Análisis de Prototype 2 (PS3, PS4, Xbox One, Xbox 360)

Mata a tu creador… y destroza una ciudad por el camino.
Prototype 2
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
8
NOTA
8.4
DIVERSIÓN
8.4
JUGABILIDAD
8.4
Análisis de versiones PS3, PS4, Xbox One y Xbox 360.
Otros análisis: PC

El género de la acción en mundo abierto últimamente nos está dando algunos de los mejores momentos frente a la consola o el PC. Basta citar Batman Arkham City, inFamous 2 o la misma serie Assassin´s Creed como tres buenos ejemplos de sagas que han cosechado éxito de crítica y público –aunque en el fondo sean bastante diferentes entre sí-, y que sin duda aún darán que hablar en el futuro. Ahora Radical Entertainment quiere sumarse a este grupo ofreciéndonos la secuela de Prototype, lanzado en 2009, otro de estos juegos que contaba una gran ciudad como campo de juego para hacer el gamberro virtual de una manera inspirada en los cómics de antihéroes –no en vano compartía muchos conceptos con Hulk Ultimate Destruction, del mismo estudio-.

Prototype 2 comienza con un giro en los acontecimientos. En lugar de controlar a al protagonista del anterior juego, se nos presenta James Heller, un soldado que se cruza en el camino de Alex Mercer. Ha perdido a su familia tras un rebrote vírico en nueva York, pero Mercer nos revela la conspiración que se esconde tras los acontecimientos y nos regala su poder contagiándonos. De esta manera empezamos una vez más como novatos, con un personaje que está en constante evolución, aprendiendo nuevos movimientos y descubriendo que se esconde tras la experimentación con humanos y el asesinato de nuestra familia, a la vez que conocemos nuevos oponentes y secundarios. Pero ¿quién miente en esta historia? ¿Es Mercer realmente el asesino de nuestra familia o es sólo la cabeza de turco de Blackwatch? ¿Y cuál es su intención real? Será nuestra misión final desenmarañar las traiciones en esta guerra sucia a tres bandas.

El argumento hace esfuerzos por conectar con el jugador, e incluye un resumen del primer Prototype por si te lo has perdido. Las secuencias –dobladas al castellano- mezclan vídeo real y generado por ordenador de manera bastante elegante, en blanco, negro, rojo y azul, aunque a decir verdad, tal y como pasaba en el original, las motivaciones personales y el trasfondo de la historia sobre la infección, malvados militares, científicos con poca ética o el carisma del propio Heller no termina de despegar, es una historia repleta de humor negro algo superficial y sin explotar todas sus posibilidades. Lo mejor de este apartado: saber que en Nueva York Zero existe un rival a nuestra altura y mismos poderes.

PUBLICIDAD

Donde Prototype 2 destapa mejor sus virtudes es en la jugabilidad. Si bien en líneas generales no tiene grandes sorpresas, todo funciona estupendamente mejorando además a su predecesor. Salvando las zonas bloqueadas, puesto que al inicio dos de las tres partes del mapa son inaccesibles, el resto está a nuestra disposición desde un principio y podemos recorrer Nueva York a nivel de calle o por los tejados. Hemos notado que las azoteas tienen una importancia menor a otros juegos del género, y la mayor parte del interés se encuentra en el asfalto, pero como sospecharás, cuando quieres ir a un lugar concreto lo mejor es trazar una línea recta imaginaria y pasar por encima de todo lo que se interponga, sean apartamentos de dos o tres pisos, o enormes rascacielos. Heller más que un experto en escalada lo que hace es desafiar las leyes de la física para correr sobre superficies verticales sin inmutarse, dando un ritmo muy rápido a la acción. Gracias a que también puede "planear", recorrer cientos de metros sin tocar el suelo es pan comido.

En cuanto al combate y el desarrollo general, lógicamente esta secuela se basa en el primer Prototype, es decir, es un juego que se apoya principalmente en el combate cuerpo a cuerpo, a diferencia de lo que ocurre en la saga inFamous –que se inclina más por el poder de los rayos a larga distancia-. Por supuesto Heller puede hacerse con las armas que dejan sus rivales, como fusiles o incluso lanzacohetes, algo que es muy útil en determinados momentos –por ejemplo para derribar un helicóptero-, pero la munición de misiles apenas da para tres disparos, así que podemos deducir que los poderes mutantes son nuestra mejor carta de presentación. Comenzamos con ataques básicos, lanzamiento de objetos del escenario o rivales, pero a medida que avanzamos en la historia conseguimos absorber poderes de los jefes mucho más letales que son la salsa de Prototype. Afiladas garras al estilo Wolverine, escudos protectores, tentáculos, afiladas hojas que salen de la tierra o ataques de área con biomasa son sólo algunas de estas ventajas que además tienen sus propias variantes –dejando pulsado el botón para cargar-. Como en Prototype, un menú circular nos despliega en tiempo real todas las opciones y podemos configurar accesos directos para tenerlos muy a mano en cualquier situación.

A más habilidades, más estrategias. El protagonista tiene una gran agilidad para esquivar embestidas o explosiones, y eso combinado con nuestras técnicas da lugar a una gran variedad de posibilidades para afrontar cualquier peligro. Llama a bestias para que ataquen por ti, o infecta a enemigos con el ataque de la bio-bomba, y cada partida podrías resolverla de cientos de maneras diferentes. Según subimos de nivel del protagonista, tendremos acceso a mejorar los diferentes apartados de nuestro perfil, al estilo rolero, escogiendo si aumentar la vitalidad máxima, la velocidad y distancia de saltos, etc. Después de varias horas, dos jugadores de Prototype 2 tendrán un protagonista sensiblemente diferente en cuanto a poder ofensivo y defensivo.

Otra característica que regresa del anterior juego y que es la seña de identidad de esta saga es el poder de absorción. Ya sea un soldado enemigo o un transeúnte que paseaba despistado por la zona, tras levantarlo con una mano se nos ofrece la posibilidad de consumir su vida –aumentando la nuestra- y adoptando su aspecto físico, además de sus recuerdos en el caso de ser un personaje clave del argumento. Nuestro poder, que recuerda un poco al simbionte de Spiderman, permite "disfrazarnos" de los enemigos, algo muy útil para entrar en zonas vetadas al resto de mortales sin levantar sospechas. Esto es muchas veces necesario para acceder a terminales o superar escáneres, y en ocasiones no vale tomar el aspecto de un enemigo cualquiera, hay que absorber a un superior concreto para adquirir sus huellas dactilares. De esta manera seremos temporalmente tan respetables como Melendi en una licorería.

 1

Este poder de absorción da lugar a secciones de juego que recuerdan ligeramente al sigilo de, por ejemplo, Assasin´s Creed. Acechar a nuestro objetivo es también muy similar al juego de Ubisoft al contar con un radar visual o sonar que envía un impulso y nos devuelve su posición mediante un círculo luminoso. Si el objetivo está lejos, al principio puede parecer algo impreciso, pero a medida que nos acercamos a él afinamos su posición. En las distancias cortas destaca a nuestra caza e incluso desvela si está distraído –aura blanca- o está bajo vigilancia y por tanto su asesinato levantaría sospechas –aura roja-. Una misión de este tipo propone absorber a un científico bien rodeado de soldados, así que deberemos acabar primero con los vigilantes sin levantar sospechas hasta que tengamos vía libre para cazar al sujeto en cuestión. Ayuda a que la jugabilidad no sea únicamente combate continuo, pero quizás se abusa demasiado, tanto que hasta bien entrado el juego -cuando se intercalarán persecuciones o control de vehículos, entre otras- esta será la tónica habitual para iniciar cualquier misión: llegar a la base enemiga, matar al oficial, entrar en las instalaciones disfrazado y armar un revuelo.

Prototype 2 es un juego claramente enfocado a la acción, por lo que es muy permisivo en el tema de las alertas, que son fáciles de esquivar, duran poco y basta con perder el contacto visual y cambiar por la apariencia secundaria –ultima absorción- para que en pocos segundos todo vuelva a la normalidad. La inteligencia artificial de los ciudadanos "normales", no sabemos si intencionadamente o no, tampoco causa gran revuelo si por ejemplo realizamos una absorción frente a una decena de transeúntes, cambiamos nuestro aspecto o hacemos gala de los poderes. Como decimos, el sigilo tiene un papel interesante para añadir variedad pero nunca entorpece nuestro vandalismo desatado. Únicamente deberemos prestar atención al acercarnos a los dispositivos de alerta de infectados que se encuentran en las bases enemigas, y aun así nos dan unos segundos de respiro antes de activarse.

Por lo habitual los enemigos no son demasiado dañinos en solitario –a excepción de los jefes-. Además contando con personajes cerca disponemos de una fuente de vida constante que únicamente nos supondrá un instante de indefensión mientras absorbemos. El peligro viene cuando estamos rodeados, se utiliza armamento pesado o entran en juego los vehículos como tanques blindados y los helicópteros. Todos ellos también son susceptibles de sufrir nuestra ira, y si te acercas lo suficiente se activará una secuencia de botones para arrancar los cañones que llevan montados y usarlos en su contra, es decir, puedes dar la vuelta a la tortilla y usar su poder destructor para acabar más rápidamente con las fuerzas de la Blackwatch.

La cosa se pondrá más emocionante –y divertida- cuando entren en juego los supersoldados, esas criaturas más feas que la parte trasera de un frigorífico o los helicópteros. Ya no bastará con destrozar todo lo que vemos en pantalla, hay que esquivar los ataques o defendernos de ellos con nuestras habilidades. Un ejemplo práctico son los rivales que se lanzan en embestidas, a los que se les puede dejar vulnerables durante unos instantes si ejecutamos bien la protección en el momento del impacto. Pero el juego siempre está bien equilibrado, para cuando llegan las escaramuzas realmente peligrosas ya contamos con unas habilidades bien variadas capaces de liquidar un batallón en segundos.

 2

Nueva York Zero funciona como escenario de igual manera que en otros títulos de mundo abierto: hay misiones principales y otras secundarias que se van desbloqueando. La mecánica es tipo yincana, algo a lo que hace referencia el propio protagonista en cierto momento, y eso significa que haremos uso intensivo del mapa para guiarnos entre los objetivos que se nos presentan para ir a diferentes puntos y entrar en instalaciones o desbaratar algún plan de los enemigos. Tú decides si dedicar horas alejado del tema principal para descubrir nuevos poderes o ir al grano y ver antes el final. No tienes tiempo límite y puedes explorar la ciudad a tu gusto buscando algunos objetos claves coleccionables esparcidos por los barrios, como cintas de audio para añadir detalles de la historia. Nuestra recomendación es que juegues todas las misiones que puedas a pesar de que la originalidad de las pruebas secundarias no es desbordante pero te facilitarán la existencia más adelante. A partir de cierto momento también podremos utilizar el transporte aéreo para viajar más rápidamente y entre islas, ahorrando tiempo en desplazamientos.

Merece la pena comentar la existencia de una serie de desafíos descargables de Radnet. Son principalmente misiones pero también apariencias y otros extras que se van obteniendo periódicamente cada semana –es decir, no está todo disponible desde el inicio-, hasta el 7 de junio, lo que da idea del tiempo con el que estarás descubriendo nuevos retos en el juego, aun suponiendo que hayas terminado toda la historia principal y las misiones opcionales. Entre estas 55 descargas se encuentra el aspecto de Mercer, el protagonista del primer juego y enemigo en esta entrega.

Prototype 2 es violento, caótico, y adictivo. Ha sabido encontrar su camino para diferenciarse de otros títulos apostando más por la destrucción visceral y la sangre. Es cierto que no ofrece demasiadas novedades al género, pero si te gusta la acción con libertad de movimientos, y especialmente has disfrutado con el primer Prototype, la secuela tiene todo lo que esperas de él. Hay interactividad con el entorno –al menos en mobiliario urbano básico-, las bestias mutantes cuentan con sus rutinas de ataque para aprender y siempre tenemos esa sensación de controlar a una especie de Venom con muy mala leche capaz de hacer todo lo que nos propongamos sin cortarnos un pelo. Nuestras finas cuchillas seccionan por la mitad a los humanos y hay poderes muy útiles que cambian drásticamente nuestra forma de jugar, como las "telarañas" que atraen objetos para aplastar rivales aprovechando vehículos próximos. Algunos de los fallos del anterior juego no han desaparecido, y además de la falta peso en la historia –no mala, pero carente de personalidad- a ratos repite en exceso el mismo esquema para las misiones. En ese sentido, los juegos de Rocksteady por ejemplo disimulan mejor este habitual problema de los "sandbox" consistente en hacerte ir a un lugar del mapa, combatir con un puñado de enemigos y llevarte luego a otra localización para repetir el encuentro. La razón está en que las bases y laboratorios –es decir, los lugares cerrados- no son tan interesantes como el exterior, pero por suerte son una parte pequeña del tiempo de juego.

Radical Entertainment ha conseguido una ciudad viva a nivel de calle. Está bien poblada por gente y hay una generosa cantidad de detalle teniendo en cuenta que los mundos abiertos no tienen tanto margen para destacar como las aventuras más lineales. Los edificios y vehículos –que ahora muestran más deformación- han mejorado bastante respecto al primer Prototype. Hay diferentes climas y horarios, y donde luce más es bajo las tormentas y la noche, ya que la lluvia da lugar a charcos que junto con la iluminación de los coches se crea un efecto bastante logrado y bonito en lo que por lo habitual es una ciudad decadente, aunque hay tres áreas bien diferenciadas, y por ejemplo la zona verde, que es la menos afectada por la infección, cuenta con más jardines, vegetación y colorido.

Quizás sea porque hemos visto Nueva York cientos de veces, aún echamos en falta "algo" que nos anime a contemplar el escenario que no sean construcciones genéricas. La mejora técnica, las animaciones y nuevos efectos del virus como arma son la parte positiva del apartado gráfico, pero en el otro lado de la moneda falta variedad de enemigos y hay una niebla un poco visible, cosa que en otros juegos similares este defecto ha sido erradicado, de manera que al subir a un punto alto no se puede ver todo el mapa en su esplendor.

El juego está doblado al castellano como una gran superproducción. La música pasa algo desapercibida, aunque cuando suena, suena bien. Cuando no estamos en acción, normalmente sólo hay efectos de sonido como viento, ruido de tráfico o diálogos ocasionales de transeúntes. Sin impactar demasiado, cumple sobradamente.

 3

Conclusiones

Prototype 2 evoluciona, como si se tratarse del virus Mercer, todo lo bueno del original. Aún le falta pulir algunos aspectos para llegar a ser sobresaliente, pero va por el buen camino. Mucha acción, exploración, breves dosis de sigilo y toda una ciudad en la que hacer el gamberro sin preocuparse por los daños colaterales. Es posible que el desarrollo de la historia –en pequeñas dosis mediante recuerdos- y su temática no sea del gusto de todos los jugadores, pero debajo se encuentra entretenimiento puro y duro que no necesita más adornos. Muy recomendable.

Ramón Varela
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Pupperazzi - Análisis
Pupperazzi - Análisis
Análisis
2022-01-20 15:54:00
Pupperazzi nos lleva a un adorable mundo habitado por perros para que les saquemos fotos mientras hacen monerías. Una irresistible premisa que aprovecha sus limitaciones con inteligencia.
Windjammers 2 - Análisis
Windjammers 2 - Análisis
Análisis
2022-01-20 10:07:00
25 años después, el clásico de recreativas vuelve con una gran secuela que mantiene su esencia intacta.
Nobody Saves the World - Análisis
Nobody Saves the World - Análisis
Análisis
2022-01-19 09:27:00
DrinkBox Studios nos trae un RPG de acción al estilo clásico con transformación en diferentes personajes y un interesante cooperativo.
God of War - Análisis
God of War - Análisis
Análisis
2022-01-12 17:00:00
Kratos debuta en PC con una buena adaptación a ordenadores permitiéndonos disfrutar de la mejor calidad gráfica a más de 60 fps y sin fallos destacables en su rendimiento.
Monster Hunter Rise - Análisis
Monster Hunter Rise - Análisis
Análisis
2022-01-10 17:05:07
Una de las mejores entregas de la aclamada saga de caza de monstruos de Capcom se estrena en PC con una gran conversión a la altura de las expectativas.
Sonic Colours: Ultimate - Análisis
Sonic Colours: Ultimate - Análisis
Análisis
2021-12-21 16:31:00
Volvemos a completar la remasterización de Sonic Colours en Switch tras el lanzamiento de su versión 3.0, una actualización que hace que el juego por fin sea completamente disfrutable en la híbrida de Nintendo.
Género/s: Mundo abierto / Tipo GTA
PEGI +18
Plataformas:
PS3 Xbox 360 PC
Xbox One PS4

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
8.4
COMUNIDAD
7.76

PUNTÚA
Prototype 2 para PlayStation 3

48 votos

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
8.4
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.98

PUNTÚA
Prototype 2 para Xbox 360

35 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
7.82

PUNTÚA
Prototype 2 para Ordenador

18 votos
#149 en el ranking de Ordenador.
#167 en el ranking global.

Ficha técnica de la versión Xbox One

Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Prototype 2 para Xbox One

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS4

COMUNIDAD
8

PUNTÚA
Prototype 2 para PlayStation 4

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir