Vandal

La Tierra-Media de los videojuegos

Repasamos, anillo en mano, todos los títulos que han llevado la mitología, los personajes y los escritos de J.R.R Tolkien al mundo de los videojuegos. Acompáñanos.
La Tierra-Media de los videojuegos

La guerra del anillo: Los títulos basados en las películas de Electronic Arts y los títulos literarios de Vivendi Universal

¡Avanzad sin temor a la oscuridad! ¡Luchad! ¡Luchad jinetes de Théoden! Caerán las lanzas, se quebrarán los escudos. Aún restará la espada. ¡Rojo será el día hasta el nacer del sol!

El boom y el interés desatado por Peter Jackson tras el estreno, en 2001, de La comunidad del anillo, llevó a las principales compañías y editoras de videojuegos a pelearse por los derechos de la adaptación. El gato al agua se lo llevó la todopoderosa EA, que aunque no llegó a tiempo de lanzar el primer juego de cara al lanzamiento de la primera de las películas de la trilogía, se puso a trabajar y teclear código a marchas forzadas junto a los chicos de Stormfront Studios para llegar a tiempo junto al estreno de la segunda entrega, Las dos torres, en 2002. Inteligentemente, EA y Stormfront Studios apostaron por sacarle el máximo provecho a la licencia fílmica, y decidieron incluir parte de los hechos de La comunidad del anillo en el DVD del juego -que se lanzó para Xbox, GameCube y PS2-, narrándonos así con una de las mejores intros interactivas de la historia, la batalla en las laderas del Monte del Destino, donde Isildur y Elendil le arrebataron el Anillo Único a Sauron, forzándolo a retirarse en la tierra de Mordor durante casi toda una edad.

La Tierra-Media de los videojuegos

PUBLICIDAD

El juego era un título de acción en tercera persona, con un sólido apartado gráfico -contaba en sus tres versiones para consolas de sobremesa con una resolución y una tasa de cuadros por segundo superior a la media- y un apartado jugable básico -aunque aderezado con simples toques de rol y personalización en movimientos-, pero tremendamente adictivo. Las dos torres de EA nos llevaba desde el citado prólogo, pasando por la Cima de los Vientos o las minas de Moria, pasando por Amon Hen -fases ambientadas en la primera película de la trilogía, terminando por las llanuras de Rohan, los bosques de Fangorn o el propio Abismo de Helm, correspondientes a la segunda entrega cinematográfica y al segundo libro de Tolkien.

Quizás los escenarios pecaran de simples, cortos y repetitivos, pues eran un paseo en los niveles más bajos de dificultad, y no suponían ningún reto para el jugador más avezado ya que no ofrecían rutas alternativas con las que re-jugarlos, pero eran muy vistosos y entretenidos en los más altos, invitando, paradójicamente, a la posterior visita para subir de nivel o encontrar el baúl y secreto que nos faltaba. Teníamos tres personajes a elegir -Aragorn, Légolas y Gimli-, cada con su propio manejo y su propio árbol de movimiento y experiencia, con lo que se podía escoger una forma diferente de pasarse el juego. Aragorn era un luchador experimentado y equilibrado, Légolas ágil y experto en el combate a larga distancia, y Gimli, un todoterreno blindado muy peligroso en distancias cortas.

La Tierra-Media de los videojuegos 1

PUBLICIDAD

Por si fuera poco, EA quiso añadir a la fórmula de Las dos torres un modo supervivencia basado en la Torre de Orthanc -Isengard- donde Saruman nos retaba a sobrevivir, ronda tras ronda, a una ingente cantidad de enemigos, que iban desde orcos de Moria a orcos de Mordor, pasando por Uruk-hai, trolls o demás criaturas malignas y retorcidas -y poderosas- como los Nazgûl. Electronic Arts contó con uno de los presupuestos más amplios del momento, incluyó secuencias de ambas películas en alta calidad -como nota curiosa, cabe destacar que traía escenas a modo de adelanto de Las dos torres, ya que salió semanas antes de su estreno en cines-, algunas pertenecientes a la posterior versión extendida, como el famoso diálogo de Aragorn y Gandalf tras la batalla del Abismo de Helm que acabó siendo cortado del montaje cinematográfico.

Extras, trailers y demás material destinado a los fanáticos, completaban una de las ofertas basadas en una licencia cinematográfica -a nivel general- más bien avenidas de la historia de los videojuegos. Las dos torres contó también con una versión exclusiva para Game Boy Advance, en dos dimensiones y que añadía a Éowyn como personaje jugable en la portátil de Nintendo.

Alberto González
Colaborador en Vandal desde hace más de una década, Alberto se cayó nada más nacer en una insondable marmita de cultura pop. Amante del cine, los dinosaurios y Star Wars, venera a Hideo Kojima y considera a Taylor Swift como el faro de Occidente.
En forosComentar en nuestros foros

ELNINTENDERO · 09/02/2014 13:51
Una de las mejores del cine.

Mowei · 08/02/2014 00:57
[respuesta:34]No se ha mencionado en el reportaje porque, además de ser un mod de terceros para un juego que no guarda relación con la Tierra Media en sí misma en su concepción original, tampoco cuenta con la licencia oficial de las películas, ni con el beneplácito del Tolkien State. En definitiva: desgraciadamente, no entra dentro del marco del presente especial -lo cual no quita que sea muy bueno y absolutamente recomendable-. Tal vez en un especial mods... ;)[/respuesta]

ni0g0s · 07/02/2014 15:33
[respuesta:34]Y quizas lo mejor que ha salido relacionado con LOTR, que es una marca plagada de fracasos.

Basta con ver que muchos ponen como los mejores a los 2 de PS2 basados en las peliculas, que eran juegos bastante normalitos en todos sus apartados (eso si que era machacabotones y no god of war o bayonetta lol), pero con la musica y marco de LOTR[/respuesta]

Ansark · 07/02/2014 15:27
Extraño que ni se mencione el magnífico mod Third age para el Medieval II Total war, segurametne el más épico de todos los que se han hecho en la saga total war.

Ace18 · 03/02/2014 20:47
[respuesta:32]Ese es el de GameCube ¿no? El que era combates por turnos. Ese solo está en esa plataforma ¿no?[/respuesta]

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir