Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Artículos
  3. Crítica 'El Señor de los Anillos: Los anillos de poder', Amazon nos devuelve a la Tierra Media

Crítica 'El Señor de los Anillos: Los anillos de poder', Amazon nos devuelve a la Tierra Media

La serie basada en los libros de J.R.R. Tolkien, llega a Prime Video invitándonos a viajar a la Tierra Media. Elfos, hombres, enanos y medianos se dan cita en un show colosal pero no carente de alma.
Crítica 'El Señor de los Anillos: Los anillos de poder', Amazon nos devuelve a la Tierra Media
·

I amar prestar aen. Han mathon ne nen. Han mathon ne chae. A han noston ned gwilith. El Señor de los Anillos: Los anillos de poder, la producción de Amazon Studios para la plataforma de streaming de la casa, ya está aquí. La serie más cara de la historia, una apuesta a largo plazo basada en Los Apéndices de El Señor de los Anillos de J.R.R. Tolkien, nos invita a volver a la Tierra Media y descubrir qué ocurrió miles de años antes de El Hobbit o la Guerra del Anillo. Auspiciada por los showrunners J.D. Payne y Patrick McKay, se estrenará el 2 de septiembre con un episodio doble. En Vandal hemos asistido al preestreno en cines de la colosal producción de fantasía invitados por Amazon España y os contamos qué nos ha parecido este arranque en una crítica sin spoilers.

La Tierra Media en la Segunda Edad: una adaptación complicada

PUBLICIDAD

El Señor de los Anillos: Los anillos de poder nos lleva a una época inexplorada en las adaptaciones de la Tierra Media vistas con anterioridad. La producción se desarrolla muchísimo antes de los sucesos de El Hobbit y El Señor de los Anillos y la Guerra del Anillo, concretamente en la Segunda Edad del Sol, por lo que el marco temporal es muy anterior a las veneradas y queridas películas de Peter Jackson. Es un terreno inexplorado, muy convulso en términos de eventos dentro de la cronología de Tolkien, pero al mismo tiempo todo un lienzo en blanco para los creativos que se han embarcado en esta aventura. Afianzándose en Lindon, el reino elfo, y en Númenor, el reino insular de los hombres, Los anillos de poder narrará los dimes y diretes de diferentes razas como las de los enanos en Khazad-dûm mientras el mal comienza a resurgir tras haber sido expulsado tiempo atrás.

Árboles Valar Los Anillos de Poder

Es importante remarcar que el objetivo de la serie conducida por Payne y McKay, y no es una meta sencilla en absoluto, es narrar cómo el mundo se fracturó con la llegada de los Grandes Anillos y el poder de Sauron, el siervo más fiel y aventajado de Morgoth. Todo ello en base a las citadas páginas de los apéndices escritos por el autor inglés, usando sucesos clave como puntos de referencia y utilizando numerosas anotaciones que cubren la vasta cuenta de los años en el Legendarium del Profesor. Desde que Amazon anunciara que se habían hecho con los derechos de El Señor de los Anillos, muchos se preguntaron qué habían comprado o a qué tipo de acuerdo habían llegado con el Tolkien Estate cuando pujaron por más de 250 millones de dólares. Las dudas surgieron rápidamente. ¿Cómo este dúo de showrunners debutantes planea contar una historia sólida y rica de esta etapa de miles de años sin acceso al material literario de libros como El Silmarillion, Los cuentos inconclusos o la saga de La historia de la Tierra Media?

En 'Los Apéndices' de Tolkien hay cimientos para contar una historia llena de detalles; Payne y McKay se consideran custodios, guardianes, no 'creadores'

Troll de las nieves Los Anillos de Poder

A tenor de lo que hemos visto en estos dos primeros episodios, no hay que preocuparse demasiado. Hay cimientos para contar una historia llena de detalles, acontecimientos de vital importancia y personajes de calado en la Segunda Edad en Los Apéndices de El Señor de los Anillos. Material hay, y mucho, e incluso como podemos ver en Una sombra del pasado, el primer episodio de Los anillos de poder dirigido por J.A. Bayona, se pueden presentar contextos e ingredientes de la Primera Edad del Sol. Siempre y cuando no se contradigan de manera notoria algo de lo que no tengan los derechos, pueden contar algunos de los eventos más interesantes jamás escritos por Tolkien, trasladándolos por primera vez a la pantalla. Por ejemplo, sabemos que han tomado elementos de La caída de Gil-Galad, La canción de Ëarendil y de capítulos de La comunidad del anillo como El concilio de Elrond o Una sombra del pasado, así como De los hobbits, caladeros literarios de gran peso y en los que se describen varios hitos dentro de la mitología fantástica de la Tierra Media.

Gil-galad y Galadriel Los Anillos de Poder

De esta última introducción a los medianos, Bayona y los showrunners se permiten el lujo de citar extractos muy concretos en el primer episodio al presentarnos a Los Pelosos, los antepasados de los Hobbits en la serie. El cuidado y el mimo a la hora de presentar razas, sucesos y lugares importantes de la Tierra Media están ahí, y una vez nos dejamos sumergir en su ficcionado relato, más allá de las múltiples concesiones que Los anillos de poder hace como producto de entretenimiento, notaremos que Amazon Studios se ha rodeado de un equipo muy talentoso capaz de hacer disfrutar a millones de espectadores y aficionados a Tolkien en todo el mundo. Los anillos de poder es una serie que tiene un plan concreto, una historia designada y trazada por sus responsables y una narrativa cerrada. Tiene un principio y un final que se nos contará a través de 5 temporadas de 8 episodios. Es una apuesta de cara a futuro en la que tanto el estudio como los showrunners, confían plenamente, como nos confesaban ellos mismos en rueda de prensa.

Búsqueda Galadriel Los Anillos de Poder

Una producción colosal en todos sus apartados que nos contará una historia ambiciosa y arriesgada

La sensación que transmite Los anillos de poder -desde el minuto uno- es que la Tierra Media, el vasto universo en el que se desarrollan los mitos y leyendas trazados por el querido profesor en sus obras y escritos, ha vuelto para quedarse. Siguiendo los pasos de Galadriel (notable y convincente Morfydd Clark) desde la Primera Edad del Sol, cuando los árboles de los Valar, Telperion y Laurelin, brillaban en el horizonte como la única gran fuente de luz de la creación, asistiremos a lo que será una incansable búsqueda por buscar la verdad del supuesto retorno de la Sombra tras la derrota de Morgoth. El prólogo -acompañado por una pieza musical de inusitada belleza compuesta por Bear McCreary, es toda una declaración de intenciones que coloca al espectador en situación y que intenta, como ya hizo Peter Jackson en 2001 con La comunidad del anillo, presentar las bases de la trama a grandes rasgos. Todo bajo un prisma cinematográfico -sí, es un término manido pero justo- que no es otra cosa que la muestra fehaciente y palpable de la escala de la apuesta realizada por Amazon Studios.

Galadriel y Elrond Los Anillos de Poder

Bayona demuestra una gran sensibilidad en la dirección de los dos primeros episodios

Bayona, director de los dos primeros capítulos y productor ejecutivo de la serie, traslada con muchísima sensibilidad cómo las distintas razas y pueblos libres de este complejo universo fantástico desarrollan y viven sus propias vida en una etapa jamás vista en la pantalla, ofreciéndonos los primeros compases de lo que será un reparto coral y un buen número de historias que se entrelazarán las unas con las otras para ofrecernos distintas caras de una misma moneda. El talento del realizador español es innegable, es uno de los cineastas más inteligentes en eso de combinar acción y el cacareado sense of wonder con momentos más íntimos y pausados. De esta forma, tendremos a Galadriel compartiendo conversaciones con Elrond (encarnado por un excelente Robert Aramayo) en el seno de Lindon sobre las vicisitudes de la guerra contra la Sombra y el mal, así como con el descanso merecido de los Elfos en las Tierras Imperecederas de Valinor tras su gran sacrificio en el pasado.

Tierras Imperecederas Los Anillos de Poder

Los intereses de Galadriel quedan claros, los de Elrond, diplomático y constructor de puentes entre razas y habitantes de la Tierra Media, también. La figura del poderoso Gil-galad (Ben Walker), general y rey de los elfos, justo y distante, igual. Celebrimbor (Charles Edwards), elfo artífice de los anillos mágicos y maestro herrero, dejará a más de uno con la boca abierta. No tardará mucho hasta que se nos presente a Durin IV (Owain Arthur) y su esposa Disa (Sophia Nomvete) y el reino de Khazad-dûm, en estos momentos próspero y rico, a las puertas del descubrimiento del Mithril y la propia perdición de los enanos que moran en las montañas.

Igualmente destacable nos ha parecido una de las tramas más controvertidas de Los anillos de poder, la del elfo silvano Arondir (Ismael Cruz Cordova) y la curandera Bronwyn (Nazanin Boniadi), dos habitantes de las Tierras del Sur, en las fronteras con Mordor. Esta suerte de romance, con ecos de la historia de Beren y Lúthien -hay un diálogo que hace una referencia más o menos explícita a ello-, promete darnos algunos de los momentos más lúcidos de la temporada pese a que hablamos de una historia completamente ficticia y desarrollada para la ocasión. Sin embargo, al estar profundamente arraigada en las vivencias de los hombres y mujeres más terrenales, aquellos que labran el campo y sobreviven a las guerras y designios del destino de poderes más grandes que ellos mismos, nos presenta una perspectiva única en las adaptaciones de Tolkien hasta la fecha.

Elrond Khazad-Dûm Los Anillos de Poder

La serie presenta un reparto coral, con tramas muy distintas que se entrelazan y cruzan durante la Segunda Edad

Controvertido y misterioso -a partes iguales- es el tema de los Pelosos en Los anillos de poder. La inclusión de estos antecesores de los medianos que un día se asentarán en la Comarca ha generado mucho debate, ya que es una de las concesiones y divergencias más evidentes con respecto al canon de J.R.R. Tolkien. En la serie, estos medianos viven como un pueblo errante, que se oculta a los ojos de los Hombres e intentan vivir conforme a las reglas que dicta la naturaleza. Como nómadas, se alimentan de lo que la tierra les ofrece en cada zona, y al comienzo de la serie se nos mostrará de qué manera intentan salir adelante en un momento de la Segunda Edad en el que todo parece cambiar.

Arondir Los Anillos de Poder

Centrándose en la historia de Nori (Markella Kavenagh), una Pelosa llena de energía y vida -con ecos de la chispa que el propio Tolkien describe en Bilbo Bolsón-, acabará siendo vital en los hechos que se están desarrollando en la Tierra Media al cruzarse con la figura de El Forastero (Daniel Weyman), un gigante que desciende en un meteorito y que parece guardar un gran poder en su interior. No vamos a entrar en el juego de las teorías, todavía queda mucho por saber, pero este personaje es el gran misterio de Los anillos de poder, y ya sea la encarnación de uno de los Istari como Gandalf o los Magos Azules -otra posible divergencia en el canon-, un Balrog o el mismísimo Sauron -ojito con las locuras que pueblan los foros de internet-, creemos que dará que hablar durante las sucesivas temporadas.

Pelosos Los Anillos de Poder

Sí, hay muchísimos personajes. Y sí, las tramas danzan de un lugar a otro, ofreciéndonos una perspectiva global de cómo los distintos habitantes de la Segunda Edad viven sus vidas y se enfrentan a las distintas vicisitudes que los atañen. Al igual que ocurre en otras series corales en sus inicios, es fácil perderse entre personajes, lugares y reinos, sobre todo si no se está muy familiarizado con la vasta obra de Tolkien. No es un tema del que preocuparse demasiado, ya que el espectador tiene un bagaje considerable a estas alturas, e incluso la serie intenta facilitar las cosas con un exquisito diseño de producción y elementos muy representativos. No obstante, más allá de rodar en Nueva Zelanda -como ya hicieron Jackson y su equipo en su día- el responsable y diseñador de producción Ramsey Avery, llegó a comentar que tanto él como sus compañeros de departamento pasaron meses estableciendo una identidad visual para cada raza y cultura, diferenciándolas unas de otras y presentando su propia idiosincracia a través de vestuario o construcciones. Y se nota.

Orcos Anillos de Poder

Por ejemplo, en Los anillos de poder ha apostado por que los elfos demuestren su pasión por la naturaleza y la vida a través de su arquitectura, de un marcado estilo casi gótico, con enormes espacios diáconos, columnas con forma de árbol y detalles que reflejan hojas, bosques y otros tipos de connotaciones vegetales. Los enanos viven en un entorno próspero y único, lleno de vida, mucho antes de que la mina cayese en desgracia con el despertar del Balrog. Vuelven las líneas rectas y duras, las columnas, saltos de agua y las grandes superficies rocosas, que en esta ocasión se tiznan de verde al presentarnos huertos, jardines y otros elementos vivos que reflejan que Khazad-dûm todavía no es Moria. Sí, Weta Workshop ha vuelto a colaborar en esta producción de forma activa, garantizando una coherencia visual y artística que muchos aficionados agradecerán. El grandioso ilustrador John Howe, uno de los artífices de lo que muchos lectores de Tolkien tenemos en nuestra cabeza de lo que debe ser la Tierra Media, ha vuelto a ponerse a los pinceles, creando un rico tapiz de personajes, vestuarios, lugares y criaturas que a buen seguro conquistarán el corazón de los lectores y espectadores.

Su apartado audiovisual es realmente abrumador, plagado de detalles que nos transportan a la Tierra Media

Las historias y el aspecto audiovisual de todas y cada una de las piezas de este enorme puzle de fantasía están claras y trabajadas, pero muchos tendrán dudas a la hora de qué se va a contar y de qué manera. Durante estos dos episodios parece más que claro que las raíces esta serie están profundamente arraigadas en los libros y en Tolkien, pero no sabemos si todas las tramas presentes en Los anillos de poder, concesiones y libertades a un lado, estarán a la altura o resultarán lo suficientemente entretenidas o interesantes para todos los espectadores. Hablamos de un producto muy refinado, de una calidad desbordante en todos y cada uno de sus apartados, y que a buen seguro contentará a propios y extraños, pero teniendo en cuenta la escala de lo que quiere contar y de cómo pretende hacerlo, tenemos algunas dudas de si logrará calar entre el público mayoritario o más ajeno a las producciones fantásticas como sí logró hacerlo Juego de tronos y la reciente La casa del dragón. El tiempo nos dirá.

Lindon Los Anillos de Poder

La importancia de la fantasía y los mitos en tiempos oscuros

En una de las cartas dirigidas a su editor, Tolkien decía de forma explícita que dejaba atrás una mitología para que otras mentes y otras manos pudieran moldearla a través del arte, la música y el drama. Sorteando el debate de los puristas, los obsesionados con las supuestas agendas políticas en los productos de entretenimiento y el odio artificioso y exacerbado que encontramos en los foros y redes sociales, Los anillos de poder tiene visas de convertirse en una gran serie de televisión, una Mitopoeia moderna capaz de tocar el corazón de muchos espectadores alrededor del mundo. Sus dos primeros episodios son una clara muestra de talento a múltiples niveles, tanto interpretativo como audiovisual, ambos regados por la exquisita dirección de Bayona. Payne y McKay se han embarcado en un viaje complicado y sinuoso, casi tan complicado y desafiante como la Misión que emprendió Frodo junto a su inseparable y fiel Sam en la destrucción del Anillo Único.

Los anillos de poder manifiesta la importancia de los mitos y leyendas en nuestros tiempos; es más que simple escapismo

Sabemos que no convencerá a muchos, que la catalogarán de una suerte de fanfic caro y vacío, y que es probable que cause controversia con sus numerosas licencias y cambios, algunos más acertados que otros. Pero la pasión demostrada por sus responsables y ciertos detalles en estos dos capítulos demuestran un buen hacer inusitado en una producción de estas características. Los anillos de poder manifiesta la importancia de los mitos y leyendas en nuestros tiempos, de la imperiosa necesidad del ser humano de narrar grandes historias cargadas de valores que trasciendan el simple entretenimiento y logren hacernos disfrutar en momentos de incertidumbre y desasosiego. Y eso es un pensamiento alentador.

Hemos asistido a una serie de encuentros virtuales con el reparto y los showrunners, así como al pase exclusivo en cines de los dos primeros episodios de El Señor de los Anillos: Los anillos de poder organizado por Amazon España y Marco Agency.

PUBLICIDAD

Más sobre Series

RANDOM
Flecha subir