mano pulsando el botón LB. Manteniéndolo pulsado y apretando a la vez el botón RB, oiremos una clave sonora: si soltamos justo cuando la oigamos, transformaremos la rama seca en un palo.

La modificación en Ancestors

Si luego cogemos una roca de cualquier tipo con la mano derecha, y mantenemos el palo en la mano izquierda, podremos transformarlo en una lanza golpeándolo repetidas veces al oír, de nuevo, la mencionada clave sonora.

Esto funciona con distintos objetos y alimentos que encontraremos, por lo que lo mejor es ir experimentando con todo lo que pase por nuestras manos para conocer los pormenores del sistema.

Las enfermedades

Conforme vayamos jugando, descubriremos que nuestros monos pasarán por múltiples penurias: pueden ser envenenados al ser mordidos por una serpiente, les saldrán heridas que acabarán por desangrarlos cuando nos ataquen depredadores, tendrán problemas intestinales que los marearán si consumimos cierto tipo de setas o carne, etcétera.

Pero para todo ello hay una solución. Para dejar de desangrarnos se puede recoger un tipo de hierba seca que crece en las ramas de los árboles, o podemos modificar las hierbas comestibles que aparecen cerca de los ríos y los lagos para fabricar unas hojas que nos podemos aplicar, y así cubrir las heridas.

Las enfermedores en Ancestors

Igualmente, hay un tipo de fruto en ciertas regiones del continente africano que reduce el envenenamiento, así como unas hojas rojas que nos protegen del frío, o los cocos, que al modificarlos con una piedra (para partirlos) podemos beberlos y así reducir nuestros problemas intestinales. En resumen, que para cada enfermedad hay un remedio.

Eso sí, todas las enfermedades, incluso los huesos rotos, se pasan automáticamente con el tiempo. Pero tened en cuenta que algunas de ellas irán reduciendo vuestra energía vital mientras no las tratéis, por lo que lo ideal es que os curéis lo antes posible.

Asimismo, el curaros de enfermedades, o consumir alimentos y hierbas para aumentar la resistencia a ellas, irán desbloqueando nodos en la red neuronal dedicados a la medicina.

Fran G. Matas
Colaborador
¿Te ha gustado el artículo?
3,7/5 (12 votos)

Buscar en la guía

Flecha subir