Vandal

Calculan el impacto medioambiental anual de la industria del videojuego y es desolador

La huella de carbono dejada por equipos PC, portátiles, consolas, videojuegos y otros productos, únicamente en Estados Unidos, es la equivalente al desplazamiento de 5 millones de coches.
una industria más ecológica
·
Actualizado: 23:55 28/1/2020

Si hace unos días os comunicábamos las preocupaciones del sector del videojuego en relación a su impacto medioambiental, hoy, tras el estudio publicado por científicos alemanes sabemos el impacto energético y la huella de carbón que producen los videojuegos de forma anual. Contando portátiles, PC, consolas y otros tipos de dispositivos de hardware, y centrándonos únicamente en Estados Unidos, hablaríamos del equivalente a 5 millones de desplazamientos en coche o al consumo realizado por 85 millones de frigoríficos.

Un impacto medioambiental que debe reducirse

Las empresas son conscientes de que deben cambiar los modelos de fabricación, distribución y consumo, un aspecto en el que el cliente final también debe ser partícipe. Por eso, como ya confirmó Redmond hace unos meses, Microsoft intentará abanderar una estrategia que los llevará a liderar el objeto de reducir al menos el 30% de sus emisiones a principios de 2030, logrando un impacto negativo en la huella de carbono dejada por la compañía. Para 2050, según sus estimaciones, compensarán todas las emisiones relacionadas con la fabricación, producción y distribución de sus productos a lo largo de su historia. Sin embargo, la realidad es distinta.

Calculan el impacto medioambiental anual de la industria del videojuego y es desolador Imagen 2

El 14% de los efectos medioambientales negativos producidos por una Xbox One X son atribuidos a la fabricación, empaquetado, envío y consumo. Según Grist, Microsoft ha comentado que al menos el 86% de las emisiones de carbono emitidas a la atmósfera proceden del uso a largo plazo de productos y dispositivos que no tienen en cuenta un consumo energético responsable. En colaboración AMD, la compañía está diseñando un mejor hardware, más eficiente y ecológico, que se empezará a usar en Xbox Series X, y que usará la tecnología de 7 nanómetros para ser más efectiva, produciendo una menor cantidad de calor y buscando usar un hardware menos abultado de cara a la ventilación. De hecho, el gigante anunció que ha fabricado 825.000 de sus consolas Xbox (no especificó cuáles ni qué modelos) sin emisiones de carbono.

Las consolas verdes y la necesidad de conciencia al consumidor final

Hace unos meses, se conformó la llamada Alianza Jugando por el Planeta, una alianza de Naciones Unidas que une a 21 compañías de la industria, como PlayStation, Xbox y Google Stadia, que buscan hacer frente al cambio climático con diversas prácticas tanto en la fabricación de consolas, como en las las funcionalidades de estas, así como alentando al consumo responsable. Esta importante alianza también quiere concienciar al jugador, invitándolo a reutilizar su hardware, a involucrar a los estudios de cara a evitar carreras tecnológicas absurdas que eviten que los usuarios deban comprar cada poco tiempo más componentes para sus equipos. Para ello, prolongar la vida útil de los dispositivos será esencial.

Prolongar la vida útil de los dispositivos, hacerlos más eficientes y evitar las renovaciones constantes en PC son algunos objetivos

El estudio del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, Toward Greener Gaming, ha querido arrojar un poco de perspectiva con este estudio, pero el hijo de uno de los científicos participantes, Nathaniel Mills, ha creado un sitio dedicado a ayudar a las personas a construir ordenadores y dispositivos de juego que sean más ecológicos en el futuro. Podéis acceder aquí.

Alberto González

Enlaces Relacionados:

PUBLICIDAD
Imagen 1

Otras noticias sobre:

contaminación
ecolog
ecologismo
huella de carbono
impacto medioambiental
industria

Síguenos

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir