Vandal

La editora de Devotion pierde los derechos de publicación de juegos en China

La editora incluyó mensajes que se interpretaron como ofensivos y contrarios al gobierno comunista del país.
La editora de Devotion pierde los derechos de publicación de juegos en China
·

Malas noticias para Indievent. La editora independiente de Taiwán no podrá publicar ni editar videojuegos en China, pues se le ha retirado la licencia en el país asiático. Todo a raíz de la polémica con Devotion, un juego de terror que atesoraba algunos elementos que podrían ser muy conflictivos en la cultura del país, incluyendo referencias e insultos al presidente del país Xi Jinping, tal y como os explicábamos el pasado febrero.

Un póster ofensivo, una comparación con Winnie The Pooh y mucho lío

En el videojuego de Red Candle Games encontrábamos un póster en el estilo taoísta tradicional usado para alejar a los espíritus y lanzar poderosas maldiciones. En dicho póster ingame, teníamos referencias al presidente chino y Winnie the Pooh, así como un insulto referente a su madre. El revuelo llegó a tener graves implicaciones políticas, pues Jinping, presidente del gobierno comunista chino, ha acusado a los videojuegos de causar enfermedades visuales y de hacer especial daño a la estabilidad del país, endureciendo las medidas de censura y regulación en su distribución y publicación. La primera víctima ha sido la editora, Indievent, una de las primeras empresas en sufrir esta represalia administrativa.

Al revocarle la licencia a la empresa, no podrá publicar ni licenciar ningún videojuego en el país, uno de los más restrictivos del planeta en este aspecto. Aunque Red CandleGames pidió disculpas y arreglaron rápidamente el entuerto, el juego no se volvió a poner a la venta. El ejecutivo no ha comentado las razones específicas de esta anulación comercial para Indievent, aunque sí han destacado que han vulnerado algunas de las leyes relevantes del país. Ian Garner, fundador de Another Indie, ha comunicado a PCGamesN que al incluir esos mensajes ofensivos en el juego, vulneraron algunos compromisos con el gobierno chino.

Al revocarle la licencia a la empresa, no podrá publicar ni licenciar ningún videojuego en el país, uno de los más restrictivos del planeta en este aspecto

La situación de Devotion es más complicada. Indievent se sintió traicionada por Red Candle Games, y rompió los contratos que garantizaban la publicación del videojuego en consolas, algo a lo que también se sumó Winking Entertainment, dejando al título de terror en el limbo. La censura sigue estando muy presente en el mundo del ocio digital, tanto en Alemania como en otros países. El último ejemplo es el de Blizzard, que podía haber cambiado el aspecto gráfico de su juego de cartas Hearthstone para amoldarse a los designios del gobierno comunista de China.

Alberto González

Enlaces Relacionados:

PUBLICIDAD
Imagen 1

Otras noticias sobre:

censura
china
publicación
videojuegos

Síguenos

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir