Análisis de Sly Cooper: Ladrones en el tiempo (PS3, PSVITA)

Una sólida aventura que rescata la jugabilidad de los grandes plataformas tridimensionales de pasadas generaciones.
Sly Cooper: Ladrones en el tiempo
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
8
NOTA
8.3
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versiones PS3 y PSVITA.

Normalmente los cambios de desarrollador son a peor, pero hay excepciones. Sanzaru Games ha demostrado que es una de ella y que son completamente capaces de mantener caliente el legado de Sly Cooper, uno de los personajes más infravalorados de PlayStation 2, oculto para el gran público bajo la alargada sombra de Jak y Ratchet & Clank. Sin embargo, podemos decir sin temor a equivocarnos que, con Jak fuera de juego –no hay visos de una nueva entrega- y una irregular Insomniac, Sly Cooper: Ladrones en el tiempo es fácilmente la mejor aventura 3D "de mascotas" para PlayStation 3. El mérito no suena muy grande dada la escasa competencia actual, pero es que además resulta ser un juego muy divertido y variado, que respeta al personaje creado originalmente por Sucker Punch y añade valor al catálogo de las consolas en las que se lanza.

Decimos aventura porque este Sly, como los anteriores, no encaja exactamente en una definición. Es un juego de plataformas, y bastante más que Jak o Ratchet, pero también ofrece rasgos de otros géneros: sigilo, acción, exploración, minijuegos y de vez en cuando algún puzle ligero, todo hilado por una genial historia –por lo bien llevada que está, no por su complejidad-. Como os comentamos en anteriores impresiones, el argumento comienza tras un breve capítulo introductorio con la aparición de un misterioso ladrón temporal que se dedica a robar los preciados bastones de ladrón de la familia Cooper. Para Sly y sus amigos este hurto no es muy agradable, así que no tendrán más remedio que ir pasando por diferentes momentos históricos para conocer a familiares del clan Cooper e impedir una catástrofe familiar.

La historia no se complica mucho más de este punto salvando un par de giros de argumento, y sin embargo está por encima de la media del género; lo mejor sin duda son los diálogos desenfadados, el carisma de todo el elenco –empezando por el protagonista y terminando por los secundarios- y las situaciones cómicas, una constante que hace de alguna forma a este Sly todavía mejor de lo que sería sin ellos. Fue Tim Schafer quien hace un año dijo que los juegos actuales "no son divertidos, les falta algo" en referencia a la ausencia de comedia. Pues bien, el nuevo juego de Sly demuestra que unos buenos personajes que no se toman muy en serio a sí mismos es algo muy positivo, y más en un juego de estética tan "cartoon". Un humor, dicho sea de paso, mucho menos forzado y con más chispa que el visto en la saga Ratchet & Clank.

PUBLICIDAD

El desarrollo general del juego quedó descrito en las impresiones de la primera época que visitamos, el Japón feudal; el resto de capítulos sigue esa línea así que os recomendamos su lectura, pero lo resumimos a grandes rasgos. Nuestra banda está compuesta de forma básica por Sly, Murray y Bentley, a los que se sumará Carmelita en cierto momento y el pariente de Sly de cada etapa. Por lo habitual, al inicio de cada fase el familiar se encuentra en una situación difícil, y nuestras primeras misiones consistirán en inspeccionar el nuevo mundo, ver lo que trama el villano desplazado a este tiempo y rescatar al Cooper. Una vez se sume al equipo, habrá que desbaratar los planes del jefe de la zona siguiendo un plan de boicot para posteriormente acabar con él. Dicho así parece fácil, pero nos esperan muchos peligros.

El juego está compuesto por misiones asignadas a cada personaje. Si lo deseamos, podemos salir de nuestra guarida para explorar el enorme mapa con cualquiera de los protagonistas, un mundo abierto repleto de objetos para coleccionar, retos cronometrados y dinero que conseguir derrotando enemigos o rompiendo objetos. Las monedas se utilizan para adquirir nuevos movimientos o golpes para los héroes; si bien esto no es algo esencial ni son necesarios para superar las misiones, ayudan bastante. Si queremos avanzar en el argumento, no hay más remedio que escoger al personaje que el juego nos indica y lanzarnos a la acción, y esto es así porque cada uno es completamente diferente en control y habilidades.

 1

Sly es ágil, rápido y sigiloso. Puede escalar, robar a los guardias, caminar por cuerdas y en definitiva, sus misiones están orientadas al sigilo y las plataformas. Son también las fases más divertidas por lo general, así que no es de extrañar que sean las más abundantes. Además, en cada época consigue un traje con habilidades exclusivas; en Japón consigue una armadura ignífuga que repele los proyectiles de fuego, así que se necesitará para pasar por determinados puntos –como camuflaje o para evitar acabar tostados-. En otras épocas tendremos desde disfraces a lo Robin Hood para lanzar flechas a vestimentas de troglodita para dar saltos que serían imposibles de otra manera. Lo mejor de Sly es que realmente es una aproximación diferente a los juegos de plataformas 3D, puesto que en la mayoría de ocasiones conviene evitar a los enemigos en lugar de saltar sobre ellos o enfrentarse directamente. En las misiones de infiltración, de las que hay un buen puñado, ser visto supone la muerte instantánea.

