Análisis Pacer, un nuevo competidor en las carreras antigravitatorias (PS4, PC)

Inspirado por Wipeout y F-Zero, el renovado Formula Fusion recibe una segunda oportunidad con más contenido y mejoras.
Pacer
·
Actualizado: 12:04 1/11/2020
Análisis de versiones PS4, PC.

Con la ausencia de las veteranas sagas de velocidad futurista, sea Wipeout o F-Zero, múltiples estudios independientes se están fijando en ellos para sus arcades de conducción antigravitatoria. Redout, Fast RMX, GRIP: Combat Racing –en este caso inspirado en Rollcage de Psygnosis- son sólo algunos de estos ejemplos. Cada uno de estos juegos pone el énfasis en un aspecto u otro, dan menos importancia a las armas, potenciadores o la personalización de los vehículos, y si bien todos intentan ser ese sucedáneo digno de los clásicos, en la mayoría buscan dar su propio toque diferenciador.

A esta lista se suma Pacer. Es posible que el nombre no suene mucho entre los jugadores, pero quizás sí su título original con el que se lanzó a recaudar financiación en Kickstarter, Formula Fusion. Se lanzó en 2017 –tras un periodo en Acceso anticipado- y recibió una recepción más bien fría, siendo superado por el proyecto que salió en fechas cercanas, Redout, y sobre todo por el propio WipEout Omega Collection, que mejoraba una colección de las últimas entregas y añadía –mediante actualización- compatibilidad con PS VR. Sin embargo en 2019 el equipo empezó a rehacer el juego para darle una segunda oportunidad con un nuevo nombre, puliendo sus bugs, añadiendo contenido –uno de los puntos débiles- con más pistas, armas, su campaña, música… Formula Fusion se lanzó demasiado pronto e impidió que explotase todo su potencial. Pacer es esa segunda oportunidad que merecía, y además también llega a consolas.

Mirando de reojo a Psygnosis

Pacer es el intento más claro por recoger el testigo de Wipeout y no por casualidad, en la desarrolladora R8 Games encontramos algunos miembros que trabajaron en Wipeout 3 de Psynosys Leeds, así como una colaboración con The Designers Republic y Tim Wright - Cold Storage-, que sin duda sonarán a quienes jugaban a Wipeout en los 90 entre temas de Prodigy, Orbital, Chemical Brothers o Leftfield. Y sí, uno de los logros de Pacer es esa ambientación muy de los dos primeros Wipeout o de Wipeout 2048, aquellos donde lo futurista se combina con escenarios más urbanos y sucios, lejos de la pulcritud de Wipeout 3 o los juegos de PSP y WipEout HD.

PUBLICIDAD
Los circuitos urbanos combinan influencias de arquitectura actual con otra más futurista. No todo es cristal pulido y luces de neón.
Los circuitos urbanos combinan influencias de arquitectura actual con otra más futurista. No todo es cristal pulido y luces de neón.

Todo este envoltorio que ya mostraba Formula Fusion se desarmaba por múltiples problemas, y uno de los más acusados era la ausencia de variedad en sus modos y sobre todo por su pobre campaña para un jugador; es posible que muchos aficionados únicamente estén interesados en el multijugador online, pero una buena campaña siempre sirve de tutorial para conocer las pistas o al menos entretener durante varias horas. Teniendo en cuenta que Formula Fusion no tuvo una gran comunidad detrás, se hacía vital rehacer esto.

¿Qué nos ofrece entonces Pacer? Pues a nivel jugable más o menos lo que podemos imaginar: carreras antigravedad, con el tipo de físicas que ello supone, ambientadas en 2075 y distintas localizaciones del mundo. Estupenda sensación de velocidad con cuatro diferentes clases –la más "lenta" ayuda a aprender el funcionamiento, la más rápida requiere reflejos de acero- y unas naves con frenos aerodinámicos para tomar las curvas más cerradas. Cada vehículo tiene una barra de salud y un escudo, armas para entorpecer a los demás o con una utilidad más defensiva; hasta aquí, pocas sorpresas. También hay una especie de KERS o turbo que se recarga por tiempo y que bien utilizado, en cómodas rectas, puede marcar la diferencia a la hora de arañar segundos al crono.

No obstante, hay algunas novedades en la manera de interactuar con nuestros oponentes, pues las naves –con sus distintos modelos- se pueden personalizar en aspecto y en características, incluyendo el tipo de armas que se utilizan. En carrera, además de las imprescindibles placas de velocidad que impulsan la nave, conseguiremos objetos que recargan el escudo o que dan uno de los objetos que hemos configurado anteriormente. Es decir, distinto a Wipeout –o un Mario Kart, por poner otro ejemplo- donde los misiles, rayos y minas se consiguen durante la partida y normalmente en placas que van rotando el tipo de arma, aquí debemos planear nuestra estrategia antes de pisar el acelerador. Nuestra impresión es que las armas, aunque son importantes –y más en ciertos modos-, no funcionan tan bien como en otros juegos de combate, no hay esa sorpresa por ver qué ventaja has conseguido. Por suerte se ha ampliado el tipo de armas respecto a Formula Fusion e incluso hay un autoapuntado para las armas de precisión –por ejemplo ráfagas de tiros-, pero en general el mayor peligro para nuestro escudo serán los golpes contra los límites del circuito, especialmente si no has fortalecido este aspecto en la nave.

Pocas sorpresas en los modos

Pacer ha pulido múltiples aspectos de Formula Fusion y los retoques han servido para corregir los errores hasta el punto de hacerlo bastante más recomendable. Aun así es bastante conservador en planteamiento y jugabilidad, aunque se beneficia de un mayor número de circuitos –con opción de modo día y noche, o correr en sentido inverso-, y algunas de las nuevas pistas dan un mayor ancho de carretera, que funciona bien para adelantamientos y evitar demasiados destrozos en las partidas iniciales; hay escenarios bastante bonitos, pero cuando el carril es demasiado estrecho en largos tramos se pierde un poco de competitividad. Y aunque no está presente en todos los circuitos, también veremos rampas imposibles, saltos y alguna que otra bifurcación.

Puedes jugar los circuitos de noche y día, hay más modos que la carrera clásica... Nada especialmente original salvo la competición 'tormenta'.
Puedes jugar los circuitos de noche y día, hay más modos que la carrera clásica... Nada especialmente original salvo la competición 'tormenta'.

Los modos de juego son de nuevo el punto débil de Pacer, una pena porque si bien en los apartados jugables cumple, la primera sensación que da es que queda un poco corto. Tenemos la campaña donde los torneos alternan pruebas de carreras puras con otras variantes, así que para sumar más puntos que la competencia necesitarás dominar las armas y la estrategia. Carrera rápida –con o sin armas- es el modo más estándar y nuestro favorito: llegar el primero a la meta; práctica es una carrera en solitario a contrarreloj, con opción de activar fantasma; vuelta más rápida se describe por sí misma; destrucción nos pide alcanzar un límite de puntos destruyendo enemigos; eliminatoria va eliminando al último jugador en pista cada vez que se agota el tiempo; resistencia daña a los jugadores después de la primera vuelta; en Flowmentum va subiendo la velocidad según atravesamos portales hasta que nuestra salud se agota –un equivalente al modo zona de Wipeout-.

El único modo de juego que puede resultar un poco más novedoso es tormenta, una especie de battle royale donde hay que mantenerse en el ojo de la tormenta. El funcionamiento es simple: una zona segura está en constante movimiento y hay que procurar entrar dentro, ni quedar rezagado ni avanzar más de lo debido. Esta esfera se va estrechando a medida que avanza la partida, y las naves que quedan fuera empiezan a recibir un daño severo –si no vuelves a la zona rápidamente, date por muerto-. Suena más divertido de lo que es en realidad y no necesariamente gana el más rápido o habilidoso, pero merece destacarse como la principal aportación de Pacer.

Estas victorias nos recompensarán con la moneda del juego, que se utiliza para personalizar cada tipo de nave con la decoración –apariencias, colores del propulsor, etc.- así como las partes que realmente afectan a la jugabilidad: daño, munición, aceleración, velocidad punta, escudo… Hay valores cuyo aspecto afecta negativamente a otro, con lo cual no siempre el jugador más avanzado en desbloqueos tiene una ventaja respecto a un novato: importa mucho planear qué tipo de nave utilizar en cada prueba o circuito, y la configuración predefinida que hemos guardado; antes de la carrera, podrás elegir el tipo de nave con un perfil ofensivo, defensivo o como quieras, guardando distintas configuraciones con su nombre.

Al margen de esta campaña tenemos juego rápido donde elegir el tipo de juego, la pista –muchas hay que desbloquearlas-, número de vueltas, categoría, número de competidores, armas permitidas o no, etc. Tenemos el modo multijugador online, con la creación de salas, y no hay multijugador local, algo que sí ofrecían Wipeout Omega Collection y Redout. No es que sea un problema excesivamente grave, sabemos que hoy día en este género suele ser más importante el juego en red, pero se puede acabar echando en falta si no hay una comunidad amplia.

Podrás adquirir mejoras que modifiquen armas y control del vehículo. Estudia bien qué nave y perfil interesa en cada tipo de circuito.
Podrás adquirir mejoras que modifiquen armas y control del vehículo. Estudia bien qué nave y perfil interesa en cada tipo de circuito.

The Designers Republic está detrás, y se nota

La ambientación es sin duda uno de los puntos fuertes del juego. Utiliza Unreal Engine 4, igual que Redout, pero con el toque de suciedad que mencionamos antes y que recuerda a los primeros Wipeout. El rendimiento en consolas funciona estupendamente, con las opciones de ver cada circuito en día y noche, y esos logotipos futuristas marca de la casa The Designers Republic en pantallas o decoración de carteles. Quizás se le puede achacar una falta de personalidad o dirección artística que lo haga más único y alejado de sus referentes, pero no cabe duda que su intención era la de un sucesor espiritual que llamase la atención al primer vistazo.

Algo menos positiva es nuestra impresión con la amplia banda sonora, y que no se malinterprete, no son malos temas; Cold Storage parece que ha rescatado temas que podrían ser de los 90 y no vamos a encontrar nada que se aleje mucho de la electrónica en el resto de artistas invitados. Obviamente no hay grandes nombres detrás, clásicos licenciados ni música excesivamente pegadiza o tan cañera como nos gustaría. Suficiente para acompañar al resto de sonidos de explosiones con un toque elegante, pero lejos de ser memorable.

'Pacer' amplía el contenido respecto a 'Formula Fusion', con nuevas pistas que dan más variedad a la competición.
'Pacer' amplía el contenido respecto a 'Formula Fusion', con nuevas pistas que dan más variedad a la competición.

Conclusiones

Es una suerte que R8 Games continuase apostando por hacer de Formula Fusion un juego mejor. Pacer es un divertido juego de carreras futurista al que su mayor crítica es el constante homenaje en el que cae, es demasiado conservador y salvo por su sistema de economía para adquirir mejoras, apariencias, circuitos y variantes, que en el fondo es lo que amplía su vida –junto con el multijugador-, tampoco trae nada especialmente nuevo. Pero esa no es la cuestión, sino lo entretenido que es o no, y en ese sentido aún a falta de algunos flecos para redondear la producción, Pacer es un juego mucho mejor ahora de lo que era hace unos años.

Hemos realizado este análisis en PS4 Pro con un código que nos ha proporcionado Jesús Fabre.

NOTA

8
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Un juego de carreras divertido y exigente.
Una buena cantidad de circuitos con variantes.
Cumple su objetivo del homenaje visual a Wipeout.

Puntos negativos

El sistema de personalización y armas puede ser un poco engorroso.
El nivel de la música, por debajo de la competencia.
Sin multijugador local.

En resumen

Divertido, frenético y espectacular, aunque sea a costa de perder una identidad propia que lo haga único. No bate a sus referentes, pero encantará a quienes busquen un juego moderno dentro de las carreras futuristas.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS4 y PC

Twin Mirror - Análisis
Twin Mirror - Análisis
Análisis
2020-12-01 18:00:00
Dontnod vuelve a la carga con un juego entretenido pero falto de ideas.
Dragon Quest XI S: Echoes of an Elusive Age - Definitive Edition - Análisis
Dragon Quest XI S: Echoes of an Elusive Age - Definitive Edition - Análisis
Análisis
2020-12-01 15:55:42
La versión más completa de uno de los mejores JRPG de la generación se estrena en PS4, Xbox One y PC con una conversión que, a pesar de arrastrar algunos sacrificios gráficos, se sigue viendo y jugando de lujo.
Empire of Sin - Análisis
Empire of Sin - Análisis
Análisis
2020-11-30 16:47:00
Romero Games nos sorprende con un tycoon de mafias donde es igual de importante apretar el gatillo que gestionar los negocios ilegales.
Chronos: Before the Ashes - Análisis
Chronos: Before the Ashes - Análisis
Análisis
2020-11-30 16:00:00
La precuela de Remnant: From the Ashes abandona su exclusividad de Oculus Rift para ofrecernos una entretenidísima aventura en un formato de juego mucho más tradicional.
Onee Chanbara Origin - Análisis
Onee Chanbara Origin - Análisis
Análisis
2020-11-28 13:51:00
Un hack and slash ultra gore frenético y entretenido pero algo descafeinado en global.
PEGI +3
Plataformas:
PS4 PC Xbox One

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
8
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Pacer para PlayStation 4

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Pacer para Ordenador

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox One

COMUNIDAD
Flecha subir