Vandal

Cuáles son los MEJORES poderes vampíricos en Vampyr

Conviértete en el amo de la noche desatando tus poderes más devastadores.
Cuáles son los MEJORES poderes vampíricos en Vampyr
·

Dada la limitada cantidad de experiencia que recibiremos a lo largo de la aventura, elegir bien los poderes que queremos desarrollar se convierte en algo importantísimo, ya que si invertimos nuestra preciada experiencia en cosas que no sean demasiado efectivas o no se adapten bien a nuestro estilo de juego, acabaremos por desperdiciarla y dificultar nuestro avance, especialmente si intentamos llegar hasta el final sin matar a nadie.

Para ayudaros a tomar estas decisiones, a continuación os vamos a dejar con la combinación de poderes que mejor nos ha funcionado a nosotros y gracias a la cual hemos conseguido superar la historia principal sin tener que alimentarnos de nadie.

Habilidades activas

Aquí podemos tener hasta cuatro habilidades diferentes equipadas y serán nuestras principales herramientas durante los combates.

PUBLICIDAD

Autofagia

Esta es la habilidad más importante e imprescindible de todo el juego. Dale prioridad frente a las demás a la hora de mejorarla ya que a cambio de una pequeña cantidad de sangre nos permitirá curarnos muchísima vida, incluyendo el daño crítico y agravado que nos hayan hecho y no podamos regenerar de forma natural.

Entre las dos opciones que os darán para desarrollar esta habilidad, escoged la rama de abajo. Con ella, perderéis la cura instantánea que ofrece, pero a cambio os sanaréis muchísimo más y la velocidad de regeneración es altísima, por lo que casi no notaréis la pérdida de su factor instantáneo.

Desgarrón

Con esta habilidad podremos dar un potentísimo y rápido golpe cuerpo a cuerpo que hace mucho daño físico a nuestros enemigos. Lo interesante de esta técnica es que podemos combinarla e intercalarla con nuestros ataques cuerpo a cuerpo normales, ya que al no gastar energía, nos permitirá recuperar la suficiente para alargar considerablemente nuestros combos.

Entre sus dos ramas posibles, la primera os permitirá drenar algo de sangre al utilizarla y la segunda bajar la resistencia de vuestros enemigos. En nuestro caso optamos por la segunda opción, ya que tiene un daño base mayor y con ciertas armas resulta muy fácil recuperar sangre.

Niebla Sombría

Este será nuestro principal ataque para realizar daño de sombra. Con ella, crearemos una pequeña niebla de sombra en la posición del enemigo que tengamos fijado, y tras unos instantes saldrán de ellas varias agujas dispuestas a ensartarlo. Por ello, lo mejor será que utilicéis este poder cuando tengáis claro que vuestros adversarios no se van a mover demasiado. Además, si lo cuadráis bien, podréis golpear a varios enemigos a la vez.

Entre sus dos opciones de desarrollo, nos quedamos claramente con la rama superior, la cual aumenta muchísimo su daño. La inferior nos dará sangre, un recurso que podemos conseguir de otra forma y que no nos compensa la pérdida de daño.

Coagulación

Esta habilidad no requiere gasto de sangre, por lo que solo tendremos que esperar unos segundos para poder utilizarla cada vez. Su principal función es la de paralizar al enemigo durante unos segundos, algo que nos dará una apertura genial para pasar al ataque con seguridad. De hecho, uno de nuestros combos favoritos es hacer Coagulación, invocar rápidamente una Niebla Sombría y golpear a nuestro rival con ataques cuerpo a cuerpo, ya sea para recuperar sangre o para hacer daño puro.

Entre sus dos posibles ramas de desarrollo, nos quedamos con la de abajo, ya que esta nos dará un poco de sangre de forma gratuita, algo que nos vendrá muy bien para emergencias. La primera opción aumenta la duración de la paralización, pero teniendo en cuenta que esta se rompe cuando damos el primer golpe, no es una mejora muy útil.

Habilidad Terminante

  • Caldero de sangre: Esta es una de nuestras habilidades favoritas de todo el juego, ya que no cuesta sangre, paraliza al enemigo durante un buen rato, le hace muchísimo daño y cuando termina de completarse su ejecución, golpea a todo lo que tiene alrededor. De esta forma, podremos hacer daños de tipo sangre devastadores y aturdir a nuestro rival el tiempo suficiente como para meterle un combo completo. Si tenéis un arma secundaria capaz de drenar sangre, os dará tiempo a regenerar toda vuestra barra de este líquido e incluso a dar varios golpes.

Habilidades pasivas

  • Estado del cuerpo: Aumenta nuestra vida máxima. Intentad subirla al menos a nivel seis o siete para evitar que os maten de un golpe o dos.
  • Habilidad física: Aumenta nuestra barra de energía. Intentad subirla a nivel cuatro o cinco para así poder disfrutar de multitud de esquivas y largos combos que eviten que os quedéis vendidos frente a vuestro rival.
  • Maletín médico: Aumenta nuestra capacidad para llevar sueros. Esta pasiva no hace falta que la subáis demasiado y con el nivel uno o dos ya os será más que suficiente como para que no os falten estas "pociones" durante las batallas.

Buscar en la guía

Juegos relacionados

Flecha subir