Análisis de Winning Eleven 9 (PS2)

La nueva entrega de KCET Konami nos ofrece una nueva vuelta de tuerca a la simulación del deporte rey. Mientras esperamos a octubre para tener nuestro Pro Evolution 5, los japoneses ya saborean su Winning Eleven 9, veamos lo que nos espera.
Emmanuel Castro Vallejo ·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
-
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versión PS2.

El rey de la simulación por excelencia hace su aparición en el mercado nipón. Aunque cierto es que los japoneses disfrutan de más revisiones del juego, como ocurre siempre, algunos pequeños detalles siempre llegan pulidos y revisados en su versión PAL, cosa que nos hace frotarnos las manos ante este Winning Eleven 9, pero empecemos por conocer las novedades de esta entrega.



Su ambición de mostrar todos los detalles que rodean este deporte le ha hecho ganarse millones de fieles que acuden a cada entrega ansiosos de reencontrarse con una saga que ha ido creciendo en fans, y que últimamente ha ido asentándose en detrimento de la otra vertiente de EA. Pero a tenor de lo visto en el último FIFA, que promete una remodelación a fondo, las miradas se vuelven hacia el título que está en nuestras manos, que seguirá con la base que conocemos añadiendo no pocas novedades. Pero, ¿serán suficientes?. Dejémonos de preguntas y metamos el juego en nuestra PS2.

Época de transiciones La intro nos muestra la gran pasión de sus programadores por el fútbol, pues no regala solo jugadas espectaculares, ni se limita a enseñar grandes goles, sino que lo intercala con la ilusión de aquel chaval que fuimos, cuando tanto disfrutábamos –o disfrutamos- imitando a nuestros ídolos con un balón entre los pies, sentimientos, pasiones, sin duda una presentación que veremos varias veces.

Nada más meternos en el menú comprobamos que uno de los nuevos pasos ha sido la rapidez en la interfaz. Equipos divididos por ligas y continentes hacen más intuitivo el acceso y substituyendo las barras para determinar la velocidad, defensa, ataque, por los rombos que hacen sopesar visualmente de donde flojea algún equipo o donde destaca. También nada más elegir la escuadra, podremos seleccionar el color de la equipación sobre la marcha y en el siguiente menú las condiciones climatologías -con la novedad de los campos helados y con nieve- los nuevos estadios, y algo que destacar es que se ha suprimido el menú intermedio de configuración englobándolo en uno solo, por lo que después de esto apareceremos en el menú de cambios y estrategias, que si no queremos toca nada, nos encontraremos a pie de césped con mas agilidad que antes.

A los nuevos estadios disponibles se les unirán dos conocidos por los españoles como son Mestalla del Valencia y Riazor del Deportivo de la Coruña, reproducidos con gran acierto y cuidando muchos de sus detalles. Como sabemos uno de los talones de Aquiles de la saga ha sido su base de datos. Ante la imposibilidad de acceder a la licencia FIFA y mas bien comprando una a una las ligas y nombres de selecciones y clubs pudimos asistir al cambio entre Chamartin y Real Madrid y aunque en esta versión no ha habido grandes cambios pues apenas lograremos encontrar nuevos clubs licenciados como son el Chelsea o Arsenal (ya vemos de qué le valió al Liverpool ganar la Champions) y es algo que seguimos sin entender pues ante la grandísima cantidad de seguidores de la saga hay productos de peor calidad con licencias que este titulo sigue sin conseguir.



Evolución ¿Grafica?

Entrando en materia grafica nada más saltar al campo notaremos que se han añadido algunas cinemáticas como serán unos planos cortos del público que harán la atmósfera más creíble aunque sobre esto hablaremos mas tarde. En cuestión sobre la evolución podremos decir que gráficamente apenas ha cambiado respecto a su versión del año pasado. Parece ser que el mayor handicap es el hardware de Playstation 2, puesto que se ha tomado como base, y esto hace temernos que el techo de la consola esta cercano, pues el modelado apenas ha sido retocado, lo que no significa que sea malo pues el de Pro Evolution 4 era excelente, pero sí significa que no veremos ninguna revolución grafica ni diferencias muy apreciables nada más que en detalles como una mejora en los rostros y en la expresividad de ellos que notaremos sobre todo en los primeros planos.



Entrando en detalles debemos decir que cosas como que un jugador que haya sufrido mucho desgaste podrá notarse cómo lleva la camiseta por fuera, manchado el traje y cómo su expresión notara el cansancio. Sería injusto hablar de que gráficamente no se haya evolucionado, pues lo cierto es que la carga poligonal es parecida, pero no lo son así sus animaciones, pues el titulo ha sufrido un gran lavado de cara en este tema, teniendo como colofón unos porteros tremendamente creíbles y espectaculares.



Muchas de las animaciones serán nuevas, como rechaces con una sola mano a corner, palomita a mano cambiada que dejaran con la boca abierta o pequeños detalles que se notan en el estilo de juego de cada portero, algo que se ha acentuado en esta versión, pues si Casillas es difícil tirarle al suelo -aguanta hasta el ultimo momento- aquí no será menos y veremos como tapa el ángulo y solo reaccionará en distancias cortas, impagable la animación en la que de rodillas frente a un delantero hábil que quiera superar al portero saque una mano casi por instinto y desvié a corner. También cuando el portero estaba en el suelo en cualquier rechace podíamos meter el balón entre los tres palos, pero ahora con porteros con grandes reflejos veremos una gama de paradas desde el suelo, algunas de ellas impulsándose desde el césped para sacarla a la desesperada, una vez más, bravo Konami.

Un punto negro sigue siendo la textura del césped, pero volvemos a recalcar que parte de la base del hardware de PS2 por lo que en cuestión de texturas no podremos pedir mas, bastante de la memoria ha sido utilizada para recrear las equipaciones de cada Club y selección, que vuelven a ser realistas de no ser porque son las del año pasado, algo que como siempre llegara a su versión PAL corregida. Las texturas de los campos, incluso en los terrenos de juego en perfectas condiciones, serán de un verde apagado inexplicable, pues resta credibilidad al conjunto y apenas tienen detalles. Por una parte puede ser razonable pues el motor gráfico en general ha ganado en riqueza al mostrar más detalles en algunos aspectos, pero otros hacen que sea clamorosamente inexplicable que los banquillos sigan vacíos, ¿tanto cuesta pegar unos sprites aunque sean negros a modo de sombra? Debe ser que sí, pues no aparece ni el utillero.



Las caras y físico de los jugadores estrella serán perfectamente reconocibles, pero los menos famosos seguirán siendo los damnificados, pues algunos no se parecerán ni en el pelo, algo que sin duda enfadara mucho a sus madres que apenas les reconocerán. Las animaciones son las que dan un nuevo soplo de aire fresco al titulo, pues muchas han sido remozadas y otras son totalmente nuevas. Como antes habíamos dicho los porteros han sido los mayores beneficiados pues ahora se muestran mas creíbles pues algunas poses heredadas de Zubizarreta -como la estatua- han pasado a mejor vida, aunque claro esta, no del todo pues a los balones imposibles no podrán hacer más que acompañar con la mirada. Por ultimo sobre la materia grafica podemos decir que los marcadores han incluido elementos de mejora como pueden ser la transparencia del mapa de juego, o el poner colores propios a los círculos que representan los jugadores en el campo, también la barra de cansancio que puede acompañarnos todo el partido y sopesar así que jugadores quemar más y que jugadores reservar.



En el plano de los jugadores podemos decir que las diferencias también se dejaran notar en sus animaciones, pues la parte de los pases serán también mas marcadas y fluidas como pases con el exterior con diferentes fuerzas, pisar el balón y levantar la mirada para encontrar zona de pase y regates que mucho tienen que ver con la parte jugable del titulo, pues al desaparecen el botón para fintar el balón y regatear lateralmente, todas estas animaciones serán ejecutadas por defecto con la cruceta o el stick analógico. Esto nos lleva a la piedra angular del juego, su jugabilidad.



Controlando el esférico

Las animaciones nuevas dan paso a un nuevo factor en el juego, la física. Si bien la física del balón ha ido mejorando en sus respectivas versiones, en ésta lo notaremos algo mas pesado y que hará que algunos balones que dábamos por perdidos al pensar que irían fuera nos dejen en evidencia al ser recogidos por un contrario. Pero donde realmente notaremos la física va a ser en nuestros jugadores, al principio será un poco caótico ver cómo hacemos faltas sin parar -incluso más que en su versión anterior- pero pronto sabremos que se debe a que ahora los jugadores se deja notar que tendrán su peso especifico, la inercia en las entradas y tendremos que aprender a ser meticulosos y saber desde qué lugar entrar a por el balón pues aunque vengamos en carrera en un ángulo de 45º si entramos a destajo, nuestro jugador por lógica arroyara al contrario y pitaran falta, así que deberemos aprender a frenar nuestra carrera antes de llegar a el oponente y entontes meter la presión, un detalle que sin duda no hace mas que acentuar su tremendo mundo de simulación al ser fiel a la realidad.

La variación de los remates -tanto de cabeza, a media altura o al primer toque- es muy notable, sobre todo sus resultados pues la física vuelve a hacer acto de presencia y una vez más deberemos tener presente la inercia de nuestro jugador, la dirección del balón y la dificultad de saber si es su pierna buena apuntando al palo acertado del portero. Si bien este galimatías son nimiedades para los más expertos, su jugabilidad como viene siendo de costumbre, no es apta para todos los públicos desde un primer momento y requerirá práctica y dedicación. La inteligencia artificial ha subido un nuevo escalón, y muchas serán las jugadas predefinidas de la CPU las que nos harán, tirarnos de los pelos al intentar desarmar una arbolada defensa, y también los reflejos ante los pases en profundidad harán más difícil dejar a un jugador solo delante del portero.



La parte táctica ha incluido dos nuevas posiciones para dos tipos de jugadores, que no hacen mas que enriquecerlo, aunque no sean posiciones clásicas, están son la de carrilero y un punta de apoyo o segundo punta. El rol de carrilero lo podemos ver perfectamente en un jugador como podría ser Cafú, defensivo y a la vez con subidas por la banda en velocidad, y el segundo punta hará tener un apoyo en las internadas por las bandas que puede hacer mucho daño a defensas de cuatro pues el segundo punta se desmarcará para recibir o también bajará a ayudar para recibir el balón y dárselo a su compañero, algo que hace mas grande a este juego sin duda. Todo aquel que quiera incluir estos dos nuevos roles de jugadores encontrará que han sido repensados con máxima fidelidad, pues aunque no sean sistemas que consigan grandes diferencias en los esquemas, si nos habituamos a ellos se verán ampliadas las posibilidades tácticas en el campo.



Otros detalles nuevos harán que nos sorprendamos como que el jugador se lesione sin razón aparente y luego se nos muestre la repetición dónde se hizo daño, o que un jugador aparezca tirado en el terreno de juego lesionado y que si echamos la pelota fuera nos la devolverán, pequeños pero grandes detalles que sin duda agradeceremos los usuarios. También la cámara lejana tendrá una pequeña diferencia que será que en las bandas no subirá a acompañar la jugada sino que se quedara fija en el centro, así que si estamos jugando por una de las bandas, digamos que veremos a nuestros jugadores "por los bordes de nuestro televisor", esto dará mayor campo visual si queremos hacer un pase al medio o seguir la jugada por allí si somos de los que no miramos el mapa.



El sistema de pases será también proclive a la física y sobre todo acostumbrados al Pro Evolution 4 notaremos que su respuesta es mas tardía, pero no lo será si caemos en la cuenta de que nuestros jugadores solo darán el pase si ven al jugador y si están posicionados para ejecutarlo, una vez mas, un cambio algo duro, pero que lo acerca más a la realidad. Todos estos cambios en su jugabilidad pueden gustar o no, pero debemos de comentar que algunos de ellos como el de la supresión de regatear con R2 han sido llevados a cabo para hacer esta versión compatible en PSP, pues podremos apagar la consola y seguir jugando un campeonato descargando los datos a nuestra portátil por la conexión USB.

Algo que también incluye esta versión es el modo online, donde vera ampliado su oferta a dos jugadores contra dos máximo, y en sus versiones en servidores japoneses se muestra bastante robusto y con poco lag, veremos esta opción de cerca en territorio PAL pues sabemos de buena fe que la moda es suprimirlo y poner una opción de galería o alguna extra absurdo como ese para secarnos las lagrimas en Europa, esperemos que no sea así pues ya avisaron de que aquí también tendríamos juego online.

Todos sus modos de juegos serán los mismos que antaño, aunque la Master League se presenta mas profunda en algunos aspectos será mejor esperarnos a su versión en español para entender algo. La gran novedad es una opción que puede considerarse un modo en si, El Nipón Challenge, que consiste en llevar a la selección de Japón al mundial e intentar ganarlo, y si dejamos de sonreír recordemos dónde llegó Korea.

El apartado sonoro por su parte sigue en la misma línea de siempre, contando con los mismos comentaristas de siempre, que hablan naturalmente en japonés y ponen gran énfasis en todas las jugadas. La música sigue ambientado bien los menús y las intros, mientras que los efectos de sonido siguen teniendo la variedad acostumbrada, mostrando un gran repertorio que varía según el tiempo atmosférico, el tipo de tiro, etc... y que ayuda a crear la ambientación realista que esperamos.



En conclusión, Winning Eleven 9 puede considerarse una secuela continuista, con menores cambios que anteriores entregas pero que, como siempre, contribuyen a lograr una experiencia de simulación de fútbol más realista y agradecida por parte del usuario. Quizás la eliminación del regate con R2 decepcione a algunos, sin embargo. Con menos cambios todavía en el apartado gráfico, se pone en evidencia que la limitación de Winning Eleven ya no está en la imaginación o el buen hacer de los creadores, sino en la propia consola, muy cerca de su techo técnico. Siendo esta la última entrega "solo para esta generación" del juego (habrá Winning Eleven 10 en PS2 sin ninguna duda), estamos ansiosos por probar la presumiblemente mejorada versión europea, que estará con nosotros, y también para PC y Xbox, en el mes de octubre.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

The Centennial Case: A Shijima Story - Análisis
The Centennial Case: A Shijima Story - Análisis
Análisis
2022-05-13 13:37:00
Asesinatos, misterio y una historia con sabor nipón contada mediante vídeo de imagen real.
Salt and Sacrifice - Análisis
Salt and Sacrifice - Análisis
Análisis
2022-05-11 18:37:00
La esperada secuela de Salt and Sanctuary nos ofrece una aventura menos redonda y con más problemas que se queda un par de peldaños por debajo de la entrega original.
Eiyuden Chronicle: Rising - Análisis
Eiyuden Chronicle: Rising - Análisis
Análisis
2022-05-10 09:57:15
Acción y toque rol en una clásica aventura 2D que da el primer vistazo al mundo de Eiyuden Chronicle.
Kharon's Crypt - Análisis
Kharon's Crypt - Análisis
Análisis
2022-05-09 11:35:00
El pequeño estudio español Andromeda Project sorprende con una aventura muy bien diseñada que homenajea con mucho acierto a la mítica Game Boy Color.
Warhammer 40.000: Chaos Gate - Daemonhunters - Análisis
Warhammer 40.000: Chaos Gate - Daemonhunters - Análisis
Análisis
2022-05-05 18:12:00
Estrategia por turnos de calidad con todo el encanto del profundo universo de Warhammer 40.000.
Trek to Yomi - Análisis
Trek to Yomi - Análisis
Análisis
2022-05-05 16:02:00
Una aventura de samuráis espectacular e impactante, pero que sabe a poco en los aspectos jugables.
Género/s: Deportes / Fútbol
Plataformas:
PS2

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
-
COMUNIDAD
7.7

PUNTÚA
Winning Eleven 9 para PlayStation 2

53 votos
Flecha subir