Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Series
  3. Artículos
  4. Las 15 MEJORES series de Netflix España (2018) - No te las pierdas!

Las 15 MEJORES series de Netflix España (2018) - No te las pierdas!

Os seleccionamos una oferta variada de series en el servicio de streaming más popular del momento.

  • Las mejores películas que ver en Netflix
  • ¿No sabes qué series ver en Netflix? El portal ayuda con sus recomendaciones a navegar y dar con esa serie que estamos buscando, pero reconozcámoslo: no siempre encontramos lo que queremos. En otras ocasiones el panorama es incluso más desolador. Netflix suele priorizar series de producción propias y novedades de reciente adición al catálogo, o las series más vistas, dejándonos auténticas joyas clásicas en segundo plano, algunas de las cuales gozan de temporadas completas.

    En Vandal Random queremos ofrecerte un pequeño catálogo de las que popularmente son las series más valoradas y recomendadas de Netflix España, tocando un poco cada palo (acción, drama, intriga, ciencia-ficción,etc.) para que disfrutéis de Netflix con buenas series, nuevos estrenos de calidad y clásicos de todo género.

    Dark

    La fiebre por la ciencia ficción en el ámbito televisivo no parece tener fin. Si ‘Stranger Things’ se ha encumbrado como el producto más refinado de Netflix en este ámbito, nada más lejos de la realidad. La producción alemana de Berg Television, de la que Netflix tiene los derechos -estuvo muy avispada-, dura diez episodios y nos presenta una misteriosa historia en la que, tras la desaparición de un niño, cuatro familias de un pequeño pueblo del interior se encuentran completamente devastadas. Con un giro sobrenatural en su trama, y un perfil rico de personajes, tanto villanos como héroes, Dark es una serie muy extraña, de difícil digestión, pero que es capaz de enganchar. Que no os engañen los típicos convencionalismos de sus guiones: es más original y especial de lo que creéis.

    Altered Carbon

    Imaginad por un momento en la posibilidad de la inmortalidad. En el futuro de Altered Carbon, serie original de Netflix basada en la novela de Richard K. Morgan, los seres humanos pueden trasladar su mente y alma de un cuerpo a otro, transmitiéndose durante generaciones. En este universo del siglo XXV, Takeshi Kovacs, deberá encarnar el papel de detective que tendrá que desentrañar una misteriosa conspiración en forma de asesinato y suicidio impostado mientras sobrevive en un mundo ciberpunk. Altered Carbon está protagonizada por Joel Kinnaman (House of Cards) y goza de uno de los niveles de producción más altos de toda la plataforma. Mezclando conceptos visuales vistos en Blade Runner y novelas de ambientación similar, se trata de un thriller policiaco que encantará a amantes del género gracias a su particular ritmo.

    Mindhunter

    Mindhunter es uno de esos fenómenos que sorprenden por su éxito al crítico más insondable. Ambientada en el 1977, Mindhunter nos cuenta la historia de dos detectives del FBI y sus métodos de investigación a la hora de resolver crímenes y casos especiales internándose en las mentes de los psicópatas y asesinos. De esta manera, Jonathan Groff y Holt McCallany -actores protagonistas- comienzan a elaborar perfiles de los seres más complicados y complejos de la sociedad, mostrándonos un nuevo mundo tan mundano como realista. Con David Fincher como padrino -su dirección y estilo está patente desde el minuto uno-, Mindhunter adapta a la perfección el libro de título homólogo y nos lleva a una vertiente poco conocida de la investigación criminal de los asesinos en serie.

    Ozark

    Ozark nos narrará un drama centrado en la familia Byrde, cuyos hijos adolescentes, Charlotte y Jonah, son la envidia para todas las familias del vecindario. Una familia normal y ejemplar. Esto sería idílico, sino fuera por que Marty trabaja como asesor financiero de los cárteles de la droga de México, algo que los obligará a cambiar de vida y mudarse de Chicago a Ozark, Missouri. Este drama con toques de thriller contará con la participación de Esai Morales, Julia Garner, Marc Menchaca, Jason Butler Harner y Harris Yulin, y ahondará en temas muy concretos y actuales de nuestra sociedad, como el capitalismo salvaje y sus consecuencias, los dramas familiares y la supervivencia vista a través de los ojos de unos personajes que están muy lejos del prototipo de familia americana.

    Daredevil

    En un momento en el que estamos saturados de productos relacionados con héroes y heroínas del cómic, viene bien algo como Daredevil. Aunque suene a paradoja, la producción de Marvel para Netflix aglutina todo lo bueno de la versión que Frank Miller, Klaus Janson y David Mazzucchelli realizaron del personaje a lo largo de diferentes etapas en grapa, pero adaptándola a los nuevos tiempos. Con un reparto solvente, una fotografía envidiable y cierto regusto al Batman Begins de Christopher Nolan -la génesis de un héroe que se alza en una ciudad que está llena de desigualdad y males en sus calles-, la historia del abogado por el día Matt Murdock y justiciero por la noche, engancha y atrapa durante las dos temporadas que están disponibles en este momento.

    Modern Family

    Nacida de la mente de Christopher Lloyd y Steve Levitan tras compartir cientos de anécdotas vividas y contadas por conocidos, Modern Family es una comedia poco usual. Está rodada y concebida como una suerte de falso documental en la que los personajes protagonistas nos hablan y cuentan directamente a la cámara lo sucedido a lo largo del episodio, haciendo hincapié en sus vivencias diarias. Con especial énfasis en la comedia de enredo y con ciertos toques de sitcom, Modern Family tiene uno de los mejores repartos en la actualidad, lleno de actores y actrices con personajes tan bien definidos como creíbles, sirviendo muchos de ellos como retratos de personas y familias tan actuales como existentes en nuestro día a día.

    Narcos

    Hablamos de uno de los fenómenos de la plataforma en nuestro país. La serie que narra la lucha de Estados Unidos y la DEA en colaboración con la policía de Colombia contra el todopoderoso cartel de la droga de Pablo Escobar, se ha convertido en un éxito y en todo un clásico moderno de Netflix. La interpretación de actores como Wagner Moura y Pedro Pascal, el acelerado y adictivo ritmo y los altos valores de producción, son sus mejores credenciales. Con tres temporadas -la última trasladándonos al mundo de los cárteles en México-, Narcos es una de las obras de ficción más sólidas de todo el catálogo.

    Peaky Blinders

    Las mejores obras de ficción en formato serie, en los últimos años, no vienen de Estados Unidos: lo hacen desde Reino Unido. Peaky Blinders, obra de la BBC, es la turbulenta historia de una familia de gángsters en el Birmingham posterior a la Primera Guerra Mundial. A través de las apuestas hípicas, y de los más variados tejemanejes, la familia comienza a ascender escalafones en el deprimido entorno, pasando a dirigir todo un imperio de la noche a la mañana. Con una fotografía exquisita, una narración solvente y un reparto espectacular, la serie protagonizada por Cillian Murphy es todo un clásico moderno que cuenta con la pluma de Steven Knight, que apadrina la serie como director, showrunner y guionista.

    Bojack Horseman

    Bojack Horseman es una auténtica rareza. Como serie de animación, Bojack Horseman nos lleva a conocer la vida de Bojack, una estrella venida a menos que tuvo su mayor momento de éxito en los años noventa protagonizando la sitcom Horsin’ Around. Agobiado por su mal carácter, sus problemas con el alcohol y su propia desdicha, Bojack recurrirá a una escritora para sacar al mercado una biografía que le ayude a recuperar la fama que tanto ansía. Por el camino, peleas con agentes que son amantes, amigos y productores. Una de las series más divertidas y cáusticas de Netflix, pero al mismo tiempo, una de las que tienen mayor enjundia, sabor y contenido. Una de esas series, que aunque no lo creáis, son capaces de cambiarle la vida a cualquiera sin tener que pasar por un diván o una clínica de desintoxicación.

    Black Mirror

    Black Mirror es el epítome de los tiempos. De concepción británica -viene de la mente de Charlie Brooker- y producida por Zeppotron y Endemol, Black Mirror nos invita a ser conscientes del peligro y las dobleces de una bendición de nuestros tiempos como la propia tecnología, mostrándonos el malestar existente e imperante en el mundo contemporáneo. ¿Cómo usamos la tecnología? ¿Qué problemas puede acarrear en nuestro día a día un mal uso de la misma? Cada episodio tiene un tonto distinto y encierra una enseñanza diferente, siempre a modo de parábola, al estilo de Twilight Zone y Outer Limits, y pese a que puede parecer fría a veces, congenia humor negro, drama y relato de ciencia ficción con tanta delicadeza que es imposible no quedarse completamente enganchado a su propuesta.

    The Killing

    The Killing viene auspiciada por el ascenso de las series de crímenes y de características noir que llegaron de lugares como Dinamarca, Suecia o Finlandia. Estas producciones, oscuras y de áspera narración, tienen su mejor ejemplo en The Killing, una serie que consta de varias temporadas y que nos cuentan las investigaciones de truculentos asesinatos, sus consecuencias y las implicaciones morales que pueden acarrear determinadas decisiones. A través de dosis de misterio, drama, suspense y elementos propios del género policial, así como de una Mireille Enos inmensa, The Killing sobrevivió a varias cancelaciones gracias a la producción de Netflix y el apoyo del público.

    Better Call Saul

    Creada como una serie derivada o spin-off de Breaking Bad por el mismísimo Vince Gilligan, Better Call Saul ahonda en la génesis y el pasado de uno de los personajes más queridos de la serie de Walter White. Better Call Saul nos llevará a 2002, años antes de los eventos ocurridos en Breaking Bad, presentándonos a Jimmy McGill y su transformación en lo que sería el alter ego que nos marcaría a todos en la serie protagonizada por Bryan Cranston. Pero no caigáis en el error de considerar a Better Call Saul una simple precuela de Breaking Bad. Funciona con sus propios mecanismos, su estilo único y con un tono narrativo especial, más tangible y humano, pero sin olvidar el humor negro y ácido inherente a Bob Odenkirk, verdadero corazón de la producción. Odenkirk tiene en su posesión una calidez única en su actuación, capaz de engatusar al más pintado, y mención especial merecen la cantidad de secundarios de lujo como Rhea Seehorn y Michael McKean, así como Jonathan Banks. Sus tres temporadas, así como el canto de superación, reconocimiento entre hermanos y abogacía que contienen, merecen el mayor de los reconocimientos.

    The Crown

    Hablar de The Crown es hacerlo de una de las mejores series de los últimos años. Producida por Estados Unidos y Reino Unido, narra la vida de la Reina Isabel II desde su boda en 1947 hasta la actualidad, mostrándonos las interioridades de la reina, su entorno y los políticos, amigos y consejeros que la rodean. Romances, intrigas políticas y rivalidades se irán dando la mano, mientras la serie coquetea con la actualidad y lo eventos históricos que se sucedieron durante el reinado de la monarca británica. Tutelada por Peter Morgan, The Crown contiene algunos relatos tan ciertos como verídicamente irreprochables, sirviendo de biografía en pequeñas dosis, y contando a su vez, con un uso exquisito de la fotografía y unos valores de producción notables. Además, ha supuesto el descubrimiento de Claire Foy, actriz que logró un Globo de Oro por su interpretación de Isabel II.

    Breaking Bad

    Es una de las obras maestras de nuestro tiempo. La referencia absoluta en muchos términos a nivel dramático y un ejemplo a seguir en construcción de personajes. Creada y producida por Vince Gilligan, nos cuenta la historia de Walter White -Bryan Cranston-, un profesor de química en un anodino instituto al que diagnostican cáncer. Para poder pagar su tratamiento y garantizar un futuro a su familia, decide cocinar y comenzar a vender metanfetamina junto a uno de sus antiguos alumnos, Jesse Pinkman -Aaron Paul-. Pronto la vida de ambos se irá truncando e internándose en una curiosa espiral de fama y destrucción que los llevará a vivir al filo de la navaja durante cinco temporadas. Cualquier halago que se le haga es poco.

    Mad Men

    Mad Men es otra de las series que han conseguido salvar a AMC. Si con The Walking Dead y Breaking Bad se consagraron, Mad Men es quizás su experimento más arriesgado. Creada como una serie de época por Matthew Weiner -escritor y productor de varias temporadas de Los Soprano-, nos cuenta la historia de la ficticia agencia de publicidad Sterling Cooper y las vivencias de Don Draper -Jon Hamm-, director creativo de la misma y uno de los fundadores de la empresa. Mientras nos muestran un retrato de las costumbres sociales de los Estados Unidos de la década de los sesenta y setenta, Mad Men perfila una serie de personajes oscuros y creíbles, tan odiosos como humanos, mientras los adereza con toneladas de tabaco y bebidas alcohólica deliciosamente preparadas y servidas.

    Más Reviews

    Más sobre Series

    Comentarios: 2
    RANDOM
    Flecha subir