A Rising Bond cierra el verano presentándose a los Premios PlayStation

Los proyectos de los másteres en videojuegos de U-tad se aproximan a la recta final.
·
Actualizado: 18:44 2/9/2019
Cobertura Proyectos U-Tad 2019

El verano es una época de relax y disfrute, pero no para los alumnos de los másteres en videojuegos del Centro Universitario Digital (U-tad), que han trabajado sin descanso estos tres últimos meses, "el ritmo ha sido todavía más intenso que en los primeros meses del proyecto -dicen los integrantes de Inbreak Studios-. Es la recta final y terminan las clases, por lo que tenemos más responsabilidad y más tiempo para dedicarle al proyecto".

A Rising Bond cierra el verano presentándose a los Premios PlayStation Imagen 2

InbreakStudios y los otros dos equipos -Lost Criteria Studio y Golden Coconut Studios- formados por los alumnos de los tres másteres (en Arte y Diseño Visual, en Game Design y en Programación) de videojuegos de U-tad han apretado el acelerador durante los meses de vacaciones para presentar hoy sus respectivos juegos lo más avanzados posible a los Premios PlayStation 2019 que convoca Sony dentro de su iniciativa Talents, cuyo plazo acaba mañana, 31 de agosto.

Sigilo, aventuras y toques de acción con la guerra de fondo

En el caso de Inbreak Studios el proyecto es A Rising Bond una historia en tercera persona con la guerra en primer plano en la que hay sigilo, aventuras y toques de acción que es el primer proyecto de U-tad basado en la narrativa.

A Rising Bond cierra el verano presentándose a los Premios PlayStation Imagen 3

En A Rising Bond los personajes deberán alimentarse y curarse y el combate no siempre será una opción porque los protagonistas, el joven Alex y la niña Erika, no tienen fuerza suficiente para enfrentarse con limpieza a soldados mucho mas corpulentos y armados. El estudio intenta transmitir con él emociones potenciando la unión entre Alex y Erika para sobrevivir en un conflicto armado que se cobra víctimas entre los civiles de la ciudad en la que viven.

A Rising Bond cierra el verano presentándose a los Premios PlayStation Imagen 4

Alex protege a Erika y ella es la única que puede conseguir ciertos objetos, pero además hay que conseguir que ese vínculo entre ellos se mantenga los más sólido posible para que Erika no llore y dela te su posición cuando hay que ocultarse o para que ella acceda a incluir en su inventario objetos útiles para el jugador, que controla solo a Alex.

Todo esto está contado en un estilo que el estudio llama "minimalista", con personajes sin rostro y en colores fríos.

Las exigencias que se han marcado los alumnos para el juego son duras: "tenemos unos objetivos que cumplir y pretendemos alcanzar la mayor calidad posible, que nunca es suficiente", afirman, pero en los distintos pantallazos se puede apreciar que están en efecto trabajando duro y es patente la mejora respecto a las anteriores imágenes que vimos de A Rising Bond y hay algunos cambios; estaba previsto que como recursos estuvieran la salud, la estamina, el hambre y la fortaleza de la relación de Alex con Erika, pero en estos pantallazos se muestra el vínculo entre los protagonistas, el hambre y lo que parece ser sensación de frío.

A Rising Bond cierra el verano presentándose a los Premios PlayStation Imagen 5

Centrados en la parte final

Además de ultimar la presentación para los Premios PlayStation, Inbreak Studios ha encarrilado el último tramo del desarrollo del proyecto trabajando en la parte final "que es donde más gameplay tenemos planteado, de unos 15-20 minutos de duración, dicen los integrantes del equipo, y añaden que en la parte inicial que hasta ahora tienen desarrollada van introduciendo poco a poco las mecánicas del juego "y la parte final es una zona donde queremos que el jugador ponga en práctica todo lo aprendido al tiempo que se encuentra con un desafío a nivel jugable".

Con el "método U-tad" los alumnos de los tres másteres en desarrollo de Videojuegos forman equipos multidisciplinares para crear sus propios estudios y proyectos de videojuegos -algunos de los cuales se han publicado después como juegos comerciales-, con el fin de que se enfrenten a los problemas que tendrían en el mundo real.

A Rising Bond cierra el verano presentándose a los Premios PlayStation Imagen 6

No se trata solo de empezar a trabajar en una idea ambiciosa, ya que se pide a los alumnos que en nueve meses (de finales de enero a finales de octubre) entreguen una demo jugable y parte del reto es ser consciente de las limitaciones: "Nos hemos encontrado con multitud de dificultades para intentar meter todo el contenido que teníamos planeado dentro del juego, principalmente por cuestiones de tiempo", dicen en Inbreak, aunque añaden: "No es fácil en 9 meses tener un juego con los niveles de calidad y acabado que teníamos planteados, por ello hemos tenido que recortar algunos aspectos del título, así como hemos introducido algunos nuevos, pero la esencia y los objetivos iniciales que nos propusimos al principio del desarrollo siguen estando presentes".

Dos meses aún de desarrollo dentro de la universidad

Este método requiere esfuerzo pero los alumnos no solo aprenden la parte técnica del desarrollo de un juego, sino también a cumplir plazos, a marcarse unos objetivos realistas teniendo en cuenta los medios de los que se dispone y a trabajar en equipo para conseguirlos.

A Rising Bond cierra el verano presentándose a los Premios PlayStation Imagen 7

Una vez presentado el juego a los premios PlayStation y, aparte de los distintos hitos marcados en los másteres, la siguiente cita en el calendario para los alumnos es el Company Day, en el que representantes de las principales empresas con sede en España vienen a conocer los proyectos y los alumnos deben defenderlos simulando una reunión de negocios, también dentro de la filosofía de U-tad de ofrecer una enseñanza que acerque a sus alumnos al mundo laboral de la forma más realista y completa posible; en este caso, con la posibilidad de conseguir un editor para sus juegos.

A Rising Bond cierra el verano presentándose a los Premios PlayStation Imagen 8

Los alumnos tienen dos meses por delante antes de entregara sus videojuegos trabajo final de máster y, también, saber si pasan a la fase final de los Premios PlayStation. Los integrantes de Inbreak Studios decidirán después si el proyecto queda como trabajo universitario o si siguen adelante con el desarrollo para convertirlo en un juego comercial como ya hicieron en años anteriores los creadores de juegos que ya se han publicado: Rolling Bob, Khara, Inglorious, Rascal Revolt o Intruders: Hide and Seek, además de otros que están todavía en desarrollo: Greyfall: the Endless Dungeon, Disembodied, Deathroned o Windfolk.

Jorge Cano
Redactor jefe
Imagen 1
Imagen 2
Imagen 3
Imagen 4
Imagen 5
Imagen 6
Imagen 7
Imagen 8

Otras noticias sobre:

a rising bod
u-tad

Síguenos

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir