Vandal
Avances
Foro

Análisis de Mort the Chicken (PS One)

·
Actualizado: 12:07 22/8/2019
GRÁFICOS
3
SONIDO
6
NOTA
3
DIVERSIÓN
3
JUGABILIDAD
2.5
Análisis de versión PS One.
Obra de "casi" desconocidos
Tras la salida de los notables, teniendo en cuenta al público al que iba dirigido, Donald Duck Quack Attack, Muppet Monster Adventure o el siempre llamativo dragón morado de Insomniac Games (en su tercera entrega) nos llega para nuestra consola gris un nuevo juego de plataformas protagonizado esta vez por un curioso pollo llamado Mort. Aunque el juego está distribuido por Ubi Soft (por cierto, ¿qué pasará al final con el inconmensurable Grandia II?, espero que la célebre compañía gala no nos prive de semejante obra maestra en forma de RPG para los 128 bits de Sega), los que se han encargado del desarrollo de Mort the Chicken es la compañía Andnow Studios, y el juego ha sido producido por Crave Entertainment (ahora propiedad de Ubi Soft). Y muchos de vosotros os preguntareis: ¿quiénes son estos? Pues comentaros que de entre los pocos títulos que han sacado al mercado destaca el curioso Tiny Tank, juego aparecido para PSX hace casi un año en el que estábamos a los mandos de un tanquecito de juguete que casi casi tenía vida propia (estornudaba, tosía...insultaba) y además tenía la particularidad de contar con una capacidad destructiva realmente alucinante. Sin llegar a ser una maravilla divertía bastante. Además, esta compañía se supone que aún está al frente de la secuela para DC de aquel mítico Chakan, the forever man que salió para 16 bits de Sega.
Un mal juego
Ahora, la división húngara de esta compañía nos trae esta “joyita” (por llamarlo de alguna manera) del género de las plataformas que pretende competir con los Crash, Spyro, Rayman y compañía. Así una vez dicho y en vista de que la mayoría ya habrá visto la nota que le hemos dado al juego lo mejor será ir al grano y hablar un poco de Mort the Chicken (MTC). Eso sí, antes que nada quiero comentar, a título personal, que este juego tiene el ¿dudoso? honor de ser el peor juego que este humilde redactor ha jugado nunca para la 32 bits de Sony... y eso tiene mérito porque os aseguro que en largo tiempo que llevo jugando a mi adorada Play he jugado ya a unos cuantos títulos.
Una historia surrealista
La historia del juego se puede calificar, sin ánimo de exagerar, de extraña y surrealista a mas no poder. MTC nos sumerge en un universo paralelo o mundo alternativo muy similar al nuestro sólo que la raza dominante, en vez del Homo Sapiens... son los pollos. En este mundo, los pollos conviven en armonía conformando una sociedad moderna exactamente igual que la nuestra, contando con grandes ciudades, aeropuertos, grandes vías ferroviarias, industrias y por supuesto, televisión. Nuestro protagonista es la estrella de una serie de televisión que tiene lugar en una granja y en la cual, Mort va salvando episodio a episodio a los pollitos que residen en el lugar de toda una serie de peligros. Lo que esta civilizada sociedad gallinácea no sabía es que estaban siendo observados por unos misteriosos seres de una dimensión paralela, los Boolyons que son unos cubos con vida propia (pero no me refiero a cubos de fregona con su asa y todo, hablo de cubos geométricos, es decir, tetraedros) . Debido a una confusión, estos Boolyons creen que en el mundo de los pollos, los cubos son tratados como esclavos y presos con lo cual deciden atacar ese mundo y hacer rehenes. Y da la “casualidad” de que estos cubos abren un portal dimensional en la granja donde tiene lugar el show de Mort, capturando a todos los pollitos del lugar. Nuestro héroe, ni corto ni perezoso partirá al rescate de todos sus amigos secuestrados. Para ello deberá ir hasta el cuadriculado y geométrico mundo de los Boolyons.
Rescata pollos fase por fase
Pues todo este argumento sirve para dar vida a un juego de plataformas 3D, simple a más no poder. El juego consta de múltiples fases, habiendo en cada una un cierto número de pollitos secuestrados que se encuentran en determinadas partes del escenario. Deberemos ir fase tras fase, encontrando y rescatando a los pollos de modo que podamos para devolverlos de nuevo a su hogareña granja. Todas las fases tienen un diseño muy similar y esquemático: recintos cerrados que contienen diversos elementos como muros, rampas, cubos, rectángulos conformando en su conjunto pequeños universos cúbicos (hasta las copas de los árboles tienen forma cúbica). Y aunque las últimas fases van ganando en diversidad (hay castillos o pirámides) la verdad es que todas son muy parecidas y rutinarias. Como todo juego de plataformas, hay repartidos a lo largo de las fases toda una serie de items (monedas, estrellas) y power-ups (alimento, más poder de salto, escudos, etc).
Enemigos con seis caras
Ahora que ya he descrito un poco el planteamiento del juego vamos a ver porqué este título constituye un auténtico atentado contra el mundo de los videojuegos. Para empezar todo se reduce siempre a lo mismo, buscar los pollitos, buscar pollitos...¡ah! y buscar pollitos (una vez que pasemos por su lado nos seguirán y los llevaremos todo el tiempo detrás nuestra hasta dejarlos en la entrada de la fase, lugar que sirve como portal para llevarlos a la granja de nuevo). Las fases son todas muy similares con lo cual cuando llevas más de 10 te parecerá que estas jugando la misma fase del principio y lo peor de todo es que casi es así, ya que muchas fases son repeticiones de fases anteriores con algún elemento más. Por otro lado en cada escenario hay enemigos (hablo de los Boolyons) pero estos no hacen nada de nada. Son más inocentes (nunca mejor dicho xD) que el asa de un cubo. Están en las fases pero ni siquiera te atacan. Están allí y punto, siempre en el mismo sitio: unos dan saltitos hacia arriba y abajo (y punto), otros están en una rampa y van rodando hacia abajo (y punto), otros son como de gelatina y sólo se tambalean (y punto)...es realmente patético. Un poco más adelante hay cubos que poseen como patas de madera y se mueven algo más. A veces hasta uno o dos, en un alarde inconmensurable de IA van a por ti y todo, pero tampoco son “asesinos natos”. A mi no me mataron ni una sola vez a lo largo del juego.
Un engine muy malo
Todo esto que acabo de comentar tampoco sería un lastre demasiado importante. Hasta podríamos pensar que sería un juego ideal para un niño de 6 o 7 años, sino fuera porque para acabar de rematar la faena las criaturillas de Andnow Studios han hecho para el juego un engine 3D totalmente infame (lo cual repercute en la jugabilidad de manera brutal). Es más, hasta en la Net Yaroze (esa PSX para aficionados en la que podrías programar juegos) hay juegos mejores. Fijaros hasta qué punto es malo MTC, que Jumping Flash, el primer plataformas 3D de PSX aparecido en los comienzos de la máquina allá por el año 95 posee un apartado técnico a años luz de este juego de pollos y cubos rallantes.
Fases llenas de cubos
Para empezar, el diseño brilla por su ausencia. Prácticamente no hay decorados. Cubos y más cubos forman las fases. El exterior de las fases (es decir los fondos) son siempre cielos despejados. Nunca hay nada en la lejanía. Las texturas que recubren algunos muros o cubos son extremadamente simples y encima pixeladas a más no poder. Y no sólo eso, hay clipping por un tubo (desaparición constante de las texturas), se deforman al pasar al lado de ellas y cómo no Mr. Popping tampoco podía faltar a la cita y menos en este juego. Pero lo que no tiene perdón de Dios es que encima de que no hay nunca más de 200 polígonos en pantalla (los programadores con el rollo este de que los Boolyons son cubos, no se han matado con el modelado 3D ni de fases ni menos aún de enemigos) el framerate es de pena (no va a mas de 15 fps). Uno ya que me estaba acostumbrando a los 60 fps contantes de juegos de DC y PS2 y vuelve así de golpe a la edad de Piedra. Esto es lo que más me llama la atención pues me es del todo incomprensible que encima de que casi no hay polígonos en pantalla...¡todo se mueve a trompicones!. Es rizar el rizo.
