Análisis Back 4 Blood: Más que un Left 4 Dead 3 (PC, Xbox One, PS4, Xbox Series X/S, PS5)

Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Back 4 Blood
·
Actualizado: 11:45 13/10/2021
Análisis de versiones PC, Xbox One, PS4, Xbox Series X/S, PS5.

  • Guía Back 4 Blood: trucos, consejos y secretos
  • Muchos lo han intentado y muy pocos han conseguido hacer algo que merezca aunque sea una comparación. Hablamos de todos esos juegos de disparos cooperativos que con zombis, ratas, alienígenas o cualquier otro bicho, se han atrevido a replicar la fórmula de Left 4 Dead. Valve no parecía interesada en recuperar la influyente saga creada por Valve South, y esa firma, reconvertida en Turtle Rock Studios, probó suerte con el multijugador asimétrico Evolve que no acabó de cuajar. Pero este 12 de octubre vuelven con un Back 4 Blood que es más de lo que podríamos esperar. No se han conformado con hacer un Left 4 Dead 3, sino que han adaptado la fórmula al año 2021.

    Videoanálisis y nota de voz

    A continuación podéis ver nuestro análisis en vídeo, con imágenes capturadas de la versión de PC, a la que hemos estado jugando en los últimos días:

    PUBLICIDAD

    También podéis escuchar nuestra nota de voz, un breve audio en el que os contamos qué nos ha parecido Back 4 Blood:

    La tercera entrega que Valve no ha querido darnos

    Aun así, en general sí que estamos ante esa tercera entrega que pensamos que nunca llegaría. Si no se tratara del mismo estudio que creó Left 4 Dead, estaríamos hablando de una copia. La estructura es prácticamente idéntica. El objetivo de cada misión es llegar de una habitación segura a la siguiente. Por el camino los cuatro jugadores colaboran para cumplir los objetivos de cada fase mientras abaten a cientos de zombis, echándose una mano cuando uno está en aprietos, curándose, encontrando y compartiendo equipamiento…

    Incluso las mutaciones, los zombis grandes, son casi idénticos, hasta el punto de que nos cuesta llamarlos por sus nuevos nombres en lugar de por el que tenían en Left 4 Dead. Eso sí, ahora hay varios tipos de Boomer, los que explotan y vomitan; se han juntado en una misma clase con tres variedades las Escupidoras y los Cazadores; y también hay distintos Charger que requieren ser precisos con los disparos para tumbarlos. Hay nuevos, claro: las Viejas son, si cabe, más peliagudas que las ausentes Witch, y otro tipo es capaz de alertar a una horda de zombis. Además, hay un par de grandes jefes que aparecen de vez en cuando y ponen la cosa muy cuesta arriba porque nunca llegan solos, aunque nos hubiera gustado que hubiera más variedad de estos bosses.

    La premisa es exactamente la misma que en 'Left 4 Dead', pero con mejoras y pequeños cambios.
    La premisa es exactamente la misma que en 'Left 4 Dead', pero con mejoras y pequeños cambios.

    Sí se ve una evolución en el diseño de niveles, y sobre todo, en la capacidad que tienen de ofrecer situaciones distintas. Vamos a recorrer poblados en ruinas, iglesias, cementerios de barcos, fábricas abandonadas, alcantarillas y muchísimos más escenarios, casi todos ellos con una idea propia: tapiar las ventanas de una biblioteca mientras la horda se cuela en el edificio, hacer frente a cientos de zombis mientras una cosechadora nos va abriendo el paso por un maizal, destruir nidos para encontrar el brazo de un tipo que nos permita abrir una puerta de seguridad y eliminar a una cantidad ingente de muertos vivientes parapetados en un bar en el que suena rock ‘n roll a todo trapo

    Es un juego muchísimo más variado de lo que nos esperábamos, y capaz de generar situaciones alocadas, tensas y prácticamente incontrolables de manera mucho más habitual que los Left 4 Dead. Si en los juegos de Valve tragabais saliva cuando comenzaba la horda o un personaje gritaba "¡Tank!", esperad a encontraros en un pantano donde la niebla no os deja ver dos palmos más allá, escuchando varias mutaciones a vuestro alrededor, y con bandadas de pájaros que alertan a los zombis colocadas con muy mala leche.

    La Vieja puede comerse a uno de los supervivientes, quien podrá ser rescatado por sus compañeros más adelante.
    La Vieja puede comerse a uno de los supervivientes, quien podrá ser rescatado por sus compañeros más adelante.

    Una de las primeras cosas que detectamos que nos hacen decir "este juego es de 2021" está en las armas: no faltan los niveles, las rarezas y los accesorios. La armería es enorme con una gran variedad de pistolas, metralletas, fusiles, francotiradores y armas cuerpo a cuerpo. Todas ellas se pueden personalizar con miras, boquillas, cargadores, estabilizadores y otra cacharrería. Esto provoca tres cosas: permite concretar aún más el estilo de juego de cada jugador; hace que la fase de preparación en los refugios sea más larga que en Left 4 Dead porque estaremos frente a la tienda coordinándonos con nuestros compañeros; y nos invita a explorar a fondo los niveles porque a la búsqueda de granadas, cócteles molotov, munición y medicinas se suma la posibilidad de encontrar armas y/o accesorios mejores que las que llevamos.

    Durante los primeros momentos el gunplay, la satisfacción que da disparar con estas armas, se percibe es raro, pero poco a poco nos acostumbramos y lo cierto es que es bastante bueno. Eso sí, no estamos ante un Destiny, un Call of Duty ni un Doom (aunque ojo a la escopeta recortada). Los cambios estadísticos que aportan los accesorios y los modificadores se dejan notar claramente en el gatillo. Espera… ¿Hemos dicho modificadores?

    Además de muchísimas armas a distancia, también hay un puñado considerable cuerpo a cuerpo.
    Además de muchísimas armas a distancia, también hay un puñado considerable cuerpo a cuerpo.

    Cartas y construcción de mazos: progresión y personalización con mucho recorrido

    La mayor revolución de Back 4 Blood a la fórmula de Left 4 Dead está en las cartas. Aunque van mucho más allá, el motivo de su existencia está en aportar un sistema de progresión. En 2021 ya no vale con una campaña variada y cambiante que pueda jugarse muchas veces. Los jugadores necesitan desbloquear cosas. Y mejor que otorgar grafitis, skins y demás parafernalia cosmética (que también la hay), el equipo de Turtle Rock ha introducido un sistema de construcción de mazos versátil e importante que se va abriendo poco a poco conforme conseguimos más cartas y entendemos los engranajes del juego.

    La importancia de las cartas está desde el mismo momento en el que elegimos un personaje. Cada uno tiene una carta de personaje con un efecto propio (más resistencia, más objetos de apoyo, curar sin ítems una vez por nivel, etc.) y un efecto para todo el grupo. En los mazos podemos meter hasta 15 cartas y pronto nos damos cuenta de la versatilidad que aportan, del potencial de crear builds que nos permitan jugar de maneras diferentes.

    ¿Un tanque con escopeta que se cura por cada balín que acierta? Check. ¿Un tirador preciso que se vuelve más contundente con cada disparo a la cabeza? Check. ¿Otro capaz de moverse de manera grácil, escapando de las garras de las mutaciones, y sembrando el caos con su machete? Check. ¿Uno centrado en las granadas, cócteles molotov y demás? Otro check. Además, es fácil detectar las sinergias entre unos mazos y otros, y seguro que en los días tras el lanzamiento vemos combinaciones muy interesantes en internet.

    Podemos añadir una carta más a la partida al empezar cada capítulo del acto en el que nos encontremos, pero la IA enemiga hará lo mismo.
    Podemos añadir una carta más a la partida al empezar cada capítulo del acto en el que nos encontremos, pero la IA enemiga hará lo mismo.

    Seguramente haya algunos que estéis leyendo esto pensado: "uf, cartas, qué chapa". No os preocupéis. El modo de dificultad estándar os lo podréis pasar sin tener que hacer mazos complejos y sin necesidad de prestar atención a esas sinergias, aunque ya os avisamos de que no es un paseo: en Back 4 Blood se puede liar muy parda cuando menos te lo esperas. Tiene la dificultad justa para ser tenso. Pero en cuanto pasas al segundo nivel de dificultad, la cosa se pone muy cuesta arriba: llegar al refugio es toda una hazaña. Y en tercer y último nivel de dificultad, cada pequeño avance es motivo para lanzar fuegos artificiales. En esos niveles no basta con trastear con las cartas, sino que hay que buscar las combinaciones con los mazos de nuestros amigos, y por supuesto, con el personaje y las armas que llevemos. Pero más importante aún: hay que intentar contrarrestar las cartas de la IA.

    El Director, esa mano invisible de Left 4 Dead que gestiona la dificultad sobre la marcha, haciendo que cada partida sea distinta, es más visible en Back 4 Blood. Al principio de cada nivel, la IA enemiga juega sus cartas, como por ejemplo, que haya niebla, la presencia de pájaros, los tipos de mutaciones, que los zombis sean explosivos… Esta información, además de para hacernos decir "uy, la que se nos viene encima", nos permite elegir con más tino la carta o cartas de nuestro mazo que añadimos al juego al principio de cada fase – una vez comenzamos una serie, no podemos cambiar de mazo ni personaje hasta que la completamos.

    Los modos de dificultad más altos requieren dominar los sistemas del juego.
    Los modos de dificultad más altos requieren dominar los sistemas del juego.

    Personalidad impostada

    Si empezáis a jugar y no tenéis claro lo que es una serie, una cadena de suministros o cómo funciona el sistema de guardado de campañas, no estáis solos. El fallo principal que le hemos visto al título de Turtle Rock es, básicamente, lo mal que se explica. Los menús son poco menos que un desastre incomprensible, pasan varias partidas hasta que entiendes cómo funciona el tema de los desbloqueos y probablemente había cientos de maneras mejores para explicar que los actos se componen de varias misiones, y que ciertos actos cambian de localización en una o más ocasiones, pero que eso no influye en los guardados, en la posibilidad de continuar la partida con el mismo grupo de jugadores ni en nada.

    De hecho, hasta que no lo probamos no supimos que el modo Nube, que podría ser cualquier cosa relacionada con el cloud gaming con ese nombre, no es más ni menos que un divertido modo enfrentamiento. Funciona en parte como el de Left 4 Dead 2: hay un equipo de supervivientes y otro de infectados. Se juega a varias rondas, y gana el equipo que consiga sobrevivir durante más tiempo en áreas cerradas extraídas de las fases de la campaña. Es caótico y es divertido. Y también hay aquí elemento 2021: como si se tratara de un battle royale, una nube tóxica va centrando la acción en un punto del escenario.

    En el modo Nube podemos elegir entre distintas mutaciones, aumentar sus habilidades y mejorar la capacidad destructiva de los zombis estándar.
    En el modo Nube podemos elegir entre distintas mutaciones, aumentar sus habilidades y mejorar la capacidad destructiva de los zombis estándar.

    Otra de las patinadas del juego está en su personalidad, no solo por falta de la misma, sino por los intentos fallidos de dotársela. Los personajes de Left 4 Dead no están precisamente en las listas de los personajes más profundos de los videojuegos. Eran personajes muy poco dibujados, y sobre ese boceto, los propios jugadores se imaginaban su procedencia, sus vicisitudes, su historia. Aquí los protagonistas tienen mucho más contexto argumental que se va descubriendo con conversaciones que suceden en medio de la partida y que se repiten demasiado; si bien es cierto que las interacciones entre los distintos héroes están bastante bien. También hay una trama tan rematadamente mal escrita, tan repleta de clichés, y tan innecesaria que solo podemos llegar a la conclusión de que han intentado hacer una parodia poco graciosa del género.

    Visualmente, eso sí, el juego es muy pintón, más por lo artístico, pues es capaz de poner en pantalla escenarios y paisajes que aúnan lo bello y lo decadente, que por otra cosa. Aunque no hay que hacer de menos su capacidad para poner varias decenas de zombis en pantalla y por ser muy legible, pues nos permite detectar de un vistazo el tipo de mutación que vemos en la lejanía, a lo que contribuye mucho un diseño de sonido fantásticamente útil. Nos ha sorprendido más en lo técnico: su versión para PC llega con los ajustes habituales de los AAA, y con DLSS, que en modo calidad nos ha permitido jugar con todo al máximo a entre 110 y 144 fps con una Nvidia RTX 3070 8 GB, un AMD Ryzen 5600X y 32 GB de RAM a resolución 1080p.

    Es impactante la cantidad de zombis que aparecen a la vez en pantalla sin afectar al rendimiento.
    Es impactante la cantidad de zombis que aparecen a la vez en pantalla sin afectar al rendimiento.

    Conclusiones

    En definitiva, Back 4 Blood es ese Left 4 Dead 3 que llevamos más de una década esperando, pero con varias capas de profundidad, dignas de un juego multijugador cooperativo del año 2021, que alternan y vigorizan la fórmula sin afectar negativamente a la propuesta de una saga que siempre se ha caracterizado por su inmediatez. Si os gustaron los originales y no os han convencido los numerosos intentos de sucederlos que se han publicado a lo largo de los años, dadle una oportunidad a lo nuevo de Turtle Rock. Y si nunca os ha llamado el género, no haríais mal en probarlo con uno o varios colegas, porque quizá salgáis con un nuevo juego favorito para llenar vuestras noches; y está en Xbox Game Pass para consola y PC, por lo que no perdéis nada en probarlo.

    Hemos realizado este análisis gracias a un código para PC ofrecido por Ziran.

    Fran G. Matas
    Colaborador

    NOTA

    8
    Gráficos
    Duración
    Sonido
    Un jugador
    Jugabilidad
    Multijugador

    Puntos positivos

    El Left 4 Dead 3 que llevamos años esperando.
    La mecánica de construcción de mazos es versátil y profunda.
    Tenso y con situaciones muy variadas.

    Puntos negativos

    Los menús y las denominaciones hacen complejo lo sencillo.
    La historia y la personalidad importada de los personajes.
    Jugar la campaña en solitario no permite desbloquear cartas, logros, etc.

    En resumen

    Los creadores de Left 4 Dead vuelven con un auténtico sucesor del mejor shooter cooperativo de zombis, pero con novedades propias del año 2021 que le dan más profundidad y recorrido a la fórmula.
    PUBLICIDAD
    En forosComentar en nuestros foros

    En forosComentar en nuestros foros

    Últimos análisis de PC, Xbox One, PS4, Xbox Series X/S y PS5

    Crysis Remastered Trilogy - Análisis
    Crysis Remastered Trilogy - Análisis
    Análisis
    2021-10-15 10:03:00
    Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
    The Good Life - Análisis
    The Good Life - Análisis
    Análisis
    2021-10-14 16:04:00
    The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
    Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
    Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
    Análisis
    2021-10-13 18:00:00
    Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
    Plataformas:
    PC Xbox One PS4
    Xbox Series X/S PS5

    Ficha técnica de la versión PC

    ANÁLISIS
    8
    Estadísticas Steam
    COMUNIDAD
    7.8

    PUNTÚA
    Back 4 Blood para Ordenador

    6 votos
    Insuficientes votos para figurar en los rankings.

    Ficha técnica de la versión Xbox One

    ANÁLISIS
    8
    • Fecha de lanzamiento: 12/10/2021
    • Desarrollo: Turtle Rock Studios
    • Producción: Warner Bros. Interactive
    • Distribución: Warner Bros. Interactive
    • Precio: 69,99 €
    • Jugadores: 1
    • Formato: Blu-ray
    • Textos: Español
    • Voces: Español
    • Online: Sí
    • Requisitos PC
    COMUNIDAD
    -

    PUNTÚA
    Back 4 Blood para Xbox One

    Sin votos
    Insuficientes votos para figurar en los rankings.

    Ficha técnica de la versión PS4

    ANÁLISIS
    8
    • Fecha de lanzamiento: 12/10/2021
    • Desarrollo: Turtle Rock Studios
    • Producción: Warner Bros. Interactive
    • Distribución: Warner Bros. Interactive
    • Precio: 69,99 €
    • Jugadores: 1
    • Formato: Blu-ray
    • Textos: Español
    • Voces: Español
    • Online: Sí
    • Requisitos PC
    COMUNIDAD
    -

    PUNTÚA
    Back 4 Blood para PlayStation 4

    Sin votos
    Insuficientes votos para figurar en los rankings.

    Ficha técnica de la versión Xbox Series X/S

    ANÁLISIS
    8
    • Fecha de lanzamiento: 12/10/2021
    • Desarrollo: Turtle Rock Studios
    • Producción: Warner Bros. Interactive
    • Distribución: Warner Bros. Interactive
    • Precio: 69,99 €
    • Jugadores: 1
    • Formato: Blu-ray
    • Textos: Español
    • Voces: Español
    • Online: Sí
    • Requisitos PC
    COMUNIDAD
    -

    PUNTÚA
    Back 4 Blood para Xbox Series X/S

    Sin votos
    Insuficientes votos para figurar en los rankings.

    Ficha técnica de la versión PS5

    ANÁLISIS
    8
    • Fecha de lanzamiento: 12/10/2021
    • Desarrollo: Turtle Rock Studios
    • Producción: Warner Bros. Interactive
    • Distribución: Warner Bros. Interactive
    • Precio: 69,99 €
    • Jugadores: 1
    • Formato: Blu-ray
    • Textos: Español
    • Voces: Español
    • Online: Sí
    • Requisitos PC
    COMUNIDAD
    -

    PUNTÚA
    Back 4 Blood para PlayStation 5

    Sin votos
    Insuficientes votos para figurar en los rankings.
    Flecha subir