Verano de Dragon Ball: Dragon Ball Z: Battle of Z

Dragon Ball Z: Battle of Z: Continuamos nuestro repaso de los juegos basados en la obra de Akira Toriyama.
·
Actualizado: 3:53 22/9/2020
Verano de Dragon Ball

Dragon Ball FighterZ fue uno de los grandes anuncios del pasado E3, y tras su calurosa acogida en Vandal queremos celebrarlo con el Verano de Dragon Ball, un repasado de los juegos más importantes basado en el manga de Akira Toriyama, que realizaremos del 1 de julio al 31 de agosto.

Hoy os hablamos de un nuevo juego, y estos son los títulos de los que os hemos hablado hasta el momento:

Dragon Ball Z: Battle of Z (2014)

Hoy, por mucho que nos pese, toca hablar de uno de los fracasos más grandes y sonados de la historia reciente de Dragon Ball en el mundo de los videojuegos. Uno de esos títulos que lo hizo prácticamente todo mal a pesar de que su idea y propuesta fuese atractiva y estuviese bien planteada, aunque, como otras tantas veces, en la práctica fue cuando todo se vino abajo.
Por si os lo preguntáis, hablamos de Dragon Ball Z: Battle of Z, un juego de lucha estrenado en PS3, Xbox 360 y PS Vita que buscaba revivir a su manera el legado del mítico Dragon Ball Z: The Legend, aunque con unos resultados muy inferiores. De esta forma, el título basa su jugabilidad en los combates por equipos de cuatro jugadores, ya sea para luchar por internet contra otros usuarios o colaborar con ellos para superar misiones cooperativas. De la vertiente competitiva no hablaremos demasiado, ya que no cuenta con Versus local y el lag hacía que fuese injugable a través de internet, por lo que no tardó ni un mes en quedarse desierto. En cuanto a las Misiones, estas nos proponían una serie de retos extremadamente desafiantes que requerían mucha coordinación y juego en equipo para superarlas, ya que los enemigos a los que nos teníamos que enfrentar eran tremendamente poderosos y podían acabar con nosotros de un plumazo si no teníamos cuidado. Dragon Ball Z: Battle of Z Imagen 1 Esto hacía que el título resultase ser una auténtica tortura si apostábamos por jugar solos, ya que a nuestros compañeros lo controlaba una IA que no paraba de entorpecer y morirse (quitándonos vidas a nosotros, ya que estas eran compartidas), llevándonos al punto de dar por imposible muchas misiones. Por suerte, las cosas mejoraban bastante si jugábamos junto a otros usuarios (y si el lag lo permitía), ya que esto permitía jugar con cierta estrategia y colaborando, algo que cuando salía bien llegaba a resultar muy satisfactorio e incluso se traducía en cierta diversión. Lo malo es que la propia jugabilidad del título no ayudaba demasiado, por culpa de un sistema de combate extremadamente simple y básico, hasta el punto de que solamente teníamos un único combo por luchador consistente en aporrear un botón, a lo cual teníamos que sumarle la posibilidad de lanzar ondas de Ki y ejecutar dos técnicas distintas, por lo que os podéis hacer una buena idea de la nula profundidad que tenía. Dragon Ball Z: Battle of Z Imagen 2 Al menos no todo era luchar y también podíamos fijar a nuestros enemigos para traspasarles nuestro Ki, curarles o ayudarles de algún otro modo, algo que se aprovechó muy bien para diferenciar a los combatientes por roles, permitiendo que así creáramos grupos en los que cada jugador tenía que cumplir un papel determinado durante el transcurso de la batalla. Otro detalle característico del título radica en la presencia de la Barra Genki, heredada en cierta forma de The Legend, por lo que mientras más daño hiciéramos entre todo el equipo esta se llenaría más y aumentaría nuestro Ki máximo para permitirnos ejecutar un mayor número de técnicas de forma consecutiva. Además, si conseguíamos inclinar la balanza por completo hacia nuestro lado podíamos llegar a realizar una poderosísima técnica que nos daría la victoria de forma automática (siempre y cuando cumpliésemos ciertos requisitos). La plantilla de personajes también decepcionaba bastante por culpa de la eliminación de las transformaciones durante los combates, dejando lo que se suponía que eran 80 combatientes distintos en prácticamente la mitad, ya que había guerreros que llegaban a ocupar entre cuatro y cinco casillas diferentes ellos solos. Probablemente lo único positivo que tuvo fue la presencia por primera vez en consolas de Goku en Super Saiyan Dios, Whis y Bills. Dragon Ball Z: Battle of Z Imagen 3 Para rematar, nos encontramos con un apartado gráfico totalmente desfasado para la época en la que salió (todos sus predecesores de PS3 y Xbox 360 lucían infinitas veces mejor), con unos modelados muy pobres, un diseño artístico cuestionable y unos escenarios sin apenas trabajo. Y todo ello por no hablar de animaciones ni efectos, los cuales dejaban muchísimo que desear. En definitiva, un juego totalmente olvidable y que tuvo una muerte muy prematura a pesar de llamarse Dragon Ball. Al menos, este batacazo sirvió para que en Bandai Namco reaccionaran y empezaran plantearse seriamente cómo volver a hacer un buen juego de esta queridísima serie, tal y como veríamos un año después con Dragon Ball Xenoverse.
Carlos Leiva
Colaborador
Imagen 1

Más sobre Dragon Ball Z: Battle of Z

Dragon Ball: Battle of Z para PS3 es el nuevo juego de la popular serie animada creada por Akira Toriyama. Las tres dimensiones se aprovechan de los escenarios más conocidos de este universo además de contar con un elenco en el que Namco Bandai no ha escatimado. Un gran número de luchadores que podremos aprovechar en el modo multijugador, al que está enfocado el juego, o también en solitario tirando de la inteligencia artificial del juego. En su modo historia el jugador gozará de escenarios alternativos cargados siempre de la acción que siempre ha caracterizado a la saga.

Otras noticias sobre:

Síguenos

Noticias destacadas

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir