Análisis de Rage (Xbox 360, PC, PS3)

Por fin ya está aquí lo nuevo de id Software. Frenético, salvaje, intenso y gráficamente espectacular, aunque más clásico y menos abierto de lo que aparentaba.
Rage
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9.5
SONIDO
9
NOTA
9
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
9
Análisis de versiones Xbox 360, PC y PS3.

En un año como ha sido este 2011 repleto de juegos de acción en primera persona, y los que quedan por llegar, Rage no es uno más. Llega avalado por sus creadores, id Software, a los que se puede considera prácticamente como los padres del género, cuyos nuevos trabajos se reciben con mucha expectación y respeto. Wolfenstein 3D -1992-, Doom -1993- Quake -1996-, todos referentes y que marcaron un antes y un después entre los juegos de acción, tanto en jugabilidad como en tecnología, y que le han proporcionado tanta fama y admiración a la compañía tejana. Ahora con Rage, una nueva saga de id Software 15 después, ofrecen un producto muy ambicioso con cinco años de desarrollo a sus espaldas y una nueva tecnología, el motor gráfico id Tech 5.

Haya sido intencionado o no, a lo largo de estos meses, en nuestros numerosos avances y noticias, hemos comprobado cómo muchos lectores se esperan que Rage sea una mezcla entre Fallout y Borderlands, un juego de acción en un mundo abierto con cantidad de misiones secundarias y sitios por explorar, y aunque ya lo habíamos advertido, una vez terminado lo confirmamos: Rage no es un juego de mundo abierto. Esto no es un comentario positivo o negativo, es simplemente descriptivo, pero antes de entrar en numerosos detalles, queríamos dejar claro lo que no es. Lo que sí es, lo podéis leer a continuación.

Sobrevive en un mundo post-apocalíptico, hostil y salvaje

Año 2029, el asteroide Apophis se dirige a la Tierra, por lo que se ha preparado el proyecto Edén, una serie de capsulas llamadas Arcas enterradas a gran profundidad y diseñadas para "despertar" varios años después de la fecha del impacto. Creadas para preservar el conocimiento, muestras genéticas y a los propios humanos, finalmente el asteroide roza la Luna e impacta en la Tierra. 106 años después, nosotros tomamos el papel del único superviviente de una de estas Arcas; despertaremos, saldremos al exterior y comprobaremos que la Tierra se ha convertido en un yermo, un mundo desértico y en ruinas. Recordándonos estéticamente a la trilogía de películas Mad Max o a la saga Fallout, este mundo post-apocalíptico está poblado de mutantes, humanos que se han convertido en monstruos debido a una sustancia que transportaba el asteroide, aunque quedan supervivientes que sobreviven en pequeñas aldeas o ciudades fortificadas. También nos enfrentaremos a varios clanes de bandidos y a las fuerzas de la autoridad, el nuevo poder establecido, ya que como supervivientes de un Arca somos un bien muy preciado.

PUBLICIDAD

Al comenzar, Dan Hagar líder de un pequeño poblado nos salvará el pellejo, y nos pondrá al tanto de la peculiar situación del mundo. Realizaremos algunos encargos, como acabar con un clan de bandidos que están molestando, hacernos con unas ropas más apropiadas para la situación actual o recoger las piezas de un vehículo, para contar con un medio de transporte. En estos primeros compases vamos comprobando la mecánica del juego, que consiste en aceptar misiones tanto principales como secundarias, pudiendo tener varias activas a la vez. Nos convertiremos en los recaderos de todo el mundo, como acostumbran los juegos de rol, aceptando la misión, cogiendo nuestro coche y desplazándonos hasta la fase donde transcurrirá la acción. Una vez en el escenario de la misión, tendremos que superar un nivel completamente lineal, lleno de tiros y acción frenética, con jugabilidad "made in id Software". Esto será lo que hagamos a lo largo de toda la aventura, salpicada con algún que otro minijuego bastante curioso, y con una narrativa de fondo bastante endeble.