Murray es el más enfocado a la acción, y aun así la mayor parte de sus secciones no consisten en machacar enemigos de manera descerebrada. Es un personaje que da potentes puñetazos y golpes de lucha libre, pero cuenta con bastantes minijuegos, parecido a Bentley, sólo que en este caso, la tortuga sólo dispone de un limitado giro, granadas y dardos como armas de ataque. Entre fases de persecuciones y alguna de plataformas, el fuerte de Bentley son los hackeos de sistemas, que se realizan mediante minijuegos de disparos 2D laterales, de vista aérea o de control de una bola por laberintos mediante sensor de movimiento. Si, Sly Cooper: Ladrones en el tiempo es uno de los pocos juegos actuales que se acuerda de las posibilidades del Sixaxis –o el sensor de PS Vita- para muchos de sus minijuegos, y la mayoría con gran acierto; sólo quienes realmente sientan alergia por mover ligeramente el pad podrán atragantarse alguna de estas pruebas. Respecto a Carmelita, sus apariciones son puntuales y normalmente de apoyo, haciendo uso de su pistola.

 2

Además de la banda estable, tenemos al pariente lejano de Sly. Son de movimientos similares al del propio Sly, aunque cada uno tiene su propia característica especial, desde el ninja de grandes saltos al vaquero de disparos rápidos –con un tiempo bala que recuerda, por ejemplo, al de John Marston en Red Dead Redemption-, lo que viene a añadir secciones de puntería o escalada de paredes "a lo God of War".

Aunque muchos de los personajes parecen enfocados a la acción, esto sólo es cierto en contadas ocasiones. Salvando los jefes, los cuales por cierto son muy notables –aunque nos habría gustado alguno más, por ejemplo a mitad de capítulo-, el resto del juego está repleto de tramos variados que intercalan a los personajes de manera que nunca jugamos más de 30 minutos al mismo tipo de jugabilidad. Incluso dentro de un personaje como Sly encontramos multitud de tareas guiadas por la historia: en un momento determinado deba realizar fotografías a una instalación y poco después robar objetos a unos guardias, saltar trampas de láser o seguir a un jefe sin ser vistos. Sanzaru Games ha hecho un buen trabajo en ocultar la linealidad de las misiones –no se puede alterar su orden- dando un sentido coherente a lo que sucede, y porqué en cada caso debemos usar a un personaje concreto.

 3

Llegar al final de Sly Cooper: Ladrones puede llevar unas 20 horas de juego, pero completarlo al 100% es otro tema muy distinto. Está repleto de objetos que coleccionar –regresan las botellas de Sly 2-, y eso no se consigue siguiendo las misiones a piñón fijo, hay que explorar los mapas concienzudamente con Sly –o uno de sus parientes-, que es quien más recursos tiene a la hora de escalar y subir por cuerdas. Todos los mapas son de un tamaño generoso para el género –obviamente, no lo comparamos con un GTA o Elder Scrolls- y están repletos de zonas de diferentes alturas, enemigos patrullando y objetos semiocultos. Quizás el segundo capítulo, que tiene lugar en el Salvaje Oeste, sea el menos inspirado en cuanto a diseño del nivel y arte, pero el resto nos recuerda por momentos a los mejores plataformas 3D de 32 y 128 bits, como la recreación del medievo británico, un enorme oasis en mitad del desierto o la época prehistórica. Teniendo en cuenta que apenas hay lanzamientos de este tipo en consolas de alta definición –lo más reciente sería Epic Mickey 2-, es toda una alegría.

 4

La parte de plataformas y exploración de Sly Cooper: Ladrones en el tiempo está basada en conceptos no muy de moda y habrá quien diga que son anticuados –barra de vida, saltos entre plataformas, minijuegos intercalados-. Es precisamente ese su encanto. En cambio los minijuegos podrían generar más discusión entre los jugadores. Hay de todo tipo e incluso protagonizan uno de los momentos más divertidos de todo el juego, cuando uno de los parientes de Sly en baja forma debe ponerse a tono y para ello hay que superar una oleada de diferentes pruebas al más puro estilo Rocky Balboa. Pero hay otros minijuegos algo más simplones que, se podría pensar, no aportan demasiado. En cualquier caso, la inclusión de tantos retos de este tipo ha sido positiva a nivel general y se debe considerar como un extra al núcleo principal de la jugabilidad, que es la exploración y las plataformas.

Este juego se añade al catálogo de títulos con "cross-buy": compra una vez y juégalo en PlayStation 3 y PS Vita con total compatibilidad. Puedes subir la partida a la nube y seguir desde el mismo punto, desbloqueando automáticamente los trofeos en los dos sistemas. Las diferencias entre PS Vita y PS3 son pequeñas, tanto en control como en gráficos –aunque existen-. PS Vita hace uso de la pantalla táctil para activar los prismáticos y cambiar de traje, y poco más. En aspectos puramente técnicos, en PlayStation 3 corre de manera más sobrada en todos los sentidos –fluidez, detalle del escenario y efecto de cel shading en los personajes-, pero no es un salto enorme. También parece que las secuencias de dibujos animados han sido comprimidas mucho en Vita por cuestiones de espacio, eso sí, sin llegar a los extremos de Resistance: Burning Skies –que por momentos era un amasijo de pixels-.

 5

El tipo de juego, dividido en misiones, hace que se ajuste bastante bien al concepto portátil. La decisión entre jugar a una plataforma u otra sería dependería realmente de nuestro interés en disfrutar de unos gráficos más detallados o de la libertad de la portátil; en nuestro caso, la mayor parte del juego lo hemos disfrutado en Vita. Por cierto, las conectividad no termina en lo comentado, también se puede utilizar la portátil como un visor de realidad aumentada apuntando a la pantalla del televisor para encontrar pistas de tesoros.

Los desarrolladores han hecho un trabajo excelente para llevar el estilo artístico de la saga a la actual generación manteniendo animaciones expresivas y la combinación de texturas con cel shading. Sin embargo hay un pequeño problema técnico en Sly Cooper: Ladrones en el tiempo, el tema de las cargas. El juego carga entre zonas –pasar de interior a exterior o viceversa, inicio de misión con otro personaje…- y su duración es un poco mayor a lo que estamos habituados hoy día. Nada terrible para quienes recuerden los viejos tiempos de las consolas de 32 bits, lo que pasa es que acostumbrados a juegos que enmascaran las cargas nos ha chocado volver a ver este tipo de pantallas. En memoria carga los mapas y las fases de plataformas de un tirón, así que lo mismo hay 10 minutos de partida sin cargas como toca ver unas cuantas en poco tiempo por tratarse de una zona que alterna minijuegos diferentes o fases de hackeo.

La música acompaña bien –con algún toque a jazz, como es habitual en los Sly- y cambia según la ambientación. No destaca demasiado en cuanto a que pocas veces se convierte en la protagonista del sonido, pero su calidad es innegable. En cambio el doblaje al castellano, simplemente sobresaliente.

Conclusiones

Sly Cooper: Ladrones en el tiempo se lanza a un precio menor que otras novedades y con la opción de "cross-buy" que prácticamente obliga –en el buen sentido- a los poseedores de las dos consolas. Incluso si sólo vas a jugar a él en una plataforma, justifica su valor sobradamente. Sanzaru Games ha optado por hacer el juego que los seguidores de Sly querían, algo que sabrán apreciar los fans de Jak y Spyro –los clásicos- y en general los amantes de las aventuras de exploración.

Sin ser perfecto, tiene una diversión bastante directa y sin complicaciones, con una duración más que satisfactoria. Recomendado para quienes estén cansados de coberturas, regeneración de vida, dramones peliculeros y amenazas de destrucción del universo.

Ramón Varela
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

The Ascent - Análisis
The Ascent - Análisis
Análisis
2021-07-30 13:01:00
Crítica al nuevo shooter con toques RPG para XSX/S, Xbox One y PC con un espectacular acabado artístico y varias cosas por pulir a nivel jugable.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Análisis
2021-07-29 14:19:00
Ya está aquí una nueva entrega de la saga espacial de aventuras al más puro estilo Metroid pero con ciertas permutas.
Chernobylite - Análisis
Chernobylite - Análisis
Análisis
2021-07-28 19:03:00
Analizamos la última aventura en el mundo de los videojuegos inspirada en la catástrofe de Chernóbil que en esta ocasión nos trae un título muy interesante con algunas cosas por pulir.
Samurai Warriors 5 - Análisis
Samurai Warriors 5 - Análisis
Análisis
2021-07-27 15:22:00
Un musou con mejoras jugables y gráficos renovados para contar como nunca la épica historia Nobunaga Oda y Mitsuhide Akechi.
PEGI +7
Plataformas:
PS3 PSVITA

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
8.3
  • Fecha de lanzamiento: 28/3/2013
  • Desarrollo: Sanzaru Games
  • Producción: Sony
  • Distribución: Sony
  • Precio: 39,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: No
COMUNIDAD
8.09

PUNTÚA
Sly Cooper: Ladrones en el tiempo para PlayStation 3

59 votos

Ficha técnica de la versión PSVITA

ANÁLISIS
8.3
  • Fecha de lanzamiento: 28/3/2013
  • Desarrollo: Sanzaru Games
  • Producción: Sony
  • Distribución: Sony
  • Precio: 29,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Tarjeta
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: No
COMUNIDAD
8.38

PUNTÚA
Sly Cooper: Ladrones en el tiempo para PSVITA

46 votos
#50 en el ranking de PSVITA.
#141 en el ranking global.
Flecha subir