Impresiones Rage

Probamos a fondo a poco meses de su lanzamiento el esperado regreso de los precursores de los juegos de acción en primera persona.
Rage
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
Versiones Xbox 360, PS3, PC.

Rage es el retorno de id Software con una nueva franquicia 15 años después, que se dice pronto, ya que la última vez que lanzaron una nueva serie fue Quake en 1996, y su último juego original, si exceptuamos Quake Live para navegadores web y la versión de Rage para iPhone, fue Doom 3 en 2004, por lo que se han hecho de rogar demasiado. En un momento en el que los juegos de acción en primera persona cuentan con más éxito y popularidad que nunca, con ventas millonarias y decenas de lanzamientos al año, un nuevo trabajo de id Software, para cualquiera que lleve en esto unos años, sabe que no es un título más, sino que genera una expectación especial, no obstante son considerados una de esas compañías míticas, que con juegos tan importantes como Wolfenstein 3D, Doom y Quake establecieron las bases del género.

En estas jornadas que ha preparado Bethesda en las que hemos podido ver y probar sus próximos lanzamientos, hemos tenido la suerte de asistir a una nueva presentación de Rage, en la que han mostrado por fin su modo multijugador, y también, y lo más interesante, hemos podido jugar a una larga demostración con varias fases diferentes. Todas las versiones que hemos visto y probado de Rage corrían en Xbox 360, y como ya habéis visto en vídeos y os hemos contado en otras ocasiones visualmente luce espectacular, pero ahora podemos daros más detalles de la jugabilidad que es si cabe más importante, pero vayamos por partes.

PUBLICIDAD

En la demostración que vimos lo primero que se nos enseñó fue el modo multijugador, pero en su modo competición entre buggies, esos vehículos diseñados para andar sobre la arena que serán unos de los protagonistas del juego. Estas carreras son con un máximo de seis competidores, individualmente o por equipos, y no serán en escenarios -por lo que hemos visto de momento- cerrados en los que habrá que dar vueltas, sino que son en espacios abiertos en los que hay que pasar por puntos de control, consiguiendo multiplicadores de puntos, y acabando mientras con el resto de rivales, usando metralletas y lanzamisiles. Las físicas son buenas, y parecía divertido jugando en multijugador, aunque no pudimos evitar todos los allí presentes que nos viniera a la cabeza Twisted Metal. No parece que vaya a ser el punto fuerte del juego, pero le da un toque de originalidad y variedad que le vendrá bien.

 1

Luego pudimos ver un modo multijugador más normal, aunque no llegamos a ver el competitivo en ningún momento. Lo que vimos fue un modo cooperativo, que nos explicaron será tanto local –jugando desde la misma consola- como por internet, y en el que tendremos que realizar misiones, muchas sacadas de la campaña para un jugador, o al menos de escenarios de esta. En la misión que nos mostraron había que desactivar unas bombas mientras luchábamos contra diversos bots, usando torretas y otros gadgets como los coches teledirigidos explosivos, y existe la posibilidad de resucitar a nuestro compañero cuando se encuentra malherido, por lo que parece está bien realizado el trabajo en equipo. Puede ser interesante y nos alegramos que cubran una faceta de los juegos de acción que muchos jugadores siempre demandan, aunque nos quedamos con las ganas de ver otros modos multijugador, ya que por lo que ya hemos visto no parece que Rage vaya a ser rutinario y poco original en su faceta online, y tiene la intención de querer desmarcarse de la gran mayoría de shooters. Además, se confirmó que en la versión de PC usará Steam, y lo que es más importante, servidores dedicados.

El nivel que nos mostraron y que no pudimos jugar, Subway Town, comenzaba en una caverna, como una especie de base de operaciones de un grupo clandestino, y no hicieron falta más que unos segundos para empezar a alucinar con el id Tech 5, el motor gráfico que ha diseñado id Software para la ocasión. Hacía tiempo que no nos sorprendía en consolas un detalle tan tonto como puede ser la textura de unas rocas, por su relieve e iluminación, pero es que a lo largo de esta presentación, y luego cuando pudimos jugar, Rage sorprende con ciertos detalles gráficos que no hemos visto nunca en un título de consola, dándolo todo y desmarcándose de sus rivales, sobre todo, en los escenarios, con una complejidad y unos detalles asombrosos.

 2

Avanzamos por esta caverna hasta llegar a una sala en la que hay unos tipos de lo más variopinto, y que también cuentan con unos modelados y detalles sobresalientes, aunque los personajes no llegar nunca a deslumbrar tanto como los escenarios, lo que no quiere decir para nada que no sean notables. De aquí pasamos a una ciudad subterránea, por la que la persona encarga de jugar nos da un paseo para que contemplemos. Bares, tiendas en las que podemos comprar –el dinero tendrá su importancia-, personas con las que hablar, y algún que otro minijuego por ahí.

Uno de los que nos enseñaron fue una especie de Guitar Hero, en el que antes de comenzar teníamos que apostar dinero, para luego repetir una secuencia de botones cada vez más difícil. No era el colmo de la originalidad, pero parece que habrá bastantes de estos minijuegos, como pudimos observar al pasear por la ciudad, y le aportan un toque de variedad y riqueza al conjunto muy interesante. Durante este paseo también comprobamos cómo los personajes nos pueden encargar misiones, y nosotros podemos aceptar o no, por tanto, tendremos una historia principal, y luego otras tantas búsquedas secundarias.

 3

La duración, sin entretenerse en misiones secundarias, estará alrededor de las 15 horas, bastante por encima de la media del género, pero si queremos completarlo del todo, y realizar todos los objetivos opcionales, la duración se podrá ir por encima de las 20 horas, un tiempo muy respetable. Y es que, aunque parecía que en un principio iba a ser un juego de mundo abierto, todo lo que hemos visto hasta ahora parece indicar que no va a ser así. Habrá secciones que conecten unas ciudades con otras, en las que podremos conducir con el buggy, así como a las diferentes misiones que llegamos de alguna manera, ya sea en ascensores o vehículos, dando una sensación de cohesión y de estar todo su mundo interconectado, pero olvidaros de un mundo de libre exploración, a lo Borderlands o un GTA, ya que no parece que vaya a ser así. Un detalle que solo señalamos, que no quiere decir que lo echemos de menos ni mucho menos, ya que lo que hemos probado de Rage hasta ahora nos ha encantado, tal y cómo es.

La misión que se nos enseñó transcurría en una prisión, en que la teníamos que ir a rescatar a uno de los prisioneros. Al poco de comenzar unos soldados nos salen al paso volando con un jet pack a su espalda, y usando algunos una especie de escudo de energía. Para quitarles esta protección que nos impide dispararles, usamos una granada que parece de pulso electromagnético, ya que desactiva estos escudos además de unos terminales que son los encargados de tener activas unas barreras de energía que nos impiden avanzar.

 4

Luego para acabar con unos enemigos que se esconden tras una cobertura, y que no parecen tener mucha intención de salir, usamos un coche teledirigido que con el que rodeamos su posición y los hacemos explotar, acabando con ellos. Otro de los gadgets que no tardamos en ver son unas arañas mecánicas, que nos acompañen y se adelantan a nuestro posición disparando a todo lo que se mueve. Todas estas herramientas y situaciones no demuestran que Rage no será solo un título de disparar a lo loco, sino que nos propone situaciones de estrategia en las que tenemos que usar el ingenio y nuestros gadgets para acabar con los enemigos.

Esto lo vemos acto seguido al llegar la zona de las celdas, que está custodiada por multitud de guardas. En vez de enfrentarnos directamente con ellos en clara inferioridad, nos dirigimos a la garita donde se encuentra el mecanismo de apertura de las puertas de las celdas. Al activarlo, soltamos a todos los mutantes que se encontraban en ellas, produciéndose una carnicería entre los soldados y los mutantes. Bajamos y liberamos a la persona que era el objetivo de la misión, que para podamos continuar tiene que desactivar una barrera especial, y mientras hace su labor nosotros tenemos que protegerle de una oleada de enemigos, ya que cuenta con una barra de vida que vemos en todo momento, y deberemos defenderle hasta que acabe la misión, siendo una situación más o menos clásica dentro del género. Mientras resolvemos esta frenética escena de acción, suena una música muy potente, a lo que todavía no habíamos hecho mención, pero que acompaña perfectamente en todo momento.

 5

Salimos a un patio exterior, aquí nos enfrentamos a numerosos soldados, y vemos un nuevo dispositivo, un disparo con la ballesta que se introduce en el enemigo y que le produce una especie de control mental, ya que durante unos escasos segundos podemos dirigir sus movimientos, hasta que le acaba reventando la cabeza con una explosión. Esto se usa en una situación para llevar a un enemigo al lado de un barril explosivo, y al reventarle la cabeza también lo hace el barril, produciéndose un daño mayor. Una espectacular nave pasa volando por encima de nuestra cabeza, de la que descienden varios enemigos, para lo que nos ayudamos de una torreta, y tras acabar con ellos, y un pequeño incidente con nuestro compañero, acaba esta demostración.

Jugando a Rage

Esta presentación nos había hecho la boca agua, y deseábamos poder ponerle las manos encima al juego, como poco después hicimos, en una demo bastante completa, que nos enseñó diferentes situaciones y momentos del juego, sin conexión alguna, pero que nos valieron para hacernos una buena idea de lo que será Rage. Empezábamos montando en un quad, el que conducíamos por un tranquilo tramo, sin repercusión alguna en la jugabilidad, hasta llegar a un estrecho desfiladero, momento en el cual teníamos que dejarlo allí abandonado.

 6

Una sección de disparos que sirvió para hacernos con los controles y tener las primeras sensaciones con la acción de Rage. Nos gustan las físicas, como se sienten los disparos, sobre todo en el caso de la escopeta –con un feeling muy id Software, como si volviéramos a disparar con la misma de Doom o Quake-, y cómo se reflejan los disparos en el cuerpo de los enemigos, produciéndose mutilaciones y salpicaduras de sangre sobre la piel, todo con mucho detalle, y por ejemplo al disparar a la cabeza de uno que llevaba un casco ver como este salía volando. También aprovechamos para usar alguno de nuestros "utensilios", que parece serán muy importantes en la jugabilidad, como unas cuchillas, con las que si aciertas puedes rebanar cabezas de una hermosa manera, todo un placer culpable…

Una de las secciones de la demo que más nos gustó con diferencia se desarrollaba en un peculiar circo, con un siniestro maestro de ceremonias, siendo vigilados en todo momento por cámaras de televisión, por lo que parecía éramos los protagonistas de un perverso y macabro reality show. Varias salas o arenas de reducido tamaño que teníamos que superar matando oleadas de rápidos y ágiles mutantes, en un frenesí de sangre y pólvora, con un tiempo determinado, y además en cada una de ellas nuevas y particulares. Cuando acaba cada ronda, te premian con dinero según lo hayas hecho, y por ejemplo en una de las salas hay un mono de juguete con cuchillas dando vueltas y cortando todo lo que se encuentra a su paso –con divertidos resultados para los mutantes-, una con enemigos subidos en unas columnas tirándonos cócteles molotov, otra en la que salían cuchillas del suelo, y una muy peculiar en la que al empezar teníamos que disparar a una máquina tragaperras, y según el resultado así salían más o menos mutantes. Al final nos enfrentamos a un jefe, con una enorme tentáculo y que disparaba una viscosidad, que en caso de alcanzarnos mancha la pantalla y nos impide durante unos segundos ver correctamente la acción, algo que se repite más adelante en el juego. Al terminar todos las rondas te muestran unas estadísticas, de muertes, porcentaje de disparo, tiempo y dinero conseguido, por lo que parece que este escenario tendrá un claro componente rejugable.

 7

En otro nivel comprobamos la importancia de los coches explosivos y de las arañas mecánicas. Con los coches teníamos que reventar unas máquinas que controlaban unas puertas que nos impedían avanzar, para lo que había que conducir estos vehículos con control remoto por sitios inaccesibles para nosotros, y ojo, porque estos también son usados por algunos enemigos, y deberemos evitar que se acerquen lo suficiente a nosotros y los hagan explotar. A lo largo de los escenarios podemos recoger numerosos objetos, desde tornillos, sierras y botellas hasta baterías, llegándote a entrar complejo de chatarrero, y aunque todavía no tenemos del todo claro su utilidad, alguno de los usos que comprobamos es que sirven para crear nuevos dispositivos, con los que abrir ciertas puertas con secretos dentro, o tunear nuestros cochecitos explosivos, que se podrán mejorar. Las arañas son muy útiles, y llegamos a usar tres a la vez, que nos acompañaban disparando.

Los detalles gráficos, aunque los hemos dejado un poco de lado, durante toda la demo no nos dejaron de sorprender. Por ejemplo cómo las gotas de agua pueden manchar la pantalla, u otros fluidos, y unos escenarios siempre ultra detallados, en los que te embelesas hasta con la complejidad con la que están realizadas unas escaleras de cemento. Que el juego gráficamente es muy bruto ya no se le escapa a nadie, pero también nos consiguió convencer por su jugabilidad. Se notan dos partes muy diferenciadas, por un lado cuando nos enfrentamos a soldados, que cuentan con cierta inteligencia y con los que hay que usar tácticas, así como valernos de todo nuestro extenso arsenal y herramientas, y luego por otro cuando luchamos contra los mutantes, que no tienen inteligencia, son más rápidos y se lanzan de cabeza hacia nosotros, sin dejarnos tiempo para pensar.

