Análisis de Super Mario 64 DS (NDS)

Nintendo DS no puede comenzar su andadura con un mejor juego, cuya absoluta jugabilidad resiste el paso de los años.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
9
NOTA
9
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión NDS.

No hay duda de que hay juegos que marcan época, no solo por su calidad sino también por las innovaciones que traen, y Mario 64 es probablemente el juego que más influyó en los demás en la pasada generación. El título de lanzamiento de Nintendo 64 cambió la forma de diseñar desde ese momento en adelante las aventuras y plataformas 3D, con su estructura de Minimundos donde había que realizar ciertas acciones o recoger ciertos objetos. Juegos de plataformas como Spyro y otros géneros como la aventura con Shadowman o los deportes de Tony Hawk copiaron este modelo de minimundos, misiones y recolecciones, todos ellos con considerable éxito.

Estaba cantado que Mario 64 reaparecería en la primera portátil 3D de Nintendo, y aquí lo tenemos. Sin embargo, Nintendo no se ha conformado con hacer una adaptación "tal cual" de su clásico, sino que se decidió a incluir las suficientes mejoras para diferenciarlos, y podemos decir que Nintendo ha cruzado la línea en el que un fan del Mario 64 original se decide a comprarse esta versión DS. Hay 30 estrellas nuevas, lo que hace un total de 150, pero sobre todo ahora hay cuatro personajes, cada uno de ellos con sus habilidades, pros y contras, haciendo que algunas estrellas solo se puedan coger con algunos, que con unos sean más fáciles que con otros; consiguiendo por lo tanto un juego más variado, pero también, y esto es una lástima, más engorroso en algunas ocasiones.

PUBLICIDAD

Comenzaremos únicamente con Yoshi, pues los otros tres héroes han sido capturados, y con el simpático dinosaurio afrontaremos las primeras estrellas hasta que poco después obtengamos a Mario, y más adelante a Luigi y a Wario. Mientras que la ubicación de Mario es muy sencilla, tras una puerta del castillo, la de los otros dos personajes acarrea más complicaciones y por experiencia propia les remitimos a la sección de trucos si quieren encontrarlos por la vía rápida.

El juego vuelve a estar organizado en mundos, estos dentro de un gran castillo donde también habrá estrellas secretas. De hecho en esta ocasión son 30, y no quince, las estrellas desperdigadas en diferentes partes del castillo, unas en el propio edificio y otros en algunos pequeños subniveles, como los de obtener a los personajes extra o bien los de las luchas contra Bowser. En cada minimundo ya no hay siete estrellas, sino ocho, estando siete ocultas en las ya conocidas pruebas, y la última consistente en conseguir 100 monedas en la fase.

La mayoría de las estrellas nuevas consisten en un evento contrarreloj, teniendo que activar un interruptor y llegar hasta la estrella en un tiempo límite, para lo cual a veces será necesario un personaje que corra lo suficiente, o que sea capaz de llegar hasta el interruptor o la estrella. Pues esta vez ya no están las gorras especiales para Mario, salvo la de volar, sino que los poderes han sido distribuidos entre los cuatro personajes para darle al juego una mayor variedad.

Mario es el personaje más equilibrado de todo el juego, con la misma capacidad de salto y ataque que en Mario 64. Conserva la habilidad de volar con las gorras especiales, pero se incluye como novedad la de hincharse como un globo (con la flor de fuego), de forma que así puede llegar a lugares más altos. Luigi es más débil que Mario, pero tiene una gran capacidad de salto y además es capaz de girar sobre si mismo y ascender más alto en el salto hacia atrás (el que hacemos agachados). Su habilidad especial es la de hacerse invisible e intangible, pudiendo atravesar rejas, es decir, la anterior gorra azul de Mario 64.

Wario es el personaje más fuerte, el único capaz de romper los bloques negros que nos encontraremos durante el juego, pero también el que menos salta y más lento corre, lo que nos impedirá obtener muchas estrellas, especialmente las cronometradas. La habilidad de Wario es la de convertirse en metálico (la anterior gorra verde). Finalmente, Yoshi es rápido y puede saltar un poco más, y alargar su salto como hace en sus juegos, y puede comer a enemigos y convertirlos en huevos (para luego lanzarlos). Su habilidad especial es la de lanzar fuego por la boca, que podrá hacer si consigue la flor de fuego o bien si "come" fuego de una antorcha.

Los personajes, por lo tanto, no solo se diferencian por su habilidad especial, sino también por sus características como velocidad, capacidad de salto o fuerza. De este modo la mayoría de las estrellas del juego pueden conseguirse con unos u otros personajes, pero por las características de cada uno nos será más o menos difícil con cada personaje. Por ejemplo, en la fase del reloj es altamente recomendable Luigi (por su gran salto) o Mario (por poder hincharse como un globo y ascender), mientras sólo un experto logrará conseguir algo con Wario.

Las otras estrellas, que requieren a un personaje en concreto –o incluso la combinación de dos-, no requieren obligatoriamente un cambio de personaje (lo cual es tedioso, ya que hay que ir a una zona del castillo específica), ya que por los niveles nos encontraremos las gorras de Mario, Wario y Luigi, y al ponérnoslas nos transformaremos en ese personaje hasta que un enemigo nos dañe –o hasta que salgamos del nivel-. Esto es comprensible en las estrellas que requieren el uso de dos personajes (léase llegar hasta un punto con Luigi y luego ascender con Mario), pero en las otras acaba convirtiéndose en algo lioso.

El único personaje con el que podremos elegir en qué otro personaje empezar la fase convertidos es Yoshi –que es el único en el que no nos podemos convertir-, pero hay ocasiones en el que se convertirá en algo muy tedioso intentar evitar sufrir daños y volver a nuestra forma original –hasta que volvamos a encontrar la gorra, indicada en el mapa pero quizás demasiado lejos-, hasta el punto de que en algunas estrellas difíciles elegiremos ir a cambiar "completamente" de personaje a la zona del castillo habilitada para ello, o bien dejarlo para otro momento y pasar a otro nivel. Es decir, nuestra habilidad para conservarnos sin daños se ve recompensada con librarnos de tener que salir del nivel e ir a la zona del castillo para cambiar íntegramente de personaje. La habilidad no se recompensa con algo, sino con libarnos de hacer algo aburrido.

El mismo procedimiento se sigue con las vidas. Podremos conseguir gran cantidad de vidas jugando, pero éstas no se guardarán en la partida, por lo que al reanudarla empezaremos con cinco. ¿Para qué, entonces, las vidas? Habiendo continuaciones infinitas, y no guardándose en las partidas grabadas, da la sensación de que recoger vidas sirve para tener un "colchón de intentos" y así no tener que empezar de nuevo la partida –y volver a recorrer el castillo hasta el nivel en el que queramos entrar- cada cinco veces que nos maten. De nuevo la habilidad se ve recompensada con librarnos de algo aburrido.

En cuanto al diseño de los niveles, Mario 64 mantiene el sistema original de conseguir una sola estrella y luego salir del nivel, algo que fue rápidamente puesto a un lado tras los plataformas de Rare, donde no teníamos que salir del nivel al conseguir el objeto importante en cuestión. Esto quizás sea decepcionante –porque, por ejemplo, la búsqueda de las 100 monedas se hace más larga cuando tenemos que afrontarla-, pero también permite que dependiendo de la estrella que elijamos el nivel se muestre de una u otra forma, lo que permite mayor variedad.

Super Mario 64 DS ya no se controla con un stick analógico, del que Nintendo DS carece, sino con el pad (usando un botón para indicar que queremos correr) o bien con la pantalla táctil, moviendo nuestro dedo hacia donde queremos que se mueva Mario. Ninguno de los dos sistemas proporciona tanta precisión como el del juego original, pero el táctil es una buena aproximación a cómo se podrá usar la pantalla para controlar directamente un juego. En dicha pantalla inferior se mostrará en todo momento un mapa de los niveles ,que es muy útil para orientarnos, y que mostrará donde se encuentran la estrella que estemos buscando, las gorras, y en ocasiones las monedas rojas (cuando hablemos con la bomba rosa que nos lo dice). No es el uso más original ni innovador, pero estamos hablando de un remake.

Donde sí se usará, y mucho, la pantalla táctil, es en la gran cantidad de minijuegos que incluye Super Mario 64 Ds, y que iremos obteniendo según vayamos capturando conejos que pululan por el castillo. Por cada conejo que capturemos se nos dará una llave, que nos dará acceso a un nuevo juego, y hay que decir que estos minijuegos, aunque muy breves, dan una idea de los originales usos que puede deportar el stylus. Así, tendremos tanto juegos de mesa donde se usará la pantalla táctil para indicar qué dos cartas queremos unir, o bien juegos de habilidad como en el que Mario salta en trampolines que nosotros tendremos que dibujar con el stylus, que es, por cierto, nuestro preferido.

Al juego principal y a los minijuegos hay que sumar el multijugador, para cuatro jugadores –solo se necesita que uno tenga el juego-, donde competirán por ver quién consigue más estrellas, robándoselas los unos a las otras y llegando antes que ningún otro a encontrarlas. De nuevo, no es el uso más original del multijugador, pero sí una adición interesante.

A nivel gráfico Mario 64 DS se muestra igual que en la versión de Nintendo 64, es decir, sin grandes excesos pero cumpliendo. Es difícil compararlo con otros juegos de la consola –pues acaba de salir-, pero sus texturas parecen seguir estando limitadas por los cartuchos de la N64 y no por las tarjetas de juego de DS, de mayor capacidad. Se han mejorado algunos modelados respecto a la versión N64, pero poco más. El sonido se mantiene casi igual que en el original, con las mismas melodías memorables y FX conocidos por todos y usados eternamente en toda la saga. Las voces son escasas, y siguen siendo los mismos "Yahoo" y "Mamma mía" por todos conocidos, aunque se han añadido las de los nuevos personajes.

Super Mario 64 DS puede considerarse el título ideal con el que Nintendo lanza su nueva consola. Aunque no es un juego nuevo, es un remake de uno de los mejores juegos de la historia, y además posee muchos más elementos nuevos de lo visto habitualmente en este tipo de producciones, y extras como el multijugador y los sorprendentemente divertidos minijuegos táctiles. Aunque tiene aspectos criticables, y muchas de las 30 estrellas nuevas no tienen tan buen diseño como las originales, se trata de una de las compras más recomendables para la Nintendo DS, especialmente si el jugador es "clásico" y por ahora no quiere aventurarse con juegos más "para Nintendo DS" como Project Rub o Wario.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis

FIFA 22 - Análisis
FIFA 22 - Análisis
Análisis
2021-09-27 09:04:00
Analizamos FIFA 22, una nueva entrega del simulador de fútbol que añade animaciones y nuevos sistemas para los títulos del futuro que, por ahora, tienen poco impacto jugable.
Townscaper - Análisis
Townscaper - Análisis
Análisis
2021-09-24 12:43:00
Townscaper es un juego-juguete que nos permite construir ciudades en miniatura en mitad del océano. Una experiencia sencilla, vistosa y gratificante sin más límites que los de nuestra imaginación.
Death Stranding Director's Cut - Análisis
Death Stranding Director's Cut - Análisis
Análisis
2021-09-23 14:00:00
La remasterización para PS5 mejora visualmente un título que ya se veía de escándalo y añade algunos extras sin mucha enjundia.
Sable - Análisis
Sable - Análisis
Análisis
2021-09-23 09:32:00
Una aventura minimalista en lo jugable con un amplio mapa para explorar y una historia que construir a nuestro ritmo.
Golf Club: Wasteland - Análisis
Golf Club: Wasteland - Análisis
Análisis
2021-09-22 10:06:00
Golf Club: Wasteland le da la vuelta a la disonancia ludonarrativa y nos introduce en un mundo devastado a través de relatos y canciones mientras jugamos al golf en las ruinas de la humanidad.
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Análisis
2021-09-21 07:05:00
Ember Lab se estrena en la industria del videojuego con una preciosa y cautivadora aventura que no os querréis perder.
Género/s: Plataformas
PEGI +3
Plataformas:
NDS
También en: WiiU

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
9
  • Fecha de lanzamiento: 12/3/2005
  • Desarrollo: Nintendo
  • Producción: Nintendo
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1-4
  • Formato: Tarjeta de juego
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
COMUNIDAD
8.56

PUNTÚA
Super Mario 64 DS para Nintendo DS

296 votos
Flecha subir