Insiders del videojuego: Quiénes son y cómo consiguen información confidencial

Hablamos con varios insiders de la industria del videojuego, personas que se dedican a filtrar información confidencial de proyectos en desarrollo. ¿Quiénes son? ¿Cómo consiguen esa información?
Insiders del videojuego: Quiénes son y cómo consiguen información confidencial
·

En una industria de proyectos multimillonarios como la del videojuego es normal que las compañías se anden con un secretismo extremo; quieren mantener el control de lo que dicen y muestran de sus próximos proyectos, dejando muy poco espacio para la información más allá de los cauces oficiales. Contra eso, los insiders. Figuras públicas de perfil anónimo -en su mayoría- que desvelan información que las desarrolladoras y distribuidoras no quieren que sepamos todavía. Filtraciones y rumores se han convertido en el pan nuestro de cada día, a veces con más tino que otras, proponiéndose como una respuesta no menos comprensible al mencionado secretismo que impera en el sector.

Sin embargo, y pese a que en muchas ocasiones son una de las principales fuentes de información de esta industria, es muy poco lo que sabemos acerca de los 'insiders'. ¿Quiénes son? ¿Cómo consiguen estas informaciones confidenciales? ¿Qué implica para ellos y qué interés tienen en publicar filtraciones de grandes compañías? Teniendo en cuenta que compartir detalles secretos de proyectos en producción roza la ilegalidad, la mayoría de estos usuarios prefieren mantener un perfil bajo y resguardarse en el anonimato. Aun así, en Vandal hemos contactado con algunos de ellos para preguntarles acerca de su actividad como informantes no autorizados.

¿Quién y por qué filtra información confidencial desde dentro de la industria del videojuego?

Una de las personas con la que hemos hablado es AccountNgt, un conocido perfil de Twitter que utiliza dicha red social para publicar información confidencial de proyectos de la industria del videojuego, tanto ya anunciados como todavía no confirmados oficialmente. A través de sus leaks conocimos la existencia de Star Wars Eclipse antes de que Quantic Dream lo confirmase oficialmente, aunque también adelantó otras informaciones correctas como el retraso de Forspoken y asegura tener certezas de que hay nuevos juegos de Infamous y Sly Cooper en desarrollo.

"Hay muchas razones, en primer lugar está quizás la cultura del estudio (crunch…)"

Estas filtraciones son, según nos explica, las que considera más importantes de todas las que ha publicado hasta la fecha, pero ¿cómo consigue esa información? Puede que resulte algo menos romántico de lo que esperamos: "Habitualmente hay fuentes que me contactan a través de mensajes privados [de Twitter]", afirma. Es decir, son directamente las personas con acceso a estas informaciones oficiales las que deciden voluntariamente compartirla con esta cuenta para que sea ella la que las haga pública, evitándose así consecuencias legales. ¿Por qué alguien de la industria haría eso? Según AccountNgt, las malas condiciones del sector tienen mucho que ver en este tipo de filtraciones: "Hay muchas razones, en primer lugar está quizás la cultura del estudio (crunch…), tal vez también para avisar a los jugadores…".

No es la primera vez que se alude a las malas condiciones laborales de la industria del videojuego como una de las principales razones para la filtración de contenido: uno de los ejemplos más claros lo tenemos con el famoso caso de The Last of Us Parte 2, cuyo estreno estuvo precedido de una avalancha de filtraciones que llenó la red de spoilers del esperado juego de Naughty Dog. En aquel momento el periodista Jason Schreier, quien también ha publicado informaciones confidenciales en más de una ocasión, daba a entender que el motivo de aquel sonado leak fueron las malas condiciones de los trabajadores del estudio: "No importa cómo de enfadado estés por las condiciones de tu trabajo, tu salario o lo que sea, filtrar todo tu juego sólo daña a las personas que estaban en las trincheras contigo", decía en su cuenta personal de Twitter.

Independientemente de los motivos, lo cierto es que parece haber un patrón en la filtración de información en la industria: en muchas ocasiones son los propios desarrolladores quienes se ponen en contacto con insiders conocidos para compartir detalles confidenciales con ellos. Así nos lo asegura también Skullzi, un popular youtuber -no le gusta autodenominarse 'insider' o 'leaker'- que lleva años publicando informaciones de Bethesda, sobre todo relacionada con Starfield aunque también de otros proyectos como The Elder Scrolls VI o juegos no anunciados como Spyteam: "El primer leak que recibí me lo enviaron aleatoriamente a mis mensajes privados de Twitter. Tenía un canal mucho más pequeño en aquel momento, así que fui escéptico y no lo publiqué: Pero lo que me contaron acabó pasando, de hecho".

PUBLICIDAD

Fue así como Skullzi comenzó a entablar conversaciones con esta persona, comprobó su identidad y se convirtió en su fuente durante un tiempo. Aun así, afirma que la mayoría de informaciones y filtraciones que recibe siguen siendo a través de mensajes privados o correos electrónicos que recibe de forma aleatria; eso sí, también aclara que no publica todo lo que llega a sus buzones: "No informo del 99% de lo que me llega, bien porque sean banderas rojas inmediatas, bien porque no me pueden o no me quieren verificar quiénes son o cómo han tenido acceso a esa información", asegura en la entrevista, y añade: "Creo que a lo largo de estos años he recibido como 100 piezas de supuesta información interna por lo menos, y creo que he informado de cinco de ellas. Hay MUCHAS cosas falsas ahí fuera, e incluso los procesos de verificación se pueden falsificar".

Imagen filtrada de Starfield, el nuevo juego de rol de Bethesda.

¿Cómo comprueban que la información recibida es veraz?

Y es que, aunque a veces se les critique por lo contrario, corroborar las informaciones que publican es algo importante para los insiders. AccountNgt nos cuenta que tiene bastante atención con la veracidad del contenido que publica, tanta que a veces no ha compartido informaciones por no contar con las garantías suficientes y con el tiempo se han demostrado ciertas: "Tengo mucho cuidado con eso, pero hay momentos en los que obtienes la misma información desde varias fuentes. Si se da ese caso, al menos puedo dejarlo caer. Por cierto, en febrero supe de un anuncio una semana antes de que ocurriera, pero no estaba seguro de la fuente", dice entre risas.

Skullzi también asegura que la verificación es una parte importante de su actividad: "Para la verificación, la gente me envía sus contratos de confidencialidad, correos electrónicos de trabajo, fotos de ellos en la oficina junto a mensajes desde sus cuentas de Facebook personales". Una vez completado ese proceso, estas personas pueden convertirse en fuentes de confianza para los insiders: "Si pasan la verificación de una manera abrumadora es más fácil confiar en lo que tengan que decir. Especialmente si demuestran que la información era legítima". Habitualmente, según nos cuenta, lo que recibe de estas fuentes puede venir en muchos formatos, desde cosas que se mencionan en correos electrónicos hasta documentos de trabajo, aunque lo más normal es que sean simplemente declaraciones de las propias personas.

"Tienes que ser extremadamente cuidadoso en la manera en la que presentas este tipo de información"

Sin embargo, la existencia de estos procesos de verificación no impide que de vez en cuando salgan a la luz informaciones no del todo veraces. Al propio Skullzi le pasó recientemente con una lista de detalles de proyectos Bethesda que publicó como rumores y se entendieron como una filtración: "La persona que me los envió me había dado cosas acertadas en el pasado. No quiero decir mucho acerca de qué eran para respetar su identidad. Pero me pasó una lista con algo de documentación que no podía verificar", explica, y añade: "En realidad no pude verificar nada de la información en sí, y aunque los documentos que me enviaron eran legítimos, no fue suficiente para que los considerara confirmados".

Aun así, los publicó: "Fui muy claro desde el principio que todo eso ni siquiera debería considerarse una filtración en primer lugar. Que en el mejor de los casos sería un rumor basado en información no verificada. Pero, por supuesto, Internet tiene vida propia y algunos sitios publicaron la información por los clicks, así que perdí el control del rumor mientras que de alguna manera todavía tenía la propiedad y la responsabilidad sobre él". La polémica, eso sí, le ha servido para aprender una lección: "Tienes que ser extremadamente cuidadoso en la manera en la que presentas este tipo de información".

¿Daña a las compañías la publicación de estas filtraciones?

Independientemente de que sean ciertas o no, las filtraciones generan cierto ruido alrededor de proyectos y compañías, las cuales a veces salen rápidamente a desmentir los rumores, aunque en otras ocasiones -la mayoría, quizás- prefieren no hacer comentarios. También hay algunos casos en los que las propias filtraciones han servido como anticipo de un anuncio oficial. Más allá de la respuesta pública que transmitan, ¿cómo se toman las compañías que estos leaks salgan a la luz? ¿Podrían tener problemas legales las personas que publican estas informaciones? En principio, y a tenor de la tranquilidad que muestran al respecto las personas con las que hemos hablado, los insiders no temen ningún tipo de consecuencia legal por dar a conocer este tipo de detalles confidenciales.

"Se necesita mucho más que cabrear a uno o dos miembros de una empresa para meterse en problemas"

"Claro, sí, pero por mi parte no estoy filtrando información sensible para que hagan tal cosa", dice AccounNgt cuando le preguntamos si teme alguna posible consecuencia legal por publicar filtraciones en su cuenta de Twitter. Tampoco es algo que preocupe a Skullzi, al no tener ningún tipo de acuerdo de confidencialidad firmado con ninguna compañía. Además, asegura que desde las compañías no se sienten preocupados por la profundidad que suelen alcanzar este tipo de informaciones: "He hablado con diferentes estudios, y aunque no puedo entrar en detalles, generalmente el nivel de filtración que informaría no es algo que afecte directamente la posición de uno con una empresa (...) Se necesita mucho más que cabrear a uno o dos miembros de una empresa para meterse en problemas", termina diciendo.

En todo caso, las consecuencias legales podrían afectar exclusivamente a aquellas personas que sí tengan un contrato de confidencialidad firmado con las compañías de las que han filtrado información, es decir, a los trabajadores y extrabajadores de las mismas. Precisamente ese es otro de los motivos por los que miembros de la industria deciden filtrar a través de insiders, para no pillarse los dedos como lo hizo un exempleado de Bethesda al desvelar una posible beta de Starfield en verano. "Espero que los abogados no vayan tras él", decía Jason Schreier al confirmar la veracidad de la persona que había filtrado dicha información.

Consecuencias más allá de lo legal: así afectan los leaks a las compañías

Que no existan consecuencias legales para ellos no significa que los insiders no sepan ver el otro tipo de consecuencias que traen consigo estas filtraciones. Por ejemplo, AccounNgt asegura que un leak puede alterar los planes de la compañía: "Ciertamente cambia bastante los planes de marketing, y dependiendo de la filtración incluso puede cambiarlo todo", asegura antes de poner un ejemplo concreto: "Cuando filtré el retraso de Forspoken, se anunció dos o tres días después con un simple tweet. Quizás no lo tenían planeado".

Skullzi, por su parte, menciona el famoso leak de The Last of Us Parte 2 como una filtración de las que sí daña tanto a la compañía como a los empleados, pero quita hierro a otro tipo de publicaciones sin spoilers a las que incluso les ve el lado positivo: "Siempre que la filtración no contenga grandes spoilers de proyectos o anuncios que perjudiquen directamente a la empresa, creo que filtraciones como estas pueden beneficiarles, ya que pueden proporcionar una prueba directa y gratuita de cuál es la situación actual, de cuáles lo son los intereses de la comunidad y de los consumidores".

Acerca de la filtración de The Last of Us Parte 2, el propio director del juego, Neil Druckmann, afirmó que lo vivieron con mucha frustración en el estudio: "Cuando ocurrieron las filtraciones fue uno de los peores días de mi vida. Lo vi suceder en tiempo real. Lo vi cuando salió en YouTube. Todos estábamos en estado de pánico, pidiendo que fuera eliminado", explicaba en una entrevista en la que también afirmaba haber recibido insultos y amenazas de muerte de fans cabreados tras conocer la muerte de un querido personaje de esta saga.

Captura filtrada de The Last of Us 2 antes de su estreno.

PUBLICIDAD

Estas consecuencias psicológicas se suman a las legales, pero hay otro tipo de efectos que las filtraciones tienen en los proyectos de videojuegos: las cancelaciones. Como nuestro compañero Juan Rubio explicaba en la última entrega de la sección Lo que pudo ser, hay casos en los que un desarrollo se ha paralizado tras la publicación de información confidencial: Nintendo, por ejemplo, canceló un juego de disparos con robots y pistolas de agua, una idea que nos recuerda a la saga Splatoon pero que acabó cancelada tras una filtración que High Voltage, estudio que desarrollaba el proyecto, se negó a investigar.

¿Qué ganan los insiders al publicar información confidencial?

Teniendo en cuenta las consecuencias negativas que pueden traer las filtraciones a la industria, ¿por qué los insiders siguen publicando informaciones confidenciales de proyectos en desarrollo? Aunque hay personas que se dedican a ello como parte de su actividad profesional como periodistas, los perfiles insider más populares se presentan en formas de cuentas de Twitter, canales de YouTube e incluso usuarios en foros como ResetEra, ¿qué ganan con todo eso?

Para Skullzi, por ejemplo, los beneficios están ahí y van más allá de la mera atención de la audiencia: "Mentiría si dijera que no obtengo beneficios de ello. Si consigues una noticia confidencial, la publicas y resulta ser verdad, eso consigue atención para tu marca o canal. Y al mismo tiempo, otro beneficio es añadir especulación y temas de conversación a la comunidad. Personalmente, me encanta especular", afirma en la entrevista.

"Es mejor permitir que las empresas publiquen la información por sí mismas (...) después de todo, son sus proyectos"

Evidentemente no todo es de color de rosas para los insiders: ya veíamos antes cómo AccountNgt mencionaba las reacciones negativas de la comunidad como una razón para no compartir informaciones confidenciales que recibe. También Skullzi menciona el odio al que se enfrenta por parte de los jugadores sólo por tener un canal de YouTube con noticias y rumores del mundo del videojuego. Hay insiders como Navtra, una famosa usuaria de ResetEra que filtró la existencia de Death Stranding: Director's Cut y Stranger of Paradise Final Fantasy Origin antes de sus anuncios oficiales, que han decidido abandonar el mundo de los leaks, algo que Skullzi también se plantea: "He considerado dejar de compartir la información que me pasan de esta manera, principalmente por el motivo de no querer enfadar o decepcionar a ningún desarrollador", comenta.

Aun con todo, teniendo en cuenta las consecuencias y beneficios de las filtraciones en la industria de videojuegos, la intención de los insiders pocas veces implica dañar a las compañías, desarrolladores o usuarios. Skullzi, al menos, lo tiene claro: "En general, es mejor permitir que las empresas publiquen la información y los anuncios ellas mismas, ya que saben qué margen temporal funcionará mejor para ellas y, después de todo, son sus proyectos".

Manu Delgado
Redactor
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir