Expulsados casi 50.000 tramposos de Call of Duty: Warzone y Vanguard

El sistema anti-trampas Ricochet entra en su segunda fase y eso se traduce en una nueva oleada de expulsiones de los juegos actuales de Call of Duty. Se ha activado el nivel kernel.
·

¡Feliz Navidad! Aunque no para los casi 50.000 tramposos que acaban de quedar fuera de Call of Duty: Warzone y Call of Duty: Vanguard. Activision ha querido enviarles esta tarjeta navideña especial que se suma a los más de 50.000 expulsados de manera permanente que la compañía llevó a cabo en el pasado mes de agosto. Este hecho se produce después de que la firma pusiera en funcionamiento el nivel kernel anti-trampas a nivel mundial la semana pasada, llevado a cabo por el equipo Ricochet.


Nuevos expulsados de Warzone y Vanguard al endurecer sus medidas antitrampa

En total se han expulsado a 48.000 jugadores que han sido detectados como tramposos por Ricochet. El sistema ha endurecido sus medidas para encontrar a los hackers, con Activision señalando que ahora es capaz de acceder "a todos los recursos" de los sistemas de los jugadores cuando está en funcionamiento. De esta manera, el juego puede detectar cualquier software de trampas que se pueda estar ejecutando en segundo plano.

Recordemos que, no bastando con recrudecer sus mecanismos de detección de trampa, el equipo de Activision también tiene el objetivo de endurecer las expulsiones. El objetivo es banear a los tramposos de todas las entregas de la saga, tanto las pasadas como presentes y futuras. "Todos nuestros esfuerzos contra las trampas se centran en luchar contra el juego injusto y proteger la experiencia del jugador", defendía Activision al presentar esta medida.

Activision busca proteger la experiencia de los jugadores

Lo que estamos presenciando actualmente son los efectos de la denominada "segunda fase" de Ricochet, que ya se dijo que llegaría acompañado de un controlador a nivel kernel: para explicarlo con palabras sencillas, el sistema ahora puede ir al núcleo del sistema operativo que sirve de puente entre nuestro hardware y el software de nuestro PC. Esto facilita que, como dice Activision, pueda detectar cualquier aplicación de terceros que se esté usando para hacer trampas.

En cuanto a las suspensiones permanentes, Activision dejó claro que aquellos jugadores que incurrieran una y otra vez en infracciones quedarían fuera de "cualquier título pasado, presente y futuro de la franquicia Call of Duty". En su cruzada por luchar contra los tramposos, la firma ha expulsado a medio millón de usuarios de Warzone.

Cristina M. Pérez
Colaboradora

Enlaces Relacionados:

Imágenes:

Juegos Relacionados:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir