Atrapado en el tiempo: Los mejores juegos con bucles temporales

De Deathloop a Zelda: Majora's Mask, repasamos los juegos que mejor integran la temática del bucle temporal en sus mecánicas.
Atrapado en el tiempo: Los mejores juegos con bucles temporales
·

Los bucles temporales siempre han sido una temática atractiva dentro de las ficciones de ciencia ficción y fantasía. En el videojuego, un medio tan dado a esos géneros desde sus orígenes, se han contado un buen puñado de historias basadas en espacios temporales que se repiten una y otra vez. Sin embargo, no son tantas las obras que conjugan la estructura narrativa del Día de la marmota con las mecánicas y los sistemas del juego.

En este artículo vamos a repasar los mejores juegos con bucles temporales centrándonos en aquellos que llevan la idea más allá de la historia para integrarla también en las mecánicas de juego. Sin embargo, vamos a dejar de lado los roguelikes tradicionales, como es el caso de Returnal, ya que todos ellos pueden enmarcarse dentro de la temática y nos quedaría un texto poco preciso.

Deathloop

Hasta unas semanas previas a su estreno parecía que Deathloop, el último juego de los creadores de Dishonored y Prey, iba a ser un roguelike en un mundo sistémico. Pero es algo bien distinto, algo único. El shooter en primera persona de Arkane Lyon pone al jugador en la piel de Colt, quien se despierta sin recuerdos en la isla de Blackreef, un lugar en el que el mismo día se repite una y otra vez mientras los habitantes más descerebrados viven en una fiesta sin fin y los científicos aprovechan la situación para sus alocados experimentos.

El objetivo del jugador es romper el bucle. Para ello debe acabar en un mismo día con los ocho Visionarios, personajes con poderes especiales y con una personalidad desbordante. Así, hay que hacer de detective inverso para llevar a cabo la misión: investigar las cuatro regiones de Blackreef en los cuatro momentos temporales distintos para estudiar los movimientos de los Visionarios y así marcarnos un itinerario que permita asesinarlos a todos en un mismo día.

The Forgotten City

El origen de The Forgotten City está en un premiado mod de The Elder Scrolls V: Skyrim. La obra de Modern Storyteller es una experiencia centrada en la narrativa y en las decisiones morales que lleva a los jugadores a una ciudad romana atrapada en un bucle temporal en la que, si uno de sus habitantes peca, todos mueren. Los jugadores tendrán que resolver un misterio con múltiples finales interrogando a personajes, resolviendo puzles y escapando de situaciones adversas mediante la violencia, el soborno, el encanto, y otros métodos, como aprovechándose del bucle.

PUBLICIDAD

Gnosia

Gnosia es una propuesta muy original, pues mezcla el género de las novelas visuales con los juegos de deducción social al estilo Among Us. Al empezar cada partida, al jugador se le asigna un rol aleatorio dentro de la nave espacial en la que tiene lugar la aventura, y su objetivo es descubrir quiénes son los Gnosia, dos alienígenas que acabarán con los humanos de la nave; el jugador también puede recibir el rol de Gnosia, por cierto. El desarrollo obliga a repetir una y otra vez la partida, pero debido a su estructura de bucle temporal se pueden desatar eventos al realizar ciertas acciones que no se hayan visto en anteriores intentos.

The Legend of Zelda: Majora's Mask

La secuela de The Legend of Zelda: Ocarina of Time sorprendió en su estreno hace más de 20 años por su estructura de bucle temporal y por el tono oscuro de la obra en su conjunto, una estética distante de las entregas previas de la serie. En su base, la mecánica de The Legend of Zelda: Majora’s Mask es la de siempre: explorar mazmorras, resolver puzles, combatir enemigos, hablar con personajes, conseguir nuevos ítems que permiten avanzar por lugares antes inaccesibles… Sin embargo, todo eso se estructura en una historia de salvar el mundo que en lo jugable se representa con que el juego se reinicia cada tres días (54 minutos de tiempo de juego), perdiendo todo el progreso realizado a excepción de los mapas, las máscaras, la música y las armas/ítems obtenidos.

Minit

Minit se juega como un The Legend of Zelda de los clásicos: avanzamos por su mundo en perspectiva aérea combatiendo, charlando con personajes, obteniendo ítems, solucionando puzles y completando mazmorras. Sin embargo, hay una diferencia importante: cada 60 segundos, nuestro personaje muere. Así, la idea es repetir y repetir descubriendo maneras de atajar hasta nuestro siguiendo distinto y accediendo a nuevos hogares desde los que comenzar tras cada reinicio. La trama es simple pero encantadora y el juego en general está cargado de humor.

Outer Wilds

Outer Wilds recoge la idea del bucle temporal de Majora’s Mask para hacer algo totalmente distinto que ha sido alabado por crítica y jugadores por igual. Los jugadores encarnan a un inexperto astronauta que rápidamente descubre que el universo se destruye en 18 minutos. El bucle temporal y jugable nos lleva a explorar el resto de pequeños planetas de la galaxia, siempre subidos en una nave un tanto difícil de controlar, buscando a astronautas perdidos, descubriendo civilizaciones perdidas y resolviendo rompecabezas que nos hacen estrujarnos el coco para evitar el fin de todo.

The Sexy Brutale

Tequila Works y Cavalier Game Studios sorprendieron en 2017 con The Sexy Brutale, en cierto modo una serie de Deathloop inverso. Se trata de una aventura gráfica ambientada en una colorida mansión reconvertida en casino donde los jugadores deben evitar una serie de asesinatos en un mismo día, que en tiempo de juego corresponde a bucles de 10 minutos. Los jugadores tendrán que espiar a través de las mirillas de las puertas y escuchar conversaciones a hurtadillas para saber dónde estarán los personajes implicados y qué van a hacer para poder evitar los crímenes de manera consecutiva.

Treasures of the Aegean

El estudio barcelonés Undercoders lleva los bucles temporales a un género poco dado a esa estructura: las aventuras de plataformas. Treasures of the Aegean se inspira en lo narrativo en películas como Indiana Jones y en lo jugable en títulos como Prince of Persia. La trama lleva a una experta en parkour y a un cazatesoros a un asentamiento de la civilización minoica que lleva siglos atrapado en un bucle temporal sin fin. El objetivo es romper el bucle, yendo en cada repetición a distintas zonas de las ruinas a base de plataformeo para descubrir tesoros o información que nos sirvan para resolver los puzles que se interponen en nuestro camino.

Twelve Minutes

Twelve Minutes es una de las sorpresas y uno de los juegos más divisivos de 2021. Mezclando aventura gráfica tradicional y drama interactivo se nos cuenta una historia muy sencilla con solo tres personajes y un único espacio, un pequeño apartamento. Una pareja se dispone a cenar y en plena velada irrumpe un policía, acusando a la mujer de asesinato y acabando con su novio por el camino. Encarnando a este último, el jugador vuelve a aparecer en la misma situación, que se repetirá una y otra vez cada 12 minutos. De nuevo, el objetivo es romper el bucle, y para ello habrá que encontrar e interactuar con ítems en el apartamento que desaten nuevas conversaciones con los personajes.

Fran G. Matas
Colaborador
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir