Vandal

Varias horas con el espectacular Super Smash Bros. Ultimate (Switch)

Probamos los ambiciosos modos para un jugador del que está llamado a convertirse en el crossover definitivo de los videojuegos.
·
Actualizado: 12:10 22/8/2019
Versión Switch.

"Solo" quedan tres semanas para que Super Smash Bros. Ultimate llegue por fin a las tiendas, una espera que, tras haberle podido dedicar más de dos horas a su versión final, os podemos asegurar que se nos va a hacer eterna, ya que lo poquito que hemos probado nos ha dejado con ganas de mucho más. De muchísimo más.

En nuestros últimos artículos de avance e impresiones con este esperadísimo título, nos hemos centrado, sobre todo, en contaros nuestras sensaciones con el sistema de juego, ya que solo habíamos podido jugar combates multijugador con unos pocos personajes de la plantilla (formada por todos los luchadores que alguna vez han aparecido en la saga, más otros tantos completamente nuevos, lo que eleva la cifra hasta los 74), así que esta vez nos vamos a centrar en hablaros de sus principales modos para un jugador, ya que en esta nueva toma de contacto nos han permitido probarlos por primera vez.

De todas formas, nunca sobra comentar que estamos ante la entrega más ambiciosa de toda la saga, recuperando su fórmula jugable habitual (lucha con mucho plataformeo en el que el objetivo es sacar al rival del escenario a base de subirle su porcentaje de daño para que cada vez "vuele" más lejos con nuestros golpes) y refinándola hasta niveles insospechados, añadiendo nuevas mecánicas que dotan a los combates de una capa extra de profundidad, como las esquivas aéreas direccionales o las paradas perfectas, e incrementando la velocidad para ofrecer batallas mucho más espectaculares, ágiles y dinámicas.

PUBLICIDAD

Jugablemente es una auténtica delicia, los controles responden a la perfección y una vez te pones a luchar cuesta muchísimo soltar el mando. Sin embargo, ya tendremos tiempo de profundizar en este apartado cuando llegue la hora de hacer el análisis, por lo que vamos a pasar a lo que ahora nos interesa: sus modos de juego.

Una épica y larga aventura para salvar el mundo de los videojuegos

Esta vez la gran estrella de la función será el modo "El mundo de estrellas perdidas", una de las modalidades más ambiciosas jamás realizadas para un juego de lucha. En ella nos narrarán una épica historia en la que Lúmina quiere crear un nuevo mundo, motivo por el que envía a su ejército de Master Hands para que usen su luz y arrasen con todo, poniendo fin de un plumazo a las incontables historias de nuestros personajes favoritos del mundo de los videojuegos.

Por suerte para todos, Kirby, la icónica y carismática bola rosa de Nintendo y HAL Laboratory, consigue sobrevivir al apocalipsis videojueguil, convirtiéndose en la última esperanza del universo. Así pues, comienza un largo viaje en el que tendremos que rescatar a multitud de héroes y villanos que han sido convertidos en espíritus y están siendo utilizados por Lúmina para crear clones malvados. ¿Quién es este temible ser y por qué ha decidido acabar con todo para empezar de cero? Es algo que tendremos que descubrir a lo largo de la aventura.

Entrando ya en lo que es su estructura y desarrollo, decir que nos moveremos por un gigantesco mapa yendo de una batalla a otra. Los caminos que interconectan unas con otras son fijos, aunque os podemos asegurar que hay tantísimas rutas para seguir que tendremos muchísima libertad para progresar según nuestras preferencias.

No en vano, en un punto cercano al inicio, nos dejaron escoger entre tres caminos distintos, y al dirigirnos a uno de ellos, los otros dos quedaron cerrados, forzándonos a seguir avanzando por una zona temática dedicada a los juegos de rol con una gran diversidad de rutas, por lo que todo apunta a que superar el 100% de los combates de este modo puede convertirse en una tarea titánica.

Como veis, el mapa promete ser mastodóntico. En los 20 minutos que jugamos, apenas descubrimos nada de él.
Como veis, el mapa promete ser mastodóntico. En los 20 minutos que jugamos, apenas descubrimos nada de él.

Como podréis imaginar, al comienzo solo podremos controlar a Kirby, aunque a medida que avancemos desbloquearemos nuevos personajes que se sumarán a nuestra causa, así como numerosos espíritus que podremos equiparnos para potenciarnos y hacernos más fuertes.

En este punto probablemente os estaréis preguntando qué son los espíritus, ya que se trata de una nueva mecánica con la que se ha querido implementar un interesantísimo sistema de progresión con un toque de coleccionismo realmente atractivo. Resumiendo de forma rápida, son las almas de multitud de personajes de videojuegos que podemos coleccionar, subir de nivel e incluso evolucionar para así equiparlas a nuestros luchadores y obtener multitud de efectos beneficiosos en la batalla.

Existen dos tipos distintos, Primarios y de Apoyo. Los primarios son los que equipamos directamente a nuestro combatiente y los que nos dan los mejores beneficios, mientras que los segundos tenemos que equiparlos al primario y nos otorgan ventajas muy específicas, como evitarnos el daño de veneno o inmunizarnos contra el fuego. Dependiendo de las ranuras que tengan libres y de los costes de los espíritus de apoyo, podremos equipar más o menos.

Los espíritus determinarán nuestro poder de ataque y defensivo, así como nuestras propiedades y habilidades especiales durante las batallas.
Los espíritus determinarán nuestro poder de ataque y defensivo, así como nuestras propiedades y habilidades especiales durante las batallas.

Así explicado puede sonar un poco confuso, aunque os aseguramos que en la práctica es un sistema muy intuitivo que no tardaremos más de un par de minutos en dominar. Imaginad que estáis jugando a un juego de rol y que los espíritus primarios son armaduras mágicas que podéis mejorar y equiparos para potenciaros, mientras que los espíritus de apoyo son gemas que podéis engarzar en los huecos que tengan libres para ganar nuevos efectos.

Además de todo lo mencionado, también hay que destacar que cada espíritu primario puede ser de cuatro colores distintos: rojo, verde, azul y morado. Esto indica sus ventajas y debilidades frente a nuestros enemigos, siendo rojo efectivo contra verde, verde contra azul y este último contra rojo, mientras que morado no tiene ni ventajas ni debilidades. Así pues, si, por ejemplo, vamos a enfrentarnos a un guerrero con un espíritu rojo, nos interesará equiparnos con uno azul.

Como veis, hay muchas cosas a tener en cuenta, pero gracias a este sistema tendremos una enorme libertad para adaptarnos a las peculiaridades de cada combate, ya que existe una cantidad de espíritus realmente abrumadora. No sabemos la cifra total, pero, por lo que hemos visto, todo apunta a que "hacerse con todos" va a ser una auténtica odisea.

Este es el aspecto del árbol de habilidades.
Este es el aspecto del árbol de habilidades.

Pero los toques de rol no acaban aquí, ya que también se ha implementado un árbol de habilidades global para todos los personajes que nos ha recordado enormemente al tablero de esferas de Final Fantasy X, ya que su diseño y funcionamiento es muy parecido.

A medida que superemos combates obtendremos esferas de habilidad que nos servirán para desbloquear mejoras en el mencionado tablero, y por él solo podremos avanzar activando los potenciadores que estén conectados con los que ya hayamos conseguido previamente. En los 20 minutos que hemos jugado a este modo apenas hemos tenido tiempo de activar una única casilla, así que todavía no podemos decir si realmente este añadido llega a notarse o no, aunque la idea nos parece muy interesante.

En lo referente a los combates de esta modalidad, nos han recordado mucho a los clásicos Eventos de la saga, aunque gracias a todas las nuevas reglas que se han incluido en esta entrega (como poder activar una barra de energía para cargar los Smash Finales) y al añadido de los espíritus se sienten como algo fresco, diferente y con un componente táctico mucho más acusado.

Existen tres niveles de dificultad. Nos dejaron jugar en Normal y no tardamos en encontrarnos con desafíos muy interesantes.
Existen tres niveles de dificultad. Nos dejaron jugar en Normal y no tardamos en encontrarnos con desafíos muy interesantes.

Así pues, tendremos que hacer frente a multitud de enemigos en condiciones muy distintas que buscan emular las características y propiedades del espíritu que estamos intentando rescatar en ese nivel, lo que da pie a todo tipo de locuras para que no haya dos combates iguales.

Por ejemplo, en la batalla donde conseguimos a Rabbid Kong de Mario+Rabbids: Kingdom Battle, lucharemos contra Donkey Kong con su apariencia albina mientras tiene equipada la capucha de conejo de forma permanente. En cambio, si hacemos frente al espíritu de Estela, una búho de Animal Crossing, combatiremos contra un Jigglypuff que únicamente usa Descanso para atacarnos en un escenario diurno.

Estos son solo algunos de los ejemplos más básicos que podemos poner, ya que hay infinidad de batallas, todas diferentes y muy creativas, lo que demuestra lo tremendamente versátil que es el juego a la hora de permitirnos configurar sus reglas para crear cualquier tipo de enfrentamiento que se nos pueda llegar a ocurrir.

Kirby tendrá que rescatar a sus amigos y salvar el mundo a tortazo limpio, como no podía ser de otro modo.
Kirby tendrá que rescatar a sus amigos y salvar el mundo a tortazo limpio, como no podía ser de otro modo.

Lo poco que hemos jugado nos ha encantado y nos lo hemos pasado genial disfrutando de sus constantes homenajes al mundo de los videojuegos y de sus fantásticos y divertidísimos enfrentamientos, por no hablar de lo mucho que nos animaba a seguir jugando su sistema de espíritus para hacernos más fuertes y ampliar nuestra colección. Todas las piezas encajan a la perfección y, por si todo lo mencionado no fuese suficiente, os podemos asegurar que este modo esconde una gran cantidad de sorpresas de las que todavía no podemos hablar y que hacen que su desarrollo sea todavía más entretenido, variado y emocionante de lo que hemos descrito en estas líneas.

Coleccionando espíritus

Pero "El mundo de estrellas perdidas" no será la única modalidad que tendremos para disfrutar batallando en solitario, ya que disponemos de otros modos para partidas más rápidas y directas. Entre ellos destaca "Espíritus", cuyo planteamiento es muy similar, aunque en vez de avanzar por un mapa nos irán proponiendo periódicamente diferentes combates para intentar conseguir nuevos espíritus que no pueden ser obtenidos de otro modo.

Si queremos conseguir a los Espíritus Legendarios, como Akira de 'Virtua Fighter', vamos a tener que superar batallas realmente complicadas y desafiantes.
Si queremos conseguir a los Espíritus Legendarios, como Akira de 'Virtua Fighter', vamos a tener que superar batallas realmente complicadas y desafiantes.

Estas batallas solo estarán disponibles durante un tiempo limitado y cuando este pase serán reemplazadas por otras nuevas de forma aleatoria. Dependiendo de la rareza del espíritu que queramos conseguir, el combate será más o menos complicado. Además, para reclamar nuestra recompensa tendremos que superar un sencillo minijuego en el que nos tocará acertar un disparo mientras una barrera con unos pocos huecos gira a toda velocidad alrededor de nuestro objetivo.

Aquí cabe destacar que también obtendremos objetos para subir de nivel a nuestros espíritus y controlar el tipo de desafíos que aparecen en este modo, por lo que el componente aleatorio que tiene podemos minimizarlo un poco, algo que nos parece todo un acierto.

Podremos usar una serie de objetos para facilitar este minijuego y ayudarnos a obtener los espíritus.
Podremos usar una serie de objetos para facilitar este minijuego y ayudarnos a obtener los espíritus.

Las batallas que hemos librado nos han parecido igual de buenas, creativas y satisfactorias que en el "El mundo de estrellas perdidas", y por su planteamiento nos ha dado la impresión de ser una modalidad ideal para partidas rápidas y para compaginar con otros modos que nos ofrecerá una infinidad de horas de diversión a largo plazo intentando conseguir a todos los espíritus.

Batallando al estilo clásico

Para completar la oferta de modos principales para un jugador tenemos el Modo Clásico, siendo este lo más parecido a un Modo Arcade que vamos a encontrar. Por lo tanto, en él tendremos que escoger un personaje y combatir a lo largo de ocho niveles, siendo uno de ellos una fase de bonus al estilo plataformero y la última de todas un jefe final.

La pantalla de bonus siempre está antes del jefe final. En ella tendremos que correr a toda velocidad por un nivel de plataformas 2D intentando reunir todos los orbes y cuadrados amarillos que podamos.
La pantalla de bonus siempre está antes del jefe final. En ella tendremos que correr a toda velocidad por un nivel de plataformas 2D intentando reunir todos los orbes y cuadrados amarillos que podamos.

Lo realmente interesante es que cada luchador tiene su propia ruta de combates, de modo que los enfrentamientos que tendremos que librar variarán de uno a otro. Además, estos suelen tener algún tipo de temática, como, por ejemplo, Wolf, quien se tendrá que ver las caras con todos los veteranos que se quedaron sin aparecer en Super Smash Bros. for Wii U, al igual que él.

Es más, hasta el jefe final a derrotar cambia. Mientras que el dúo Duck Hunt tiene que derrotar a un temible Rathalos en su última pantalla, Captain Falcon deberá abatir a Giga Bowser. Estos combates contra enemigos gigantes nos han encantado, ya que cambian por completo la dinámica de los enfrentamientos y nos obligan a hacernos con sus diferentes patrones si queremos evitar daños innecesarios, dejándonos para el recuerdo unas batallas muy intensas y espectaculares.

Si sois fans del modo Emisario Subespacial de 'Super Smash Bros. Brawl', os alegrará saber que esta entrega también recupera algunos elementos de él, como este jefazo.
Si sois fans del modo Emisario Subespacial de 'Super Smash Bros. Brawl', os alegrará saber que esta entrega también recupera algunos elementos de él, como este jefazo.

Entre las reglas de este modo, destacar que solo tenemos una vida para pasárnoslo (si morimos, nos tocará pagar con monedas o tickets para continuar) y que la dificultad se va ajustando a nosotros. Antes de empezar podremos seleccionar el nivel de intensidad inicial que queremos entre 0,1 y 9,9. Cuanto mejor hagamos un combate, más subirá la dificultad en el siguiente, aunque si nos derrotan y continuamos esta bajará notablemente. Evidentemente, a mayor dificultad, más puntos, por lo que aquí el auténtico desafío es completar la ruta de cada guerrero desde el principio hasta el final en 9,9 y sin continuar.

No parece que vaya a ser un reto imposible (en nuestro primer intento empezando en cinco acabamos en nueve), pero sí uno muy desafiante e intenso. Como podréis suponer, existiendo 74 personajes, aquí tenemos otra modalidad a la que echarle horas, horas y horas.

Los nuevos aspirantes

Además de probar estos tres modos, también hemos tenido la oportunidad de echarnos unos cuantos combates multijugador para probar a los nuevos personajes que se han incluido en esta entrega, por lo que aquí os traemos nuestras primeras impresiones con cada uno de ellos.

Los Inklings llegan dispuestos a dar mucha guerra.
Los Inklings llegan dispuestos a dar mucha guerra.

Para empezar tenemos a los Inklings de Splatoon (tanto en su versión femenina como masculina), unos combatientes muy ágiles y con una enorme movilidad que pueden usar todo tipo de armas para manchar de tinta a sus rivales y así aumentar el daño con el que pueden castigarlos, aunque al igual que en sus juegos, deben esconderse en tinta para recargarla, lo que les da un punto muy táctico y estratégico al tener que buscar los mejores momentos para hacer esto durante los enfrentamientos. En general, nos hemos divertido mucho controlándolos y nos han parecido muy versátiles.

Ridley, en cambio es todo lo contrario, un guerrero grande de golpes pesados y poderosos, aunque no os dejéis engañar por su tamaño, ya que es más rápido de lo que podría parecer y el alcance y rango de sus ataques es espectacular. Sin duda, un luchador muy interesante y que seguro que dará mucho que hablar.

Por otro lado, Simon y Richter Belmont son todo un homenaje y una carta de amor para cualquier fan de la saga Castlevania. Sus ataques con el látigo, sus diferentes armas secundarias a modo de ataques especiales e incluso pequeños detalles como el hecho de poder hacer malabares con el Vampire Killer manteniendo pulsado el botón A mientras movemos el stick (es decir, exactamente igual que en Super Castlevania IV) les dan una autenticidad gigantesca. Se mueven exactamente igual que en sus juegos y las animaciones se han reproducido con gran fidelidad para alegría de todos.

No esperéis ver un homenaje mejor a 'Castlevania' en un videojuego que el que encontraréis aquí.
No esperéis ver un homenaje mejor a 'Castlevania' en un videojuego que el que encontraréis aquí.

Esto hace que sean personajes muy divertidos de llevar y bastante completos, aunque os avisamos que se suelen quedar vendidos con cierta facilidad, por lo que requieren jugar con algo de cabeza y midiendo muy bien todas sus acciones.

Por su parte, King K. Rool, el icónico villano de Donkey Kong Country, es un guerrero lento como él solo que se guarda algunos ases bajo la manga, como la posibilidad de disparar balas de cañón con su trabuco, lanzar su corona para interceptar todos los proyectiles e incluso atrapar objetos al vuelo o realizar contraataques a barrigazo limpio. Nos ha gustado mucho que todos sus ataques estén basados en los movimientos que realizaba en sus juegos cuando lo combatíamos, aunque es tan extremadamente lento que no hemos terminado de hacernos bien a su estilo de juego.

En lo que respecta a Canela, tenemos una luchadora que nos ha recordado ligeramente al Aldeano, ya que cuenta con una forma muy parecida de luchar y con movimientos bastante similares, aunque detalles como el de la caña de pescar que puede utilizar para "pescar" objetos y enemigos consiguen darle su propia personalidad.

