Watch Dogs iba a ser un reinicio de Driver, pero luego Ubisoft quiso hacer su propio GTA

'Se tomó la decisión de convertirlo en su propia y nueva IP', explica una fuente de la compañía, al hablar de cómo se intentó forjar un nuevo Driver que acabó convirtiéndose en algo muy distinto.
·

Watch Dogs Legion es la entrega más reciente de la saga, después de haber debutado en España y en todo el mundo a finales del pasado 2020. Mientras espera a recibir el modo 60 fps en PS5 y Xbox Series X/S el 1 de junio, esta semana ha tocado echar la vista atrás hacia los inicios de la serie. En un primer momento, el Watch Dogs original de 2014 iba a ser realmente un reinicio de la saga Driver de Ubisoft. Sin embargo, acabó convirtiéndose en una nueva IP con sello propio. Una fuente de la compañía francesa ha querido compartir cómo fue este proceso.

Watch Dogs iba a ser un reinicio ambicioso de Driver

El periodista Jeremy Peel ha sido el encargado de escribir en VG247 lo que sucedió con ese desaparecido juego de Driver que acabó convirtiéndose en una nueva IP completamente diferente: Watch Dogs. El proyecto comenzó siendo un reinicio muy ambicioso de este título de conducción, pero Ubisoft Montreal comenzó a añadir tantos elementos nuevos que acabaron transformando el juego en algo completamente propio. Este trabajo estaba teniendo lugar al mismo tiempo que Driver: San Francisco (2011) estaba ultimando sus detalles en Ubisoft Reflections.

Si bien Reflections es el estudio de desarrollo que había tomado las riendas de la saga Driver durante mucho tiempo, lo ciertos es que Montreal entró en el terreno de juego con el objetivo de darle a Driver un giro de tuerca nuevo y ambicioso. La cosa es que el asunto se les acabó yendo de las manos, y terminaron creando el primer Watch Dogs protagonizado por Aiden Pearce. Un personaje que regresará en Legion junto a Wrench gracias al DLC Bloodline Story.

La tecnología y la piratería alejaban a este proyecto de la saga Driver

"Siempre estuvo ambientado en los tiempos actuales", señalaba una fuente de Ubisoft a Peel, a la hora de abordar lo que pudo haber sido ese juego de Driver. "Tenía actividades a pie, parkour, combate y conducción, todo ello ambientado en una gran ciudad de mundo abierto. El gancho principal siempre fue la tecnología moderna y la piratería. Después de un tiempo tratando de hacer que este concepto encajara en la saga Driver, se tomó la decisión de convertirlo en su propia y nueva IP".

El problema en sí no era tanto el hecho de implementar la mecánica de la conducción y configurar la ciudad, sino hasta qué punto el hecho de introducir todo el asunto de la piratería alejaba a este proyecto de la saga Driver. Finalmente, desde Ubisoft tomaron la decisión de apostar por crear algo completamente nuevo. Lo curioso es que no es la primera vez que les sucede algo así: la saga Assassin's Creed, que atraviesa uno de sus mejores momentos, nació precisamente como un reinicio de Prince of Persia.

"Ubisoft quería tener su propio GTA"

Si bien no está claro cuándo se tomó la decisión de dar la espalda a la saga Driver y apostar por una nueva IP, parece que el tibio éxito comercial de Driver: San Francisco fue el detonante para que Ubisoft diera un paso hacia una nueva dirección completamente distinta. La fuente lo explica así: "Ubisoft Montreal simplemente hizo lo suyo y convenció a Yves [Guillemot, el CEO de la compañía] de que podría tener 'su propio GTA' en lugar del Driver de bajas ventas".

"Una Londres del futuro cercano se encuentra sumida en la represión, la vigilancia y el fascismo, pero las grandes corporaciones y los gobiernos corruptos tienen delante a un poderoso adversario: el pueblo unido", escribimos en nuestro análisis de Legion, disponible en PC, PS4, Xbox One, Xbox Series X/S y PS5, así como en Google Stadia. También os dejamos nuestra guía de trucos y consejos por aquí.

Cristina M. Pérez
Colaboradora

Enlaces Relacionados:

Imágenes:

Juegos Relacionados:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir