Análisis de Project Zero: Maiden of Black Water (Wii U)

Para lo bueno y para lo malo, el retorno de 'Fatal Frame' es un juego de terror directo de la época de los 128 bits.
Project Zero: Maiden of Black Water
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
6.5
NOTA
7.5
DIVERSIÓN
7.6
JUGABILIDAD
7
Análisis de versión Wii U.

A excepción de tragedias del tamaño de Silent Hills –que no es sólo una pérdida para los amantes del terror, sino para cualquiera a quien le gusten los videojuegos–, parece que el género del survival horror vuelve a levantar cabeza. Capcom está recuperando los Resident Evil clásicos, y otras propuestas como Alien: Isolation y The Evil Within nos demuestran que todavía hay ganas de pasar miedo frente a la consola.

Una de las sagas que más nos asustó en su día fue Project Zero, un juego que combinaba la tercera persona para la exploración y la primera para los combates, que se realizaban a través de una cámara de fotos que podía "exorcizar" a los fantasmas. Tras tres entregas principales que llegaron a España dando tumbos entre editoras y una cuarta que ni siquiera llegó, recibimos una limitadísima edición física para Wii U de su quinto episodio principal, llamado Project Zero: Maiden of Black Water.

Volviendo a pasado

Antes mencionamos The Evil Within, un juego que podríamos considerar de autor, donde Shinji Mikami recuperaba todo aquello que vimos en Resident Evil 4. Era, en esencia, un juego de la época de los 128 bits (Xbox, Dreamcast, GameCube, PS2), y consecuentemente, dividió opiniones. Lo mismo sucede con Project Zero: Maiden of Black Water. Olvidaos de jugabilidad actual o mecánicas innovadoras; lo nuevo de Tecmo Koei puede ser un juego de PlayStation 2 donde sólo el GamePad cambia un poco las cosas.

PUBLICIDAD
Los tres protagonistas principales echarán mano de su Camera Obscura para combatir a los fantasmas.
Los tres protagonistas principales echarán mano de su Camera Obscura para combatir a los fantasmas.

Esto no tiene por qué ser algo malo. De hecho, disfrutamos mucho The Evil Within, y también hemos disfrutado bastante Project Zero: Maiden of Black Water. Somos conscientes de que el juego de Wii U va a volver a dividir opiniones, y donde unos verán un mero copiapega de las anteriores entregas, otros verán una oportunidad de revivir la edad dorada de los survival horror. Nosotros vamos a intentar encontrar el equilibrio.

Macabros vídeos en blanco y negro irán completando la historia.
Macabros vídeos en blanco y negro irán completando la historia.

Como sus predecesores, Project Zero: Maiden of Black Water es un juego de terror en tercera persona, donde tenemos que recorrer diferentes escenarios buscando elementos que nos permitan progresar mientras combatimos a fantasmas con nuestra cámara de fotos en primera persona. Como buen survival horror clásico, tendremos que resolver pequeños puzles, normalmente relacionados con hacer una foto que cumpla ciertas características.

En lo jugable, la evolución es casi nula. Los controles son toscos, y las posibilidades, limitadas. La principal y más obvia novedad es el uso del GamePad para hacer las fotos. Esto hace que los combates sean más emocionantes e intensos, y se vuelvan, además, más accesibles para aquellos que quizás no están tan familiarizados con las cámaras en primera persona. Además de poder mover la cámara moviendo el mando, Tecmo Koei ha introducido algunas mecánicas muy interesantes.

Nos referimos a tener que girar el mando para hacer fotos en diagonal o vertical, ya que ahora los fantasmas no tienen un único punto débil, sino que pueden tener varios en su cuerpo, e incluso rostros o bolas de luz flotando a su alrededor, y si conseguimos meter una determinada cantidad de esos puntos clave en la imagen conseguiremos causar el máximo impacto. Esto hará que no sólo "apuntemos", sino que también rotemos el mando para intentar conseguir el encuadre perfecto.

Ahora habrá que intentar encuadrar varios elementos girando el GamePad para conseguir las fotos más efectivas.
Ahora habrá que intentar encuadrar varios elementos girando el GamePad para conseguir las fotos más efectivas.

Como es habitual, hacer fotos de cerca, en el momento justo previo a un ataque, con diferentes lentes o tipos de carrete –iremos consiguiendo ambos según progresamos– tendrán diferentes efectos en los fantasmas. Cada uno tiene unas rutinas de ataque y unas debilidades, y, por ejemplo, será necesario conocerlos para conseguir los "Fatal frame". Hay otras novedades para aprovechar el GamePad, como que encontraremos objetos fantasmales que sólo cobrarán forma si hacemos la foto desde el ángulo adecuado, algo que se reflejará con un indicador en pantalla.

Lejos de ser revolucionario, el uso del GamePad es, sin duda, útil. A pesar de ser un juego más guiado que sus predecesores (comentaremos sobre esto más adelante), podemos jugar viendo toda la acción en el mando o apostar por ver un mapa en el. Habría sido interesante exprimirlo con algunas acciones más interactivas, pero al menos lo que hace lo hace bien.

GamePad aparte, la aventura introduce un elemento que se convierte en el leitmotiv: el agua. Básicamente, mojarnos –ya sea de manera obvia, entrando en contacto con el líquido elemento, o recibiendo ataques rivales– nos hace más vulnerables a los enemigos. Por otra parte, si andamos por zonas parcialmente sumergidas, el agua retrasará nuestro movimiento, dificultando el huir o incluso el combate. Esto suma a la fórmula un nuevo objeto que nos "purifica", secándonos las aguas negras que dan nombre al juego.

Las muñecas, viejas conocidas de la saga, vuelven más ‘vivas’ que nunca.
Las muñecas, viejas conocidas de la saga, vuelven más ‘vivas’ que nunca.

Otra novedad que gustará a unos y no tanto a otros es un poder para percibir el rastro de fantasmas, y que, básicamente, nos indica el camino a seguir. Esto hace que, a grandes rasgos, sea un juego mucho más guiado que sus predecesores, aunque se trata de un poder opcional y que no siempre está presente. Sobra decir que, si sólo seguimos la ruta directa, nos perderemos zonas ocultas con objetos que nos serán de mucha utilidad, y además, reducirá la duración del juego. Ya es cosa de cada uno aprovechar sabiamente este poder o no, y si nos limitamos a usarla cuando estemos perdidos evitará momentos importantes de tedio en algún que otro escenario un tanto enrevesado.

También habrá batallas con fantasmas más fuertes a modo de pequeños jefes.
También habrá batallas con fantasmas más fuertes a modo de pequeños jefes.

Project Zero: Maiden of Black Water no tiene un desarrollo particularmente variado, pero no nos ha aburrido en ningún momento. Al controlar a diferentes personajes –principalmente dos–, el juego nos anima a recorrer varias veces escenarios conocidos, con diferentes rutas y diferentes mecánicas por explorar. Con cada personaje, que además cuentan con diferentes habilidades en su cámara, "redescubrimos" cada nivel, pero la verdad es que no nos ha parecido lo más óptimo.

De todos modos, es un título hecho para ser rejugado, con una "nota" cada vez que completamos un nivel, que nos animará si somos lo suficientemente competitivos a repetir misiones y/o volver a ellas con nuevos trajes o una cámara mejorada para superar nuestra puntuación. Como es habitual, habrá fantasmas que sólo aparecen durante unos segundos, notas y objetos que encontrar, y sorpresas para quienes lo completen.

Tendremos que ser rápidos con el GamePad para capturar los espíritus de los fantasmas no ofensivos.
Tendremos que ser rápidos con el GamePad para capturar los espíritus de los fantasmas no ofensivos.

Una ambientación conseguida

Project Zero: Maiden of Black Water no es un portento técnico, pero cumple con una ambientación conseguida que nos sumerge con éxito en la aventura. Tiene sus altibajos, y vemos, por ejemplo, vemos unos rostros bien modelados o buenos efectos de luz que se alternan con unas texturas un tanto feas, o algunas animaciones toscas. En lo que respecta al diseño de enemigos, nos encontramos en una situación parecidas. Algunos fantasmas dan bastante mal rollo, son originales e imponen, mientras que otros rozan lo cómico. Y hablando de esto, nos hemos encontrado algunos momentos de humor que nos han dejado un tanto confundidos.

Pasando al sonido, tenemos un doblaje muy en la línea de lo visto hasta el momento en la saga, con actuaciones muy japonesas, un buen uso del sonido y del silencio, y algunos gritos infernales que nos llegan a poner los pelos de punta. Pensamos que podría haberse explotado más este apartado, pero es cierto que la saga nunca ha brillado por él, precisamente.

Un ‘survival’ de hace 10 años

La ambientación está muy bien conseguida, y como siempre, os animamos a jugarlo a oscuras y con el volumen bien fuerte.
La ambientación está muy bien conseguida, y como siempre, os animamos a jugarlo a oscuras y con el volumen bien fuerte.

Project Zero: Maiden of Black Water es un juego de terror de hace 10 años, para lo bueno y para lo malo. Una aventura completa, con contenidos que en cualquier otra parte te cobrarían fácilmente como descargable a precio de oro incluidos para aquellos que expriman el juego, con mecánicas clásicas, un control algo desfasado y con una muy buena ambientación. Utiliza con muchísimo acierto el GamePad, y mantiene intacta la esencia de la saga. De hecho, tan intacta que no a todo el mundo le gustará la falta de evolución.

A nosotros nos ha gustado, y lo poco que nos ha disgustado es que nos obligue a revisitar escenarios. El control podría haber evolucionado un poco, la historia podría ser menos típica y los gráficos exprimir más Wii U, pero como fans del survival horror, hemos disfrutado mucho recordando la época dorada del género con este juego. Si te gusta Project Zero y/o si echas de menos los títulos de terror de los 128 bits debería ser una compra segura. Si no, pronto estará disponible una completa demo que te ayudará a salir de dudas.

Jorge Cano
Redactor jefe
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Exo One - Análisis
Exo One - Análisis
Análisis
2021-11-29 13:54:00
Exo One es un peculiar indie que nos pone al control de una nave espacial en un fluido viaje por cautivadores planetas extraterrestres. Os contamos qué nos ha parecido esta original propuesta.
Hextech Mayhem: A League of Legends Story - Análisis
Hextech Mayhem: A League of Legends Story - Análisis
Análisis
2021-11-28 19:14:25
Los creadores de Bit.Trip Beat llevan el mundo de LoL a un modesto juego de ritmo musical que entretiene sin grandes sorpresas.
Unpacking - Análisis
Unpacking - Análisis
Análisis
2021-11-27 16:37:00
Unpacking es algo más que un juego relajante de colocar objetos en habitaciones de espacio reducido: con esta singular mecánica aprovecha para narrar una preciosa historia íntima y emotiva.
Final Fantasy V Pixel Remaster - Análisis
Final Fantasy V Pixel Remaster - Análisis
Análisis
2021-11-24 15:47:00
Final Fantasy V regresa con una cuidada remasterización que se convierte automáticamente en la opción ideal para descubrir o revivir este clásico de la veterana saga de Square Enix.
Lamentum - Análisis
Lamentum - Análisis
Análisis
2021-11-23 11:42:00
Si echáis de menos el survival horror clásico y os gusta la estética pixel art, no os perdáis este interesante juego español.
Ruined King: A League of Legends Story - Análisis
Ruined King: A League of Legends Story - Análisis
Análisis
2021-11-22 09:28:00
Los creadores de Battle Chasers: Nightwar adaptan personajes e historias de League of Legends a un divertido juego de RPG que busca expandir la licencia.
PEGI +18
Plataformas:
Wii U
También en: Switch XSX PS5 PC XBOne PS4

Ficha técnica de la versión Wii U

ANÁLISIS
7.5
  • Fecha de lanzamiento: 30/10/2015
  • Desarrollo: Tecmo Koei
  • Producción: Tecmo Koei / Nintendo
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 54,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Wii U Optical Disc
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés/Japonés
  • Online: No
COMUNIDAD
7.87

PUNTÚA
Project Zero: Maiden of Black Water para Wii U

25 votos
#73 en el ranking de Wii U.
Flecha subir