¿Os hemos dicho ya lo mucho que nos ha gustado Incineroar?
¿Os hemos dicho ya lo mucho que nos ha gustado Incineroar?

Finalmente, Incineroar se ha convertido en uno de nuestros nuevos favoritos por lo divertidísimo que resulta de controlar y utilizar sus diferentes movimientos de lucha libre. Tiene una velocidad media, pero sus golpes son muy contundentes, y gracias a Venganza (B abajo) puede aguantar daños para multiplicar la potencia de su siguiente golpe, algo que suele tener unas consecuencias devastadoras. El hecho de que cuando consigue grandes impactos se ponga a celebrarlo y a "chulear" frente al público también nos ha parecido un detallazo, aunque podéis estar tranquilos, estas animaciones se pueden cortar para que no se quede vendido.

No podemos olvidarnos de mencionar que se han incluido nuevos personajes Eco: Daisy (clon de Peach), Ken (clon de Ryu), Samus Oscura (clon de Samus) y Chrom (clon de Roy) . Evidentemente, todos ellos tienen pequeñísimas diferencias con sus contrapartidas originales, aunque el caso de Chrom es bien distinto, ya que también cuenta con algunos movimientos de Ike, lo que da como resultado una mezcla bastante curiosa que lo dota de su propio estilo.

El crossover definitivo

Lo mejor de esta nueva toma de contacto ha sido darnos cuenta de que todo lo que hemos jugado ha sido tan solo un pequeñísimo aperitivo de lo que nos espera cuando se ponga a la venta en próximo 7 de diciembre en exclusiva para Nintendo Switch.

Estamos ante un juego gigantesco, pulido hasta el extremo, con una jugabilidad inmejorable, con unos modos de juego geniales y muy adictivos tanto para jugar en solitario como en compañía, con una plantilla de personajes que es un auténtico lujo, y con un nivel de detalle enfermizo que demuestra, una vez más, la dedicación y el increíble trabajo que Masahiro Sakurai pone en todas sus obras para que alcancen esa perfección que tanto busca.

PUBLICIDAD

Super Smash Bros. Ultimate aspira a convertirse en uno de los mejores juegos de la historia y en el homenaje definitivo al mundo de los videojuegos. ¿Lo conseguirá? Cada vez tenemos más claro que sí.

Hemos realizado estas impresiones tras jugar dos horas y media en el Showroom de Nintendo.

Carlos Leiva
Colaborador
Salvando Hyrule incontables veces desde 1986, Carlos se licenció en periodismo con el único fin de poder dedicarse a los videojuegos y escribir sobre ellos, una afición que ha marcado gran parte de su vida y que siempre ha sentido como algo que va mucho más allá de ser un simple hobby.
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos avances de Switch

Impresiones finales
2019-10-16 15:00:00
Ayudamos a Luigi a superar los primeros pisos del aterrador hotel en el que debe adentrarse para salvar a sus amigos y confirmamos que estamos ante uno de los juegos más redondos y divertidos de los últimos años.
Las 10 mayores novedades
2019-10-11 17:00:00
Las nuevas ediciones de la saga de GAME FREAK para Nintendo Switch llegan cargadas de novedades y revoluciones: un mundo abierto, más presencia del online y un renovado competitivo, entre otras cosas.
Impresiones finales
2019-10-03 14:03:00
El dispositivo electrónico Ring-con y la banda de la pierna llevan un paso más lejos el concepto de hacer ejercicio divirtiéndose.
Impresiones
2019-10-01 17:23:00
Sega lo da todo con un divertido juego deportivo con un gran número de pruebas y lleno de amor a la ciudad de Tokio.
Impresiones finales
2019-09-23 16:55:00
Una prometedora aventura de rol y plataformas que llama la atención con sus gráficos, pero que convence con un exigente y divertido sistema de combate.
Impresiones
2019-09-15 16:18:00
Koei Tecmo prepara una adaptación de este manga en forma de JRPG por turnos, que ya hemos podido ver en acción en el Tokyo Game Show 2019.
Género/s: Lucha tipo Melee / Lucha
PEGI +12
Plataformas:
Switch
Ficha técnica de la versión Switch
ANÁLISIS
10
Desarrollo: Bandai Namco
Producción: Nintendo
Distribución: Nintendo
Precio: 59,99 €
Jugadores: 1-8
Formato: Tarjeta
Textos: Español
Voces: Español
Online: Sí
COMUNIDAD
9.28

PUNTÚA
Super Smash Bros. Ultimate para Nintendo Switch

134 votos
Flecha subir