La jugabilidad y la configuración de botones es la de cualquier otro shooter aunque con algunas peculiaridades. Podemos, en la versión de consolas, llevar equipadas cuatro armas y cuatro ítems, a los que se accede rápidamente, pero podemos tener mucho más armamento y equipamiento, al que se accede en el menú del personaje, y que tendremos que asignar si lo queremos tener a mano, lo que a veces es un poco engorroso. No hay limitación de inventario como en otros juegos de rol, ni por peso ni por cantidad de objetos, y como vas descubriendo poco a poco, los elementos de rol son anecdóticos por no decir inexistentes, y en todo momento se nota que id Software solo ha querido realizar un juego de acción, sin adentrarse en el terreno de los RPG o los sandbox

 1

Hasta 8 armas conseguimos, desde una pistola, dos tipos de escopetas, ballesta, fusiles, rifle francotirador y lanzacohetes, a las que podemos agregar algunas mejoras, como estabilizadores, punteros láser o una extensión para incrementar el alcance de la escopeta. Aunque no parezcan muchas armas, estas se combinan con varios tipos de munición, por lo que las posibilidades se multiplican. Municiones explosivas, de más calibre, eléctricas o hasta flechas de control mental, manejando durante unos segundos al enemigo para luego explotar. Eso sí, quizás se puede acusar al armamento de poco imaginativo y original, siendo más interesantes los accesorios o ítems. Los escenarios están llenos de todo tipo de objetos y basura, así como los bolsillos de muchos enemigos que conviene bien revisar por si tienen dinero. Algunos de estos objetos sirven solo para venderlos, pero otros son muy útiles.

Según progresamos y exploramos, conseguimos recetas de ingeniería. Si tenemos los ingredientes apropiados, desde el menú podremos crear nuevos objetos, tanto curativos como municiones o accesorios de ataque, e incluso revienta puertas. Los ítems tienen un peso muy importante en la jugabilidad, casi tanto como las armas, y para salir airosos deberemos hacer un buen uso de las granadas, los coches bombas teledirigidos, las torretas, los robots araña, o los carismáticos wingstick, una especie de boomerangs con los que sorprendemos a los enemigos decapitándolos. Esta gran cantidad de objetos combinada con las armas y sus varios tipos de munición, dan a la acción un gran punto de complejidad y profundidad, teniendo que pensar muy bien cómo usar adecuadamente nuestros recursos en cada situación. La munición en muchas ocasiones no abunda, por lo que tendremos que usarla con cabeza, o pertrecharnos bien en las tiendas antes de salir de las ciudades, y el dinero tiene mucho peso a lo largo del juego, y tampoco es fácil encontrarlo.

 2

Los niveles son muy lineales, y para que lo entendáis mejor pese a que más de uno le de una connotación negativa a esta palabra, son "pasilleros", hasta el extremo diríamos, con obstáculos por todas partes que nos impiden salirnos del camino preestablecido. Tendremos que avanzar hacia delante acabando con todos los enemigos que nos salgan al paso y activando algún que otro interruptor, sin apenas momentos para explorar el entorno, simplemente 100% acción, y casi siempre muy frenética e intensa, sin mucho tiempo para el descanso. No hay ningún tipo de sistema de coberturas, y somos solos nosotros y nuestra habilidad disparando, junto con el extenso equipamiento, enfrentándonos a decenas de enemigos bastante diferentes entre sí. Los mutantes llevan armas blancas en las manos y se lanzan de frente a toda velocidad hacia nosotros, sin dejarnos muchos tiempo para pensar ni reaccionar, por lo que la escopeta en estas situaciones es vital, y tremendamente divertida, con ese feeling que quienes hayan jugado a otros juegos de id Software entenderán. Estos escalan por las paredes y por cualquier tipo de obstáculo, e incluso aunque vengan de cara, a veces nos hacen un pequeño quiebro a un par de metros, que en caso de errar el tiro con la escopeta nos dejará vendidos.

Luego hay otros tipos de enemigos, en varios clanes más o menos sofisticados –algunos muy locos y salvajes-, y que portan armas de fuego de todo tipo, volviéndose aquí la acción más táctica y pausada. También nos enfrentaremos a las fuerzas de la autoridad, soldados bien equipados con escudos de energía que tendremos que eliminar con unas granadas especiales, en unos combates todavía más exigentes. Hay en ocasiones jefes de final de fase, aunque no muy numerosos ni complejos, y la inteligencia artificial de los enemigos cumple, sin ser excesivamente brillante. Se protegen bien, te lanzan granadas, pero tampoco te sorprenden con sus comportamientos.

 3

El sistema de salud es cuanto menos peculiar. Tenemos regeneración automática de vida, pero con un par de tiros te dejan muy malherido, por lo que las vendas son importantes, unos objetos que nos curan instantáneamente sin tener que esperar a la regeneración. En caso de quedarnos sin vida por completo, el desfibrilador entra en acción, un pequeño minijuego moviendo los sticks analógicos y sincronizándonos, que dependiendo cómo de bien lo hagamos nos reanimaremos con mayor o menor vida. Una vez usado el desfibrilador este tarda unos minutos en volver a cargarse, por tanto si volvemos a caer, moriremos definitivamente. Más avanzados en el juego llegamos a conseguir un segundo desfibrilador, pero hay que decir que la dificultad está bastante bien medida, y si se juega de manera negligente y corriendo a lo loco entre los enemigos veremos cómo con dos o tres disparos podemos caer al suelo, siendo bastante más exigente que otros shooters, pese a contar con la ayuda de las vendas y los desfibriladores.

Al comienzo de la aventura hay dos pequeñas aldeas donde realizamos los primero encargos, pero no tardaremos muchos en llegar a la primera gran ciudad. Aquí hay todo tipo de personajes que nos encargan misiones o con los que podemos jugar a algunos minijuegos. Los hay de azar como una especie de tragaperras, de reflejos como uno en el que tenemos que sincronizarnos al clavar un cuchillo entre los dedos de una mano, y uno muy curioso y bastante trabajado, un juego de cargas al estilo Magic: The Gathering. Vamos encontrando cartas escondidas por los escenarios y cuando vamos a jugar creamos nuestro mazo, es divertido y engancha, pero a nuestro parecer demasiado fácil, y a lo largo de la campaña solo tenemos dos contrincantes a los que enfrentarnos. Solo hay un par de ciudades de este tipo y tampoco son enormes, funcionando como puntos de partida para las misiones, para equiparnos y para jugar los distintos minijuegos.

 4

Una de las características más importantes y elemento diferenciador son los vehículos. Hasta cuatro tipos de coches o buggies podemos conseguir y mejorar, añadiendo ruedas con pinchos, motores más potentes, mejores amortiguadores y armas, o distintas apariencias. Estos cumplen dos funciones, por un lado en las dos ciudades podemos echar carreras y competiciones, ya sea quedando los primeros en una serie de vueltas, con o sin armas, o en un escenario abierto consiguiendo trozos de meteorito que caen del cielo antes que los rivales. Por otro lado, estos vehículos nos sirven para partir de las ciudades y llegar a los lugares de las misiones. Circularemos por carreteras y nos cruzaremos con distintos bandidos a los que nos tenemos que enfrentar con metralletas o misiles, pudiendo usar ítems como minas o escudos protectores. Los coches se manejan de manera perfecta y muy sencilla, teniendo el imprescindible turbo, y los amantes de la conducción seguro se picarán con las muchas competiciones disponibles. En el Yermo hay algunos coleccionables en forma robots voladores que tenemos que destrozar mediante un salto, no muy numerosos aunque sí entretenidos de realizar.

Al principio el juego arranca muy fuerte, a lo que acompaña el impacto visual y la excelente atmósfera. Unos niveles y escenarios increíbles, con acción desenfrenada e incluso momentos de tensión y terror, en un mundo que parece grande y con muchas cosas por hacer, sobre todo cuando llegamos a la ciudad con sus múltiples personajes y minijuegos, y las carreras de coches. Pero poco a poco, ya avanzados en la aventura, este empieza a demostrar una estructura bastante rígida, e incluso en los tramos finales un poco repetitiva. Hablamos con un personaje, aceptamos realizar la misión, cogemos nuestro coche, recorremos un pequeño tramo por el Yermo, y llegamos al lugar donde transcurrirá la misión, en un nivel completamente lineal.

 5

No hay apenas exploración y libertad en el Yermo, son estrechos cañones y carreteras que conectan los diferentes niveles con las ciudades, con algunos combates con los bandidos, y poco más podemos hacer en su reducido espacio. Es más ni siquiera llegamos a ver un mapa con la totalidad del mundo del juego, ya que este demostraría que son una serie de carreteras, con unas pocas explanadas ente medias, que conectan las diferentes partes del juego. No lo estamos diciendo como una queja ni como un fallo, pero queremos ser insistentes –y pesados- y que quede claro, ya que hemos detectado cierta confusión sobre qué es Rage. De hecho hay pocas misiones secundarias, y muchas de las que hay son decepcionantes. En un tablón de anuncios en el pueblo, podemos aceptar trabajos. Algunos consisten en una misión de escolta con nuestro rifle francotirador, pero la mayoría son volver a un nivel ya superado a recoger un objeto, reciclando los escenarios que ya hemos superado usándolos dos veces, lo que deja una ligera sensación de intentar alargar el juego artificialmente.

El mundo creado es fascinante, la premisa argumental es muy interesante, pero luego el guión es prácticamente inexistente. Nos dedicamos a realizar encargos para todo el mundo y no hay ni giros ni sorpresas en la narrativa, ni en las situaciones de esta, ni se desarrolla más allá de la premisa inicial. De hecho el tramo final deja un ligero sabor amargo, y a lo largo de la aventura ni llegamos a entablar grandes amistades, ni llegamos a tener un némesis o enemigo u objetivo claro, lo que hace que en momentos del final perdamos cierto interés, y se haga un poco repetitivo. Es 100% acción, fluida, intensa, divertida, y en esto juega todas sus cartas, y claro, id Software son auténtico maestros de esto. Pese a sus muchos añadidos, en su corazón se esconde un shooter muy clásico, con coches y otros adornos, que no consiguen disimular lo que es, lo que lleva haciendo tantos años esta compañía norteamericana de manera sobresaliente.

 6

Nosotros, con casi todas las misiones secundarias superadas, nos lo hemos terminado en 13 horas, por encima de la media del género. Queriendo conseguir todos los coleccionables, y superando todas las competiciones y mejorando los coches, se puede ir a las 16 o 17 horas, pero no mucho más, lo que no está nada mal para ser un juego de acción. No innova, no aporta nada nuevo al género, y puede que esto decepcione a los que se esperaban algo más, o a los que pensaban que sería un mundo abierto y con muchas cosas por hacer. Pero en lo suyo, en lo que pretende, acción frenética, tiros y más tiros, es de matrícula de honor, de lo mejor que ha aparecido este año, y una propuesta totalmente distinta a los tan de moda shooters bélicos, aquí con acción de la vieja escuela, pero con unos gráficos impresionantes.

Además de la campaña, tenemos los peculiares modos multijugador. El Road Rage, cuatro modos de combate online entre vehículos con un máximo de cuatro jugadores. Rally de meteoritos, en el que tienes que recoger los meteoritos caídos y llevarlos hasta las zonas de captura para obtener la puntuación; Rally en racha, conseguir puntos y encadenarlos para aumentar la puntuación; Rally tripartito, conseguir tres puntos seguidos para poder ganar; y por último Masacre, un todos contra todos en el que gana el que más enemigos haya vencido. Estos cuatro modos transcurren en seis escenarios abiertos más o menos amplios, contando con distintas armas e ítems. Hay un sistema de progresión obteniendo puntos de experiencia, con lo que vamos desbloqueando los cinco coches y sus diferentes mejoras. Es un gran añadido, entretiene, pero no entendemos la ausencia de las carreras, de lo más divertido que podemos hacer con los coches en la campaña y que han eliminado en el multijugador, nos parece inexplicable.

Luego tenemos Leyendas del Yermo, nueve misiones cooperativas para dos jugadores, ya sea por internet o a pantalla partida desde la misma consola. Tenemos que acabar con todos los enemigos y realizar ciertos objetivos, algunos con un tiempo límite. Aunque hay que cooperar entre los dos jugadores, también te picas para ver quién consigue más puntos, ya que dependiendo de cuántos enemigos mates, y cómo los mates, te darán mejor o peor puntuación. Además de querer superarlas, hay una gran cantidad de emblemas para desbloquear que se consiguen de muy diversas maneras, tanto en Road Rage como en Leyendas del Yermo. Y bueno como habéis podido comprobar, y lo que es discutible, es la total ausencia de modos de acción competitivos para varios jugadores, algo respetable pero que muchos jugadores echaran de menos, habiéndose centrado id Software al completo en la campaña, y no queriendo entrar a competir, al menos no ahora y con este juego, en el competitivo terreno de los multijugadores online. A nosotros, más que esta ausencia, echamos en falta como hemos dicho carreras entre coches, que en la campaña para un jugador demuestran su potencial.

Gráficos de la próxima generación

En el apartado técnico como sabéis, este se trata del primer título en usar el motor id Tech 5 y el resultado ha sido sobresaliente. Los gráficos son impresionantes, convirtiéndose en referente en las respectivas consolas, sobre todo en cuanto a juegos multiplataforma, y cómo no, también en PC, un espectáculo. Las calidad de las texturas casi siempre es sobresaliente –con alguna que otra que no lo es tanto, pero que se perdona-, ya sea en escenarios cerrados o abiertos, los modelados de los personajes y los enemigos muy detallados, con unas excelentes animaciones, la iluminación, algunos efectos como el fuego o brillos muy reales, y todo esto, moviéndose a 60 imágenes por segundo sin despeinarse en ningún momento, realmente admirable.

 7

Eso no quita que las actuales consolas tengan ya unos cuantos años, y por tanto ciertas limitaciones. El mayor defecto y lo que le impide llevarse un diez en gráficos es la carga de las texturas en alta resolución, que se produce unas décimas de segundo tarde cada vez que movemos la cámara, algo que apreciaremos desde el principio y a lo largo de todo el juego. Cuando estemos enfrascados en los combates no nos daremos cuenta, pero en la exploración, caminando más pausadamente, se nota y mucho. Este efecto por supuesto se mitiga instalando el juego en el disco duro –opción más que recomendable en 360-, aunque no consigue que desaparezca. El otro aspecto un poco negativo, es la poca por no decir nula destrucción de los escenarios o de los elementos de estos, que no se alteran ante nuestros disparos y explosiones.

Los amantes de los gráficos y la tecnología disfrutarán con el mero hecho de contemplar Rage, con estampas realmente asombrosas, y en más de una ocasión –nosotros lo hemos jugado en Xbox 360-, sorprende la calidad de sus gráficos, con momentos que ya no creíamos posibles en las actuales consolas. Luce genial pero no solo por la técnica que esconde, sino también por una magnífica dirección artística. Un mundo post-apocalíptico o "madmaxista" que a muchos les podrá recordar a lo visto en Fallout –de hecho tiene algún guiño a esta saga-, pero que cuenta con su propia personalidad. La ambientación es soberbia, y algunos escenarios, a pesar de desarrollarse a plena luz del día, gracias a la cantidad de complejos y desagradables detalles que contienen, nos meterán el miedo en el cuerpo. Podríamos estar hablando líneas y líneas de sus gráficos, lo bien que encajan los enemigos nuestros disparos, con las zonas del cuerpo bien diferenciadas, las impresionantes salpicaduras de sangre, las espectaculares explosiones, en resumen, visualmente impactante, y sobre todo, a unas 60 imágenes por segundo estables como una roca.

 8

El sonido también hace una gran labor, muy contundente y haciendo un uso excelente del subwoofer, con explosiones y escopetazos que maldecirán nuestros vecinos. La música consigue meterte la tensión en el cuerpo, avisándote de cuándo viene la acción, y otras veces terrorífica, una gran trabajo aunque no memorable, sin llegarse a meterse ninguna melodía en tu cabeza, aunque ambientando muy bien la jugabilidad. El doblaje al castellano es muy correcto, sin voces molestas o que notes que no cuadran con la personalidad de los personajes, y se ha hecho un trabajo muy serio y profesional. Nuestro protagonista, como es costumbre en el género, no dice ni mu, y nos limitaremos a escuchar.

En cuanto a la versión de Xbox 360, hay que comentar que viene en tres DVD. Los dos primeros para la campaña, el tercero para el multijugador. El primer DVD se desarrolla en una zona del Yermo y su correspondiente ciudad, y el segundo igual. Por lo que este cambio de discos no será demasiado molesto, y cuando estemos en la segunda parte del juego, podremos volver a la primera por si nos dejamos algo por hacer, teniendo que volver a poner el primer disco. Aunque si dejamos todo hecho en el primer tramo, no habrá necesidad de volver, ya que no aparecerán contenidos nuevos.

Dejen paso a los maestros

Un nuevo trabajo de id Software merece toda la atención y respeto, no en vano la industria del videojuego, y el género de acción, les debe mucho. Tras muchos años de desarrollo y con muchas expectativas a su alrededor, Rage cumple de manera sobresaliente como un excelente juego de acción, a veces frenético, otras más táctico, pero siempre intenso y salvaje. Sus gráficos son todo un placer para nuestros ojos, algo que no dejamos de disfrutar en ningún momento, y la gran cantidad de armas, municiones y accesorios hacen que pese a ser una jugabilidad lineal y no demasiado compleja en apariencia, podamos ser muy creativos a la hora de acabar con las grandes cantidades de enemigos. Hay ciudades, NPC, creamos ítems con ingredientes, hay tiendas, dinero, minijuegos, pero sus elementos roleros son anecdóticos, y como ya hemos repetido muchas veces, ni mucho menos nos encontramos ante un juego de mundo abierto.

 9

El Yermo que recorremos motorizados no es más que una serie de carreteras en las que nos peleamos con otros bandidos y que sirven para conectar las fases con las dos ciudades principales, pero sin mucho más que hacer o explorar. Esto puede decepcionar a los que se esperaban otra estructura de juego, pero realmente Rage es un título con un corazón muy clásico y honesto, pese a su pátina de modernidad y aparente libertad, que no es tal. Toneladas de intensa acción, divertida e impecable en su jugabilidad, gracias al perfecto control y la fluidez de sus 60 imágenes por segundo, acción marca de la casa y lo que mejor sabe hacer id Software. Sabiendo lo que nos vamos a encontrar, y para los amantes de la acción más visceral, todo un imprescindible.

Jorge Cano
Redactor jefe
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

The Ascent - Análisis
The Ascent - Análisis
Análisis
2021-07-30 13:01:00
Crítica al nuevo shooter con toques RPG para XSX/S, Xbox One y PC con un espectacular acabado artístico y varias cosas por pulir a nivel jugable.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Análisis
2021-07-29 14:19:00
Ya está aquí una nueva entrega de la saga espacial de aventuras al más puro estilo Metroid pero con ciertas permutas.
Chernobylite - Análisis
Chernobylite - Análisis
Análisis
2021-07-28 19:03:00
Analizamos la última aventura en el mundo de los videojuegos inspirada en la catástrofe de Chernóbil que en esta ocasión nos trae un título muy interesante con algunas cosas por pulir.
Samurai Warriors 5 - Análisis
Samurai Warriors 5 - Análisis
Análisis
2021-07-27 15:22:00
Un musou con mejoras jugables y gráficos renovados para contar como nunca la épica historia Nobunaga Oda y Mitsuhide Akechi.
PEGI +18
Plataformas:
Xbox 360 PC PS3

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
9
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.47

PUNTÚA
Rage para Xbox 360

68 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
9
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
7.81

PUNTÚA
Rage para Ordenador

29 votos
#106 en el ranking de Ordenador.
#124 en el ranking global.

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
9
COMUNIDAD
7.8

PUNTÚA
Rage para PlayStation 3

66 votos
Flecha subir