Análisis de Rise of Incarnates (PC)

Juego de lucha cooperativa que prueba suerte en el modelo F2P. Curioso, aunque a día de hoy mejorable.
Rise of Incarnates
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
5
SONIDO
5
NOTA
5
DIVERSIÓN
5
JUGABILIDAD
6
Análisis de versión PC.

Bandai Namco estuvo hace unos años muy interesada en poner un pie en el modelo free to play, adaptando sus principales sagas a la financiación por microtransacciones. Con Tekken, Soul Calibur, Ridge Racer y Ace Combat, todas sagas veteranas de los 90, la compañía intentó con mayor o menor fortuna hacerse un hueco. El resultado ha sido discreto en su mayoría, con Ridge Racer Driftopia cancelado antes de tiempo y un criticado SoulCalibur: Lost Swords, sólo Tekken Revolution y Ace Combat Infinity han conseguido algo de éxito en consolas, donde tampoco se esperaba un vuelco entusiasta en estos lanzamientos.

El último F2P de la compañía es Rise of Incarnates, nueva licencia –lo cual impide las odiosas comparativas de los anteriormente citados- para PC, mercado en el cual este tipo de juegos puede tener una mejor recepción. De él os hemos hablado en varias ocasiones, por ferias o la versión alfa, y en este tiempo se han hecho algunos cambios. La novedad más importante y para enmendar las principales críticas, es que ahora todos los personajes se pueden desbloquear con el propio juego, no únicamente mediante pago. Esto llevaría mucho tiempo y como es obvio está hecho así para tentar a pasar por caja, pero no seremos nosotros quienes critiquemos este modelo; los micropagos pueden merecer la pena si el juego es interesante. Además ¿es necesario coleccionar a toda la plantilla? No.

La mecánica recuerda en parte a Anarchy Reigns, el juego de Platinum Games, o Gundam VS, aunque tiene su propia personalidad en cuanto a ritmo y tipos de ataques. En lugar de presentar una lucha versus clásica, el equipo desarrollador opta por desplazamiento 3D dos contra dos, más similar a un juego de acción en tercera persona. Una de las frases promocionales de Rise of Incarnates es que en él está involucrado personal de Tekken y Soul Calibur –de manera un poco genérica, sin más concreción-, algo que recuerda a "película de los productores de…" y que en el fondo, da un poco de mala espina.

PUBLICIDAD
El parecido con Anarchy Reigns salta a la vista.
El parecido con Anarchy Reigns salta a la vista.

Una de las particularidades está en que los ataques especiales, todos sencillos de ejecutar, están limitados a una determinada cantidad y sólo se recuperan por tiempo. Varias de las acciones dependen de barras, lo cual frena el abuso de ataques y asemeja la jugabilidad a un action-RPG. La diversión depende un poco de nuestras expectativas, ya que Rise of Incarnates no depende tanto de nuestros combos personales, sino en los proyectiles y colaborar con el compañero para atacar conjuntamente. Ahí entra un poco la tómbola del humano o de la inteligencia artificial que nos acompaña.

Un acierto del juego es que el poder de los doce personajes está llevado al extremo y eso ofrece duelos más verticales que en el juego de Platinum. Hay golpes que envían al enemigo en el aire y ahí podemos continuar golpeando, una escena típica de Dragon Ball que por conocida no es menos espectacular. Lástima que en el momento de su debut sólo hay cuatro entornos de ambiente postapocalíptico -Nueva York, París, Londres, Washington- de diseño bastante simple y vacío. Se echa en falta algún tipo de obstáculos intrincados, ya que son en su mayoría una explanada con pequeños montículos donde los pocos elementos destruibles lo hacen con una rotura un poco pobre.

Cada personaje tiene algún movimiento muy característico que es lo que realmente define su potencia.
Cada personaje tiene algún movimiento muy característico que es lo que realmente define su potencia.

La plantilla no es demasiado original en su aspecto –de hecho recuerda muchísimo al mencionado título de Platinum y de regalo hay un clon descarado de Steven Armstrong de Metal Gear Rising-, aunque sí es cierto que hay diferencias jugables en habilidades y parámetros personales que impiden que puedas decir que lo has visto todo en un primer vistazo. Puesto que no todos son igual de fuertes, se han equilibrado ajustando la salud, defensa y otras estadísticas. Cada uno dispone de una poderosa técnica o transformación, por ejemplo Jedrek se transforma en Mephistopheles, Lilith absorbe vitalidad, Terrence invoca a Ares, Gasper Watteau se rodea de zombis y así con el resto.

Rise of Incarnates no deja de recordarnos lo vital que es una cooperación estrecha, y eso es porque el número de vidas de cada equipo son compartidas, para ganar la partida hay que eliminar a los oponentes hasta agotar todas las porciones de su barra –y los personajes más fuertes pueden consumir más reservas por cada reinicio-. Es un factor a tener en cuenta, porque un jugador débil se convierte en una sangría de vidas para su compañero, por bueno que sea. Jugar con desconocidos, y más si no hacemos uso del chat de voz por diferencias de idioma, no permite exprimir el concepto original; os recomendamos jugar con un amigo al menos en una ocasión.

Las arenas de combate no varían mucho, ni en diseño ni en ambiente.
Las arenas de combate no varían mucho, ni en diseño ni en ambiente.

Es cierto que, como os contamos en anteriores impresiones, al juego le falta un gancho que mantenga a los usuarios divertidos a largo plazo, pues la propia jugabilidad en sí misma es bastante limitada. Los desarrolladores se han apoyado en varios aspectos para reducir este problema, y es el de proporcionar experiencia que se puede utilizar para personalizar a los luchadores, estética –ropa, sombreros y accesorios de todo tipo- o jugablemente. Por supuesto, aquí está la chicha de todo juego gratuito, las microtransacciones. Si quieres jugar de la manera más económica, sin realizar gasto, conseguir el contenido principal te llevará varias decenas de horas, lo cual es casi inviable a menos que estés completamente adicto.

En el momento de lanzamiento sus modos de juego cumple con el mínimo: partidas clasificatorias, personalizadas y contra la inteligencia artificial, con las variantes de individual o por equipos –jugadores online-, al que hay que sumar el entrenamiento. Durante los primeros días se puede probar a todos los personajes y hacerse una idea de todos ellos.

Los combates aéreos son lo más espectacular.
Los combates aéreos son lo más espectacular.

Si bien sobre el papel Rise of Incarnates suena bien, aunque sea poco original, la experiencia con el juego no ha sido tan satisfactoria como nos hubiera gustado. Es evidente que por sí solo el sistema de lucha es correcto en el mejor de los casos, y que el diseño del escenario no aporta nada. ¿Realmente han trabajado veteranos del género de la lucha? Son cuatro mapas, pero podrían ser 500: eso no solucionaría el problema de fondo. Un lanzamiento muy modesto como es J-Stars Victory VS+ juega mejor sus cartas con las diferentes alturas y elaboración del entorno.

A la colección de personajes le falta carisma.
A la colección de personajes le falta carisma.

El uso de autoapuntado no lo hacen un candidato a favorito entre los jugones del género versus, pero es posible que ese no sea precisamente su público objetivo, sino el aficionado a Gundam VS. Si la idea era hacer un juego accesible casi desde el minuto uno, sin necesidad de aprender complejos combos, se ha cumplido el objetivo a costa de recortar su profundidad.

Técnicamente pertenece a la pasada generación, con un arte muy poco atractivo y escasas opciones de ajustes gráficos. En nuestro equipo –donde otros lanzamientos actuales funcionan mucho mejor- el rendimiento ha sido deficiente, lo cual nos ha extrañado porque tratándose de un título exclusivo de PC no hay muchas excusas.

El sonido tampoco mejora mucho, la música pasa desapercibida y hay luchadores como Kali que constantemente se dedica a espetar bullshit y variantes de fuck que rozan lo cómico e infantil. La sensación es un poco agridulce, y nos parece que el propio equipo dejó de confiar en este proyecto hace tiempo, porque no es posible que sus creadores no localizasen sus numerosos fallos.

Probarlo es gratis. ¿Por qué no darle una oportunidad?
Probarlo es gratis. ¿Por qué no darle una oportunidad?

Conclusiones

Rise of Incarnates tiene un largo camino por mejorar y se echan en falta, urgentemente, nuevos modos de juego que rompan la monotonía de los combates. Puliendo el rendimiento y con un ajuste en el equilibrio de la economía puede ser un F2P más apetecible. Son cuestiones que seguramente se solucionarán con el tiempo, así que parte de nuestras quejas podrían estar corregidas a lo largo de los próximos meses.

En cualquier caso, tiene un aspecto positivo: probarlo no tiene ningún coste. Os animamos a descargarlo y formar una opinión por vosotros mismos.

Ramón Varela
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PC

Resident Evil 4 VR - Análisis
Resident Evil 4 VR - Análisis
Análisis
2021-10-20 18:24:00
El incombustible Resident Evil 4 regresa una vez más con una adaptación a la realidad virtual muy notable y repleta de aciertos que, sin ser perfecta, encantará a los fans de la saga y a cualquier poseedor de Oculus Quest 2.
Grotto - Análisis
Grotto - Análisis
Análisis
2021-10-20 13:18:00
Quienes busquen una aventura narrativa original, única y mística podrán encontrarla en Grotto, el nuevo juego de Brainwash Gang que nos permiten ponernos en la piel de un místico chamán.
Inscryption - Análisis
Inscryption - Análisis
Análisis
2021-10-19 18:21:00
Daniel Mullins vuelve a la carga con uno de los juegos más extraños, diferentes, locos y sorprendentes de los últimos años. Una experiencia única en su especie.
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Género/s: Lucha 3D / Lucha
PEGI +16
Plataformas:
PC

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
5
  • Fecha de lanzamiento: 1/7/2015
  • Desarrollo: Bandai Namco
  • Producción: Bandai Namco
  • Distribución: Steam
  • Precio: Free-to-play
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: hasta 4 jugadores
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
7

PUNTÚA
Rise of Incarnates para Ordenador

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir