Ubisoft reflexiona sobre el mensaje político en sus videojuegos

Uno de los ejecutivos de la compañía cree que en Ubisoft podrían hacer más en este terreno.
Ubisoft reflexiona sobre el mensaje político en sus videojuegos
·
Actualizado: 3:51 16/9/2020

Ubisoft cree que ofrecer una visión posición política más compleja y relevante a través de algunos de sus videojuegos de alto presupuesto, según ha admitido Tommy François, vicepresidente de edición y publicación de la compañía gala.

Y es que los videojuegos no están aislados del mundo y se pueden hacer múltiples lecturas políticas a través de ellos, tal y como sucede con cualquier otra forma de expresión artística o de entretenimiento. Sin embargo, son muchas las compañías las que aseguran no hacer ningún tipo de comentario político y defender cierta equidistancia, pese a que en sus catálogos hay, por ejemplo, juegos bélicos fuertemente inspirados en conflictos pasados, presentes o en futuros hipotéticos que son el reflejo de algunas de las tensiones sociopolíticas mundiales del mundo contemporáneo.

Ubisoft ha estado inmersa en múltiples polémicas

Ubisoft ha estado en el centro de alguans polémicas por la ambientación y tono de juegos como Far Cry 5 o The Division 2, pues representan EE.UU. de forma que en algunos casos ha disgustado a aficionados del país. Sin embargo, otras compañías, con otros títulos, a lo largo de los años han sufrido también polémicas con países como Venezuela, Irán, México, China, etc.

Sin embargo, pese a que juegos como Far Cry 5 han sido considerados como algunos de los más críticos con la sociedad actual por su ambientación y puyas veladas (o no) a la política actual de Trump y otros, Ubisoft cree que se contiene en su comentario y crítica social. La compañía es consciente de ello, pero también ha tenido que disculparse públicamente, posiblemente para evitar boicots entre parte de los potenciales clientes.

"Veo que tenemos desafíos en la política", admite François. "Me duele, porque sé que hay una desconexión entre qué queremos hacer con los videojuegos a lo largo de los años y qué es lo que hacemos en el día a día".

El ejecutivo admite que se sintió "molesto porque no se nos perdonó por no ser perfectos", en lo que parecería ser una admisión tácita de que tratar ciertos temas controvertidos pero importantes puede haber sido un fallo. Sin embargo, lo cierto es que François se inclina más por pensar que "no estamos llegando lo suficientemente lejos".

El caso de Ghost Recon Wildlands

Y, pese a todo, parece que el nivel de preocupación sobre esta cuestión depende de quién sea el objetivo de las críticas. Un ejemplo que se pone sobre la mesa es el de Ghost Recon Wildlands, donde los jugadores deben hacer frente al imperio de la droga de un cartel boliviano. François explica que cuando el estudio se documentaba descubrieron que había gente que vendía droga para estos cárteles para sobrevivir y conseguir alimento para sus hijos en un país con altos índices de pobreza. Sin embargo, el foco del título está centrado en el equipo de soldados de elite que controla el jugador y este contexto social se aborda solo circunstancialmente a través de documentos o elementos secundarios.

"Creo que no conseguimos crear todas las formas necesarias para comunicarle a los jugadores todo lo que queríamos hacerle llegar", ha dicho el ejecutivo.

En cualquier caso, el ejecutivo asegura que "el objetivo no es hacer proselitismo, sino mostrar" qué sucede en el mundo. Eso implica ofrecer juegos con contenidos más maduros y muchos más matices, alejándose de planteamientos maniqueos.

Enlaces Relacionados:

Otras noticias sobre:

Síguenos

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir