Análisis de Gears of War 2 (Xbox 360)

Marcus Fénix regresa a Xbox 360 para continuar su guerra contra los Locust y salvar el planeta Sera, en la gran apuesta de Microsoft para estas Navidades.
Gears of War 2
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9.7
SONIDO
9.4
NOTA
9.5
DIVERSIÓN
9.4
JUGABILIDAD
10
Análisis de versión Xbox 360.

El enemigo está en casa

La primera entrega de Gears of War comenzaba cuando Dominic Santiago, miembro del CGO (Coalición de Gobiernos Organizados), sacaba a su amigo Marcus Fénix de prisión, encarcelado por un delito de traición al desobedecer órdenes directas. Toda ayuda era necesaria. Tras muchos años de guerra entre los Gobiernos del planeta Sera por el control de la sustancia Imulsión, fuente fundamental de energía, unas criaturas desconocidas surgieron de la corteza terrestre del planeta, donde habían habitado en silencio desde años atrás: los Locust. Esta nueva amenaza requirió de la alianza de toda la humanidad, formándose el CGO, pero la situación se tornó tan desesperada que se tuvo que recurrir a la propia destrucción de las ciudades humanas para detener el avance de los monstruos. Diversos escuadrones de combate prosiguen la guerra, como el Delta, del que forman parte Marcus y Dominic, cuya misión es adentrarse en el corazón de Sera, en el mundo Locust, en busca de un arma capaz de destruirles.

Estos son los acontecimientos que se narran en Gears of War, que finaliza cerrando una batalla con el general RAAM pero con una guerra más abierta que nunca. La campaña de Gears of War 2, de la que hablaremos más adelante, comienza tras estos hechos, pero para tranquilidad del lector adelantamos que nunca entraremos en detalle de la historia ni desvelaremos secreto alguno del juego.

A cubierto

Para los que no hayan tenido la ocasión de jugar a Gears of War resumiremos brevemente cómo se juega y por qué es tan divertido. Se trata de un juego de acción continua en el que controlamos a Marcus desde una perspectiva de tercera persona, cambiando habitualmente a primera cuando apuntamos nuestro arma. La diferencia de Gears of War con otros juegos de acción radica en el diseño de escenarios y combates. Mientras que en general los juegos de acción cuentan con escenarios amplios y numerosos enemigos, en el de Epic la estrategia es un factor mucho más importante, ya que nos encontramos en áreas de dimensiones reducidas, llenos de obstáculos e incómoda movilidad, con ráfagas de pocos pero poderosos enemigos, los Locust.

PUBLICIDAD

El movimiento por cada nivel se reduce a avanzar por pasillos, sin posibilidad de desviarse del camino (más que en un par de fases en las que podemos elegir por donde ir, dividiendo el escuadrón Delta), en busca siempre de nuevas escaramuzas. Los combates suelen comenzar con apariciones repentinas de Locust desde el interior de Sera, desde lo que en el juego llaman "agujeros de emergencia", hoyos que en teoría debemos cerrar a base de granadas para evitar más apariciones, pero que suelen cerrarse al rato ellos solos si no actuamos. En este sentido, Gears of War resulta un juego de lo más 'arcade', con un patrón claro y simple de diseño de esquema estancia-pasillo-estancia. Esto puede resultar demasiado sencillo para algunos, pero enormemente divertido para otros, que solo quieren descargar adrenalina en excitantes secuencias de disparos, explosiones y gritos.

El juego está tan orientado a estos combates cortos pero intensos que toda la atmósfera se transforma cuando aparecen los Locust. La música juega un papel fundamental en esto, acelerándose con la acción y volviendo a la tranquilidad cuando muere el último enemigo. Con la calma atmosférica viene también la jugable, ya que el juego se inspira en la saga Halo para elaborar un sistema de puntos de salvado tras cada escaramuza. Tras morir o fracasar en alguna tarea (hecho que suele derivar en morir) recuperamos el juego en esos puntos, al igual que al cargar partida desde el menú principal.

Gears of War adoptó como movimiento central de la jugabilidad las coberturas, casi siempre presentes en los juegos de acción pero nunca bien aprovechadas. Fue el juego de Epic el primero que realmente basó todas las situaciones de acción (y diseñó con tal fin todos los escenarios) en el hecho de tener que buscar protección para poder sobrevivir. Las ciudades y lugares de Sera nos proveerán de multitud de elementos donde cobijarnos, generalmente restos de edificios como muros o columnas. Una de las novedades de Gears of War 2 tiene relación con estas coberturas, y es que en esta ocasión podemos resguardarnos tras un enemigo abatido, acercándonos a él cuando se esté desangrando y cogiéndole. Esto es especialmente útil para cambiarnos de posición en situaciones con múltiples enemigos.

 1

Por lo demás, la jugabilidad no se ha visto modificada más que un par de detalles. Se nota una mayor sensibilidad, y con ello facilidad, a la hora de ejecutar las coberturas, sobre todo a la hora de salir de ellas. Con un suave toque en el analógico ya estamos fuera de nuestro cobijo, no como en la primera entrega que en ocasiones había una molesta sensación de quedarnos pegados a la pared. La cámara sigue siendo excelente, aunque continúe optando por la espectacularidad en vez de por la facilidad de uso cuando vamos corriendo, momento en el que adopta un punto de vista muy cinematográfico y se mueve imitando el ritmo de nuestro personaje.

Los controles no han cambiado, seguimos seleccionando el arma activa con la cruceta digital, controlando la puntería con los gatillos, recargando (con el sistema de recarga efectiva que tanto éxito tuvo en el primero) con RB y ejecutando la motosierra del Lancer con el botón de golpe, el B. Es un sistema intuitivo y fácil de aprender en pocos minutos. Además la campaña cuenta con un excelente tutorial al comienzo de la misma.

La dificultad de Gears of War 2 sigue tan bien ajustada como en la primera parte, pudiendo elegir entre distintos niveles. Para los jugadores menos acostumbrados a juegos de acción, el nivel Normal es bastante asequible, y para los que ya se las hayan visto con los Locust previamente, la dificultad Elevada debería ser la de comienzo para disfrutar al máximo el juego.

Juguemos todos

Gears of War fue el juego más utilizado en Xbox Live desde su salida hasta la llegada de Halo 3, que se llevó gran parte de los jugadores a sus servidores. El éxito del juego de Epic en el Live fue consecuencia de la diversión que proporcionaba en cualquiera de los distintos modos que incluía. Esta segunda parte resulta de lo más conservadora en cuanto al juego online. Recupera la fórmula de escenarios pequeños con pocos jugadores, pero incorpora nuevos modos con la intención de recuperar la audiencia trasladada a los nuevos juegos de acción. Hay otros cambios menores, como que ahora el límite de jugadores por equipo es de cinco, en vez de cuatro.

 2

Los nuevos modos, que son pequeñas variaciones de los clásicos, resultan en general muy divertidos. En Sumisión, para ganar debemos capturar al jefe del equipo rival, dejándole inconsciente y cogiéndole como a un enemigo, y llevarle a un punto del escenario. Piloto es un todos contra todos por equipos de dos personas. Es un cambio muy sencillo que cambia muchísimo el juego, ya que hay que seguir una estrategia de equilibrio protección-ataque muy divertida para salir victoriosos. Volviendo a equipos de cinco, en Guardián debemos matar al líder del bando rival para terminar con las resurrecciones de sus componentes. Mientras nuestro líder viva, resucitaremos al morir tras unos segundos, pero una vez muerto somos presas mortales para nuestros rivales. Y un clásico como El Rey de la Colina, sin más complicaciones que unas barreras que cierran el acceso a la misma en determinados instantes.

Pero sin duda, el modo que se lleva el gato al agua es ligeramente diferente, desde el momento en que es cooperativo y no la clásica batalla: el modo horda.

Una oleada tras otra

La novedad más destacable de los modos multijugador es el modo Horda, todo un acierto por parte de Epic. En Horda nos introducimos en un equipo de humanos para combatir a oleadas de Locust. Esto es, al comienzo del juego aparecen todos los jugadores en una misma zona del mapa, y tienen que eliminar a todos los Locust que haya en el escenario. Cuando se haya conseguido, se avanza hasta la siguiente oleada, de mayor dificultad, ya sea por el número de Locust, como por su raza e inteligencia. Así, si en las primeras oleadas apenas nos enfrentamos a unos pocos Infames y algún Drone, en cuanto pasamos de la quinta empezamos a encontrarnos con desagradables sorpresas en forma de Boomers con armamento pesado, así como decenas de Drones fuertemente equipados, con lanzallamas por ejemplo.

 3

Horda resulta enormemente adictivo, ya que tiene un punto de dificultad que exige la máxima coordinación entre los miembros del equipo. Es el típico modo en el que empiezas a jugar y pierdes la noción del tiempo. Es muy probable que sea lo más jugado a través de Xbox Live.

La guerra continúa

Una de las críticas más repetidas contra Gears of War fue el hecho de que contase una historia poco original y de un modo muy superficial, dejándola totalmente de lado en favor de la acción. No era lógico esperar que en esta segunda entrega esto fuera a cambiar drásticamente, pero sí es cierto que se nota un cierto interés por parte de Epic en acercar al jugador los diferentes entresijos de la historia, así como los trasfondos de los personajes. Por primera vez vemos una porción de humanidad en Marcus y Dom, así como en el resto de miembros del escuadrón Delta. La guerra contra los Locust empieza a afectar de forma más intensa a la vida privada de los protagonistas, interpretando secuencias cinemáticas sobrecogedoras a lo largo del juego.

Una novedad curiosa e interesante del modo campaña es la ampliación de los objetos que podemos recoger a lo largo de los niveles, que se encontraban limitados a las placas de identificación de los COG, y que no tenían más utilidad que el hecho de conseguir el correspondiente logro. En esta ocasión además vamos encontrando libros y restos de periódicos, que van contando un poco los sucesos en la guerra. En ese sentido, sigue el camino de otros juegos de acción y aventura, ofreciendo al jugador información adicional sobre la historia del juego que puede consultar si le interesa, o darle al botón, cerrar el documento, y seguir con la acción.

 4

Más variada que la del juego anterior y con un ritmo más cuidado, intercalando mejor las secuencias de acción pura, las partes pausadas y las secuencias cinemáticas, la campaña ofrece una más que decente duración y mayor variedad en escenarios y situaciones que la del juego anterior, si bien pierde el carácter novedoso de éste, y algunos añadidos que introduce a la jugabilidad, como usar a los enemigos como escudo humano, son más testimoniales que permanentes.

Una de las novedades más celebradas de Gears of War 2 fue su modo cooperativo para la campaña, una opción que poco a poco están adaptando los otros juegos (Halo 3 el año pasado, Resistance 2 éste, por citar los ejemplos más notables), y que por supuesto se mantiene en esta segunda parte, sin grandes cambios. Volvemos a tener la ventaja de ser curados por nuestro compañero cuando caigamos, y viceversa, y la novedad en este aspecto es la posibilidad de que cada jugador seleccione un nivel de dificultad propio, haciendo la experiencia más accesible y personalizable para cada uno de los dos.

 5

Impresionante

Gears of War 2 continúa siendo, además de un juego muy divertido, un auténtico espectáculo audiovisual. Bien es cierto que la sorpresa y el impacto que causó la primera parte se ha disipado en esta entrega, pero eso no quita que sea uno de los juegos más impresionantes que hayamos visto en plataforma alguna. Gears of War 2 utiliza el mismo motor que su antecesor, el Unreal Engine 3, creación de la propia Epic, pero se ve un juego más pulido, con menos defectos y más calidad gráfica en general. A ello contribuye el hecho de que veamos escenarios más variados a lo largo del juego, así como que sean más abiertos.

Las texturas siguen siendo de lo más destacable del apartado gráfico, aunque todavía vemos el molesto error de carga retardada, por el que las texturas aparecen unos segundos después del modelado en situaciones con muchos personajes. La iluminación, tanto la natural como la de explosiones, mantiene el realismo y la espectacularidad de la primera entrega. Y las animaciones, especialmente las de los Locust, son impresionantes, y podemos ver algunas nuevas, como al ejecutar a un Drone con la motosierra o al rematar a algún enemigo abatido, que en Gears of War 2 se puede hacer de tres formas diferentes, a cada cual más gore. Por otro lado, el juego mantiene a lo largo de todos los niveles una suavidad excepcional, incluso en situaciones de mucha carga gráfica.

La banda sonora es asimismo muy destacable. No solo acompaña a la perfección el nivel de acción de cada escena, sino que dota al juego de un aire épico imposible de alcanzar sin una música tan trabajada. Podríamos ser conscientes de lo que ocurre en pantalla jugando con los ojos cerrados, prestando solo atención a la intensidad de lo que suena. Al igual que con los escenarios, a la banda sonora se le podría pedir un poco más de variedad, pero en general es de un nivel tan alto que podríamos incluso valorarla como obra en si misma, y no como complemento de un juego.

 6

Diversión asegurada

Epic supo encontrar con Gears of War una fórmula de acción poco explotada pero enormemente divertida. Era de esperar que su continuación mantuviese el listón, y podemos asegurar que así ha sido. Es difícil juzgar a Gears of War 2 sin tener en cuenta a su primera entrega, ya que en ocasiones el jugador llegará a pensar que se trata más bien de una expansión del título que apareció hace ya dos años que de un juego en sí mismo, pero lo cierto es que todos estos pensamientos se borran de la mente en cuanto cogemos el mando y nos adentramos en la nueva aventura de Marcus Fénix. Gears of War 2 no es original, no es rompedor, no aporta casi nada que no viésemos en la primera parte. Y es que Epic, sabedora del éxito que tuvo, no ha querido arriesgar en absoluto y nos obsequia con lo que sabe que nos va a gustar: con una extraordinaria experiencia de acción en estado puro, sobresaliente en todos los aspectos técnicos y jugables que, además y por encima de todo, resulta enormemente divertida y garantiza cientos de horas de descarga de adrenalina gracias a su modo campaña y al juego online por Xbox Live. Si lo tuyo es la acción, no debes perdértelo.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

The Great Ace Attorney Chronicles - Análisis
The Great Ace Attorney Chronicles - Análisis
Análisis
2021-07-26 14:08:00
Capcom salda su gran deuda con Occidente y por fin nos trae dos de las mejores entregas de la saga de juicios y abogados más popular de los videojuegos.
Cotton Reboot - Análisis
Cotton Reboot - Análisis
Análisis
2021-07-24 08:21:00
Disparos clásicos en plan shooter old school tan simpáticos como visualmente llamativos.
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Análisis
2021-07-22 11:32:00
El primer Akiba's Trip se remasterizan en plataformas actuales y rescata una aventura de PSP que no llegó a Occidente.
Last Stop - Análisis
Last Stop - Análisis
Análisis
2021-07-21 18:21:00
Los creadores de Virginia, Variable State, vuelven con tres historias paralelas muy cinematográficas que mezclan el costumbrismo con la fantasía.
Cris Tales - Análisis
Cris Tales - Análisis
Análisis
2021-07-21 11:25:00
Precioso rol con sabor clásico que no pierde la oportunidad de aportar nuevas ideas, aunque no siempre destape todo su potencial.
Death's Door - Análisis
Death's Door - Análisis
Análisis
2021-07-20 15:36:00
Una entretenida y amena aventura al más puro estilo Zelda a la que le ha faltado un punto de brillantez para terminar de alzar el vuelo.
PEGI +18
Plataformas:
Xbox 360

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
9.5
  • Fecha de lanzamiento: 7/11/2008
  • Desarrollo: Epic Games
  • Producción: Microsoft Game Studios
  • Distribución: Microsoft
  • Precio: 69.95 €
  • Jugadores: 1-Online
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: 1-16
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.81

PUNTÚA
Gears of War 2 para Xbox 360

699 votos
Flecha subir