Vandal

Batallas finales - Dragon's Dogma

Las últimas batallas de esta épica aventura.
·

La Batalla Final: Ve a ver al Dragonforged para averiguar el significado que esconden las palabras del Dragon, te dará un pergamino de estrategias para los peones, una vez hecho esto (no es necesario) volvemos a la Gran Muralla y accedemos a la Montaña Mancillada donde tendrá lugar la batalla final contra el Dragón. Este nos propondrá o enfrentarnos a él o que ofrezcamos en sacrificio a la persona amada (cambia dependiendo de la afinidad que hayamos conseguido), aceptando el sacrifico veremos un final nos dan un logro y simplemente tras el video nos dejan reintentar desde la decisión.Tras aceptar habrá varios momentos de persecuciones por un puente e incluso volaremos encima de él hasta caer en una explanada donde empezará la batalla definitiva.. Para matar al Dragón debemos armarnos de paciencia llevar buenos items curativos, darle en el corazón subiendo a él, cuando salte deberemos quitarnos rápido ya que la caída puede matarnos, tendremos que usar ballestas cuando se ponga a volar. Al vencerle todo el equipo que llevemos encima salvo los anillos subirán al nivel 4, poniendo "forjado por el dragón" así que nos equipamos con lo que queramos que reciba esa bendición y la Herramienta "Azote de Dios" una espada que nos servirá al final del juego.

*Una vez matemos al Dragón el juego continúa y volvemos a Cassardis, la muerte del dragón ha causado un gran cataclismo en Gransys, Gran Soren esta parcialmente derruida y por el mundo habitan enemigos mas peligrosos que los que conocimos antes. La plaza de la fuente queda destruida, la posada ya no existe y no podemos ir hacia el barrio rojo, en la Cofradía de los peones esta Asalam el posadero para usarlo como siempre, el Tablón de misiones de la cofradía y de la taberna se mantienen mientras que el de la posada desaparece, el comcerciante del Gato negro, esta cerca de la taberna de pie, sin tienda ni nada.y al barrio Noble solo podemos acceder desde la puerta que hay en la zona de la cofradía.

PUBLICIDAD

Una cálida bienvenida: Tras el cambio que ha sufrido Gransys, dirígete a Gran Soren para ver los daños y el estado de los ciudadanos y el Duque. Nos acusará de traición y tendremos que batirnos en duelo con él, los guardias nos persiguen incluso Ser Maximilian nos ataca, lo mejor que podemos hacer es huir ya que los soldados no paran de salir. Al llegar donde estaba la plaza de la fuente nos tiramos por el agujero que conduce al Everfall para eludir la persecución.

Sondea las profundidades: Tras caer nos encontramos con Quince una peona que nos pide recaudar 20 piedras del despertar para abrir una falla, en esta zona hay muchas salas diferentes con enemigos muy poderosos y la mayoría nos dan Piedras del despertar completas y/o fragmentos. Cuando acabemos una cámara regresaremos al agujero central donde podremos tirarnos para intentar agarrarnos a una nueva cámara, si nos dejamos caer por el agujero central sin agarrarnos volveremos a salir cayendo viendo Gran Soren abajo, aquí podemos engancharnos al saliente más elevado para volver a Gran Soren si necesitamos equipo o demás, eso o tener piedras transportadoras. Una vez consigamos las 20 piedras bajando por la cofradía de los peones (como cuando fuimos al Everfall por primera vez) veremos a Quince que nos las pedirá y se generará una nueva falla para poder tirarnos.

Juicio Final: Tras caer por la nueva falla nos encontraremos al Senescal, aquí nos enfretamos a Savan el Arisen del prólogo convertido en Senescal, primero tendremos que quitarle 2 barras de vida, bastante sencillo, tras esto nos ofrecerá vivir en paz (se ve un túnel hasta Cassardis) final 1 y logro o seguir hacia delante y enfrertarnos, iremos por un pasillo donde nos saldrán visiones de Mercedes, El duque, Quina, Adaro etc etc. Una vez lleguemos al final comienza el combate final contra Savan y su peón principal, nosotros igualmente solo llevaremos a nuestro peón principal, si nos mata accederemos al final 2 y otro logro, para matarle recomiendo eliminar primero a su peón y llevar al nuestro en una actitud agresiva, cuando le dejamos sin vida, empieza a cargar energía que si estamos cerca es posible que nos mate, ya que quita muchísima vida, nuestro peón deberá agarrarle y nosotros darle el golpe de gracia. Se nos mostrará el final donde nos convertimos en Senescal y debemos dar muerte a Savan con su espada el Azote de Dios. Ahora nosotros ocupamos su lugar y podemos descender de modo invisible al mundo, donde poco podremos hacer, al salir de las ciudades volvemos siempre al cielo. Para comenzar la segunda vuelta, debemos quitarnos la vida con nuestra propia espada Azote de Dios, que recibimos al vencer al Dragón.

 1

 2

Buscar en la guía

Flecha subir