Vandal
Los mejores metroidvania de los últimos años (actualizado 2019)

Los mejores metroidvania de los últimos años (actualizado 2019)

·
Repasamos los juegos más destacados de un subgénero muy popular durante la última década, que está más de moda que nunca.

Metroidvania. En la última década se ha escuchado mucho esta definición en multitud de juegos, especialmente entre las producciones independientes, y algunos de los mejores títulos descargables pertenecen a este subgénero que debe su nombre a los clásicos Metroid y Castlevania tras Symphony of the Night. Y no es solo cosa de los fans, hasta la propia Nintendo usa la palabra en su tienda digital, la eShop.

Symphony of the Night no fue el primer juego con desarrollo no lineal, pero la prensa empezó a utilizar 'metroidvania' desde entonces.
Symphony of the Night no fue el primer juego con desarrollo no lineal, pero la prensa empezó a utilizar 'metroidvania' desde entonces.

Koji Igarashi está lejos de inventar este desarrollo, pero el término empezó a popularizarse con sus juegos. Ahora este diseñador y productor desligado de Konami ha estrenado Bloodstained: Ritual of the Night, un sucesor espiritual de Castlevania que es la puesta al día de los Igavania.

Pero ¿qué es un metroidvania? El concepto se refiere principalmente a los juegos no lineales con un mundo conectado de principio a fin, aunque las rutas suelen estar limitadas por algún tipo de obstáculo que sólo se supera mediante algún tipo de habilidad, arma u objeto. Normalmente al obtener una de estas herramientas o técnica podemos volver atrás para alcanzar nuevos caminos con los que progresar.

PUBLICIDAD
Super Metroid es otro de los juegos que sentó las bases y ayudó a bautizar este subgénero. Muchos títulos actuales se inspiran en él, incluso en su estética.
Super Metroid es otro de los juegos que sentó las bases y ayudó a bautizar este subgénero. Muchos títulos actuales se inspiran en él, incluso en su estética.

A diferencia de los juegos de plataformas más típicos donde se avanza en una dirección, los metroidvania juegan con la orientación, los mapas complejos y los secretos que recompensan a los usuarios que exploran concienzudamente cada rincón del escenario. La mayoría son 2D, pero hay juegos en 3D que también encajan en estas características –exploración en horizontal en lugar de vertical-; en los últimos meses Remedy Entertainment habla de Control como un metroidvania, e incluso la nueva superproducción de EA, Star Wars Jedi: Fallen Order, menciona esta fórmula como parte de su estructura.

A continuación vamos a repasar algunos de los mejores metroidvania de los últimos años (desde 2013 hasta ahora), pero hemos decidido excluir ciertos juegos que han añadido algún componente aleatorio a su fórmula y que no consideramos metroidvania puros, porque no cuentan con mapas creados por un equipo, o rogue-lite -muerte permanente-. Ese es el caso de Dead Cells o Chasm, títulos geniales pero que se desvían un poco de los metroidvania puros.

Reportaje en vídeo

Saga Guacamelee!

DrinkBox Studios estrenó en 2013 su particular metroidvania ambientado en la cultura y folclore mexicano. Tanto Guacamelee! como su secuela cumplen con todos los requisitos de estos juegos –mundo no lineal y conectado, evolución con habilidades, ligeros toques roleros- y potencia dos aspectos: la lucha y la precisión en los saltos. Su mapa incluso cuenta con dos versiones que podemos alternar en cualquier momento: el mundo de los vivos y el de los muertos. Sin duda uno de los grandes de la última década, juegues en solitario o en cooperativo.

Nuestro análisis (Guacamelee!): Este es otro ejemplo más de cómo llevar ideas de sagas clásicas a una evolución jugable y a su vez introducir una personalidad propia para que el resultado sea algo original. Guacamelee! es un plato a ratos picante y duro, pero no podrás dejarlo a medio terminar.

Hollow Knight

Una de las muchas influencias de los Souls de FromSoftware se ha visto en varios metroidvania que han intentado adaptar el sistema de combate o la ambientación a las 2D. Ese fue el caso de Hollow Knight, la producción de Team Cherry para PC en 2017 –y un año más tarde llegó a consolas-. Sus creadores no han escondido su amor por los Dark Souls, y se nota en el preciso sistema de lucha, pero también ofrece un enorme mapa, exquisito diseño y libertad.

Nuestro análisis: Sigue siendo un auténtico juegazo y uno de los mejores metroidvanias de los últimos años. Explorar su enorme mapa y descubrir todos sus secretos es un auténtico placer capaz de engancharnos sin remedio durante horas y horas sin que seamos conscientes del paso del tiempo, algo que habla muy bien de lo que ha conseguido Team Cherry con esta grandísima aventura.

Axiom Verge

Promocionado como un metroidvania retro, en este caso muy inspirado en Metroid –incluyendo su estética-, también toma elementos de Contra, Bionic Commando o Blaster Master, gozó de mucha fama en su lanzamiento de 2015. De Axiom Verge se destacaron la variedad de armas, objetos y potenciadores –en total más de 60-, los jefes, el control y los secretos.

Nuestro análisis: Es un juego entretenido y meritorio. El problema viene cuando ya tenemos algunas horas de vuelo en juegos similares, y sabemos dónde está el listón, pues este videojuego sólo tiene sentido en el caso de que nos guste demasiado el género, o no lo hayamos podido disfrutar mucho antes. Es una pena, porque su universo es entretenido, y la historia es interesante, además de encontrarnos con armas, retos y características que brillan con luz propia, pero están rodeados de un envoltorio no tan brillante. Dadle una oportunidad si queréis, pero hay alternativas mejores.

Ori and the Blind Forest

Ori and the Blind Forest es un metroidvania de corte clásico con mucha acción, plataformas y puzles con unos gráficos preciosos. El desafiante juego de Moon Studios –que pronto tendrá secuela-, no abusa del backtracking tanto como otros juegos del género, pero cumple con el requisito de ir consiguiendo poderes que facilitan descubrir secretos.

Nuestro análisis: Cerrad las persianas de vuestra habitación, subid el volumen todo lo que podáis y preparaos para sumergiros de lleno en una de las mejores experiencias que nos ha ofrecido el mundo de los videojuegos en los últimos treinta años. Ori and the Blind Forest no es solo una obra de arte en movimiento, también es un juegazo de pleno derecho, con unos controles perfectos, un diseño de niveles espectacular, una narrativa exquisita, y unas mecánicas muy inteligentes que, sin revolucionar el género, lo llevan a otro nivel. Ori ha llegado para quedarse y convertirse en un nuevo referente. Sin duda, una maravillosa experiencia que ha renovado, una vez más, nuestra pasión por este fascinante hobby. No os lo perdáis.

Dust: An Elysian Tail

Aunque todos los metroidvania de este reportaje pertenecen a los últimos cinco años, hemos querido hacer una pequeña excepción para incluir Dust: An Elysian Tail, un clásico del género que llegó en 2012 para Xbox 360 y nos pilló por sorpresa a todos. Un excelente y precioso metroidvania que desde entonces se ha reeditado en multitud de plataformas, incluida Nintendo Switch, donde apareció hace poco.

Nuestro análisis: Una buena historia, unos gráficos dignos de una película de animación, un sistema de combate divertidísimo y muchos mapas por explorar, son las principales virtudes de un juego, que si bien no inventa nada, desprende personalidad, carisma, calidad y buen hacer por los cuatro costados. Imprescindible.

Momodora: Reverie Under the Moonlight

Momodora: Reverie Under the Moonlight es un juego indie desarrollado por tan solo tres personas, y la cuarta entrega de una modesta saga que comenzó en 2010 con un pequeño juego de acción y plataformas de estructura lineal. Probablemente es uno de los juegos menos conocidos de esta selección, pero no se lo debería perder ningún aficionado a los juegos de acción y plataformas 2D. Eso sí, aquí peca de ser algo más simple que otras alternativas, porque prácticamente realizamos las mismas acciones desde un principio hasta el final.

Nuestro análisis: Otra buena aventura de acción, plataformas y exploración en 2D que añadir a la lista. El género cada vez está más competido, y es cierto que este título no aporta nada relevante: no hay nada que haga de manera sobresaliente, y tampoco es original o aporta alguna mecánica nueva al género. Pero eso no lo hace menos disfrutable, y si devoras este juegos, seguro que te va a gustar y no te vas a arrepentir de haberle dado una oportunidad.

Strider

La clásica saga de Capcom regresó en 2014 manteniendo sus plataformas y combates con espada cuerpo a cuerpo, pero añadiendo una estructura metroidvania que le sentaba de maravilla, en un juego a reivindicar, que pasó un tanto desapercibido.

Nuestro análisis: Double Helix Games ha hecho un excelente trabajo con este nuevo Strider, una saga que se ha ausentado 15 años, y que ha vuelto con tanta fuerza y acierto, que ya estamos esperando una nueva entrega. No se nos ocurre una mejor manera de recuperar un clásico, siendo respetuosos con sus mayores señas de identidad, pero a la vez aportando algo nuevo y que haga que merezca la pena su regreso.

Yoku's Island Express

Pinball, exploración y plataformas con estructura a lo metroidvania -caminos que se desbloquean al conseguir habilidades y objetos- con una particularidad en Yoku's Island Express: no hay botón de salto, sino que se utilizan mecánicas tipo flippers para impulsarnos. Poco a poco el diseño del escenario se hace más complejo y divertido, con misiones secundarias, coleccionables y secretos. Salvo por su prescindible historia o la falta de sorpresas, un juego notable.

Nuestro análisis: Una aventura con una propuesta fresca y diferente, partiendo de una idea tan atrevida como hacer un pinballvania. Si te gustan los pinballs y los juegos de plataformas y aventuras estamos seguros que no os va a decepcionar, y vais a disfrutar muchísimos explorando la intrincada isla de Mokumana a golpe de flipper, descubriendo todos los secretos que esconde. Una idea tan buena que incluso creemos que podría dar un poco más de sí, y no nos importaría que sus creadores la siguieran explorando en una secuela o alguna especie de sucesor espiritual, ya que nos ha dejado con ganas de más.

Monster Boy and the Cursed Kingdom

Monster Boy and the Cursed Kingdom es un juego de acción y plataformas en 2D, con un notable componente metroidvania. Siguiendo la estela de Wonder Boy: The Dragon's Trap, nos ofrece un precioso apartado visual dibujado a mano para ilustrar los múltiples mundos que recorreremos. No se trata de un remake, sino de un juego completamente nuevo que, sin ser uno de los títulos más complejos de este subgénero, tiene una progresión bien diseñada y sin demasiados paseos.

Nuestro análisis: Algo que consigue Monster Boy and the Cursed Kingdom desde el primer momento es entrar por los ojos. Artísticamente nos parece precioso, con personajes y escenarios diseñados con muchísimo buen gusto. Las animaciones están increíblemente cuidadas, y todo se mueve (y se controla) perfectamente bien.

La música no se queda atrás, con compositores como Motoi Sakuraba, Michiru Yamane, Yuzo Koshiro, Keiki Kobayashi, Takeshi Yanagawa y Haruka Shimotsuki, que han trabajado en juegos y sagas como Baten Kaitos, Golden Sun, Shenmue, Castlevania: Symphony of the Night, Mario Tennis Aces o Streets of Rage, por mencionar algunas, que revisan temas clásicos de la saga Wonder Boy para hacerlos sonar como nunca.

Metroid: Samus Returns

Y si hablamos de metroidvania, no podía faltar la saga que da nombre al 50% de la palabra. Metroid: Samus Returns salió en 2017 para Nintendo 3DS y es todo lo que los fans esperábamos de esta saga, en un meritorio remake de la segunda entrega desarrollado por MercurySteam. Mientras esperamos a que Retro Studios termine Metroid Prime 4, algo que parece que va para largo, este es el único Metroid clásico que se ha lanzado en los últimos años.

Nuestro análisis: Parece mentira que hayamos tenido que esperar tantos años para volver a disfrutar de un nuevo Metroid en condiciones, pero Metroid: Samus Returns complacerá sobradamente a los exigentes fans de esta serie, que van a disfrutar muchísimo del gran trabajo que ha hecho MercurySteam desarrollando este remake. Un juego que se mantiene muy fiel a la habitual fórmula de la saga y al título en el que se basa, pero que a la vez se siente como una nueva aventura, con pequeñas novedades y un apartado gráfico completamente renovado.

Iconoclasts

Iconoclasts, un juego realizado por una única persona durante ocho años, el sueco Joakim "Konjak" Sandberg, un indie de los de verdad, que nos ofrece aquí su aventura más ambiciosa. Acción, plataformas, puzles y una gran carga narrativa se dan la mano en este juego que primero entra por los ojos, con un precioso apartado gráfico, y que luego convence con su jugabilidad, con un control muy cuidado y un gran énfasis en la variedad de situaciones y los numerosos y espectaculares jefes finales.

Nuestro análisis: Estuviera desarrollado por una o cien personas, seguiría siendo una bonita y entretenida aventura de plataformas y acción en la que se mezclan casi a partes iguales los puzles, los combates y una historia muy trabajada, y que seguro va a encantar a los amantes de este tipo de juegos.

Bloodstained: Ritual of the Night

Koji Igarashi sigue en forma y lo demuestra con esta secuela espiritual de Castlevania. Así pues, estamos ante un título de acción y plataformas 2D con múltiples elementos roleros en el que tenemos que avanzar por un gigantesco mapa con todas sus zonas interconectadas mientras liquidamos enemigos, nos enfrentamos a numerosos y poderosos jefes, y obtenemos habilidades con las que podremos llegar a lugares que no podíamos alcanzar previamente.

Nuestro análisis: Tiene todo lo que se puede esperar de un buen Igavania: un diseño de niveles espectacular y por el que da gusto perderse, un desarrollo variadísimo y entretenido en el que el backtracking está medido al milímetro, un sistema de progresión y personalización adictivo como él solo, multitud de jefes finales, momentos tremendamente ingeniosos, mucha rejugabilidad y una apabullante cantidad de secretos y sorpresas esperando a ser encontrados.

Hemos jugado a multitud de metroidvanias en los últimos años y el género nos ha dejado verdaderas joyas, pero ninguna tiene el inconfundible sello personal de este creativo, algo que su nueva obra destila por todos lados y que nos recuerda que sigue siendo un maestro inigualable a la hora de crear juegos de este tipo. Y desde luego, parece que todavía queda mucho para que pierda ese toque tan especial que tiene, así que, como jugadores, no podemos hacer otra cosa que no sea celebrarlo por todo lo alto y recomendaros su compra sin reservas de ningún tipo. No os lo perdáis.

Gato Roboto

¿Y si Samus Aran fuese una gata? ¿Y si este Metroid fuese un juego que imitase el estilo más retro? Gato Roboto no pretende reinventar el género ni marcar un antes y un después, pero os aseguramos que es lo suficientemente divertido como para ser un buen sucedáneo de los grandes exponentes y apto para novatos: sus mapas no son excesivamente complejos, y el combate –exceptuando algunos jefes- es bastante asequible.

Nuestro análisis: El único inconveniente que le vemos a Gato Roboto es que le falta ese punto de genialidad para codearse con los mejores del género. Se hace corto -unas cuatro horas- y no hay muchos incentivos ni para volver atrás a los niveles, que son de diseño muy simplón, ni para rejugarlo. Sin embargo, la jugabilidad es sólida y el aspecto tan ochentero tiene su encanto, gustará a los jugadores más veteranos que pasaron mucho tiempo frente a las aventuras con estética de 1 bit.

Gato Roboto no aspira a hacer sombra a Hollow Knight: Silksong… Pero mentiríamos si no dijésemos que nos lo hemos pasado muy bien con esta gatita de armas tomar.

The Messenger

The Messenger tiene un poco de truco, ya que se puede dividir en dos partes. La primera, de unas tres horas, es un desarrollo horizontal estilo Ninja Gaiden, pero después se convierte en un metroidvania con backtracking, puntos de teletransporte y opción de alternar entre dos versiones del mismo mundo -8 y 16 bits-. Sin duda, una de las sorpresas indies de la temporada.

Nuestro análisis: Por sus características, The Messenger no es un título más, ni mucho menos. Se trata de una obra que seguramente va a recibir multitud de premios dentro de la escena indie y que, al menos a nosotros, nos ha parecido sobresaliente. Su estilo retro puede no convencer a cierto grupo de jugadores pero, en cambio, agradará plenamente a los entusiastas de la acción y plataformas de desarrollo tradicional en 2D así como a los aficionados a las aventuras de estilo metroidvania. Un título cautivador desde el primer instante.

Steamworld Dig 2

El primer juego ya se convirtió en un fenómeno indie, pero Steamworld Dig 2 hizo un cambio que nos permite introducirlo en esta selección: aquí los mapas no se generan por procedimientos, no son aleatorios, y sus creadores han explicado que esto permite dar una mayor consistencia a su diseño. El recorrido está diseñado por el equipo, no una fórmula matemática.

Lo que tenemos es una fórmula de juego tremendamente atractiva, equilibrada y entretenida que queda rematada por la posibilidad de poder interactuar con decenas de personajes secundarios que pueblan los fondos, tipos que por cierto dialogan en perfecto español.

Nuestro análisis: Tomando como punto de partida todo lo bueno que nos dejó la primera parte de SteamWorld Dig, esta continuación nos ofrece más de lo mismo pero más bonito, profundo y lleno de detalles. Una aventura de claro enfoque "metroidvanesco" que seguramente sorprenderá a todos aquellos que nunca han disfrutado de esta notable serie.

Salt and Sanctuary

Uno de los muchos metroidvania inspirados en los Souls fue Salt and Sanctuary, que no sólo copiaba la estética oscura y decadente, sino también algunas mecánicas –puntos de control, subida de nivel o recuperación de sal tras la muerte, alta dificultad-. Esto no quita que se trate de un juegazo muy bien diseñado, repleto de atajos, con zonas y jefes opcionales.

Nuestro análisis: Salt and Sanctuary no esconde en ningún momento su fuente de inspiración, más bien al contrario: se siente orgulloso de ello. Se nota que sus dos desarrolladores son grandes fans de la obra de From Software y entienden perfectamente qué es lo que gusta tanto de ella, lo que les ha permitido trasladar todo ese buen hacer a un plano bidimensional de la mejor forma posible. Como consecuencia tenemos un juego que no es especialmente original, pero sí muy divertido, largo y desafiante. A poco que os gusten los metroidvania o la saga Souls, aquí encontraréis una aventura con la que acertaréis seguro y que os mantendrá atrapados desde el principio hasta el final. Sin duda, una de las grandes sorpresas indies del año.

Timespinner

Timespinner es un metroidvania en 2D inspirado en los plataformas de acción de los 90. Somos Lunais, guardiana del tiempo, que lucha para vengarse del imperio que mató a su familia. Sin embargo, jugar con el tiempo supone tocar paradojas temporales y eso le permite ofrecer varios finales a su historia.

Estos poderes facilitan explorar y combatir en un amplio mundo conectado. Podremos detener el tiempo para evadir enemigos, utilizarlos como plataformas y resolver puzles. Los jefes pondrán a prueba nuestras habilidades, precisión y evasión. El mundo está lleno de áreas secretas, e incluso ofrece modo cooperativo local para un segundo jugador.

En definitiva, un juego estilo Castlevania SOTN que sin llegar a ser sobresaliente sabe aportar suficiente personalidad como para destacar sobre la media.

Shantae and the Pirate's Curse

Shantae and the Pirate's Curse debutó en Nintendo 3DS y Wii U, y tiempo después llegó a PC, PlayStation 4, Xbox One y Switch. Es verdad que Pirate’s Curse redujo la parte metroidvania respecto a sus antecesores, pues sustituyó el mundo interconectado por islas separadas, pero dentro de ellas sí podemos reconocer la jugabilidad de este subgénero, como la importancia de la exploración, los secretos y el backtraking. Otra de las novedades estaba en el uso de armas con temática de piratas, como las pistolas y espadas.

Este título se convirtió en un éxito de ventas en la portátil y destacó por su jugabilidad divertida y la variedad de retos que pondrán a prueba incluso a los jugones del género.

Nuestro análisis: Shantae es un magnífico juego de plataformas, que dependiendo de donde tengamos puesto el listón de valores de producción nos va a entrar mejor o peor. Para los que disfrutamos de los videojuegos desde hace tiempo, os puedo decir que es una obra magnífica, que esperamos que se pueda compaginar con el lanzamiento, este año, de la cuarta entrega de la saga. Mientras tanto, podéis disfrutar con los anteriores.

Castle in the Darkness

Este Castle of the Darkness es un juego que viene a recordar a clásicos como Maze of Galious o la subsaga Monster World dentro de Wonderboy, con una dificultad elevada, repleto de secretos y donde podremos ir sumando mejor equipamiento y ampliando la vida. Quizás no destaque en su parte de plataformas pero es un juego bastante redondo en lo que se propone, desde su estética retro a la exploración.

Nuestro análisis: Castle in the Darkness es un juego a aconsejar y reivindicar. Es una pena que títulos como este pasen sin pena ni gloria, en este caso por nuestra biblioteca en Steam, cuando dentro de él hay unas buenas horas de disfrute y placer, mientras otros acaparan portadas y protagonismo de todo tipo. Así que si os gustan los juegos de este estilo, éste es uno de sus ejemplos más recomendables.

La-Mulana 2

El primer La-Mulana se convirtió casi en un juego de culto, y su segunda parte no se queda muy atrás, manteniendo todas las virtudes del original, controles, sistema de combate y progreso. Por lo tanto, volvemos a tener ante nosotros un juego de plataformas, acción y exploración que se desarrolla en un gigantesco mapeado no lineal que podemos explorar a placer y cuyas zonas están interconectadas unas con otras. Por supuesto, para avanzar tendremos que resolver multitud de puzles, encontrar todo tipo de artefactos y objetos, sortear numerosas trampas y combatir contra un inmenso bestiario de criaturas, donde destacan los abundantes jefes finales que buscarán ponernos las cosas difíciles.

PUBLICIDAD

Nuestro análisis: La-Mulana 2 es una secuela que da justo lo que se espera de ella. Sí, es tremendamente continuista y, en cierto modo, ha perdido el factor sorpresa de su predecesor, pero sigue haciendo un trabajo fantástico a la hora de ofrecernos una gran y desafiante aventura que pondrá a prueba nuestras dotes como exploradores, resultando tan divertida y absorbente como satisfactoria de principio a fin.

Evidentemente, tampoco es un metroidvania para todo el mundo, ya que está orientado a los jugadores más veteranos y perseverantes. De hecho, los niveles de frustración que puede llegar a generar al no saber qué hacer o morir repetidas veces por sus maquiavélicas trampas no es algo que podamos tomarnos a la ligera y que tenéis que tener muy en cuenta antes de decidiros por su compra. Pero si esto no os intimida y aceptáis con los brazos abiertos el enorme reto que pone frente a nosotros, podéis dar por seguro que vais a disfrutar muchísimo y os vais a sentir como el mayor de los aventureros.

En forosComentar en nuestros foros

kgoku · hace 11 horas
[respuesta:61]Explain, please? Que yo lo dejé porque no me enganchaba y así igual me autoconvenzo para reempezarlo.[/respuesta]

eserpor · hace 15 horas
[respuesta:60]Mínimo, dos de esos puntos van a desaparecer si sigues jugando.[/respuesta]

Stormblaster · hace 15 horas
Llevo unas 12 horas en el Hollow Knight y ciertamente es un Medroidvania con todas las de la ley y superior a la media. En PS4 va perfecto y suave. Gran diseño, gran jugabilidad y bastante reto. Un gustazo jugable. Además, la edición física es perfecta, con su libreto de instrucciones a todo color, su postercillo del mapa y su pin de regalo. Que gran diferencia esta edición física de puta madre con otras de mierda de demasiados Triples A incluso, con la caja vacía y que no valen nada. La sensación de pillar el juego y que pese, a mi por lo menos me sigue llenando y esta es un referente para todos los indies que publiquen en físico, también para Dobles y Triples A incluso y que deberían aprender de él. Así deberían ser todas.

Sin embargo, no lo considero el mejor juego del género como lo es para bastantes, pues hay elementos sueltos que no me han gustado. Ninguno dramático excepto uno, pero ahí están:

[b]1.[/b] Para empezar, el mapa no se va abriendo a medida que pasas por él,  sino que lo hace por mini-zonas completas perdiendo un poco ese detalle.  A su vez, las marcas de colores que puedes ir dejando son excesivamente grandes tapándolo parcialmente ya que no puedes hacerle zoom. Empezando por el mismo icono del personaje que es bastante aparatoso. Prefiero el mapa como el de SOTN, el de Bloodstained o el de Axiom Verge. Más detallado y claro a cada paso.

[b]2.[/b] La banda sonora me parece sumamente aburrida y plana. Puro ambiente y piano suelto. No me transmite gran cosa. La hubiera preferido con melodías pegadizas siguiendo lo decadente del diseño artístico, con cuerdas, vientos y percusión. Más variada. En estos juegos la música es muy importante ya que es compañera del backtracking y esta a mi no me dice nada.

[b]3.[/b] Tampoco me ha gustado que haya que pagar Geos por casi todo descubrimiento que hagas: Comprar mapas, abrir peajes, algunos bancos etc. Me parece que entorpece la exploración innecesariamente y depende demasiado de ello. Por no comentar que tampoco me ha gustado que algunos medallones se rompan y toque repararlos en la Hormiga, dependiendo todavía más de esos Geos.

[b]4.[/b] No me ha dicho nada tampoco el guión (no el lore. Es distinto).  Muchos dialógos tienen un tono bastante "festivo" que no creo que le pegue a esa ambientación, con gracietas varias y poco enigmático salvo excepciones. Le rompe un poco esa atmósfera decadente con según que NPCs. Lo hubiera preferido más deprimente y enigmático al completo.

[b]5.[/b] Finalmente, lo que me parece peor del juego; Las voces de los NPCs.  No están bien ecualizadas con el conjunto, suenan demasiado fuerte a veces e incluso distorsionando el sonido, como por ejemplo los murmullos del que vende los mapas y vas encontrando por ahí. Parecen grabadas aparte con un micro de los chinos. Para colmo el juego no tienen una opción para bajarlas sin afectar a los demás FX. Molesta bastante.

Por lo demás, me parece un juegazo muy bien parido y un gran referente indie. De los mejores sin duda, por jugabilidad, contenidos, jefes y edición física, aunque como digo, no lo considero el mejor del género y yo personalmente me quedo sigo quedando con Bloodstained y Axiom Verge. Me parecen mejores Metroidvanias que este, aunque cerca se quede. Aún así lo recomendaría sin dudarlo. Un meritazo para un equipo tan pequeño como el Team Cherry, con apenas 3 integrantes titulares y colaboradores, supongo.

Arryiel · 06/07/2019 13:26
[respuesta:58]Hostias, es verdad, no me acordaba del Lobezno. Recuerdo que me encantaba y me impresionó mucho como veías el daño en el personaje y se regeneraba.
Y no, me temo que no tengo DS y tampoco suelo tirar de emuladores, ya tengo suficientes juegos en la cola de steam, gog y uplay como para ponerme con emus xDD[/respuesta]

kgoku · 06/07/2019 12:59
[respuesta:57][quote]  Una de las pocas veces que un juego basado en peli es mejor que la peli según tengo entendido xDD [/quote]
Off topic, pero cada vez que oigo/leo esta frase, siempre me viene a la cabeza "Lobezno: Orígenes". Menuda maravilla de juego de semejante horror de película.

Sobre "The Mummy Demastered", te lo aconsejo. Y sí puedes, el "Alien Infestation" de DS, también. No se puede negar que lo han hecho los mismos, Wayforward (los de Shantae), ya que encima mantienen una mecánica común:  cada vez que mueres, manejas a un nuevo personaje y debes buscar el cadáver del anterior para recuperar los ítems, lo malo es que probablemente tengas que luchar contra su versión infectada (Mummy) o lleve un alien dentro y te ataque (Alien).[/respuesta]

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir