Vandal

La Tierra-Media de los videojuegos

Repasamos, anillo en mano, todos los títulos que han llevado la mitología, los personajes y los escritos de J.R.R Tolkien al mundo de los videojuegos. Acompáñanos.
La Tierra-Media de los videojuegos

Tras el fracaso de su juego de rol y acción en tercera persona, Vivendi lo volvió a intentar. La estrategia de la editora, era clara: aprovechar el empujón de la licencia literaria de The Tolkien State y sus herederos, y procurar adaptar de la forma más respetuosa los hechos y los escritos de J.R.R Tolkien a los videojuegos. Así, en 2003, nos ofreció dos juegos editados junto a Sierra: War of the Ring y The Hobbit. El primero era un juego exclusivo para PC, que volvía a los terrenos de la estrategia en tiempo real, y el segundo, un desenfadado título de plataformas y aventuras que buscaba como cómplice al público infantil gracias a su estructura de cuento.

La Tierra-Media de los videojuegos

El Hobbit de Vivendi y Sierra fue un divertido alivio cómico entre tanta película y seriedad. Adaptaba la práctica totalidad del libro con pasión, ahínco y mucho humor, y pese a que su apartado gráfico le restaba muchos puntos -el título no es que fuese ningún alarde visual-, atesoraba loables detalles. Como míticas fases quedan aquellas de infiltración donde nos internábamos en el campamento de los trolls o en la residencia de los elfos del bosque, la de los acertijos de Gollum o los tramos finales en Erebor junto al dragón y los enanos. Era la primera vez que, tras el juego de Beam Software de hace más de dos décadas, se volvía a narrar las aventuras de Bilbo Bolsón en el mundo de los videojuegos, algo que el más acérrimo de los fanáticos debería considerar. De hecho, si nos ponemos, la historia de El Hobbit es la más propicia para un buen videojuego, con un objetivo claro, una compañía de rudos héroes y un destino tan atractivo como la lucha contra el mayor dragón jamás imaginable. El título, que salió en varias consolas de sobremesa, también recibió una adaptación más sencilla para Game Boy Advance.

PUBLICIDAD

The War of the Ring era un RTS -juego de estrategia en tiempo real, en sus siglas en inglés- muy al uso, con diferentes facciones y bandos -podíamos encarnar a las tropas de la Oscuridad o al bando de la Luz- y una serie de escenarios reconocibles, que explotaban elementos recogidos en las novelas de Tolkien, y que ofrecían la posibilidad de ser reescritas a nuestro antojo. El sistema de juego era sencillo -basado en la recolección-, y el estilo artístico, pese a lo ramplón y anodino -no tenía apenas pizca de originalidad-, funcionaba con lo directo de su planteamiento. Fue lanzado de forma exclusiva en PC, y no cuajó ni en ventas ni en crítica, lo que supuso otro golpe más para Vivendi en su particular odisea por traer un juego basado en los libros sin perecer en el intento.

La Tierra-Media de los videojuegos 1

PUBLICIDAD

EA, por su parte, seguía cosechando éxito. Tras el gran resultado obtenido -a todos los niveles- por Las dos torres, la editora tenía ya preparado su siguiente golpe en forma de videojuego: El Retorno del Rey. Una vez más, la adaptación de Electronic Arts llegó al mismo tiempo que el último capítulo del tríptico cinematográfico de Peter Jackson.

El Retorno del Rey -lanzado para cualquier consola imaginable por aquella época, así como para PC-, volvía a la misma senda marcada por Las dos torres del año anterior, aunque el desarrollo recayó en manos de EA Redwood Shores, uno de los estudios internos de la compañía. Para empezar, continuaron con las bondades jugables vistas en el anterior videojuego, añadiéndole nuevas características y elementos con los que redondear la sólida mecánica de su antecesor. El primer añadido que nos entraba por los ojos, era la sensación de estar ante un juego más grande, completo y duradero que su predecesor. Redwood Shores ampliaba el catálogo de personajes en varios enteros, contando, además del trío de cazadores -Légolas, Gimli y Aragorn-, con la pericia mágica de Gandalf y con la valentía del hobbit Sam, que acompaña a Frodo en su titánica tarea por las tierras de Mordor. El juego así, ampliaba los caminos y las rutas, ofreciendo -salvando un poco las distancias-, casi tres juegos en uno.

Alberto González
Colaborador en Vandal desde hace más de una década, Alberto se cayó nada más nacer en una insondable marmita de cultura pop. Amante del cine, los dinosaurios y Star Wars, venera a Hideo Kojima y considera a Taylor Swift como el faro de Occidente.
En forosComentar en nuestros foros

ELNINTENDERO · 09/02/2014 13:51
Una de las mejores del cine.

Mowei · 08/02/2014 00:57
[respuesta:34]No se ha mencionado en el reportaje porque, además de ser un mod de terceros para un juego que no guarda relación con la Tierra Media en sí misma en su concepción original, tampoco cuenta con la licencia oficial de las películas, ni con el beneplácito del Tolkien State. En definitiva: desgraciadamente, no entra dentro del marco del presente especial -lo cual no quita que sea muy bueno y absolutamente recomendable-. Tal vez en un especial mods... ;)[/respuesta]

ni0g0s · 07/02/2014 15:33
[respuesta:34]Y quizas lo mejor que ha salido relacionado con LOTR, que es una marca plagada de fracasos.

Basta con ver que muchos ponen como los mejores a los 2 de PS2 basados en las peliculas, que eran juegos bastante normalitos en todos sus apartados (eso si que era machacabotones y no god of war o bayonetta lol), pero con la musica y marco de LOTR[/respuesta]

Ansark · 07/02/2014 15:27
Extraño que ni se mencione el magnífico mod Third age para el Medieval II Total war, segurametne el más épico de todos los que se han hecho en la saga total war.

Ace18 · 03/02/2014 20:47
[respuesta:32]Ese es el de GameCube ¿no? El que era combates por turnos. Ese solo está en esa plataforma ¿no?[/respuesta]

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir