Vandal
PEGI +7
PlayStation 4
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Criterion Games
Producción: Electronic Arts
Distribución: Electronic Arts
Precio: 39,99 €
Jugadores: 1
Formato: Blu-ray
Textos: Español
Voces: Español
Online: Sí
COMUNIDAD

PUNTÚA
Burnout Paradise Remastered para PlayStation 4

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS
Avances
Análisis
Foro

Análisis de Burnout Paradise Remastered

Juan Rubio ·
Un juego histórico vuelve con una remasterización correcta que sirve para recuperar una saga que merece más.
Versiones PS4, Xbox One, PC.

Los veteranos del lugar seguramente recuerden ese anuncio de Burnout 2 en el que dos coches aparcados derramaban botellas de leche y se pasaban piñas. El anuncio decía que era todo lo que les permitían enseñar para anunciar el juego: "coches echando leches y dándose piñazos". Y lo cierto es que es un buen resumen de la saga de Criterion, definida por el frenetismo y los takedowns.

La saga tocó techo con Burnout 3: Takedown, uno de los juegos mejor puntuados de la historia y, de acuerdo con Metacritic, el mejor arcade de carreras jamás hecho. Con el salto de generación, el estudio inglés redefinió la fórmula, llevándola al mundo abierto con Burnout Paradise. Paradise es un juego histórico, que cambió por completo el género, y con títulos similares que, diez años después, siguen yendo a rebufo de la obra de Criterion.

Un antes y un después

Burnout Paradise: Remastered es un juego de conducción en mundo abierto que introdujo la estructura que siguen hoy la mayoría de competidores en el género. Tenemos ante nosotros una ciudad completamente abierta para explorar, con decenas de pruebas repartidas por ella. Podemos explorar Paradise City a nuestro antojo, encontrando coleccionables como atajos y vallas publicitarias que romper, y parándonos en los cruces donde se ubican las pruebas, podemos comenzar a competir.

PUBLICIDAD
Aunque el mundo abierto nos distrae muchas veces de la esencia de la saga, ‘Burnout’ sigue estando aquí.

La diferencia con otros títulos similares es la posibilidad de hacer takedowns. Un takedown es hacer que un coche rival se estrelle, ya sea empujándolo contra un pilar o empotrándolo contra un muro. Esta pequeña diferencia es la que hace que Burnout sea tan satisfactorio y que lo echemos tanto de menos. Esto genera momentos de auténtica tensión, en la que sabemos que un milímetro puede marcar la diferencia entre la victoria y la derrota.

Todos los descargables están incluidos y disponibles desde el principio, incluyendo los diferentes coches especiales.

Las pruebas son de varios tipos, y generalmente heredadas de las entregas anteriores –aunque hay algunas nuevas–. Tendremos que hacer una contrarreloj, ganar una carrera, realizar un cierto número de takedowns, o conseguir una serie de puntos haciendo trucos. Ahora tenemos diferentes tipos de coches (velocidad, ataque, trucos…) que necesitaremos para diferentes pruebas, dándole una mayor profundidad a la competición.

La idea es ganar pruebas para conseguir un carnet mejor y desbloquear nuevos coches. Las pruebas siempre son "las mismas" (es decir, comparten objetivos) y se reinician cada vez que conseguimos un carnet, pero su dificultad aumentará. Hay que destacar que la mayoría de carreras y contrarrelojes no tienen un recorrido determinado, sino un inicio y un final, y cómo llegamos hasta la meta es cosa nuestra.

Burnout Paradise es un juego que nos da total libertad para jugar. Podemos hacer la prueba que queramos con el coche que queramos, podemos dedicarnos a encontrar sus "coleccionables" (los mencionados atajos y vayas), meternos en el divertidísimo modo online (que ha envejecido sorprendentemente bien) o recorrer sus calles y batir los récords repartidos por ellas. A nivel de diseño, Criterion dio una clase maestra de cómo revolucionar un género, y que un pionero siga pudiendo hablarle de tú a tú a los que vinieron después demuestra lo sobresaliente que fue la ejecución de estas ideas.

Big Surf Island, la única expansión lanzada (aunque Criterion tenía planeado llevarnos hasta la Luna con los DLC), también está en esta remasterización, y nos permite hacer incluso más locuras.

Un ‘remaster’ discutible

La calidad de Burnout Paradise está fuera de toda duda. Podríamos seguir deshaciéndonos en elogios sobre lo que este juego ha significado o lo divertido que sigue siendo, pero como remasterización es discutible. Lo primero, en estos diez años hay juegos como Forza Horizon 3 que han llevado el concepto de juego de carreras de mundo abierto un paso más allá, y como cabe esperar, en una década es fácil refinar un fórmula pionera.

Las motos tienen sus propias pruebas y no compiten contra coches, aunque Criterion consideró hacer un ‘Road Rush’ usando esta base.

Esto nos lleva a pensar que, puestos a recuperar la saga, ¿por qué no hacerlo con el juego que perfeccionó su fórmula? Burnout 3: Takedown no sólo es un juego más redondo, sino que además podría llenar un vacío existente en el mercado actual. Los arcades de carreras lineales son algo raro hoy en día, y habría sido una oportunidad perfecta para darle un pequeño lavado de cara y ofrecer algo que la industria necesita. Por supuesto, EA tendrá sus razones, y han decidido lo que han decidido.

Burnout Paradise: Remastered incluye todo el contenido descargable lanzado para el original, lo que obviamente es genial, pero el darnos acceso a todos los coches adicionales desde el principio también tiene sus problemas. Hay vehículos que están diseñados claramente para el endgame, y el poder seleccionarlos desde el primer momento hace que podamos completar cualquier prueba con cero esfuerzo, ganando sobradamente. Aunque no queremos una limitación sobre qué coches podemos usar y qué coches no, estaría bien que el juego nos avisara de que elegir ciertos vehículos puede afectar la progresión.

En lo que respecta al salto visual, es una "remasterización" en toda regla. Con esto queremos decir que han cogido los materiales originales y los han remasterizado para que se vean bien en las nuevas plataformas a mayor resolución (1080p en PS4 y Xbox One, 4K en sus versiones Pro y X), pero no se ha rehecho casi nada. Además, teniendo en cuenta que el original ya iba a 60 imágenes por segundo en consola, no vamos a ver ningún salto notable más allá de la resolución y algunas texturas. Las mejoras en lo visual son mínimas.

Al menos la banda sonora se mantiene casi intacta, con 90 de los 97 temas que componían la original, música clásica incluida. Y sí, sigue estando Paradise City y, lo que es más importante, Girlfriend de Avril Lavigne. También se mantienen las voces en castellano, por lo que en este aspecto poco más se puede pedir.

Take me back to the Paradise City

Burnout Paradise: Remastered es un juego que nos deja sensaciones enfrentadas. La base es sensacional, y sigue siendo un juego divertidísimo, cargado de nostalgia para quienes lo jugamos en su momento. Por otra parte, como remasterización es bastante justita, y más teniendo en cuenta cómo está el mercado. Por los 39,99 euros que cuesta Burnout Paradise: Remastered –o incluso por menos– otras compañías ofrecen títulos clásicos totalmente rehechos con gráficos de 2018 y nuevo contenido, aunque, no lo olvidemos, también hay quien saca relanzamientos más caros que los originales.

Nosotros nos lo hemos pasado genial jugando a Burnout Paradise, y si bien creemos que el mundo abierto rompe el frenetismo y la intensidad que caracterizaba la saga, también disfrutamos redescubriendo el magistral diseño con el que Criterion inició una revolución. Como auténticos fans de la saga, nosotros habríamos hecho las cosas de otra manera, pero preferimos quedarnos con lo bueno: Burnout está de vuelta, y esperamos que este remaster sea el principio de algo grande.

Hemos realizado este análisis en su versión de Xbox One X con un código de descarga proporcionado por Electronic Arts.

NOTA

8
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Hacer un ‘takedown’ sigue siendo de lo más satisfactorio.
Diez años después, el diseño del juego sigue siendo magistral.
La banda sonora.

Puntos negativos

Mejoras visuales mínimas.
Acceder desde el principio a coches de los DLC rompe la progresión.
El mundo abierto rompe parte de la esencia frenética de Burnout.

En resumen

Como juego, sigue siendo un auténtico placer volver a las calles de Paradise City; como remasterización, no ofrece nada particularmente notable y su precio puede resultar elevado.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

VIHN · 12/03/2018 15:37
[respuesta:4]En que revoluciona el genero?
En que es pionero?

Hola? Juan?[/respuesta]

josgon · 12/03/2018 09:12
A que coches se refiere el redactor, jejejeje????
Es que soy muy malillo, y me vendrían muy bien...

VIHN · 11/03/2018 09:20
[respuesta:20]Escribir eso y no escribir nada es exactamente lo mismo.

Había sido mucho más pragmático aclarar a qué te refieres con revolucionario o pionero, ya que a priori este juego no tiene ninguna de las dos cosas dentro de su género[/respuesta]

Turok64 · 10/03/2018 23:41
Sigo sin entender cómo no sale para Nintendo Switch. Es en la consola donde más ventas podría sacar ante la escasez de títulos de conducción.

Itaca · 10/03/2018 20:41
El principio del fin de los buenos juegos de conducción. Entre el realismo y el mundo abierto se han cargado un género entero.

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis PS4

Análisis
2018-09-22 11:30:00
Asta y compañía protagonizan su primer videojuego con un título de acción multijugador con potencial, pero lastrado por demasiados problemas.
Análisis
2018-09-19 14:01:00
FIFA vuelve en plena forma con acertados cambios jugables, multitud de modos de juego y la esperada incorporación de la Champions League.
Análisis
2018-09-18 09:00:00
Algunos de los mejores 'yo contra el barrio' de los 90 vuelven juntos en un recopilatorio irresistible para los que crecimos entre máquinas recreativas.
Análisis
2018-09-17 14:01:00
El estudio de Elijah Wood da el salto a los videojuegos con una aventura correcta que no tiene nada demasiado interesante que contar.
Análisis
2018-09-17 10:07:00
Una original, divertida y breve aventura de esas que saben arrancarte una sonrisa.
Análisis
2018-09-14 18:39:00
Inmersivo shooter en primera persona para realidad virtual con un enfoque táctico muy divertido.
Flecha subir