E3: Primeras impresiones de Metal Gear Solid 3

Solid Snake parece de nuevo un serio candidato a hacerse con el show.
·

Desde hace años Metal Gear Solid no se pierde un E3 y en esta edición 2004 no iba a producirse una excepción. En un stand camuflado, como Snake hace en el juego, se ha mostrado al fin en versión jugable Metal Gear Solid 3: Snake Eater. Todos los elementos de los que tanto se había hablado durante los últimos meses, como el camuflaje o la caza, estaban presentes.

Tendremos que ponernos la ropa adecuada y pintarnos la cara para pasar desapercibidos de los guardias, y cometer un error en este aspecto es algo que se nota tras unos minutos de juego. La caza es un aspecto muy presente, e incluso contaremos con una pantalla de "supervivencia" en la que se nos mostrará el estado de los víveres que llevamos; estos se pudrirán con mayor o menor velocidad según el método de caza.

Pese a la introducción de la supervivencia y el camuflaje, la base del juego sigue siendo la misma, ocultarse del enemigo y, en el caso de tener que matarlo, hacerlo de forma sigilosa. Aunque tendremos muchas armas para hacerlo no sigilosamente, para no hacer mucho ruido tendremos un nuevo sistema de lucha que nos permitirá realizar más acciones que en MGS2, y el uso de enemigos como escudo humano tiene ahora muchas más opciones.

En cuanto al aspecto gráfico, se ha producido una notable mejora respecto a la segunda entrega, especialmente en la ambientación más que en lo técnico. La jungla parece viva, y se nota cierta inmersión de Snake en ella. al arrastrarnos por el suelo aplastamos, mientras que oscilan los que están alrededor nuestro, para luego tranquilizarse poco a poco al pasar. Al mismo tiempo, pasamos a la vista en primera persona y vemos cómo una pequeña serpiente se desliza por delante de nosotros. Todo parece mucho más vivo que en los escenarios "metálicos" de la parte final de MGS2.

También hay que destacar el cambio del radar, que ahora más bien se trata de un sensor de proximidad que nos ayudará tanto a mantenernos alerta del enemigo como a cazar. Esperamos poder ofreceros más impresiones sobre el juego a medida que vaya transcurriendo la feria y las colas sean menores y permitan mayor tiempo de testeo.

Pablo Grandío
Director y fundador

Más sobre Metal Gear Solid 3: Snake Eater

Esta secuela de Metal Gear nos cuenta la historia de Big Boss, el soldado del que Solid Snake y Liquid Snake son clones, en una operación en Rusia para investigar los planes del enemigo comunista, germen de los Metal Gear. Conocidos como Revolver Ocelot aparecen en una historia llena de giros y traiciones que es la base de toda la historia de la saga.

Síguenos

Flecha subir