Gears 5: Comparan como Gears of War 2 tiene mejores efectos de físicas y sangre

Una comparativa pone frente a frente la segunda y la quinta entrega de la saga de Gears of War para comparar sus animaciones, el gunplay y otros efectos.
·
Actualizado: 23:55 9/9/2019

Gears of War 5 es un espectáculo gráfico ya sea en Xbox One, en la consola intergeneracional Xbox One X, o en PC. Sin embargo, hay ciertos detalles en los que palidece respecto a un juego de hace 11 años: Gears of War 2.

El canal de YouTube Crowbat ha publicado una comparativa (con la versión de PC en ultra de Gears 5) de ambos juegos centrada principalmente en tres cosas: las animaciones, las físicas y la sangre.

Respecto a lo último, en el vídeo se puede ver cómo en Gears 2, al pasar a un Locust por la motosierra del Lancer, la pantalla se llena de borbotones rojos y el suelo y las paredes se quedan pintadas de carmesí; en la última entrega, el efecto es mucho menos exagerado y la sangre desaparece del suelo a los pocos segundos.

Diferencias en las armas y animaciones

En el vídeo se muestran pequeñas escenas de entrevistas a Cliffy B. y otros empleados de Epic Games, los encargados de la segunda parte de la serie. En uno de esos fragmentos se menciona la importancia de la respuesta de los enemigos a las balas y al daño. Inmediatamente después, aparece gameplay que muestra las diferentes animaciones de los Locust ante los ataques del jugador y los movimientos de ralentización de Marcus y compañía cuando les disparan o se queman.

Después, se ve metraje de Gears 5: el efecto de ralentización ante las balas es mucho más suave, hay menos animaciones de reacción y al quemarse, directamente, no hay una animación específica.

Otro aspecto en el que también se centra el vídeo es comparar el comportamiento y la contundencia de la armas en ambas entregas.

En las físicas y elementos destructibles, "gana" Gears 2

Pero quizá donde más diferencias haya sea en las físicas y la destrucción de escenarios. Mientras que en la segunda parte los sacos de arena dejaban salir esta al dispararles, los cristales se rompían en distintos pedazos y los muros se desgastaban con las balas; en Gears 5 los cristales explotan al ser dañados, y en el resto de elementos quedan marcas de balas de manera poco realista. Algo similar ocurre con el agua: aunque se ve evidentemente mejor en la quinta parte, en la segunda reaccionaba con más ondas al movernos por ella o al dispararle.

Desde el medio VG247 apuntan que esto es una tendencia en el mercado del videojuego: es difícil vender físicas y reacciones en imágenes estáticas o en la carátula de un videojuego, pero los gráficos 4K, las texturas cuasi perfectas y la iluminación realista siempre se ven en una simple captura de pantalla. Por ello, los desarrolladores centran su esfuerzo en esto último.

También hay que tener en cuenta que Gears, sobre todo desde Gears of War 4, está apostando fuerte por los deportes electrónicos, y quizá la suavidad en los efectos de sangre, hacer que estos desaparezcan más pronto, la menor interactividad de ciertos elementos de los escenarios, etcétera; sean una manera de hacer el juego más equilibrado y legible.

Sea como fuere, Gears of War 5 llega a las tiendas físicas y digitales, y a Xbox Game Pass, este 10 de septiembre para Xbox One y PC (Tienda Microsoft y Steam).

La Ultimate Edition, también disponible a través de Xbox Game Pass Ultimate, está disponible desde el pasado 6 de septiembre.

Podéis leer nuestro análisis en este enlace.

Fran G. Matas
Colaborador

Enlaces Relacionados:

Imagen 1

Juegos Relacionados:

Síguenos

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir