E3: Primeras impresiones Juiced

Una de las más gratas sorpresas del E3 hasta la fecha.
·

Quizás uno de los juegos más desconocidos del E3, Juiced, de Acclaim y Juiced (no es un error tipográfico, juego y compañía se llaman igual), es uno de los juegos de velocidad más prometedores que veremos este año.

Con un lanzamiento previsto para septiembre y juego online tanto en PS2 y Xbox, se trata, dicho para que se entienda fácilmente, de un juego estilo Need for Speed Underground pero con una jugabilidad simulación y un modo carrera muy completo y muy poco lineal. O en otras palabras, un Gran Turismo "tuning" y de carreras ilegales.

El juego tiene lugar en una ciudad ficticia fuertemente influenciada por Los Ángeles y San Francisco, dividida en barrios donde (en el modo carrera) tendremos una imagen que crearnos para que nos dejen participar en sus eventos. El modo carrera, de nuevo debemos decir que completísimo, nos permite hacer un equipo de corredores underground y hacerlo participar en todo tipo de eventos a los que accederemos tanto por reputación como por dinero. Estos eventos están ordenados por un calendario, al estilo de Virtua Tennis 2. Además de participar en los eventos, antes de cada carrera podremos apostar dinero o hablar con los diferentes corredores, que tienen su propia personalidad y a los que podremos añadir a nuestra hoja de contactos, o incluso incluir en nuestro equipo si los "engatusamos".

Hay multitud de coches reales organizados por categorías, y podremos tunearlos a nuestro gusto, o incluso usar una opción de "tuning automático" (en los modos distintos de carrera) para darle un toque original y aleatorio al juego. Hay 7,2 billones de combinaciones posibles (un trillón americano es un billón español) para tunear nuestro coche.

Pero pasemos a lo importante: el control estilo simulación le da un toque muy fresco al juego y lo diferencia de otros parecidos como Need for Speed Underground, Burnout o la saga Tokyo Xtreme, aparte de hacer las carreras mucho más emocionantes y con mayor reto. Las carreras, por cierto, son de varios tipos, entre ellos la de marchas y la de piruetas aparte de la normal. Los coches sufren daños en tiempo real francamente bien realizados (la defensa trasera acaba vibrando), y el rendimiento del vehículo acaba sufriendo hasta el punto de tener que abandonar la carrera.

Gráficamente se mueve con mucha fluidez y muestra unos escenarios con muchos detalles, entre ellos público variado, y unos efectos de iluminación muy buenos que se notan en la superficie metálica del coche. La versión que probamos es la de Xbox y se mueve a lo que parecen 60 cuadros por segundo, con efectos atmosféricos muy curiosos y detalles bonitos como las gotas de lluvia dinámicas que se deslizan por nuestro parabrisas en el modo en primera persona.

Juiced es un juego muy prometedor y del que esperamos hablaros largo y tendido según vaya acercándose su lanzamiento, que de nuevo os decimos que está previsto para el mes de septiembre en España. No estará exento de competencia, como Burnout 3, Crash 'n' Burn, Forza Motorsport o Need for Speed Underground 2, de los que os hablaremos a lo largo de los próximos días.

Pablo Grandío
Director y fundador

Más sobre Juiced

Síguenos

Flecha subir