Análisis de Puzzle & Dragons Z + Puzzle & Dragons: Super Mario Bros. Edition (Nintendo 3DS)

Una combinación de puzles y monstruos a lo pokémon que te convertirá en el rey de los combos.
Puzzle & Dragons Z + Puzzle & Dragons: Super Mario Bros. Edition
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
9
NOTA
8.5
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versión Nintendo 3DS.

Con cierto y habitual retraso respecto al lanzamiento en Oriente, llega a Europa la versión para la portátil de Nintendo del juego de móvil Puzzle & Dragons PaD. Sale más tarde, pero lo hace por partida doble con los excelentes Puzzle & Dragons Z + Puzzle & Dragons: Super Mario Bros. Edition. Ambos títulos comparten muchas características, pero transmiten una experiencia de juego diferente.

Puzzle & Dragons, que lleva un trienio arrasando en Oriente, se trata de un puzzle battle que combina el juego de tres en raya con rol y coleccionismo a lo Pokémon. Empezó como free to play de móvil (con más de 40 millones de descargas) y después pasó a 3DS con Puzzle & Dragons Z (que ha vendido un millón y medio de copias en Japón).

Que cada uno tenga su propia personalidad y transmita sensaciones diferentes no quiere decir que uno sea más sencillo, ni que esté destinado a jugadores menos expertos. Ambos tienen gran profundidad de juego, suponen muchas horas de diversión y requieren habilidad mental (y cierta manual) y capacidad estratégica.

PUBLICIDAD
Toda la información necesaria de un vistazo: puntos de vida, puntos de habilidad que llevas, el nivel de los monstruos del equipo y los que tienen habilidades disponibles, el elemento de los aliados y los enemigos y acceso a otros menús del juego.
Toda la información necesaria de un vistazo: puntos de vida, puntos de habilidad que llevas, el nivel de los monstruos del equipo y los que tienen habilidades disponibles, el elemento de los aliados y los enemigos y acceso a otros menús del juego.

Puzzle & Dragons pasa de free to play a combinación de puzzles y rol con pokémon

Con el paso a la consola, Puzzle & Dragons se ha quitado de encima el importante sambenito -asociado a su carácter de free to play- de ser un sacacuartos más que un juego de habilidad; en 3DS no hay ningún tipo de micropagos y, de hecho, la adaptación está tan bien diseñada que parece que se hubiera pensado desde el principio para la portátil de Nintendo. Al tiempo que le han quitado esa opción de avanzar a base de monedero, GunHo le ha añadido una historia -tampoco nada del otro mundo- y NPCs que le dan mucho más empaque.

No es el primer juego de este género que llega a las portátiles de Nintendo; ya Puzzle Quest en 2007 proponía ir derrotando a los enemigos a base de unir piezas similares, pero el tipo de puzles que pide PaD Z es más complicado y requiere cierta habilidad y rapidez y, sobre todo, la profundidad del rol y el coleccionismo al que aboca el juego consiguen una jugabilidad que en su momento fue única y que se adapta como un guante a 3DS.

La parte de puzle que sirve para decidir el daño que causa tu grupo de monstruos al enemigo constituiría de por sí un juego (y para probarlo ahí está Candy Crush Saga). En la pantalla táctil hay un tablero de 6x5 posiciones lleno de esferas de distintos elementos; en cada turno mueves una esfera de las que hay en el tablero, e intercambia el lugar con la esfera que estaba en la dirección en que se mueve.

Al desplazar las esferas a tu paso se pueden ir ajustando las posiciones de todas las esferas para formar combos -grupos horizontales y verticales de tres o más estrellas-. Cuantos más combos consigas en cada turno, más daño causarán a los rivales los monstruos de tu equipo.

No hay límites de movimientos, pero sí de tiempo -marcado en una barra a la izquierda de la pantalla táctil, lo que lleva a que pienses antes de empezar a mover la esfera qué combos vas a intentar (y no hay gran margen para el error)-. Cuando vayas jugando ya descubrirás las mejores técnicas de mover las piezas según la posición que tengan para alinearlas. Como no hay opción para zurdos, estos lo tienen difícil para saber cuánto tiempo les queda de jugada.

Cinco elementos para atacar y unos corazones para curar

Pero alinear las esferas es sólo una parte de PaD, y no sirve de gran cosa si no se realizan en consonancia con la parte de rol. Hay seis tipos de esferas: madera, agua, fuego, luz, oscuridad y corazones. Estas últimas sirven para que tu equipo recupere puntos de salud y las primeras deciden el tipo de ataque. Funcionan entre sí con el método piedra-tijera-papel, de forma que madera absorbe agua, agua apaga fuego y fuego quema madera. Luz y oscuridad se combaten entre sí.

Para que se produzca el ataque debes tener en tu formación un monstruo del mismo elemento que los combos que hayas conseguido. La victoria se complica más, ya que hay mazmorras en las que falta algún elemento, o no tienen corazones.

La cantidad de monstruos es tan alta (más de 200 inicialmente en la enciclopedia), que cuando tengas ya un catálogo variado puedes formar un grupo que se adecúe a lo que necesitas en cada mazmorra y a tu forma de jugar. Otra cosa es que sea del nivel que necesitas; si es demasiado bajo tendrás que encontrar la forma de que suba rápido o bien recorriendo mazmorras o bien usando huevos de monstruo.

Cada monstruo tiene una habilidad normal -activa- y otra de líder -pasiva-. La normal se desencadena en los turnos del jugador, antes de mover las esferas, y consume un número determinado de puntos de habilidad que vas consiguiendo al alinear esferas. En el equipo, además de tus monstruos, cuentas con un aliado que eliges de entre cinco antes de entrar en la mazmorra.

El juego ha dado un gran salto desde aquella versión para móviles, no tanto en esa jugabilidad central como en todo lo demás. Los menús están muy bien diseñados, te mueves por el juego con comodidad y manejas una gran cantidad de información de forma rápida. Son molestos detalles como que tengas que retroceder cuando has seleccionado un monstruo para ver sus características y no puedas elegir otro para poder comparar, pero en general puedes gestionarlos bien.

En los mapas hay cofres con objetos, enfrentamientos con minijefes y varas de dragón que te conceden ventajas temporales.
En los mapas hay cofres con objetos, enfrentamientos con minijefes y varas de dragón que te conceden ventajas temporales.

Una exploración mínima y estratégica

El avance del personaje por la mazmorra es automático, pero en algunos puntos del recorrido puedes elegir entre varios caminos para enfrentarte a enemigos más poderosos, conseguir cofres o conseguir alguna ventaja. Es una exploración mínima porque en este aspecto no deja de ser un juego de mazmorras, pero según el camino que elijas encontrarás unos objetos u otros, y esto tiene gran importancia cuando avanzas. Además, contribuye al aspecto narrativo de la historia por los encuentros que tiene el protagonista durante su camino.

Ciudad Zed es el centro de operaciones. No tienes que desplazarte a cada zona a pie, sino que te teletransportas desde el menú de la parte inferior de la pantalla.
Ciudad Zed es el centro de operaciones. No tienes que desplazarte a cada zona a pie, sino que te teletransportas desde el menú de la parte inferior de la pantalla.

GungHo no da puntada sin hilo y cada detalle y cada paso cuenta más de lo que cabría pensar. No es que sea obligatorio recorrer todos los caminos, pero sí es importante para combatir mejor en los niveles más altos, tanto por ganar experiencia para subir de nivel como por conseguir los objetos que necesites para evolucionar un monstruo.

Inicialmente la curva de dificultad es muy suave; en el tablero de esferas de las primeras mazmorras logras muchos combos casi sin proponértelo (el récord de Vandal está en 14, de forma inesperada), ya que las nuevas piezas que caen sustituyendo a las que se han alineado pueden formar nuevos combos. Es espectacular ver cómo con dos o tres combos que hayas conseguido tú puedes hacer mucho daño y lograr toda una parafernalia de sonidos y colores.

Algo similar sucede con los monstruos, que vas consiguiendo gradualmente. Es la parte del juego más intensamente Pokémon,, tal como queda claro desde el principio, cuando te das cuenta de que tu personaje es un domadragones totalmente novato que va reuniendo una colección de monstruos en su Dispositivo-D, del que los saca para los combates. PaD Z no reniega ni de sus orígenes ni de sus influencias.

Algunos enemigos, al derrotarlos, dejarán tras de sí una pieza de monstruo o un huevo que te servirán para ampliar tu catálogo en Ciudad Zed, el escenario central del juego. En ella está el Coliseo, el templo (en el que puedes entrar en fases especiales, incluida la mazmorra del día) con dragones similares a los limos metálicos de Dragon Quest -que te darán más experiencia que los enemigos normales pero huyen rápido-, distintos NPCs y el destacado cuartel Ranger.

Enfrentamientos contrarreloj en el Coliseo para adquirir soltura

En la historia y cuando revisites las mazmorras tienes todo el tiempo que quieras para decidir tu siguiente jugada, pero en Ciudad Zed hay un coliseo con dos tipos de desafíos (uno libre con tu propio equipo de monstruos y otro en el que debes combatir con un equipo predefinido) en los que tiempo determinado para superar la mazmorra. No es una inclusión caprichosa ni un brindis al sol, ya que combatir en el Coliseo es la mejor manera de practicar para ver los combos sobre la marcha y rápidamente.

Los dragones metálicos y sus huevos dan mucha experiencia, pero huyen a la primera oportunidad.
Los dragones metálicos y sus huevos dan mucha experiencia, pero huyen a la primera oportunidad.

En el cuartel intercambias monstruos con otros jugadores (consola a consola físicamente o con la tarjeta domadragones mediante StreetPass) o entrenas combos, y en el laboratorio Ranger eclosionas los huevos que has encontrado (con la posibilidad de conseguir una supereclosión), evolucionas a los monstruos con las piezas que has recogido o los subes de nivel.

Cualquiera de estas acciones requiere, como todo en este juego, establecer cómo quieres jugar y tener en cuenta varios factores: si quieres tener distintas evoluciones de los monstruos deberás contar con huevos suficientes de cada tipo, las mismas piezas te pueden servir para distintas evoluciones, distintos huevos suben de nivel más o menos a cada monstruo, para subir de nivel necesitas huevos que desaparecerán en el proceso... y cuando evoluciones un monstruo pueden cambiar totalmente sus habilidades y, por ejemplo, que un monstruo con poder sanador pase a ser de ataque. Nada es gratuito y casi nada queda al azar, por eso debes gestionar cada huevo con cuidado extremo.

La historia que cuenta PaD Z es bastante básica: eres un ranger domadragones que debe salvar Dragomacia de la malvada corporación Paradox liderada por Enigma. El protagonista es un mero espectador con poca personalidad, y casi siempre habla un pequeño dragón que le acompaña.

El diseño de los monstruos es realmente bonito. Sin duda se basa en la versión de móviles, pero hay años luz de diferencia en calidad, originalidad y estilo.
El diseño de los monstruos es realmente bonito. Sin duda se basa en la versión de móviles, pero hay años luz de diferencia en calidad, originalidad y estilo.

El resto de personajes, sobre todo los enemigos, son caricaturas retratadas con acierto, seres desquiciados o patéticos que aparecen en momentos clave de cada mazmorra y tienen gracia a veces porque nos muestran aspectos muy cotidianos de la vida de "los malos" aunque en otras ocasiones el humor es ramplón. Sus nombres destacan por alofónicos o rimbombantes, con una traducción muy buena que se adapta al juego como un guante.

La música llega heredada en parte de la versión de móvil del juego (el autor, Kenji Ito, participó en la B.S.O. del juego de smartphones). Es excelente, con unos toques melancólicos y grandilocuentes, pegadiza sin llegar a ser machacona. Tanto en las mazmorras como cuando estás en Ciudad Zed constituye un placer escucharla. Los efectos de sonido son hipnóticos y atrayentes.

Super Mario Bros. Edition adapta con acierto la jugabilidad de PaD a la franquicia estrella de Nintendo

Puzzle & Dragons Super Mario Bros. Edition tiene bastantes menos componentes, aunque sigue la jugabilidad básica de los puzles basados en los elementos de cada esfera y las habilidades de tu equipo. Pero todo, evidentemente, ambientado en el mundo de Mario. Con ese carácter tan directo propio de los juegos del fontanero, está todo más simplificado, pero sólo aparentemente. La historia mantiene la tradición de rescatar a Peach, con el añadido de que Kamek ha esparcido las esferas por todo el mundo, y Mario debe usarlas.

GungHo ha realizado un gran trabajo en adaptar la jugabilidad de su juego al universo de Mario, y no se trata simplemente de cambiar monstruos por Koopas y de darle un aspecto Super Mario al mapa (que lo tiene), sino que la forma de encarar los enfrentamientos y las estrategias de juego cambian, obligando al jugador a ser mucho más combativo y resolver más rápido las peleas. Los puzles se juegan exactamente igual, alineando en horizontal y vertical las esferas con los elementos.

Un aspecto que molesta (en los dos PaD que llegan ahora) es que la barra que indica el tiempo que queda de jugada está a la izquierda, de forma que es prácticamente inútil para los jugadores zurdos, que deben limitarse a realizar la jugada lo más rápido posible y confiar en que les dé tiempo. No cuesta tanto implementar la opción de zurdos y ponerla al otro lado de la pantalla; asombra que Nintendo, después de tantos años con pantallas táctiles, no tenga en cuenta estos detalles.

Junto a cada enemigo hay un número que indica los turnos que tardará en atacarte. Así sabes a qué enemigo debes liquidar antes y el tipo de ataque que puedes recibir.
Junto a cada enemigo hay un número que indica los turnos que tardará en atacarte. Así sabes a qué enemigo debes liquidar antes y el tipo de ataque que puedes recibir.

Comparando un poco las curvas de dificultad de ambos juegos, la de Super Mario Bros. Edition es más pronunciada desde el principio, y prácticamente desde la primera fase te das cuenta de que es mucho más difícil sobrevivir a cada combate. Da la sensación de que está pensada para los que ya dominan la jugabilidad de PaD y quiere demostrarles lo antes posible que tiene su propio carácter. Cuando llegas al enemigos final probablemente el equipo esté renqueando porque a lo largo de la fase se ha ido desgastando.

La escasez de corazones en los tableros y no tener nunca la vida garantizada es parte de esa intención de transmitirte que estás en un juego de Mario, porque si te quedas sin puntos de salud puedes continuar jugando si tienes vidas guardadas (se consiguen con las monedas y encadenando 12 combos). Y es sólo uno de los ejemplos de cómo PaD se ha adaptado a las características básicas de Mario.

Pocas posibilidades de recuperar vida al principio

PaD cambia los saltos de Mario de los juegos de plataforma en los que suele moverse por tableros con esferas, pero mantiene la tensión por saber si el equipo superará cada enfrentamiento: los corazones aparecen con cuentagotas en el tablero y las habilidades de los integrantes del equipo se activan cada cierto número de turnos.

En los primeros mundos, hay fases en las que ni siquiera te dará tiempo a utilizar las habilidades, aunque luego puedes reducir los turnos de espera mejorándolas. Esto te incita a terminar con los enemigos antes de que ellos tengan oportunidad de atacar, pero hace sentir que es injusto recibir un ataque preventivo cuando no tienes herramientas-corazones en el tablero para recuperarte. Ante un enemigo fuerte como un jefe, en PaD Z confías en que tu capacidad de recuperación consiga que resistas ante él hasta vencerlo, pero los potentes ataques y mínima recuperación de Super Mario Bros. Edition te aboca a recurrir a las vidas que tengas.

La exploración se limita a elegir en algún punto del camino entre dos rutas distintas, aunque lo haces a ciegas, ya que no puedes ver en el mapa la fase completa. En la pantalla táctil se ve la porción de la fase en la que estás en cada momento, pero no sabes cuánto te queda para el jefe final ni cuánto llevas. Al final, todo esto resulta en que deberás recorrer al menos una vez todos los caminos posibles una vez al menos para poder mantener a tu equipo al nivel necesario.

Para hacerte con los objetos que están en los bloques debes cumplir el criterio que se indica. A veces hay dos criterios diferentes.
Para hacerte con los objetos que están en los bloques debes cumplir el criterio que se indica. A veces hay dos criterios diferentes.

Antes de entrar en una fase conviene pasarse por la casa de Toad, que es tu centro de mando. Entre otras opciones, allí puedes subir las estadísticas de tus aliados o transformarlos. El juego es un lobo con piel de cordero, una mejora de personajes muy sencilla a simple vista pero con una gran profundidad estratégica, ya que cuando transformas un personaje sus habilidades vuelven al nivel 1, de forma que debes pensar en quién utilizas los objetos que sirven para las transformaciones y en qué momento lo haces.

Un catálogo impresionante que incluye personajes de todo tipo

Super Mario Bros. Edition tiene una cantidad impresionante de personajes para elegir a la hora de formar el equipo (sin mencionar cifra concreta final, remito a la cantidad inicial de 137 de la guía de aliados), de los cuales sólo pueden ser líderes las distintas variantes de Luigi y Mario. Los otros cuatro miembros del grupo son aquellos personajes del ejército de Bowser que se hayan pasado a tu bando. Además, al entrar en combate puedes elegir un refuerzo (propio o que hayas conseguido por StreetPass) con sus propias habilidades. Estos personajes de apoyo pertenecen también al bando de Mario, como Luigi o Toad, con distintas variaciones.

En las bifurcaciones eliges el camino haciendo combos del color correspondiente.
En las bifurcaciones eliges el camino haciendo combos del color correspondiente.

Hay que hilar muy fino a la hora de elegir cada miembro del grupo, como en PaD Z, teniendo en cuenta las esferas que vas a encontrar en cada fase y los enemigos a los que te vas a enfrentar, aunque aquí resulta muy interesante el hecho de que haya personajes que tienen dos elementos a la vez, lo que supone la posibilidad de un doble ataque.

La música y sonidos del juego completan la mimetización de Puzzle & Dragons con Mario, con variaciones de algunos los temas musicales más conocidos de los juegos más representativos de la serie del fontanero. Es realmente excelente y, con ella y los efectos sonoros que ya tenemos asociados a Mario de forma indeleble el jugador se olvidará de los orígenes de Puzzle & Dragons para sumergirse en la aventura como si fuera única en su especie en el mundo.

El aspecto visual está a la misma altura: los iconos elegidos para representar los distintos elementos – que incluyen con el del traje pingüino para el agua y el Tanuki para la madera- son deliciosos; los efectos de atacar y recibir son totalmente Mario y los mapas de los distintos mundos, a lo New Super Mario Bros., complementan un juego que podría haber sido desarrollado perfectamente por un estudio interno de Nintendo.

Mientras que PaD Z transmite la sensación de una aventura de rol clásica, con cierto ritmo pausado, Super Mario Bros. Edition es más agresivo, con la premura de la persecución, que anima más a técnicas ofensivas que a defensivas. La adaptación del mundo de Mario se ha realizado con cabeza -respetando los elementos que le dan su personalidad- y con cariño.

La decisión de Nintendo de vender los dos juegos a la vez y a un buen precio - alrededor de 25 euros- es todo un acierto. La popularidad de Mario puede dar a conocer Puzzle & Dragons Z y, a su vez, esta última puede abrir el camino a sucesivos juegos con esta combinación de puzles y rol. Ambas jugabilidades tan diferentes se imbrican con buen hacer, son juegos largos a los que las 3D les dan un toque elegante. Una opción diferente y de calidad dentro del ya variado y extraordinario catálogo de Nintendo 3DS.

PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de Nintendo 3DS

Persona Q2: New Cinema Labyrinth - Análisis
Persona Q2: New Cinema Labyrinth - Análisis
Análisis
2019-06-04 17:53:00
Atlus vuelve a firmar otro gran spin-off de Persona con el que seguir disfrutando de la exploración de mazmorras con nuestros personajes favoritos.
Más Kirby en el reino de los hilos - Análisis
Más Kirby en el reino de los hilos - Análisis
Análisis
2019-03-04 15:28:00
La portátil de Nintendo recibe una versión con cambios sustanciales que transmiten sensaciones diferentes.
Etrian Odyssey Nexus - Análisis
Etrian Odyssey Nexus - Análisis
Análisis
2019-02-13 10:24:00
Etrian Odyssey regresa con una nueva entrega que busca convertirse en el homenaje definitivo a la saga y a sus fans.
Mario & Luigi: Viaje al centro de Bowser + Las peripecias de Bowsy - Análisis
Mario & Luigi: Viaje al centro de Bowser + Las peripecias de Bowsy - Análisis
Análisis
2019-01-21 10:22:00
Una nueva remasterización de un título clásico muy querido de DS llega a Nintendo 3DS.
Yo-Kai Watch 3 - Análisis
Yo-Kai Watch 3 - Análisis
Análisis
2018-12-05 17:10:00
Las criaturas de Level-5 se muestran más variadas que nunca en un juego en el que nunca para la acción ni la variedad.
Luigi's Mansion - Análisis
Luigi's Mansion - Análisis
Análisis
2018-10-19 17:30:00
Nintendo recupera uno de sus títulos más clásicos de GameCube y lo traslada de manera notable a su veterana portátil de doble pantalla.
Género/s: JRPG / Puzle
PEGI +7
Plataformas:
Nintendo 3DS

Ficha técnica de la versión Nintendo 3DS

ANÁLISIS
8.5
  • Fecha de lanzamiento: 8/5/2015
  • Desarrollo: GungHo Online Entertainment
  • Producción: GungHo Online Entertainment
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 29,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Tarjeta
  • Textos: Español
  • Voces: No
  • Online: No
COMUNIDAD
8.4

PUNTÚA
Puzzle & Dragons Z + Puzzle & Dragons: Super Mario Bros. Edition para Nintendo 3DS

8 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir