Impresiones finales de Hyrule Warriors: La era del cataclismo (Switch)

Viajamos 100 años antes de los hechos de Breath of the Wild para librar la guerra más desesperada e intensa que jamás ha conocido Hyrule.
Hyrule Warriors: La era del cataclismo
·
Actualizado: 17:07 9/11/2020
Versión Switch.

Las colaboraciones entre Koei Tecmo y Nintendo se han convertido ya en algo muy habitual, lo que nos ha permitido disfrutar de juegos tan divertidos y completos como Hyrule Warriors y Fire Emblem Warriors, el entretenido Marvel Ultimate Alliance 3: The Black Order o esa maravilla que resultó ser Fire Emblem: Three Houses, una de las mejores y más arriesgadas entregas de esta veterana saga de rol y estrategia.

Gameplay comentado

Ahora ambas compañías vuelven a unir sus fuerzas para traernos Hyrule Warriors: La era del cataclismo, un nuevo y prometedor musou que nos llevará a vivir en nuestras propias carnes la épica y desesperada guerra que Link, Zelda y los Elegidos tuvieron que librar contra el resurgir de Ganon y su ejército de monstruos 100 años antes de los sucesos de The Legend of Zelda: Breath of the Wild, una historia en la que siempre quisimos profundizar y que se amolda a la perfección a la acción masiva por la que siempre se ha caracterizado este género.

Si bien todavía quedan un par de semanas para que se ponga a la venta en exclusiva para Nintendo Switch, en Vandal ya tenemos en nuestras manos su versión final y hemos podido jugar sus primeras horas, lo que nos ha servido para terminar de confirmar que se trata de un juego divertidísimo que sabe combinar con mucho acierto el universo y las mecánicas de Breath of the Wild con el frenetismo y el espectáculo de los mejores musous.

PUBLICIDAD

La guerra por Hyrule

Así pues, volvemos a encontrarnos ante un título de acción masiva en el que podremos encarnar no solo a Link, sino también a personajes como Zelda, Impa, Revali, Daruk, Urbosa o Mipha, para librar batallas en las que deberemos enfrentarnos en solitario a cientos de enemigos a la vez mientras nos movemos por el mapa cumpliendo todo tipo de objetivo y misiones, como derrotar a un grupo de monstruos, conquistar unos asentamientos o escoltar a alguien para que llegue a salvo a su destino. Como veis, la base es la de un musou de toda la vida, aunque no tardaremos en darnos cuenta de que hay más de lo que aparenta sobre la superficie y que esto no es un simple Hyrule Warriors 2, ya que se trata de un juego con sus propias ideas y personalidad.

¿Listos para participar en grandes y multitudinarias batallas por todo Hyrule?
¿Listos para participar en grandes y multitudinarias batallas por todo Hyrule?

Para empezar, nos encontramos con que ahora no existen diferentes modos de juego, sino que todo está integrado en una única y gigantesca campaña. De esta forma, dispondremos de un mapamundi equivalente al de Breath of the Wild en el que irán apareciendo una serie de iconos divididos en tres tipos distintos: Batallas principales, misiones secundarias y encargos. Las primeras harán avanzar la historia, las segundas nos permitirán obtener nuevas recompensas y los terceros son simples recados en los que nos pedirán que entreguemos una serie de materiales concretos para así conseguir mejoras para nuestros héroes (nuevos combos, más corazones, etcétera) y servicios adicionales, como tiendas o puestos de entrenamiento para subir de nivel rápidamente.

Esta manera de estructurar la aventura es algo que nos ha gustado mucho y nos ha parecido todo un acierto, especialmente por lo adictivo que resulta completar misiones y encargos para desbloquear otros tantos nuevos con sus respectivas recompensas, llegando a un punto que, a finales del capítulo 2 de la historia, nos está empezando incluso a abrumar por la enorme cantidad de cosas que tenemos por hacer. De hecho, esto le da un toque aventurero que le sienta muy bien, animándonos a jugar solo por ver qué nuevos retos y tareas desbloquearemos para seguir mejorando a nuestros héroes.

El único problema que estamos viendo aquí es que no existen filtros ni opciones de listado más allá de las batallas principales, algo que ahora mismo no es un inconveniente, pero que viendo la velocidad a la que se están multiplicando los iconos disponibles nos hace temer por el enorme caos en el que puede llegar a convertirse el mapa cuando avancemos algo más y, por ejemplo, queramos rejugar una misión secundaria concreta y no nos acordemos de en qué parte estaba. Quitando eso, estamos muy contentos con la libertad que se nos da para ir desbloqueando contenidos a nuestro ritmo y para poder decidir cómo queremos progresar, ya sea centrándonos en la historia principal o entreteniéndonos con sus múltiples tareas adicionales.

Este pequeño guardián capaz de viajar en el tiempo es uno de los grandes misterios que ha introducido la historia de este juego.
Este pequeño guardián capaz de viajar en el tiempo es uno de los grandes misterios que ha introducido la historia de este juego.

Centrándonos ya en lo puramente jugable, nos ha sorprendido para bien lo pulido y mejorado que está su sistema de combate, probablemente el mejor que hemos probado nunca hasta ahora dentro del género. La base es la de siempre: dos botones de ataque, uno flojo y otro fuerte, que podemos combinar para realizar combos, además de otro para esquivar, uno más para defender y un último para desatar nuestra técnica especial cuando llenemos el medidor correspondiente.

Sin embargo, ahora se aleja considerablemente de ser un simple "machacabotones" y realmente tendremos que aprender a controlar a nuestros personajes, dominar sus peculiaridades e incluso aprender a "combear" de manera eficiente. Para conseguir esto, en Omega Force han puesto muchísimo esfuerzo en diferenciar lo máximo posible a cada personaje para darles mecánicas y peculiaridades totalmente únicas que cambien por completo la manera de jugar con ellos.

Por ello, ahora se ha añadido un botón adicional que nos permitirá realizar una acción única del guerrero en cuestión que estemos controlando. Por ejemplo, la acción personal de Urbosa es recargar la energía eléctrica que necesita para usar sus ataques más poderosos, algo que puede realizar en cualquier momento manteniéndolo pulsado o presionándolo levemente al final de ciertos combos. De esta manera, si nos aprendemos las combinaciones de golpes que nos permiten usarlo al final y el momento concreto para realizarlo, podremos apañárnoslas para tener siempre nuestra electricidad bien cargada mientras corremos por el escenario acabando con todo lo que se nos cruce por delante en una hipnotizante y espectacular danza mortal.

En cambio, Mipha puede teletransportarse a los chorros de agua que coloque en el campo de batalla con sus golpes fuertes, dándole así mucha movilidad y opciones adicionales que se pueden usar tanto de forma defensiva para alejarnos de un sitio peligroso u ofensiva para alargar combos. Y si no os parece suficiente, Revali puede volar o aterrizar con tan solo pulsar ese botón, y dependiendo de si está en el aire o en tierra, sus combos cambian por completo, obligándonos a intercalar ambas "posturas" para sacarles el máximo partido y crear algunas combinaciones de ataques.

Lo que hemos comentado es algo que se aplica a todos los personajes, cuyas diferencias van más allá de esta acción única, ya que la manera en la que se mueven no tiene nada que ver (sin irnos más lejos, Daruk "corre" rodando y arrollando rivales), sus combos tienen propiedades distintas que pueden dar pie a otras acciones exclusivas. Creednos, es una auténtica pasada lo que se ha hecho con los movesets de todos los héroes, ofreciéndonos no solo estilos de juego muy distintos, sino también una enorme cantidad de posibilidades a la hora de diseñar y crear combos, algo que van a gozar especialmente los jugadores más creativos, quienes encontrarán montones de maneras para enlazar sus diferentes herramientas y no dejar que los enemigos lleguen a tocar el suelo.

Como en 'Breath of the Wild', ralentizaremos el tiempo para realizar un furioso contraataque si esquivamos un golpe justo en el momento en el que lo vamos a recibir. Hacer esto también expone el punto débil del enemigo.
Como en 'Breath of the Wild', ralentizaremos el tiempo para realizar un furioso contraataque si esquivamos un golpe justo en el momento en el que lo vamos a recibir. Hacer esto también expone el punto débil del enemigo.

Esto no sería posible sin otras dos importantes adiciones: la Piedra Sheikah y las varitas elementales. Al igual que en Breath of the Wild, podremos usar los distintos módulos de la Piedra Sheikah para lanzar bombas, paralizar enemigos, levantar bloques de hielo o agarrar objetos metálicos, unos poderes que podremos usar tanto para crear nuestros propios combos como para contraatacar a los generales y jefes cuando expongan sus puntos débiles. Eso sí, tras cada uso tendremos que esperar unos segundos a que este dispositivo se recargue para poderlo usar nuevamente y cada personaje realiza estas acciones de formas únicas.

Las varitas son muy similares, permitiéndonos lanzar un poderoso hechizo de fuego, electricidad o hielo que, evidentemente, dejarán expuestos a nuestros enemigos, especialmente si son débiles al elemento en cuestión. La diferencia con la Piedra Sheikah es que su poder es consumible, así que tendremos que buscar objetos por el campo de batalla que nos permitan recargarlas.

En algunas misiones podremos pilotar a las Bestias Divinas para arrasar con todo usando sus poderosísimas armas. Son muy espectaculares, aunque un tanto simples en lo jugable.
En algunas misiones podremos pilotar a las Bestias Divinas para arrasar con todo usando sus poderosísimas armas. Son muy espectaculares, aunque un tanto simples en lo jugable.

Como veis, en lo puramente jugable poca pega le podemos poner, ya que nos está pareciendo un juego divertidísimo, frenético y con muchas posibilidades a la hora de combatir que consigue hacer que ponerse a repartir mamporros sea una experiencia gratificante hasta decir basta, teniendo aquí la que es, probablemente, su mayor fortaleza. Eso sí, os avisamos que la cámara da bastantes problemas y no son pocas las veces que os vais a tener que pelear con ella cuando combatáis en escenarios cerrados o con muchos obstáculos.

En lo que respecta a las misiones como tal, tenemos que admitir que nos ha sorprendido lo enormes que son los mapas de las batallas de la historia principal, con gigantescas extensiones de terreno extraídas directamente de lo visto en Breath of the Wild y adaptadas para que funcionen como el escenario de una gran guerra, algo que se ha llevado a cabo con mucho acierto y que nos obliga a pensarnos muy bien cómo afrontamos los diferentes objetivos que nos vayan proponiendo.

En la mayoría de misiones podremos llevar entre 2 y 4 personajes a la batalla, pudiendo intercambiar el control de cada uno de ellos en tiempo real para así cubrir de forma eficiente varias zonas del mapa.
En la mayoría de misiones podremos llevar entre 2 y 4 personajes a la batalla, pudiendo intercambiar el control de cada uno de ellos en tiempo real para así cubrir de forma eficiente varias zonas del mapa.

También nos ha gustado el hecho de que ahora la conquista y defensa de bases haya perdido importancia para centrarse en otro tipo de tareas que hacen que los enfrentamientos sean mucho más dinámicos, orgánicos, realistas, variados y satisfactorios, virtudes que también se aplican a las misiones opcionales, de una escala menor y más contenida, pero con las que se busca ofrecernos algo distinto con pruebas de muy diferente índole.

Otro punto positivo lo tenemos en el hecho de que si bien ahora se ha reducido el número de enemigos que suele haber en pantalla, estos ahora son más variados y más activos, convirtiéndose en una amenaza mayor que tenemos que vigilar si no queremos recibir golpes a traición que nos quiten una buena porción de vida, pues la dificultad se ha medido muy bien y podéis dar por seguro que si jugáis en Difícil o Muy Difícil vais a sufrir de lo lindo y vais a tener que jugar aprovechando todos y cada uno de vuestros recursos.

Lo que sí que nos está convenciendo mucho menos es su apartado gráfico. A nivel artístico es precioso porque es puro Breath of the Wild, con todo lo bueno que ello implica, destacando especialmente en los diseños, modelados y animaciones, además de todo el espectáculo añadido de tener a cientos de enemigos inundándolo todo mientras la pantalla se llena de efectos con nuestros golpes y técnicas. Sin embargo, la resolución no acompaña y todo se ve un tanto borroso y difuminado, especialmente en portátil y jugando en cooperativo a pantalla partida. Pero lo peor es, sin duda alguna, su rendimiento, totalmente inestable y con numerosas bajadas en la tasa de imágenes por segundo, algo que, lamentablemente, acaba afectando a la jugabilidad. Con esto no queremos decir que sea injugable, ni mucho menos, pero sí que dista de ser lo ideal.

Finalmente, el sonido nos deja una banda sonora fantástica que sabe mantener en todo momento el tono de Breath of the Wild, remezclando muchos de sus temas para hacerlos más movidos y épicos, pero sin caer en los guitarreos habituales de los musous. Una auténtica pasada con piezas que os aseguramos que, como fans de la saga, os van a poner los pelos de punta. Además, es totalmente dinámica, así que se va adaptando a lo que vaya ocurriendo y vayamos haciendo. Los efectos siguen esta tónica y las voces nos llegan en español con los mismos actores del juego original, dejándonos unas notables interpretaciones que le sientan realmente bien.

PUBLICIDAD

Un musou que aspira alto

Hyrule Warriors: La era del cataclismo es un juego que nos está gustando mucho y que brilla especialmente en lo puramente jugable, con una plantilla de personajes enormemente carismática y fantásticamente diferenciada que consigue que el simple hecho de machacar ejércitos de enemigos sea una experiencia divertida como pocas. Las batallas son intensas, frenéticas y muy emocionantes, y la forma en la que se ha estructurado la campaña nos está pareciendo todo un acierto, virtudes que se contraponen a una cámara algo caprichosa y un apartado técnico que no termina de dar la talla. Nos queda mucho por jugar y todavía hay un buen número de cosas que no podemos comentaros, pero si hay algo que os podemos asegurar por estas primeras horas es que, a poco que os guste el género, vais a disfrutar de lo lindo con su propuesta cuando se ponga a la venta el próximo 20 de noviembre.

Hemos realizado este artículo de impresiones gracias a un código de descarga de la versión final que nos ha facilitado Nintendo.

Carlos Leiva
Colaborador
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos avances de Switch

Atelier Ryza 2: Lost Legends & the Secret Fairy - Impresiones
Atelier Ryza 2: Lost Legends & the Secret Fairy - Impresiones
Impresiones
2020-12-02 08:45:00
Las aventuras de Ryza están lejos de terminar. En 2021 nos llega la secuela del Atelier más exitoso de Gust.
King's Bounty II - Impresiones
King's Bounty II - Impresiones
Impresiones
2020-11-10 10:13:00
King's Bounty II rescata lo mejor del rol por turnos clásico con muchos toques de estrategia, gestión de unidades y decisiones que afectan a la trama.
Pokémon Espada y Escudo - Análisis Las nieves de la corona
Pokémon Espada y Escudo - Análisis Las nieves de la corona
Análisis Las nieves de la corona
2020-10-29 12:27:00
La segunda expansión es más ambiciosa que La isla de la armadura, arriesga con nuevas ideas y se siente mucho más amplia y épica.
Immortals Fenyx Rising - Impresiones
Immortals Fenyx Rising - Impresiones
Impresiones
2020-10-24 16:50:00
Probamos la demo de la nueva y mitológica aventura de mundo abierto con la que Ubisoft nos llevará de regreso a la Grecia clásica.
Little Nightmares 2 - Impresiones
Little Nightmares 2 - Impresiones
Impresiones
2020-10-23 16:04:00
Probamos una nueva demo de la prometedora secuela de uno de los mejores juegos de terror que nos ha dejado esta generación.
Pokémon Espada y Escudo - Impresiones Las nieves de la corona
Pokémon Espada y Escudo - Impresiones Las nieves de la corona
Impresiones Las nieves de la corona
2020-10-21 15:01:00
Hemos visto más de 30 minutos de la segunda expansión y repasamos sus pilares principales: Aventuras Dinamax, el Torneo Estrellas de Galar y la nueva área silvestre.
Género/s: Hack and Slash / Musou
PEGI +12
Plataformas:
Switch

Ficha técnica de la versión Switch

ANÁLISIS
7.8
COMUNIDAD
7.66

PUNTÚA
Hyrule Warriors: La era del cataclismo para Nintendo Switch

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir