Análisis Gears 5, vuelve el rey de los shooters en tercera persona (Xbox One, Xbox Series X, PC)

Vuelve el rey de los shooters en tercera persona con una de sus entregas más espectaculares y completas. Un delicioso juego de acción repleto de contenidos que va a enamorar a los fans de la saga.
Gears of War 5
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
Análisis de versiones Xbox One y PC. La versión o versiones Xbox Series X todavía no salen.

Hace tres años The Coalition tuvo la gran responsabilidad de traer de vuelta a Gears of War, una de las sagas más queridas y exitosas de la pasada generación, unas aventuras de acción en tercera persona tan brillantes e impactantes que cambiaron el género para siempre. Gears of War 4 fue un gran juego, y sus responsables cumplieron con nota la difícil tarea de traer a semejante mito de vuelta, pero también es cierto que arriesgó muy poco, y que pecó de ser demasiado continuista.

Ahora llega Gears 5, mucho más grande y ambicioso en todos los sentidos, con el que The Coalition se ha soltado la melena y no ha tenido miedo a experimentar e introducir novedades importantes, en una fórmula tan arraigada que parecía difícil innovar sin estropear su esencia.

Videoanálisis

Esta quinta entrega es el Gears of War más completo, más espectacular y más variado, y en ciertos aspectos también el más arriesgado desde la primera entrega, un festín de acción épica y desenfrenada que va a enamorar a los fans de la serie, pero que tiene infinidad de argumentos para satisfacer a cualquiera que disfrute pegando tiros en un buen videojuego.

PUBLICIDAD

Con una jugabilidad sutilmente mejorada, que hace que sea simplemente perfecta, y un espectáculo gráfico y sonoro de primera, podemos disfrutar de infinidad de contenidos, todos de enorme calidad: una Campaña divertidísima y enorme, que puede durar más de 20 horas; un modo Horda tan adictivo como siempre, pero con novedades importantes; un Multijugador más completo y con más posibilidades que nunca, que ofrece infinidad de horas; y por último el original y desafiante modo cooperativo Escape, en el que la comunidad puede crear sus propios mapas.

Como veis, un Gears of War a la altura de su legado, que se convierte sin ningún género de dudas en uno de los mejores juegos de acción de toda la generación. Coged vuestros Lancer, que os vamos a contar en profundidad cuánto nos ha gustado este juegazo.

Una jugabilidad simplemente perfecta

Se va a hablar mucho de Jack, un robot de apoyo que nos acompaña a lo largo de toda la aventura y que le da una nueva capa de complejidad a la acción, y por supuesto van a correr ríos de tinta con lo que ocurre en los actos dos y tres de la campaña, donde por primera vez en la serie podemos explorar unos pequeños mundos abiertos, en los que encontramos algunas misiones secundarias.

El control del personaje junto al 'gunplay', mejorados sutilmente, hacen que jugablemente sea una gozada.
El control del personaje junto al 'gunplay', mejorados sutilmente, hacen que jugablemente sea una gozada.

Pero antes de todo esto queremos destacar la jugabilidad, porque ya damos por sentado que disparar sea tan satisfactorio en un Gears of War, o que su sistema de coberturas funcione tan bien, a pesar de que no ha cambiado sustancialmente durante más de una década. Pero si encima han mejorado sutilmente el control de los personajes, ahora un poco más ágiles, y han pulido el gunplay, que es soberbio, nos encontramos con un shooter en tercera persona que en lo jugable es simplemente perfecto, sin más.

Acumulando todo lo bueno que ha ido ofreciendo la saga durante sus trece años de vida, desde el genial sistema de recarga activa hasta el inspirado diseño del arsenal, y con los habituales añadidos de cada nueva entrega, en forma de nuevos enemigos y armas, tenemos un shooter impecable y variadísimo en lo jugable, que casi no tiene rival en su género.

Ya partiendo de este hecho tan relevante, de que jugablemente es soberbio, podemos entrar a detallar todos lo demás, un producto no puede ser más generoso en cuanto a la cantidad de contenidos, y que se deja el alma para ofrecer la campaña más ambiciosa de toda la saga, con multitud de nuevas ideas, que aunque no todas funcionan igual de bien, se agradece el esfuerzo, siendo ese soplo de aire fresco que muchos le pedíamos a Gears of War.

Kait toma las riendas

La campaña sigue siendo uno de los pilares de la saga, nunca se ha descuidado lo más mínimo, y en Gears 5 estamos ante la más grande y variada. Repleta de momentos brillantes y espectaculares, aunque también con algunos altibajos, fruto de su extensión y del hecho de haber intentado hacer cosas nuevas, como ciertos momentos para la exploración y cumplir misiones secundarias, toda una novedad.

En esta ocasión Kait es la protagonista de la historia, en un 'Gears' que cuidad la narrativa más de lo habitual.
En esta ocasión Kait es la protagonista de la historia, en un 'Gears' que cuidad la narrativa más de lo habitual.

Continuando la historia justo donde lo dejó la cuarta entrega, y tras un vídeo que nos refresca la memoria, en Gears 5 tenemos la narrativa más cuidada de toda la saga, con multitud de diálogos y cinemáticas, aunque siempre todo muy bien medido, sin afectar al ritmo o entorpecer el desarrollo de la acción. Evidentemente quienes más van a disfrutarlo son los mayores fan de la serie, dadas la multitud de referencias al pasado y al regreso de viejos conocidos, pero saben ofrecer la información suficiente para que ningún jugador se sienta perdido.

Kait, la nueva protagonista, es un personaje complejo y con un interesante trasfondo, tiene carisma, siendo su pasado uno de los pilares sobre los que se construye la historia de Gears 5. Eso sí, está muy bien rodeada del resto de personajes habituales, a los que después de tantas entregas ya les hemos cogido cariño, y que además en esta entrega cuentan con algunos diálogos muy divertidos, en una aventura que como es habitual pasa del drama al humor con sorprendente naturalidad.

La historia es como el episodio intermedio de una trilogía, y queda abierta a la espera de 'Gears 6'.
La historia es como el episodio intermedio de una trilogía, y queda abierta a la espera de 'Gears 6'.

El problema de la historia de Gears 5 es que se podría contar en un juego de apenas tres horas, y la utilizan en uno de unas 20, por lo que no da para tanto y da la sensación de estar muy estirada. Avanza un poco en el primer acto, al final del segundo, y en el cuarto y último, pero en el resto de la aventura no pasa nada relevante en la trama, y encima queda abierta, así que tendremos que esperar a su resolución en Gears 6.

Narrativamente es un paso adelante y positivo en la saga, pero deje esa sensación de ser el episodio intermedio de una trilogía, con todo lo que ello supone.

¿Mundo abierto en Gears of War?

El primer acto de Gears 5 es soberbio, simplemente perfecto, toda una demostración de lo mejor que puede llegar a dar de sí la fórmula en su versión más tradicional, completamente lineal y épico, puro espectáculo y diversión.

Comienza tan arriba que cuesta imaginar cómo van a mantener el nivel tras semejante arranque, y lo que hacen en el segundo acto es cambiar completamente la estructura, teniendo un pequeño mundo abierto para explorar. Es una especie de hub que conecta las diferentes localizaciones donde se desarrollan las misiones principales y secundarias, y que tenemos que recorrer a bordo del esquife, un vehículo muy vistoso y sencillo de controlar.

No os asustéis, Gears of War no se ha vuelto un sandbox con un mapa lleno de iconitos y contenidos insustanciales, para nada, simplemente han querido romper la habitual estructura lineal, y que puedas realizar los objetivos en diferente orden, o prestar atención a sus misiones secundarias. Ya os advertimos que son pocas y muy cortas, así que no afectan negativamente al ritmo de la aventura.

Aunque han tenido mucho cuidado a la hora de plantear esta estructura, y en el mundo de libre exploración no hay enemigos ni demasiadas distracciones, es un yermo en el que poco más podemos hacer que ir de una misión a otra, está claro que esta parte del juego va a generar cierta controversia, porque tampoco te queda demasiado claro qué aporta a la aventura, al haberlo introducido de manera tan cuidadosa, por no decir timorata.

Al final ha servido para hacer que sea una campaña más larga de lo habitual, ya que estos contenidos secundarios están muy a mano, son sencillos y casi todos los jugadores van a querer realizarlos, pero no tenemos demasiado claro que hagan al juego necesariamente mejor. Sí, pedíamos un soplo de aire fresco, a Gears of War 4 casi todos los tachamos de continuista, pero no creemos que estos paseos por un mundo inerte aporten demasiado, más allá de la novedad. El tercer acto repite la misma estructura que el segundo, solo que en otro escenario, y el cuarto y último acto vuelve a ser lineal, como el primero.

Así tenemos una campaña que dependiendo del nivel de dificultad escogido puede durar entre 15 y 20 horas tranquilamente, e incluso más, y que como es habitual está llena de momentos espectaculares, ofreciendo una variedad de situaciones admirable, tanto por el diseño de los escenarios y las circunstancias como por la enorme cantidad de armas y enemigos que tenemos disponibles, casi como si se tratara de un grandes éxitos de la saga. No todo funciona igual de bien, por ejemplo hay unas secciones de sigilo opcional que no creemos que necesite un Gears of War, pero al final lo que tenemos es un juego muy variado y rico en situaciones, que deja un excelente sabor de boca.

El multijugador local sigue estando presente, algo que cada vez menos juegos mantienen, pero que 'Gears of War' sigue respetando, en esta ocasión para tres jugadores.
El multijugador local sigue estando presente, algo que cada vez menos juegos mantienen, pero que 'Gears of War' sigue respetando, en esta ocasión para tres jugadores.

Todas la campaña se puede jugar en cooperativo entre dos jugadores, tanto local como a través de internet, y en esta ocasión se puede añadir un tercero, que controla a un robot llamado Jack, algo que tiene mucha miga, siendo una de las novedades jugables más importantes.

Nuestro gran amigo Jack

A lo largo de toda la campaña nos acompaña un robot volador a modo de personaje de apoyo, y que sirve para muchísimas cosas, como luchar, protegernos, revelar la posición de los enemigos o incluso traernos armas y munición, añadiendo una nueva capa de complejidad a la acción, siendo el añadido jugable que más se hace notar en esta entrega.

Jack cuenta con dos tipos de habilidades, de asalto y de apoyo, y que vamos desbloqueando según avanzamos en la campaña. Entre las habilidades de asalto tenemos destello, que aturde a los enemigos, trampa eléctrica, que los electrocuta, y pirateo, que permite poseer y controlar a un rival durante unos segundos. En apoyo contamos con pulso, para localizar a los enemigos y objetos de los alrededores, estimulante, que aumenta temporalmente la armadura de los personajes, y camuflaje, que nos hace invisibles.

El robot Jack añade una nueva capa de complejidad a la acción muy interesante.
El robot Jack añade una nueva capa de complejidad a la acción muy interesante.

Estas habilidades también se pueden ir mejorando poco a poco, potenciando sus características y añadiendo nuevas funciones mediante los componentes, un nuevo tipo de coleccionable que encontramos por todas partes en los escenarios (también siguen los tradicionales y abundante coleccionables en forma de documentos y objetos). Hay ciertas mejoras especiales en cada habilidad para lo que necesitaremos un objeto concreto, que nos dan al superar las misiones secundarias de los actos dos y tres.

De esta manera, Jack enriquece la acción y añade un nuevo elemento estratégico en Gears 5, con sus distintas habilidades que tenemos que saber utilizar en los momentos más apropiados de cada combate, añadiendo también un sistema de progresión en el que tenemos que decidir en qué habilidades o características gastamos los componentes.

Jack trae consigo un sistema de progresión muy interesante.
Jack trae consigo un sistema de progresión muy interesante.

Jack no solo es importante en los combates, también en la exploración, ya que hay pequeños puzles y situaciones en las que tenemos que usar sus habilidades. Por ejemplo, para atravesar una zona con gas tóxico tenemos que utilizar la habilidad estimulante para protegernos, o para que una cámara no nos vea, hacernos invisibles. Son situaciones muy sencillas, pero que aportan un toque de variedad a un juego ya de por sí entretenidísimo y variado de principio a fin.

Además, este robot puede ser controlado por una persona, por lo que realmente la campaña es cooperativa para tres jugadores: dos marines y Jack. Y es un añadido que no se queda sólo en el modo Campaña, ya que Jack también aparece y es controlable en el modo Horda, que llega cargado de novedades en esta entrega.

Un modo Horda renovado

El modo Horda es uno de los tres pilares de Gears of War, un modo cooperativo para cinco jugadores en el que es habitual que los mayores fans de la saga se junten con unos amigos y se lo pasen en grande abatiendo oleadas de enemigos cada vez más numerosos y difíciles, teniendo que jugar muy bien en equipo para afrontar con garantías los desafíos más complicados.

En Gears 5 el modo Horda se vuelve a renovar con novedades bastante importantes, como un sistema de personajes únicos, al estilo de los ‘héroes’ que hemos visto en tantos shooters en los últimos años, teniendo cada uno su propio set de armas y habilidades, y su propio sistema de progresión.

Cada personaje (Kait, Del, JD, Marcus, Fahz o los extras por reserva como Emile-A239 y Kat-B320 de Halo Reach, o Sarah Connor de Terminator), pertenecen a un rol como ‘ataque’, ‘ingeniero’, ‘explorador’ o ‘tanque’, pero cada uno es completamente diferente, con su propio set de armas y una habilidad definitiva y una pasiva.

En el modo Horda ahora podemos elegir entre diferentes personajes, cada uno con sus propias habilidades, armas y sistema de progresión.
En el modo Horda ahora podemos elegir entre diferentes personajes, cada uno con sus propias habilidades, armas y sistema de progresión.

Así por ejemplo, Kait puede camuflarse, Marcus activar una habilidad con la que dispara automáticamente a las cabezas, y JD lanzar unas salvas de artillería, y cada personaje tiene su propio sistema de progresión y desbloqueables mediante un sistema de cartas coleccionables.

El personaje más peculiar de todos evidentemente es Jack, del que ya hemos explicado su rol en la campaña, y que hace lo mismo que en el modo Horda, servir de apoyo para curar, atacar y usar todo tipo de tretas y artimañas. Por lo que hemos comprobado, es más que conveniente que en un equipo de cinco jugadores uno de ellos sea Jack, ya que aporta una serie de beneficios únicos.

El modo Horda es más completo que nunca.
El modo Horda es más completo que nunca.

Otra novedad interesante es el funcionamiento de las ventajas, ya que cada personaje tiene cuatro distintas, como mayor velocidad de movimiento, defensa o aumento de daño, y estas se pueden mejorar a lo largo de las partidas invirtiendo energía, la misma que se utiliza para comprar armas o construir defensas.

Con doce mapas diferentes y hasta siete modificadores de la dificultad, tenemos un modo Horda completísimo, que va a encantar a los mayores aficionados de esta modalidad.

Escape, un nuevo y emocionante modo cooperativo

Una de las grandes novedades de esta entrega en lo que se refiere a modos de juego es Escape, un modo cooperativo para tres jugadores en el que tienes que huir de una colmena antes de ser asfixiado por un gas tóxico que avanza implacablemente, mientras te enfrentas a todo tipo de enemigos y recorres unos escenarios relativamente laberínticos.

Su enfoque es muy diferente a Horda, ya que es una frenética huida con toques supervivencia, al comenzar prácticamente sin armas y munición, algo que escasea en toda la partida, así que debemos medir cada disparo, algo de por sí muy diferente a cualquier otra experiencia en Gears of War.

Es un modo con un ritmo muy particular y que transmite una tensión única, nos ha gustado mucho, y tiene un gran potencial al contar un editor de escenarios, ya que podemos crear nuestros propios niveles de manera muy sencilla en un editor. Estos se comparten en internet con el resto de la comunidad, y entre los desafíos que va a proponer The Coalition semanalmente más los mapas que puedes ir probando de otros jugadores, es un modo muy interesante, que va a ir creciendo y mejorando con el paso de los meses de múltiples maneras.

Con el editor de mapas los jugadores pueden crear sus propios desafíos para Escape.
Con el editor de mapas los jugadores pueden crear sus propios desafíos para Escape.

Si ya con sus tres pilares habituales (Campaña, Horda y Enfrentamiento) ya era un juego muy completo, imaginad con un cuarto modo que además ofrece un enfoque único.

Un multijugador completísimo

Y dejamos para el final el que para muchos jugadores posiblemente sea el modo más importante y donde más horas van a invertir, el modo Enfrentamiento, el multijugador competitivo, la cara más hardcore de Gears of War.

En esta ocasión tenemos de lanzamiento un montón de contenido, con 12 mapas y 9 modos de juego, siendo la novedad más destacable Arcade, un modo que utiliza un sistema de héroes similar al que hemos explicado en el Horda.

El modo Arcade, una de las grandes novedades del multijugador competitivo, es muy divertido.
El modo Arcade, una de las grandes novedades del multijugador competitivo, es muy divertido.

Antes poner nuestro pie en el campo de batalla tenemos que elegir personaje, cada uno con su propio set de armas y una habilidad o característica especial, como velocidad mejorada, detectar a los enemigos que te causan daño, que infligir daño te haga recuperar salud, o resistencia a las explosiones, entre otras.

A medida que vamos eliminando a enemigos conseguimos unas calaveras que nos permiten adquirir mejores armas, y el nombre del modo lo dice todo, Arcade, una declaración de intenciones de ser una propuesta directa y sin complicaciones para divertirse a lo gran con el multijugador de Gears 5, una buena puerta de entrada para todo tipo de jugadores.

Luego ya tenemos otros modos pensados para los jugadores más expertos, e incluso para los eSports, como el renovado Escalada, en el que hay que jugar muy bien en equipo para conquistar varias zonas del escenario, con reapariciones un tanto limitadas.

Quienes disfrutan del multijugador de 'Gears of War' tienen juego para años.
Quienes disfrutan del multijugador de 'Gears of War' tienen juego para años.

Sus doce mapas nos parecen muy buenos, se nota la experiencia de The Coalition en estos años desde el lanzamiento de la cuarta entrega, y entre sus nueve modos (Duelo arcade, Carrera armamentística, Dodgeball, Escalada, Ejecución, Guardián, Rey de la colina, Duelo por equipos y Zona de guerra), hay opciones para todos los gustos y para estar entretenidos durante centenares de horas, y además como ya vimos en Gears 4, el multijugador irá creciendo con el paso de los meses con nuevos modos y contenidos gratuitos, teniendo juego para años, por lo menos hasta Gears 6.

Algo importante que debemos aclarar es que Gears 5 no cuenta con cajas de loot o botín, aunque sí tiene micropagos, por lo que hemos visto sólo para elementos estéticos.

Todo un portento visual

Gears 5 es un juego visualmente apabullante, ofreciendo algunos de los momentos más espectaculares de toda la saga, y ya es decir. Ya sea en la One original, a 30fps, o en One X, a 60fps, es uno de esos títulos que exprime al máximo cada hardware, con momentos con decenas de enemigos y explosiones en pantalla que te dejan con la boca abierta.

Las imágenes hablan por sí solas, 'Gears 5' es visualmente espectacular.
Las imágenes hablan por sí solas, 'Gears 5' es visualmente espectacular.

Evidentemente es en PC y en One X donde da gusto verlo, en esta último con un ambicioso propósito de ofrecer 60fps y 4K, con una resolución variable que prioriza el rendimiento, y que hace que se mantenga sorprendentemente estable en cualquier tipo de situación. También destacar el HDR en One X si cuentas con un buen televisor, de los mejores usos que hemos visto en esta consola.

A diferencia de Gears of War 4, que en One X ofrecía jugar a 1080p 60fps o 4K 30fps en la campaña, en esta quinta entrega han impuesto que todo el mundo juegue en esta consola a 60fps, y personalmente nos parece un acierto, y algo que esperamos que se convierta en un estándar de la saga en el futuro. En un juego de acción tan frenético como este, y con una jugabilidad tan buena, disfrutarlo a 60fps es la mejor de las experiencias.

No todo es perfecto, y es una aventura tan grande, y con tal variedad de localizaciones y situaciones, que visualmente tiene altibajos. El primer acto de la campaña, totalmente lineal, te deja constantemente con la mandíbula desencajada con el espectáculo gráfico; en cambio, en los actos dos y tres, en esos mundos abiertos que puedes explorar, hay un evidente descenso en calidad, con algunas texturas que dejan mucho que desear, y una iluminación diurna muy poco sofisticada en comparación con las escenas a oscuras y en interiores, que son muy vistosas.

Si tienes una Xbox One X y un televisor con un buen HDR, pocas cosas más bestias vas a ver en tu consola.
Si tienes una Xbox One X y un televisor con un buen HDR, pocas cosas más bestias vas a ver en tu consola.

Esto hace que no sea perfecto visualmente de principio a fin, pero en cualquier caso es un juego la mayor parte del tiempo es visualmente alucinante, también por la acertada dirección de arte y su gran colorido, y tremendamente meritorio por su acertada apuesta por los 60fps. También destacar lo bien que se ve en cualquiera de sus modos, ya que los gráficos del multijugador competitivo no tienen demasiado que envidiar a lo que vemos en la campaña, algo sorprendente.

El sonido también está a la altura de lo que se espera de una superproducción como esta, con una excelente banda sonora de nuevo a cargo de Ramin Djawadi, el mismo de la serie de Juego de Tronos, que da un enorme toque de calidad para que las escenas de acción sean todavía más épicas y vibrantes. Y unos efectos de sonido también muy buenos, realmente contundentes y con una mezcla muy buena de música, efectos y diálogos.

En esta ocasión y desde su lanzamiento Gears 5 cuenta con voces en español en nuestro país, en un doblaje bastante bueno y que sobre todo se agradece mucho, ya que no todos los grandes títulos de Xbox llegan doblados a España. Con continuos y divertidos diálogos mientras combatimos y exploramos, es algo muy valioso.

El Gears más completo y espectacular

Gears 5 está a la altura de lo que cualquiera podría esperar, por altas que fueran sus expectativas. Si sois grandes fans de la saga lo vais a gozar de una manera indescriptible, con la que se sin duda la entrega más grande y ambiciosa, repleta de épica y contenidos. Y si simplemente os gusta la acción y los shooters, es un título totalmente imprescindible, con una jugabilidad impecable, pocas cosas más satisfactorias vais a encontrar en un videojuego que reventar cabezas de Locust durante decenas de horas.

Como veis, Gears 5 es un excelente shooter en tercera persona y toda una celebración de una saga muy querida, que trece años después sigue en plena forma: larga vida al rey, larga vida a Gears of War.

Hemos realizado este análisis en su versión de Xbox One X con un código que nos ha proporcionado Microsoft

Jorge Cano
Redactor jefe

NOTA

9.3
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Jugablemente es perfecto.
Un Gears muy ambicioso, que no tiene miedo a innovar y probar cosas nuevas.
Repleto de contenidos, todos de calidad.

Puntos negativos

La exploración en sus dos minimundos abiertos, tal y como está planteado, no aporta demasiado, y hace que la experiencia pierda intensidad.

En resumen

Una de las sagas más queridas de Xbox vuelve con una de sus mejores entregas. Espectacular, divertidísimo y repleto de contenidos, un juego que es totalmente imprescindible para cualquier amante de la acción.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de Xbox One, Xbox Series X y PC

RollerCoaster Tycoon 3: Complete Edition - Análisis
RollerCoaster Tycoon 3: Complete Edition - Análisis
Análisis
2020-09-24 17:06:00
RollerCoaster Tycoon 3: Complete Edition es la versión completa y actualizada de uno de los mejores juegos de la construcción de parque temáticos, que además, llega a Nintendo Switch.
Mafia: Definitive Edition - Análisis
Mafia: Definitive Edition - Análisis
Análisis
2020-09-24 17:00:00
Excelente y cuidado remake de uno de los títulos de mafias más emblemáticos de la historia.
BPM: BULLETS PER MINUTE - Análisis
BPM: BULLETS PER MINUTE - Análisis
Análisis
2020-09-23 17:04:00
Un original roguelite con una propuesta muy divertida e intensa que, sin embargo, se acaba quedando demasiado corto y escaso en contenidos.
Crysis Remastered - Análisis
Crysis Remastered - Análisis
Análisis
2020-09-23 13:11:53
Más de una década después de que Crytek sorprendiera con un shooter para PC técnicamente deslumbrante, llega a las consolas actuales con una remasterización que no da la talla.
Tennis World Tour 2 - Análisis
Tennis World Tour 2 - Análisis
Análisis
2020-09-22 13:41:00
El simulador vuelve a la pista con una secuela que mejora ciertas cosas y modifica otras con un resultado que no termina de convencer.
art of rally - Análisis
art of rally - Análisis
Análisis
2020-09-22 08:34:00
Funselektor, el creador de Absolute Drift, vuelve con un elegante arcade de conducción que va mucho más allá de la estética.
PEGI +18
Plataformas:
Xbox One PC Xbox Series X

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
9.3
COMUNIDAD
8.74

PUNTÚA
Gears of War 5 para Xbox One

54 votos
#34 en el ranking de Xbox One.
#69 en el ranking global.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
9.3
COMUNIDAD
8.2

PUNTÚA
Gears of War 5 para Ordenador

9 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox Series X

Flecha subir