 8

En los momentos que tenemos que lidiar con los mutantes la acción se vuelve frenética, con ciertas dosis de miedo al oír sus ruidos guturales que no sabes de dónde vienen, y su tremenda agilidad, ya sea tanto al correr hacia ti como saltando desde grandes alturas por lo que debemos estar atentos por encima de nuestras cabezas para que no nos sorprendan, poniéndote en tensión en estas situaciones, y dándonos algún que otro pequeño susto.

Aquí el juego no da tiempo para pensar, tienes que reaccionar por instinto, disparar sin pestañear y casi sin tiempo para recargar, y nos recordó un poco a Doom, todo un piropo. Al final nos vimos las caras con un enorme jefe, con el que tuvimos que hacer uso del lanzamisiles, y tras acabar con él en un duro enfrentamiento, y avanzar un poco, un enorme, no, gigante enemigo hizo aparición, pero por desgracia se acabó la demo. También hubo tiempo de probar los buggies, que se controlan bien y son divertidos, y con los que se podrá echar carreras en forma de misiones secundarias, un buen añadido, aunque algo secundario, pero le da riqueza al conjunto.

PUBLICIDAD

 9

Vuelve id por todo lo alto

Nos encanta Rage, así de claro. No revoluciona el género, no inventa nada, no es un antes y un después como otros títulos de id Software, pero todo lo hace bien, es variado, con muchas posibilidades, desde carreras a minijuegos, una campaña que promete ser larga con muchas misiones secundarias, con modos multijugador más originales que de costumbre, diferentes planteamientos de acción, desde lo más frenético a otros momentos en los que hay que usar la cabeza, y todo con un apartado técnico de excepción, que toca techo en consolas, a falta de verlo en PC para valorarlo en su justa medida. Tremendamente divertido y con muchas cosas por hacer, estamos deseando poder disfrutar de Rage, para lo que tendremos que esperar al 16 de septiembre, ya que casi nos tuvieron que arrancar el mando de las manos para que dejáramos la demo. Sin duda uno de los que prometen ser de los mejores shooters del año, en el que posiblemente sea el más competido en la historia del género.

Jorge Cano
Redactor jefe
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos avances

The Great War: Western Front  - Impresiones
The Great War: Western Front - Impresiones
Impresiones
2023-02-03 16:37:00
Probamos este nuevo título de estrategia que apuesta en su campaña por una fórmula Total War y que incorpora algunas buenas ideas al campo de batalla.
Horizon Call of the Mountain - Impresiones
Horizon Call of the Mountain - Impresiones
Impresiones
2023-02-03 12:00:00
Probamos el juego estrella del lanzamiento de PS VR2, un título centrado en la escalada y en el combate donde recorremos paisajes impresionantes.
Undisputed - Impresiones
Undisputed - Impresiones
Impresiones
2023-01-31 17:05:00
Los juegos de boxeo no pasan por su mejor época, y ahora, Steel City Interactive quiere ofrecer a los fans un nuevo simulador que debuta en acceso anticipado.
Age of Empires II: Definitive Edition - Impresiones
Age of Empires II: Definitive Edition - Impresiones
Impresiones
2023-01-30 16:24:00
La remasterización de Age of Empires II llega a consolas Xbox con una gran conversión que adapta sus controles a mando con mucho acierto.
Forza Motorsport - Avance
Forza Motorsport - Avance
Avance
2023-01-28 12:04:00
Turn 10 lanza en 2023 la octava entrega de su simulador, cargado de contenidos y de innovaciones técnicas que van más allá de la espectacularidad visual.
Sherlock Holmes: The Awakened - Impresiones
Sherlock Holmes: The Awakened - Impresiones
Impresiones
2023-01-27 16:59:00
El estudio ucraniano de The Sinking City recupera su juego de 2006 para conectarlo con su saga de Sherlock Holmes, retocando su historia y ampliando su jugabilidad.
PEGI +18
Plataformas:
Xbox 360 PC PS3

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
9
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.4

PUNTÚA
Rage para Xbox 360

69 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
9
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
7.81

PUNTÚA
Rage para Ordenador

29 votos
#106 en el ranking de Ordenador.
#128 en el ranking global.

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
9
COMUNIDAD
7.81

PUNTÚA
Rage para PlayStation 3

67 votos
Flecha subir