La música, lo único decente
Hasta el sonido FX molesta. Mort se pasa medio juego cacareando sin parar y esto hace que al dejar de jugar sigas oyendo gallinas y pollos por todos lados. La música es algo mejor. Sin duda el apartado mejor del juego. Musiquillas de marcado estilo country conforman típicas melodías yanquis granjeras con algo de ritmo que no quedan mal aunque algo más de variedad habría estado bien. Eso sí, tampoco os creáis que son como para tirar cohetes.
Un mal control
Pero no se vayan todavía que aún hay más. Hablando un poco del control del juego, nuestro pollo Mort posee un manejo muy malo. Responde mal y tarde a nuestras órdenes del control pad. Y como traca final, las cámaras del juego son mareantes a más no poder con pésimos angulos de cámara (además como la rotación y los zooms alrededor de Mort son tan bruscos y van a saltos, todavía peor). Esto que ha sido el caballo de batalla de la mayoría de plataformas 3D (hasta Sonic Adventure o Rayman 2 tenían este defectillo en determinados momentos del juego) en MTC es una constante. Tanto es así que acaba por cargarse todo.
Buenos FMV
Así, y para acabar la pregunta del millón es ¿¡pero hay algo bueno en este juego!? Pues sí, hay algo: las numerosas secuencias de FMV que hay repartidas por el juego. Prácticamente tras acabar una fase una breve secuencia en que salen múltiples personajes del mundo de Mort: pollos presentado un telediario dando las últimas noticias de nuestras peripecias en el mundo de los cubos, gallinas haciendo aeróbic...muy graciosas la mayoría. Poco mas.
Un mal juego
Y es que PSX en su ya larga trayectoria cuenta con muchos exponentes del sagrado género de las plataformas; muchos de ellos bastante buenecitos: Klonoa (genial), Spyro, Rayman 2, CROC o Crash Bandicoot como para que perdáis vuestro tiempo (yo ya he perdido el mio) y dinero en este pésimo juego de pollos y cubos. No apto ni para freaks de los Teletubbies.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Alien: Isolation - Análisis
Análisis
2019-12-07 16:47:00
El juego de terror de Creative Assembly llega a Switch con una de las mejores adaptaciones para la consola de Nintendo.
Halo Reach - Análisis
Análisis
2019-12-06 16:17:00
Uno de los Halo con más valores de superproducción se remasteriza en Xbox One y llega por primera vez a PC con una versión que se siente más actual de lo previsible.
Ancestors: The Humankind Odyssey - Análisis
Análisis
2019-12-06 16:01:00
La dura aventura de supervivencia de Patrice Désilets (Assassin's Creed, Prince of Persia Las arenas del tiempo) llega a consolas con ciertas mejoras respecto a la versión de PC.
Sid Meier's Civilization VI - Análisis
Análisis
2019-12-05 09:12:00
Firaxis cubre los huecos que quedaban en consolas de la estrategia más completa con una versión brillante que no decepciona en (casi) ningún punto.
Darksiders: Genesis - Análisis
Análisis
2019-12-04 17:00:00
Lucha y Guerra protagonizan una divertidísima aventura repleta de acción, puzles y plataformas en su intento por detener los malvados planes de Lucifer.
Bug Fables - Análisis
Análisis
2019-12-04 10:28:00
Un simpático y sorprendente juego de rol protagonizado por insectos inspirado en Paper Mario.
Plataformas:
PS One
Ficha técnica de la versión PS One
ANÁLISIS
3
Desarrollo: Andnow
Producción: Crave
Distribución: Ubi Soft
Precio: 4990
Jugadores: 1
Formato: 1 CD
COMUNIDAD
2.3

PUNTÚA
Mort the Chicken para PS One

13 votos
Flecha subir