Jesús Martínez del Vas, el cronista del videojuego retro

Está en preparación una serie de tv basada en su libro Historia de Dinamic, a cargo del creador de El Ministerio del Tiempo.
·
Actualizado: 18:10 30/5/2022

Jesús Martínez del Vas, también conocido como JMV es un hombre de grandes habilidades que desarrolla con éxito en tres campos muy diferentes: su profesión como arquitecto, su trabajo como dibujante (creó al personaje Bok en Gaceta Universitaria y colabora con la revista de humor El Jueves) y su labor como periodista y escritor retro . Es autor de varios libros como Sí, dibujo tebeos ¿y qué? , Pobretheus, El Jóvit, o la tetratrilogía de postales homenaje a ZX Spectrum LOAD ‘JMV’, RUN ‘JMV’,PRINT ‘JMV’ y INPUT ‘JMV’. Destaca su conocimiento del pasado de los videojuegos, sobre todo de la industria española, sobre la que ha escrito:La Aventura Colosal; Queremos su dinero y La Historia de Dinamic (editorial GamePress, con una edición especial también a la venta). Este último va a servir para una serie de televisión producida por Blackbox Media y EO Media y dirigida por el cocreador de El Ministerio del Tiempo, Javier Olivares.

Jesús Martínez del Vas, el cronista del videojuego retro Imagen 2

Martínez del Vas es un experto en videojuegos retro, que en realidad es un regreso a su infancia en el barrio Saconia de Madrid, una zona conocida también como Ciudad de los Poetas, cuando iba al bar Orellana, en el que había recreativas con Space Invaders y Asteroids, y jugaba en casa a primitivos juegos electrónicos como el Pac-Man de Gakken o Galaxy Invader 1000 "y recuerdo haber jugado a máquinas que eran medio mecánicas, medio electrónicas, y luego las Game & Watch, que eran muy caras y las intercambiabas con amigos, y un amigo al que habían operado le regalaron sus padres una Philips Videopack", dice al principio de una videollamada, antes de recordar el momento concreto en que le regalaron un ZX Spectrum " a mediados del 83. Mi padre me dijo que fuera a mi habitación y miraba de reojo y mi padre venía detrás y mi madre detrás de él, yo decía ‘qué raro, que me sigan. Llegué a la habitación y estaba encima de la cama el Spectrum. Lo cogí, grité, lo levanté y mi padre se tiró para que no se me cayera. Lo monté y le puse la cinta Horizontes, que te iba contando las instrucciones de la máquina", cuenta. Los videojuegos eran por entonces una actividad social, Martínez del Vas quedaba con los amigos para compartir las Game & Watch y jugar juntos... y grabarlos.

Juegos en PC1512

Afirma que estudió Arquitectura porque es una carrera que combina "humanismo, técnica y arte, tiene un poquito de cada cosa", y esta ha constituido su ocupación principal, aunque los videojuegos siempre han estado en su vida. Tras los microordenadores llegó el Amstrad PC1512"uno de los primeros ordenadores clónicos que te ofrecía la potencia de un PC pero a la quinta parte del precio de un IBM, un buen modelo con monitor a color y dos disqueteras eran como 200 000 pesetas, con Dbase y Wordperfect", afirma, que le permitió descubrir simuladores de vuelo más sofisticados como F19, "aunque utilizaba una paleta CGA, la del rosa y el azulón. Aunque le pueda parecer horripilante a algunos, yo al CGA le guardo mucho cariño, sigue gustando mucho", dice. También jugó en aquel PC a Defender of the Crown y La Abadía del Crimen.

JMV tiene publicados cuatro libros de postales sobre juegos de Spectrum.
JMV tiene publicados cuatro libros de postales sobre juegos de Spectrum.

El monitor monocromo del 1512 mostraba los juegos compatibles en blanco y negro pero, nos cuenta Martínez del Vas, "cuando luego salió el PC 1640 tenía una tarjeta Hércules que no era compatible, lo que supuso un problema para Amstrad "y los técnicos se dieron cuenta de que los juegos tenían mucho tirón incluso en un PC que se supone no era para jugar. Tuvieron que inventar un emulador para Hércules para reproducir los juegos CGA".

Como arquitecto, tras una beca en Dragados y Construcciones en la obra de la Plaza de Oriente, ha estado en varias empresas consolidadas, pero por lo que es conocido es por sus facetas de dibujante y periodista. "Nunca he tenido unas capacidades enormes de dibujo, siempre me he defendido", responde Martínez del Vas al preguntarle por su afición al dibujo artístico. Reconoce que únicamente recibió clases durante un año siendo niño "y de algunas cosas me acuerdo que me impresionaron, las daba una pintora que era buenísima, recuerdo su rostro y que se llamaba Pilar y luego tuvo prestigio. Con algunas pinceladas sencillas podía dar volumen y aquello me impresionaba, era como magia -afirma- El dibujo hay que utilizarlo, si lo utilizas, aunque tengas talentos más limitados que otros igual consigues hacer algo con ello. De la misma forma que me considero un escritor limitado y he encontrado la forma de contar cosas. Yo le intento sacar rendimiento".

Jesús Martínez del Vas, el cronista del videojuego retro Imagen 3

Bok, Neo Vatio y Mag

Desde 2015 colabora con El Jueves casi todas las semanas, pero su carrera como dibujante profesional se remonta a 1994, cuando comenzó a trabajar para varias publicaciones del Grupo Recoletos, entre ellos Gaceta Universitaria, que tenía entonces medio millón de lectores que seguían las aventuras de Bok, un alienígena universitario "todavía hay gente que tiene guardadas las viñetas y me las enseña, es brutal", afirma.

En 1993 JMV se presentó a un concurso de <i>Hobby Consolas</i> para el diseño de la mascota de SNK en España. Había que dibujar una página y él hizo tres. Ganó el primer premio, consistente en una consola Neo Geo.
En 1993 JMV se presentó a un concurso de Hobby Consolas para el diseño de la mascota de SNK en España. Había que dibujar una página y él hizo tres. Ganó el primer premio, consistente en una consola Neo Geo.

A finales de aquella década, con el despegue de las páginas web, estuvo en Jumpy haciendo una tira diaria durante un par de años. La web de videojuegos Meristation quería algo de humor gráfico y convocó un concurso al que JMV se presentó con un estilo muy diferente al suyo y ganó el premio, una webcam y un módem de alta gama. Desde entonces publicó en la web las historias de un personaje llamado Mag "un friki que estaba enamorado de una chica y hacía muchas locuras mezclando realidad con videojuegos. No funcionó excesivamente bien de cara a las visitas. Tenía un grafismo que igual no era el adecuado, aunque tampoco se había experimentado mucho en estas cosas en webs, no había nada parecido y a la gente no le enganchó, o sencillamente eran malas las tiras". Y la serie desapareció de la página.

Una larga relación con El Mundo del Spectrum

En aquel cambio de siglo comenzó una colaboración que se ha mantenido en el tiempo con la web El Mundo del Spectrum, un proyecto de Alejandro Ibáñez, "que hacía una especie de revista mensual, con sus secciones, su ranking de juegos de Spectrum, algún articulito. Nos caímos bien y le propuse hacer unas ilustraciones temáticas para las entregas de cada mes, por ejemplo de Sabre Man, que era un personaje muy conocido de Ultimate, Manic Miner, La Abadía del Crimen, y escribí algún articulo que lo lees ahora y es sonrojante, pero entonces no había una cultura de recuperación del retro desde el punto de vista documental, era desde un punto de vista más nostálgico", apunta Martínez del Vas.

"Me lie a hacer pequeños artículos para tener un fondo de contenido, a incorporar esas antiguas entrevistas que teníamos, rescatar alguno de los artículos antiguos que habíamos hecho para la web, y decidimos continuar por esa línea"

También comenzó en esta etapa a entrevistar a grandes figuras del videojuego como Dave Perry (autor de Aladdin, El Libro de la Selva y de varios juegos de Spectrum). Dice Martínez del Vas: "a mí me impresionó mucho darte cuenta de que estaban accesibles por la red gente muy conocida del mundillo, les podías escribir y te contestaban y podías hacerles preguntas y descubrir historias que no conocías o no estaban publicadas aquí, podías hacer una labor de divulgación y eran cosas que a ti, personalmente, te enriquecían porque te contaban cosas muy interesantes", sostiene Martínez del Vas.

El Mundo del Spectrum se quedó parado un tiempo pero en 2010 Ibáñez se propuso retomar la web más completa, con un diseño y contenidos nuevos. Al entrevistado le gustó la propuesta y se sumó al relanzamiento "me lie a hacer pequeños artículos para tener un fondo de contenido, a incorporar esas antiguas entrevistas que teníamos, rescatar alguno de los artículos antiguos que habíamos hecho para la web, y decidimos continuar por esa línea, se fue incorporando poco a poco gente, al final el núcleo somos cuatro personas: Alejandro Ibáñez, Javi Ortiz, Juan Francisco Torres y yo", nos cuenta. Retomó las entrevistas con distintos desarrolladores y afirma que se sorprendió de la buena predisposición que se encontró, sobre todo entre los creadores británicos, como Steve Wetherill (Odes of Yesod) o Steve Turner (Avalon).

Viñeta que JMV creó para Mondo Pixel
Viñeta que JMV creó para Mondo Pixel

Un podcast como soporte para documentar el pasado

Los podcast comenzaban entonces a caminar. JMV explica que les gustaban los que hacía Fase Bonus, con entrevistas a desarrolladores españoles, y El Mundo del Spectrum decidió realizar su propio podcast, "teníamos una cierta relación con Slobulus, que tenía muy dominado el tema de hacer podcasts y nos ayudó. Hicimos un programa piloto sin más pretensiones que charlar y lo cierto es que tuvo una acogida tremenda, nos dejó alucinados. Intentábamos darle calidad en la presentación, la música…", cuenta Martínez del Vas,

En el segundo capítulo ya surgió la idea de incluir entrevistas en los programas. Según JMV, "a mí, como dibujante, siempre me había atraído, aparte de -por descontado-, [Alfonso] Azpiri, la figura de José María Ponce, el portadista de Microhobby y de tantas revistas, era un hombre con una trayectoria muy dilatada. Le localicé y conseguí quedar con él en un VIPS de una zona comercial, no llevé mecanismos para hacer las entrevistas, no sabía ni como hacerlas. Me llevé el iPad, nos reunimos, puse el iPad en medio y a grabar. Me impresionó mucho aquella charla. Yo no soy periodista, lo que sé de hacer entrevistas es a base de hacer entrevistas. Intenté charlar con él como colega y como persona que le admiraba, fue una entrevista muy humana".

Martínez del Vas con José María Ponce.
Martínez del Vas con José María Ponce.

No obstante, añade que le dejó un poso algo amargo porque Ponce, que estaba ya enfermo, sentía que había pasado su época como ilustrador y estaba algo desubicado con el auge de internet. Cuando el ilustrador falleció, cuenta Martínez del Vas que se entristeció pero también pensó que con aquella entrevista había quedado preservada la historia de Ponce y su trabajo, "ahí me di cuenta del valor documental que tienen estas cosas, que son un registro sonoro o escrito que queda ahí, quedan esos testimonios y vivencias que solo te puede contar esa persona", apunta. A partir de ese momento comenzó a trabajar en esas charlas con periodicidad en El Mundo del Spectrum "para crear ese repositorio sonoro de esas entrevistas y esa gente a la que hemos ido rescatando".

Surge la idea de escribir un libro sobre El Mundo del Spectrum

Los programas suelen durar varias horas que graban en varias partes y están pensados para escucharlos con tranquilidad, y suelen incluir una entrevista, "siempre surge alguien interesante con el que hablar. Eso es lo maravilloso de esto, que piensas que los temas están agotados y, de repente, surge alguien a quien no conocías, porque hay muchas facetas con esto, las compañías, programadores, grafistas, músicos, gente del mundo editorial, directores de revistas, expertos en hardware, software, las distribuidoras, Paco Pastor, María Jesús López, José Luis Domínguez… gente con diferentes funciones que hacen el mejunje que constituyó en los años 80 el nacimiento de la industria del videojuego en España, que tuvo un crecimiento muy gordo y se quedó a medias", explica Martínez del Vas.

"Siempre surge alguien interesante con el que hablar. Eso es lo maravilloso de esto, que piensas que los temas están agotados y, de repente, surge alguien a quien no conocías"

Los integrantes de El Mundo del Spectrum abrieron un grupo en Facebook en el que surgieron varias ideas, entre ellas la publicación de un libro "hasta que nos dimos cuenta de que no teníamos tiempo y tampoco mucha experiencia en cómo hacerlo", reconoce JMV. Se lanzó a escribir una parte Manuel J. Rico Borrego, "y nos dimos cuenta de que el libro necesitaba una estructura. Él se centró en la parte de Sinclair, el desarrollo del ordenador, pero eso era solo una parte de la historia del Spectrum, la británica. Empezamos a pensar en qué debía ser el libro. Yo me preocupé en darle una estructura, un índice, ver que la parte del Spectrum es su pasado, su gestación y su comercialización pero también analizar el hardware, las compañías y juegos más representativos, qué es el juego de Spectrum hoy, con juegos maravillosos… ademas, en sus diferentes países, y le dimos un carácter generalista, de libro que pueden disfrutar los aficionados pero también una persona que no estuviera en este mundillo, y con un contenido muy visual, teníamos claro que tenía que ser muy atractivo visualmente. Fue una influencia lo que hacía la revista RetroGamer. El maquetador David Saavedra hizo un trabajo estupendo", afirma Martínez del Vas, coautor de El Mundo del Spectrum, editado por Dolmen, junto a sus compañeros del podcast.

Una segunda parte dedicada a las empresas y los creadores

El libro, cuya portada representaba el teclado de un Spectrum, salió en el momento adecuado, cuando los videojuegos retro empezaban a cobrar popularidad, y consiguió muy buenas ventas. JMV comenzó a sopesar la idea de escribir una segunda parte "para rendir un homenaje a todos aquellos creativos que hacían posible los juegos: programadores, músicos, grafistas… primero desde un punto de vista empresarial, cómo era el mundo de los programadores y las compañías hablando con distintas personas, Steve Turner, Jon Ritman, con gente española. Fui componiendo una especie de historia a través de una serie de ejemplos de cómo funcionaba ese mundillo, lo que se encontraron cuando empezaron a trabajar y cuando todo se empezó a venir abajo por los cambios tecnológicos con la aparición de las plataformas de los 16 bits y luego hablar de los músicos, de los que escribieron los libros que ayudaron a esos programadores a aprender a programar, los que hacían las carátulas y las instrucciones, esas historias que se montaban en torno al juego, estuve hablando con César Astudillo -Gominolas- y con Mc Alby [Alberto González], gente que me contaba cómo se componía una música atractiva en el Spectrum, una plataforma tan limitada, cómo usaban esa inercia de los altavoces analógicos para mezclar las notas y dar sensación de polifonía donde solo había una nota mezclando notas con tiempos muy cortos daba la sensación de que había más canales de los que realmente había", cuenta Martínez del Vas.

En El Mundo del Spectrum+ fue él quien llevo más peso de la redacción aunque afirma que la autoría es colectiva "porque en el podcast nadie escucharía las entrevistas si Alejandro no estuviera maquetándolas y no tuviera el portal tan bien organizado como lo tiene o si no estuvieran Javi y Juanfran para hacer los programas, para esas conversaciones que te animan a tirar para adelante. Puedes ocuparte tú de escribir pero el motor es el equipo, ahí está la labor de todos", alega.

Colaboraciones en prensa escrita y web

La relación de JMV con la edición española de la revista Retrogamer es larga y fructífera, tanto cuando la coordinaba Juan Carlos Adonías Caballero "que hizo cosas muy chulas, recuerdo una portada de Azpiri espectacular", dice, como los años que la ha llevado Bruno Sol, "con Bruno ha sido todo muy sencillo, me dio muchísima confianza, le estoy superagradecido, me dio todo el espacio que necesité para escribir mis cosas, yo intenté explorar e investigar sobre diferentes campos, aunque me acabé centrando bastante en la época de los 8 bits, con el Spectrum, y ahí han salido muchos temas del libro. Ahora Adonías ha vuelto a la revista y estoy igual de encantado que con Bruno, me ha dado una confianza brutal y estoy trabajando muy duro para responder a esta confianza", apunta Martínez del Vas, quien emplaza a los dos próximos números para ver el resultado de este trabajo. En estos años también ha colaborado con 3DJuegos, "Álvaro Castellanos también me ha dado mucha confianza para escribir en una página que tiene mucha repercusión y le estoy muy agradecido por hacerme llegar a mucha gente. Tener una pequeña parcela para mis artículos y poder comentarlos con Álvaro es un lujo", dice Martínez del Vas.

Un homenaje de Martínez del Vas a Alfonso Azpiri.
Un homenaje de Martínez del Vas a Alfonso Azpiri.

Su siguiente libro, ya sí en solitario, se dedicó a las aventuras conversacionales de texto. Apunta JMV que el primer juego español que probó fue Yenth, uno de los primeros juegos de Dinamic Software, programado por Nacho Ruiz, y antes había jugado a El Hobbit, que le dio a conocer la obra de J.R.R. Tolkien "para saber qué pasaba en pantalla", acota. Tanto la gustó el juego que cuando comenzó con las entrevistas contactó con su coprogramadora, Verónica Megler. "El Hobbit vendió un millón de unidades entre todas las plataformas en el año 82 y me hacía ilusión que Megler me explicara cómo había sido posible hacer un juego en el que los personajes tenían comportamientos aleatorios, se llevaban un objeto y se lo pedías y a lo mejor le decías que no, era fascinante esa sensación de que eran personajes libres", comenta. Tanto le gustó que fue una potente motivación para aprender inglés, se lo contó a Megler, que vivía en Australia. Cuando la productora Great Big Story realizó un documental de la CNN sobre El Hobbit dentro de la serie incluyó esta anécdota.

El documental en el que se cuenta cómo JMV buscó a la autora de El Hobbit forma parte de la serie 8 Bit Legacy, que estuvo nominada a los premios Emmy.

Nuevo libro, La Aventura Colosal

La Aventura Colosal cuenta la historia de las empresas que crearon aquellas aventuras conversacionales con las que JMV tanto disfrutó de niño "que no las conocíamos tanto aquí. Aquí conocíamos las que se hacían Dinamic y alguna que se hizo en Reino Unido, donde sí tenían mucha popularidad, pero en Estados Unidos, desde muy principios de los 80 estaba Infocomp, que tiene su origen en el MIT y llegó a ser una empresa con 120 personas y que vendía medio millón de unidades de sus juegos y luego empezó Sierra con aventuras conversacionales que tenían un poco de apartado gráfico. Infocomp tenía la idea de que los juegos pudieran estar en una biblioteca, que tú pudieras ir allí en el futuro y que hubiera tanto libros como aventuras de texto con valor literario, que fuera como leer un libro. Todo eso era desconocido aquí, eran para plataformas que ni estaban aquí, el Apple II, los PCs de la época... un mundo que aquí no existía y posteriormente con Magnetic Scrolls, que también tuvo mucho impacto y aquí nos enteramos muy tarde", especifica el entrevistado.

Además, se incluían entrevistas con los programadores de las aventuras conversacionales españolas: Jordi Blecua (autor de Don Quijote), Javier Aragonés (grafista en Los Pájaros de Bangkok), los hermanos Ruiz (de Dinamic Software) o Andrés Samudio (fundador de Aventuras AD y creador de La Diosa de Cozumel). Como con todos sus trabajos en torno al videojuego, Martínez del Vas le dio al libro un tono divulgativo, "sigue siendo una cosa de minorías, pero lo intenté hacer muy entretenido, de manera que cualquier persona que quisiera investigar sobre ese tema y no tuviera ni idea leyera una historia empresarial relacionada con el videojuego y se entretuviera, que no fuera una cosa árida", especifica.

Jesús Martínez del Vas, el cronista del videojuego retro Imagen 4

José Luis Domínguez, el hombre tras Amstrad España

El siguiente libro, Queremos su Dinero: El Hombre tras Amstrad España contaba la historia de esta empresa a través de la de su director: "Tuve una entrevista muy emotiva con José Luis Domínguez, que es un hombre fascinante, un gran empresario que se hizo rico con Amstrad. Consiguió que Alan Sugar [fundador de Amstrad] le comprase Indescomp, su empresa, con la que importaba software, por 6500 millones de pesetas de la época, que serían como 200 millones de euros ahora, y se hizo rico, en una operación que tuvieron que aprobar en su día los organismos competentes, una operación muy sonada. Se sobrepuso a multitud de problemas, circunstancias personales y fue buscando y buscando, convencido de lo que hacía. Cuando cuentas una historia de éxito la gente piensa que exageras y que hay mucho de casualidad pero no, las historias de éxito lo son porque todo confluye, si no serían historias de fracaso. Pero en este caso es una historia muy humana. José Luis persiguió su oportunidad y tuvo la suerte que todos necesitamos pero estaba ahí para aprovecharse de esa suerte", cuenta JMV. Tras esa entrevista fue el propio Domínguez el que sugirió que daba para escribir un libro y Martínez del Vas se ofreció a escribirlo.

Jesús Martínez del Vas, el cronista del videojuego retro Imagen 5

Cuando ya habían tenido algunas charlas, el entrevistado consideró que podía quedar bien novelar el relato "para que la gente entendiera cómo se sentía él. Le mandé un capítulo medio novelado y él se quedó impactado. Le gustó tanto que se lo empezó a enviar a todo el mundo. Le preguntaba todo tipo de cosas y él decía que a quién le iba a interesar y yo le decía que era parte de su vida y me interesaba la persona, por qué las cosas han sido así y no de otra manera. Hay un montón de historias cruzadas, había una persona argentina en Indescomp y la gente se acordaba de él porque era siempre muy animoso y desgraciadamente había una historia trágica en torno a él y a mí me apetecía contar todo lo que había alrededor de José Luis, con altibajos. Cuando él se encontró rico le dio una desmotivación tan grande que estuvo con una depresión, siempre me ha contado sus historias con el corazón en la mano y sí, no es lo mismo tener una depresión cuando tienes mucho dinero, pero no deja de ser una depresión. Luego se metió en política, estuvo a punto de comprar Galerías Preciados pero por un politiqueo no se lo dieron. Estuvo en Diario 16, donde le ocurrieron cosas espeluznantes y se ha dedicado a la tecnología, con incubadoras de aplicaciones y en el mundo de la bolsa con inversiones", explica JMV, que estableció una relación de amistad con Domínguez.

Contar las historias lo mejor posible

Los libros no le han reportado mucho dinero; reconoce: "son libros que venden muy poco, no se puede vivir de esto, pero te queda la satisfacción de haber escrito algo bonito y que sirve para dar a conocer a la persona. Hicimos una presentación en FNAC a la que fue mucha gente. Hemos vivido cosas muy chulas con el libro y lo recordamos con mucho cariño, José Luis se lo regala a la gente que conoce y para él es una tarjeta de presentación muy chula. Yo disfruté mucho con la escritura de ese libro y con descubrir cómo se podía contar esa historia de la mejor manera, que no es una manera típica".

"son libros que venden muy poco, no se puede vivir de esto, pero te queda la satisfacción de haber escrito algo bonito y que sirve para dar a conocer a la persona. Hicimos una presentación en FNAC a la que fue mucha gente. Hemos vivido cosas muy chulas con el libro y lo recordamos con mucho cariño"

El último libro -por el momento- de Martínez del Vas es La Historia de Dinamic, que en realidad empezó a gestarse antes de Queremos su dinero: La Historia del Hombre tras Amstrad España. Había hablado con los hermanos Ruiz en la casa familiar, la conocida como Mansión Dinamic: "Para hablar de su niñez. Fue una mañana que recuerdo con mucho cariño, fue fantástica. Era un día en que había elecciones generales, en 2018 o 2019. Hablamos de su niñez, y cuando salimos decidimos que teníamos que tener conversaciones periódicas pero no se pudo mantener la periodicidad en las comunicaciones y resultó imposible abordar el libro como me hubiera gustado. Tuve que dejar el proyecto parado", recuerda el entrevistado, que convirtió aquella emotiva reunión en un artículo para 3DJuegos.

Recoger toda la información sobre la historia de Dinamic Software

Martínez del Vas recuperó la idea después de hablar con Antonio Ballesteros, maquetador del libro sobre Amstrad en España, y ya que cuando llegó el confinamiento por el covid-19 vio que tenía numeroso material recopilado de los programadores que habían trabajando en Dinamic y con los que ya había hablado para el libro sobre Spectrum, "gente como Pablo Ariza, que ni tenía contacto con este mundillo, la primera entrevista se la hicimos nosotros. Luego ya se han animado y ahora están más activos y yo me alegro de haber contribuido a sacar a la gente de sus casas y que se animen a contar su vida de esos años. Había hecho entrevistas a los propios Ruiz para los podcasts. Le había hecho una entrevista muy completa a Pablo Ruiz en un programa de El Mundo del Spectrum en 2015, había hablado con Víctor, con Nacho, para artículos en Retrogamer sobre la creación de sus juegos, tenía las charlas con Pablo sobre las aventuras conversacionales. Tenía mucho material pero muy disperso", manifiesta Martínez del Vas, que decidió recopilar todo ese trabajo en el libro.

"Le había hecho una entrevista muy completa a Pablo Ruiz en un programa de "El Mundo del Spectrum" en 2015, había hablado con Víctor, con Nacho, para artículos en "Retrogamer" sobre la creación de sus juegos, tenía las charlas con Pablo sobre las aventuras conversacionales. Tenía mucho material pero muy disperso",

La Historia de Dinamic consta de dos partes; por un lado la historia de la empresa de los Ruiz y por otro una ficha de cada juego "me parecía que las dos visiones, la de los creadores de cada juego de Dinamic y la de los creadores de la compañía da una visión no tanto de los hermanos Ruiz como de la compañía, muchas visiones y muchas historias de cada juego. Cada ficha de los 61 juegos que salieron, el último el primer Simulador Profesional de Fútbol", dice JMV.

El libro termina cuando Dinamic Software pasaba por malos momentos con la llegada de los 16 bits y el hecho de que las consolas eran demasiado cerradas para publicar en ellas. Entonces Carlos abril les abrió la puerta del PC con las herramientas GFX, que era una plataforma abierta, y los hermanos Ruiz optaron por el mundo multimedia, se asociaron al dueño de la editorial HobbyPress, José Ignacio Gómez-Centurión, y la empresa se convirtió en Dinamic Mutimedia, de la que Gómez-Centurión tenía el 70% y el resto era de los hermanos Ruiz y de Abril.

Jesús Martínez del Vas, el cronista del videojuego retro Imagen 6

Camino de convertirse en una serie de televisión

La historia de Dinamic tal como la ha contado Martínez del Vas despertó el interés de una productora internacional por convertir el libro en serie de televisión. Según nos dice, "en el origen del libro está el deseo de que la gente conozca, divulgar esa historia que para mí es singular y bella. El libro no entra en problemas ni nada, quiere poner en valor el legado de Dinamic y en eso se centra, tiene esa intención. Además, estoy muy agradecido a los Ruiz, me hicieron prólogos para cada libro, ellos y Luis Rodríguez [uno de los primeros integrantes de Dinamic Software], es el libro que a mí me hubiera gustado leer en un momento determinado sobre Dinamic, y le estoy muy agradecido al editor, José Ciudad. Esta historia de adolescentes brillantes de los 80, con la movida, que se convierten en pioneros que se lanzan como nadie se ha lanzado, una historia familiar, en un momento en que aquí hay retraso tecnológico respecto a otros países por la salida de la dictadura, etc. Todo eso tiene muchísimo atractivo, se han asociado una productora londinense y otra latina y se interesó también el equipo creativo de El Ministerio del tiempo de Javier Olivares, con los guionistas Pablo Lara y Bruno Teixidó, que son unos apasionados de esa época y los videojuegos de los 80", dice JMV.

Todas las partes se entendieron y hace unos días se anunció que está en marcha el proyecto que, de llegar a buen puerto, llevaría a la pantalla pequeña la historia de Dinamic para que se vea en todo el mundo. "Es emocionante y maravilloso que esta historia salga de ese reducto más o menos amplio de aficionados y se convierta en una historia que pueda llegar a tantísima gente y que ponga en valor las cosas maravillosas que consiguieron los hermanos Ruiz en los 80 y los 90, me emociona que yo haya podido contribuir con un pistoletazo de salida a ese proyecto con una obra que he escrito y con la gente que está involucrada estoy convencido de que va a ser una serie brillante".

Jesús Martínez del Vas en 5 preguntas

1. Siendo artista, ¿los videojuegos te entran por los ojos o te dan igual los gráficos?

No te puedo decir que me den igual porque no te diría la verdad, lo que sí es cierto es que lo que más me importa sobre todo el juego en sí. Ya puede tener los gráficos todo lo bonitos que quieras que como sea aburrido o repetitivo lo dejo, no me interesa. Me pueden entrar por los ojos en un primer momento pero al cabo del tiempo lo que predomina es que sea un buen juego.

En el ejemplar para Pablo Ruiz, uno de los fundadores de Dinamic Software, JMV dibujó un homenaje a uno de los juegos más conocidos de la empresa.
En el ejemplar para Pablo Ruiz, uno de los fundadores de Dinamic Software, JMV dibujó un homenaje a uno de los juegos más conocidos de la empresa.

2. Eres de las personas que más sabe de juegos retro en España, pero ¿juegas también a juegos actuales?

Sí, es verdad que tengo poco tiempo y ya tengo el síndrome del juego comprado y precintado que se queda en la estantería, pero intento jugar. He cometido el error de meterme con Elden Ring y me tiene abducido, podía haber probado ya cuatro juegos pero te atrapa y ahí estoy con él y con alguno más ligerito para desintoxicarme un poco.

3. ¿Tienes algún videojuego o serie favorita?

Serie me gusta muchísimo Halt and Catch Fire, no voy a ser original. Es sobre pioneros, unos personajes que se meten a hacer el primer PC clon de IBM, a hacer ingeniería inversa, está el de negocios, la genio de la programación,

De juego favorito no sé si me podría quedar con uno, sinceramente. En cada época te diría uno distinto. Por ejemplo, Monkey Island, pero tengo para dar y tomar.

Martínez del Vas y  José Luis Domínguez durante la presentación de “Queremos su Dinero: El Hombre tras Amstrad España” en una FNAC.
Martínez del Vas y José Luis Domínguez durante la presentación de “Queremos su Dinero: El Hombre tras Amstrad España” en una FNAC.

4. Si te ofrecieran realizar el arte conceptual de un videojuego, ¿lo harías y qué estilo le imprimirías si la respuesta es sí?

Sí, claro que lo haría. En todos los trabajos me adapto a lo que se requiere de mí, si alguien contactara conmigo sería porque tengo algún estilo que les ha llamado la atención y creen que puedo adaptarme a lo que quieren, si no sería un contrasentido, pero puedo adaptarme a cualquier cosa, a un estilo toon, más desenfadado, o hacer algo más realista, me muevo bien en cualquier estilo, estoy acostumbrado a hacer cosas en El Jueves y a hacer retrato realista. No sería mucho problema para mí, dependería del juego.

¿De qué estilo te gustaría que fuera?

Si fuera así como en abstracto, un poco ‘móntate algo que sea a tu bola’, estoy viendo ahora una serie que se llama The Legend of Vox Machina en Prime Video, muy buena. Algo así, que fuera un toquecito de manga, toquecito de fantasía y animación, ochentera pero con un toque moderno en la animación, muy natural. Ese estilo estaría guay.

5. ¿A quién te gustaría que entrevistásemos?

A Rafa Gómez, el programador más brillante que tuvo Topo Soft en su momento, hizo juegos como Mad Mix Game. También estuvo en Erbe y se encargó de hacer las localizaciones de los juegos de Lucas Arts, se encargó de todo el doblaje al castellano en audio de The Dig. Es un genio y está ligado todavía al mundo del videojuego haciendo localizaciones.

Imágenes:

Otras noticias sobre:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir