Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Noticias
  3. La historia real de Dahmer, el asesino en serie que triunfa en Netflix

La historia real de Dahmer, el asesino en serie que triunfa en Netflix

Jeffrey Dahmer, conocido como el Caníbal de Milwaukee, asesinó a 17 hombres entre 1978 y 1991. Te explicamos la verdad detrás de la serie de Netflix.
La historia real de Dahmer, el asesino en serie que triunfa en Netflix
·

No son pocas las historias de asesinos en serie que se han representando en la gran pantalla a lo largo de los años. Por lo que sea, este tipo de ficciones tienden a arrasar cuando se estrenan, sea por ese morbo que suele despertar el género de terror entre los espectadores (tanto a los que les gusta pasar miedo como a los que no) o por el ansia de conocer hasta dónde puede llegar la crueldad del ser humano. Mindhunter, de David Fincher, fue un verdadero éxito gracias a eso, a las charlas que mantenían sus protagonistas con diferentes asesinos en serie que habían tenido su paso por nuestra realidad. Ver cómo funcionan sus pensamientos, qué es lo que les motiva a asesinar, a convertirse en verdaderos animales, es algo que interesa conocer.

Dahmer ha pasado en más de una ocasión por ficción

PUBLICIDAD

En 2017 se estrenó My Friend Dahmer en el marco del Festival de Sitges, con Ross Lynch metiéndose en la piel de este maníaco que fue conocido como el Caníbal de Milwaukee o el Monstruo de Milwaukee entre la década de los setenta y los noventa. Ese largometraje pasó un tanto desapercibido, aunque causó gran impacto entre los asistentes, y Netflix ha aprovechado para lanzar su propia serie acerca de este curioso caso bajo el título de Monstruo: La historia de Jeffrey Dahmer, con Evan Peters representando a ese asesino y con Ryan Murphy tras el proyecto. La ficción está teniendo un éxito notorio dentro de la plataforma, pegada constantemente a ese primer puesto en visionados. Aquí, os venimos a contar la historia real de Jeffrey Dahmer, una de las bestias más complicadas de cazar en estos últimos años.

Entre 1978 y 1991 el mencionado Caníbal de Milwaukee asesinó a un total de 17 hombres y adolescentes. El caso de Dahmer tuvo un fuerte impacto en la sociedad estadounidense de los setenta, momento en el que aparecieron multitud de asesinos en serie. Este monstruo en cuestión, no obstante, era diferente. Era un depredador diagnosticado con trastorno límite de la personalidad, trastorno esquizotípico de la personalidad5 y trastorno psicótico. Desde su infancia, Dahmer mostraba comportamientos extraños, puesto que a los diez años, cuando iba a pescar con su padre, se dedicaba a abrir los peces en canal para ver cómo morían. Recogía animales muertos de la carrera para abrirlos y ver qué había dentro, para posteriormente guardarlos en formol, como a varios tipos de insectos.

Dahmer

Los primeros pasos del Caníbal de Milwaukee

La vida de Dahmer estuvo rodeada de alcohol. Ya en el instituto, era tachado de raro por sus compañeros y se daba a la bebida constantemente. El divorcio de sus padres motivó aun más su adicción a la bebida, hasta el punto que años más tarde tuvo que abandonar tanto la Ohio State University y el propio ejército, donde había ingresado a raíz de recomendaciones de su padre. Pero tras un periodo corto en Alemania, abandonó por su alcoholismo. Después de eso, a la edad ya de 18 años, se mudó a Milwaukee, donde ingresó en prisión después de ofrecerle 50 dólares a un chico de 13 años para hacerle fotografías. Según parece, Dahmer lo acarició y los padres del niño denunciaron a Dahmer, quien pasó 10 meses en la cárcel. A partir de ahí, todo empezó.

El apartamento del asesino estaba ubicado en North 25th Street, lugar que se convirtió en el principal escenario de sus monstruosidades. Doce de las diecisiete víctimas fueron descuartizadas ahí. Dahmer afirmó que lo que le llamaba la atención de sus víctimas eran las formas de sus cuerpos, no se fijaba en las razas ni etnias (a pesar nueve de los hombres en cuestión eran de color). Dahmer drogaba a sus víctimas y seguidamente las estrangulaba. Este era su procedimiento habitual, a excepción de la primera y segunda víctima. La primera falleció a causa de una combinación entre estrangulamiento y apaleamiento y la segunda murió por una fuerte paliza. Dahmer también practicaba el desmembramiento y tenía la costumbre de realizar agujeros en el cráneo para introducir una inyección de ácido clorhídrico.

En 1991, Tracy Edwards, su última víctima, consiguió escapar con vida y eso finalmente permitió a las autoridades capturar a Dahmer, quien llevaba años evadiendo a las autoridades y escapando una y otra vez a pesar de dejar pistas evidentes tras de sí con ríos de sangre. La policía encontró órganos en su apartamento, cráneos y hasta un corazón en el congelador. El asesino fue condenado a 15 cadenas perpetuas y admitió haber cometido canibalismo y necrofilia. Dahmer, no obstante, fue asesinado a los 34 años en prisión a manos de Christopher Scarver, otro asesino.

monstruo la historia de jeffrey dahmer
my friend dahmer
PUBLICIDAD

Más sobre Cine

RANDOM
Flecha subir