Impresiones Assassin's Creed Unity

Viajamos a París y nos sumergimos durante varias horas en la convulsa y sangrienta Revolución Francesa, en el verdadero estreno de la saga en la nueva generación.
Assassin's Creed Unity
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
Versiones PS4, Xbox One, PC.

Si bien el lanzamiento de las nuevas consolas las pasadas navidades estuvo acompañado de su correspondiente Assassin's Creed, a nadie se le escapó que no aprovechaba para nada la potencia técnica de la nueva generación, y se trataba de uno de esos juegos etiquetados como ‘intergeneracionales’, que saliendo tanto para PlayStation 4 y Xbox One como para PlayStation 3 y Xbox 360, no aprovechan apenas el nuevo hardware. Como cada año por las mismas fechas, en marzo se dio a conocer la nueva entrega de la saga, Assassin's Creed Unity, esta vez en exclusiva para PS4, Xbox One y PC, mientras que las antiguas consolas se tendrán que conformar con Assassin's Creed Rogue, un juego diferente, exclusivo para ellas.

Pudimos ver Assassin's Creed Unity por primera vez en acción en junio, durante el E3, y ya os contamos lo sorprendidos que nos dejó con su espectacular recreación de París en 1789, en pleno comienzo de la Revolución Francesa. Ya entonces preguntamos qué versión nos estaban mostrando, y nos dijeron que era un PC, pero que en las nuevas consolas se vería prácticamente idéntico. En agosto pudimos verlo de nuevo durante la Gamescom, y nos volvió a dejar boquiabiertos, y aunque jugando un tanto al despiste, ya que lo vimos en un evento de Xbox One, al final supimos que también se trataba de la versión de PC.

Teníamos ganas de verlo y probarlo por fin en Xbox One y PlayStation 4, y eso ocurrió hace un par de semanas, en un evento organizo por Ubisoft en París, en un marco inmejorable, el Palacio Nacional de los Inválidos, donde se encuentra la tumba de Napoleón, uno de los lugares que visitaremos en el juego. Pudimos jugar unas cuatro horas a la versión de Xbox One, probando tanto las misiones individuales como las cooperativas para dos y cuatro jugadores, una de las grandes novedades de la saga, o al menos de las más promocionadas.

PUBLICIDAD

Y decimos esto porque hay muchísimas novedades jugables en Assassin's Creed Unity, para nosotros incluso más relevantes que las misiones cooperativas, mejoras y añadidos que notarán rápidamente los aficionados a la serie, que juegan todos los años la respectiva entrega anual. Las principales vienen por el parkour mejorado, tanto para ascender, que ahora lo podemos hacer en diagonal, por lo que gana en dinamismo, como sobre todo al descender, uno de los grandes problemas desde el inicio de la saga, que ahora se ha visto solucionado por completo.

Se acabaron las caídas por accidente, descender ahora es mucho más fácil y natural.
Se acabaron las caídas por accidente, descender ahora es mucho más fácil y natural.

El gatillo derecho del mando sigue siendo el botón de parkour, y pulsando A/X subimos, y pulsando B/círculo bajamos, con el misma fluidez que cuando escalamos, con todo un repertorio de nuevas animaciones que hacen que nos vayamos apoyando en diferentes elementos para descender con gran agilidad. Si bien siempre se han añadido animaciones nuevas entre las diferentes entregas, la mayoría de ellas se iban heredando o reciclando, y por fin en Assassin's Creed Unity se han renovado casi por completo, lo que se agradece, y acrecienta la sensación de estar ante algo realmente nuevo.

Arno explorando la Catedral de Notre Dame.
Arno explorando la Catedral de Notre Dame.

Pero sin duda la mecánica de juego que más se ha mejorado es el sigilo, tanto en el control como por la estructura de las misiones y las intenciones del juego, ahora enfocado totalmente a la infiltración y el pasar desapercibidos, y combatir abiertamente no es una buena idea en la mayoría de las situaciones. Es algo de lo que más nos ha sorprendido, pero en combates contra tres o cuatro enemigos a la vez es realmente complicado sobrevivir. Incluso en más de una ocasión, teniendo todavía varios puntos de vida, con un espadazo por la espalda o un disparo han acabado de golpe con nuestra vida, lo que nos ha gustado mucho, se acabó aquello de acabar con enormes grupos de soldados encadenando muertes, que nos atacaban de manera absurdamente ordenada.

Para mejorar la infiltración se ha incluido una nueva acción, y pulsando el gatillo izquierdo entramos en modo sigilo. Nuestro personaje camina medio agachado, sin hacer ruido, y aunque se mueve bastante rápido, sabemos que de esta manera no hacemos ruido, y que no vamos a alertar a un enemigo por la espalda. Además, se ha incluido un sistema de coberturas, muy clásico, pulsando un botón, pero que viene muy bien para permanecer escondidos en múltiples superficies de los escenarios, ya sean paredes, cajas, columnas, etcétera.

El sigilo es el aspecto jugable que más ha mejorado en esta entrega.
El sigilo es el aspecto jugable que más ha mejorado en esta entrega.

Y ahora si nos ven una silueta transparente del personaje queda en el escenario, en el último lugar donde nos vieron, lo que es muy útil para saber hacia dónde tenemos que huir y escondernos, una mecánica heredada de la saga Splinter Cell. Se acabó aquello de que nos vea un guardia y todos los de la zona sepan que estamos allí, ahora ante un despiste o error podemos rectificar, e incluso esto se puede utilizar para atraer a los enemigos a un punto concreto del escenario y tenderles una emboscada. La mecánica de silbar de Assassin's Creed IV: Black Flag, para atraer la atención, no repite en esta entrega.

En los combates hay alguna que otra novedad, como una acción para rodar por el suelo y esquivar ataques, pero como hemos dicho antes es mejor evitarlos. Primero porque es mucho más fácil morir, son más complicados, se nota que el juego está diseñado para jugar con sigilo, y segundo porque siguen siendo bastante flojos, han quedado anticuados respecto al parkour y el sigilo, no son demasiado divertidos. Es sorprendente que después de siete años trabajando en la saga, a estas alturas no hayan sido capaces de hacer un sistema de combate medianamente decente, cuando un juego de acción en mundo abierto con espadas tan reciente como La Tierra Media: Sombras de Mordor, inspirándose –o copiando directamente- el combate de la saga Batman: Arkham, hace que parezca tan sencillo.

Ahora es fácil morir si nos enfrentamos a varios enemigos a la vez.
Ahora es fácil morir si nos enfrentamos a varios enemigos a la vez.

Se nota ese esfuerzo por hacerlos más complicados y profundos, con diferentes tipos de enemigos, que requieren estrategias más elaboradas, e invitan más a ser activos y no tanto a esperar a los rivales a que te ataquen. Pero las acciones, las animaciones, son un tanto toscas, poco fluidas, y no se encadenan golpes con fluidez y naturalidad, por lo que resulta un tanto torpe combatir, poco divertido. Cuando encima combatimos en grupo, jugando en cooperativo, la confusión y el caos son absolutos. No es peor sistema de combate que el de anteriores Assassin's Creed, y puede que hasta sea un poquito mejor, pero han mejorado tanto la escalada y el sigilo, que al combate se le ven todavía más las costuras en comparación.

El equipamiento en esta entrega se ha simplificado bastante, es más intuitivo movernos por el inventario y los accesos rápidos, y tenemos la llamada hoja fantasma, que además de para ejecutar cuerpo a cuerpo a nuestras víctimas, sirve a modo de ballesta para lanzar distintos tipos de dardos, desde los que duermen a los enemigos hasta los que los hacen enloquecer. También tenemos distintos tipos de bombas, siendo muy importantes la de humo, que nos servirán para huir si estamos rodeados de varios enemigos. Por primera vez en la saga, contamos con un árbol de habilidades, por lo que podemos ir mejorando el personaje a nuestro antojo, aunque debemos contar con los puntos de habilidad suficientes, y haber avanzado lo suficiente en la historia, ya que la mayoría de habilidades están bloqueadas hasta determinada secuencia.

Los asesinatos aéreos siguen siendo una de las maneras más placenteras de acabar con un objetivo.
Los asesinatos aéreos siguen siendo una de las maneras más placenteras de acabar con un objetivo.

Por ejemplo, una de las primeras habilidades que conseguimos es la posibilidad de forzar cerraduras con ganzúas, en un pequeño minijuego. Este en determinados cofres o puertas es realmente complicado, por no decir casi imposible en algunos casos, y para hacer esta tarea más fácil podremos mejorar esta habilidad más adelante. También podemos mejorar en el combate, la salud, la distancia que alcanza la vista de águila, etcétera, teniendo libertad para configurar al personaje como más nos guste. Un toque ‘rolero’ que le sienta muy bien a la saga.

Más libertad en las misiones principales, junto a mejores misiones secundarias

Unas cuatro horas jugando a Assassin's Creed Unity pueden parecer muchas, pero hay tantas cosas que hacer y ver en París que no avanzamos demasiado en la historia principal, por lo que apenas os podemos contar nada de esta. Arno Victor Dorian, el asesino protagonista, de momento no nos ha dado ninguna muestra de carisma ni encanto, por lo que habrá que esperar a ver cómo se desarrolla. Solo sabemos que se quiere vengar de la muerte de su familia, algo bastante manido. Tememos que ante personajes secundarios de tanta fuerza e importancia histórica como Napoléon Bonaparte, Maximilien Robespierre, Louis XVI o el Marqués de Sade se puede ver eclipsado, y eso que los ingredientes para construir una buena historia no pueden ser mejores, aunque son un arma de doble filo, ya que también vemos complicado sacarles todo el provecho. Y más teniendo en cuenta la floja historia de las últimas entregas de la saga.

El Marqués de Sade, ¿aliado o enemigo?
El Marqués de Sade, ¿aliado o enemigo?

Las misiones, tanto las principales como las secundarias, sí nos han gustado mucho, y se nota un esfuerzo por querer hacer cosas nuevas, y que sean menos lineales, no te llevan tanto de la mano. Ahora en una misión de la historia, en la que tengamos el clásico objetivo de asesinar a un personaje, podemos hacerlo de distintas formas, hay varias soluciones y caminos para cumplir un único objetivo. Pudimos jugar la misión que se mostró durante la Gamescom, en la que hay que acabar con un personaje dentro de la Catedral de Notre Dame, y había múltiples entradas al recinto, además de una solución especial.

Si antes de entrar a la catedral asesinamos al cura con el que nuestro objetivo se iba a confesar, podemos colocarnos en el confesionario, hacernos pasar por cura, y asesinarle desde ahí, viviendo una conversación que acabando con nuestro objetivo de otra manera no hubiéramos visto. Luego para huir del lugar, también había diferentes maneras. Veremos si esto se repite en muchas más misiones, y no solo en unas pocas, porque hace que estemos ante unas misiones muy rejugables, teniendo en cuenta que siguen presentes los objetivos secundarios, ahora unos cuantos en cada misión.

Las secundarias también nos han llamado bastante la atención, y no parece que nos quieran abrumar por su cantidad, sino por su calidad y elaboración. Las que más nos han gustado son los Misterios de asesinatos, en las que tenemos que convertirnos en una especie de Sherlock Holmes por las calles de París, algo que no habíamos visto hasta ahora en la saga. En estas misiones debemos investigar un asesinato, buscando pistas por el escenario con la vista de águila. Encontrar las pistas, al menos en el par de misiones que jugamos, no era demasiado complicado, pero no vale con encontrarlas, ya que hay que saber interpretarlas, porque para resolver el caso debemos acusar a alguien del crimen, teniendo varias opciones. Buscar testigos, interrogarlos, recoger pistas y finalmente tomar una decisión, y si no acertamos a la primera, podemos acusar a otra persona hasta que resolvamos el caso, pero obtendremos una peor recompensa.

Tendremos que investigar asesinatos, como si fuéramos un detective.
Tendremos que investigar asesinatos, como si fuéramos un detective.
¿Qué significan estos extraños símbolos?
¿Qué significan estos extraños símbolos?

Otro tipo de misiones, tan elaboradas que podrían pertenecer perfectamente a la historia principal, son las Historias de París, los clásicos contratos de asesinato, pero ahora con una historia detrás, conociendo a la persona que nos encarga el trabajo, sabiendo por qué tenemos que asesinar a nuestro objetivo, y teniendo que cumplir una serie de objetos hasta dar con nuestra víctima. Los Enigmas de Nostradamus también son muy interesantes, y leyendo una pista en forma de texto, tendremos que encontrar determinados lugares de la ciudad, para encontrar tesoros. No hay marcas en el mapa que nos indiquen estos lugares, y habrá que usar la intuición y la inteligencia, leyendo con atención lo que nos dicen.

La sangre corre sin control por las calles de París.
La sangre corre sin control por las calles de París.

Estas son solo algunas de las más importantes, ya que hay un montón de pequeñas misiones que pueden surgir en cualquier momento, de manera aleatoria. La ciudad está en plena revolución y es un completo caos, y en sus calles no dejan de ocurrir altercados en ningún momento: manifestaciones espontaneas, saqueos, linchamientos, ejecuciones públicas, no hay un momento de respiro, en la ciudad más viva que hemos visto nunca en un Assassin's Creed. A esto ayuda y mucho que ahora no solo nos movemos por las calles y los tejados, y hay multitud de interiores que podemos explorar, con naturalidad, sin ningún tiempo de carga. Entrando en las casas también podremos descubrir secretos, encontrar misiones y conocer historias, como encontrarnos una familia entera muerta dentro de su hogar, siendo libres de investigar las causas.

Asesinatos y sigilo cooperativo

Pero además de las clásicas misiones para un jugador, tenemos las nuevas misiones cooperativas, para dos o para cuatro jugadores. Cuando aceptamos una de estas misiones se inicia un sistema de matchmaking buscando a otros jugadores, aunque por supuesto será más satisfactorio jugarlas con unos amigos, por aquello de la comunicación y el entendimiento. No solo podemos jugar estas misiones de manera cooperativa, también podemos invitar a unos amigos a nuestra partida y explorar con libertad París en compañía, por ejemplo buscando coleccionables o haciendo algunas misiones secundarias. De hecho se ha implementado un sistema en el que podemos marcarle a nuestros amigos puntos de interés en el mapa, por ejemplo para decirles que ahí hay un objeto o cualquier otra cosa de interés.

Cuatro asesinos trabajando juntos son letales para el enemigo.
Cuatro asesinos trabajando juntos son letales para el enemigo.

Cuando jugamos de manera cooperativa, hay nuevas mecánicas, como los asesinatos sincronizados, ya sean desde el suelo o aéreos, muy espectaculares. Podemos desbloquear habilidades especiales cooperativas, por ejemplo para curar a nuestros compañeros de equipo, y es aquí donde la personalización del personaje cobra sentido, para diferenciarnos del resto de jugadores. Además de una misión para dos jugadores, de planteamiento bastante tradicional, pudimos probar una de las misiones para cuatro jugadores, que consistían en un robo, entrar a un lugar y extraer un objeto determinado.

Lo interesante de estas misiones es que serán muy rejugables, ya que contienen elementos aleatorios, como la cantidad de enemigos y su colocación, la posición de los cofres de tesoros, y dependiendo de lo sigilosos que hayamos sido obtendremos mayor o menor puntuación, por lo que nos invitarán a jugarlas varias veces. El que hayan incluido cooperativo en cualquier caso suma, ya que quien quiera jugar Assassin's Creed Unity en solitario, como en las anteriores entregas, lo puede seguir haciendo sin problemas. Pero creemos que, al menos hasta donde hemos visto, no se le ha sacado partido a este tipo de misiones.

En las que jugamos, tanto para dos como para cuatro jugadores, no vivimos ninguna situación que no hubiéramos podido superar solos, y que nos obligara a cooperar. Por ejemplo que uno tuviera que distraer a un guardia y el otro aprovechar para pasar, o momentos en los que cada uno de los jugadores tuviera que realizar acciones concretas. No sabemos si esto ocurrirá más adelante, pero no lo vimos, y el diseño de este tipo de misiones no se diferencia en nada de las que son en solitario, algo a lo que no le vemos mucho sentido. Infíltrate, asesina y roba, pero acompañado, sin que tengas que jugar de una manera distinta. Veremos si esto se mantiene a lo largo de toda la aventura.

Una admirable recreación de París, deslucida por un apartado técnico que decepciona

Lo primero que tenemos que decir de los gráficos es que nunca habíamos visto una ciudad antigua –y posiblemente tampoco moderna- mejor recreada, con tantos detalles, y con sus lugares clave como la Catedral de Notre Dame, el Palacio del Luxemburgo o el Museo del Louvre construidos prácticamente a escala 1:1, en un trabajo formidable. La ciudad está más viva que nunca, con centenares de personas moviéndose por sus calles, juntándose en grandes aglomeraciones, y tanto los exteriores como los interesantes cuentan con igual número de detalles. Es un sueño para muchos que un videojuego te permita vivir de manera tan realista e interactiva un acontecimiento tan importante en la historia de la humanidad como la Revolución Francesa.

La cuidada recreación de un edificio tan emblemático como la Catedral de Notre dame es simplemente alucinante.
La cuidada recreación de un edificio tan emblemático como la Catedral de Notre dame es simplemente alucinante.

Dicho esto, y después de haberlo visto en PC tanto en el E3 como en la Gamescom, tenemos que decir sin tapujos que técnicamente nos ha decepcionado en consola, al menos esta versión de Xbox One, la única que hemos podido ver y probar hasta el momento, dejando muy claro que es una versión del juego sin acabar, un código compilado a unos tres de su lanzamiento. Nos esperábamos que se viera tan bien como lo que nos habían enseñado en PC hasta ahora, pero no podíamos imaginar que sería tanta la diferencia, y que incluso, sin ánimo de parecer exagerados, no vemos motivos de peso por los que este juego no podría haber salido en Xbox 360 y PlayStation 3.

Las guillotinas, uno de los símbolos de la Revolución Francesa, no podían faltar en Assassin's Creed Unity.
Las guillotinas, uno de los símbolos de la Revolución Francesa, no podían faltar en Assassin's Creed Unity.

Dejando un lado los errores, bugs y glitches que tiene en estos momentos, que son legión y que no vamos a entrar a detallar, ya que se supone estarán solucionados en gran medida cuando se ponga a la venta –o eso esperamos-, en cuanto a iluminación, calidad de las texturas, distancia de visionado, efectos gráficos que sorprendan, modelados de los personajes y un largo etcétera, no era lo que imaginábamos que sería un Assassin's Creed creado desde cero para las nuevas consolas. Y es una pena, porque la ambientación es fantástica, inmejorable, pero a esta no le acompaña un apartado técnico de excepción.

PUBLICIDAD

Hay popping, clipping y unos cuantos errores en las animaciones y la movilidad, muchos dados porque la arquitectura de la ciudad es tan compleja poligonalmente que hay multitud de sitios en los que quedarnos enganchados, lo que a veces resulta un tanto frustrante, moviéndonos de manera torpe, algo que esperamos se solucione en gran medida, al igual que el framerate, muy justito. No vamos a hurgar más en la herida porque quedan todavía dos meses para que salga, y seguro que va a mejorar, esperemos que mucho. Lo que ya se ha confirma es que tanto en Xbox One como en PlayStation 4 tendrá una resolución de 900p y 30 fotogramas por segundo.

Liberté, égalité, fraternité

Con un parkour renovado, un sigilo muy mejorado, misiones más abiertas con distintas posibilidades, unas secundarias muy trabajadas e interesantes, y una ambientación inmejorable, Assassin's Creed Unity nos ha dejado con ganas de mucho más. Solo la incertidumbre de su desarrollo argumental, más por la trayectoria de la saga que por lo que sabemos de esta entrega, unas misiones cooperativas en las que no parece que sea necesario cooperar, y un apartado gráfico en consola por debajo de lo que esperábamos, son los puntos negros de un Assassin's que por lo demás tiene una pinta estupenda. Si no hay sorpresas de última hora, se pondrá a la venta el 13 de noviembre en Xbox One, PlayStation 4 y PC.

Jorge Cano
Redactor jefe
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos avances de PS4, Xbox One y PC

Diablo 4 - Impresiones + Gameplay
Diablo 4 - Impresiones + Gameplay
Impresiones + Gameplay
2022-12-07 17:02:00
Probamos por segunda vez la nueva entrega del ARPG de Blizzard que se antoja profunda, tétrica, desgarradora y completísima a nivel jugable para recorrer como nunca las tierras de Santuario.
The Witcher 3: Wild Hunt - Impresiones + gameplay
The Witcher 3: Wild Hunt - Impresiones + gameplay
Impresiones + gameplay
2022-12-05 18:00:00
Probamos las versiones para PS5 y Xbox Series X del influyente RPG de mundo abierto, que incluye mejoras jugables y una misión ambientada en la serie de Netflix.
SYNCED - Impresiones
SYNCED - Impresiones
Impresiones
2022-12-03 16:32:00
Probamos el nuevo looter shooter de NEXT Games que cuenta con unas posibilidades muy interesantes a la hora de elegir nuestro personaje y su robótico compañero.
Path of Exile - Avance The Forbidden Sanctum
Path of Exile - Avance The Forbidden Sanctum
Avance The Forbidden Sanctum
2022-12-02 10:43:00
La nueva expansión nos permitirá explorar un antiguo santuario con niveles aleatorios repletos de elementos roguelike y nos permitirá disfrutar de un 'modo Despiadado' no apto para principiantes.
Company of Heroes 3 - Impresiones
Company of Heroes 3 - Impresiones
Impresiones
2022-12-01 16:32:00
Jugamos más de cuatro horas a las dos campañas, muy diferentes en jugabilidad y en ambientación, y a un multijugador que promete ser un pelotazo.
Crisis Core -Final Fantasy VII- Reunion - Impresiones + Gameplay
Crisis Core -Final Fantasy VII- Reunion - Impresiones + Gameplay
Impresiones + Gameplay
2022-11-29 11:00:00
Superamos las primeras horas de la nueva y espectacular versión de la precuela de Final Fantasy VII, un clásico muy querido de PSP que se actualiza con una trabajadísima remasterización que mejora en todo al original.
PEGI +18
Plataformas:
PS4 Xbox One PC

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
8.5
COMUNIDAD
6.95

PUNTÚA
Assassin's Creed Unity para PlayStation 4

239 votos

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
8.5
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.23

PUNTÚA
Assassin's Creed Unity para Xbox One

59 votos
#124 en el ranking de Xbox One.
#187 en el ranking global.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
6.76

PUNTÚA
Assassin's Creed Unity para Ordenador

34 votos
#239 en el ranking de Ordenador.
#263 en el ranking global.
Flecha subir