Análisis de Speed Racer (Wii)

Speed Racer llega a Wii con ganas de alzarse en el primer puesto.
Speed Racer
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
6
NOTA
6.5
DIVERSIÓN
6
JUGABILIDAD
7
Análisis de versión Wii.
Otros análisis: NDS
Adaptaciones para todos
Es bien sabido que los desarrolladores suelen meter mano a las películas de éxito para realizar adaptaciones cinematográficas para seguir el empujón comercial que ofrecen las mismas. Desde hace varios años, películas como la versión de Peter Jackson de King Kong, la trilogía de Piratas del Caribe y también en formato Lego, con un nuevo Indiana Jones aprovechando el estreno de la cuarta película de las aventuras de nuestro intrépido arqueólogo.

También hay que aclarar que la mayoría de adaptaciones se realizan para todas las plataformas existentes, aunque en el caso de Speed Racer no ha sido, ya que se ha quedado en las máquinas de Nintendo aprovechando, tanto la pantalla táctil de la portátil japonesa, como el mando con sensor de movimiento que ofrece la consola de nueva generación de la compañía.

Speed Racer nació del ingenioso Tatsudo Yoshida, un dibujante que quiso crear un cómic japonés acerca de carreras a gran velocidad allá por la década de los sesenta. El manga tuvo un éxito bastante inesperado, y enseguida se lanzó una serie televisiva que pudimos ver en España a lo largo de la década de los noventa en algunas comunidades autónomas. Ahora, en pleno 2008, y con una superproducción de lujo, Speed Racer salta a la gran pantalla con una dirección a cargo de los hermanos Wachowski, creadores del universo Matrix, y con Emile Hirsch y Cristina Ricci al frente como protagonistas de la adaptación cinematográfica.

Speed Racer, nuestro héroe de nombre raro
Nuestro protagonista es un joven piloto prometedor a manos de un Mach 5, un bólido capaz de llegar a altas velocidades y hacer las delicias impensables de aquellos quienes se atrevan a conducirlo. Gracias a sus habilidades como piloto, Speed es ojeado por una gran compañía que pretende hacerse con sus servicios a modo de contrato, aunque por fortuna, nuestro conductor prefiere no firmar nada y seguir los consejos de su padre. Ante esta negativa, que se toman como ofensiva los directivos de la compañía, la misión principal de la corporación será hundir en la miseria al héroe de la historia, cueste lo que cueste.

El juego comienza con una breve introducción hecha por el motor del juego donde se muestran varios escenarios, así como los diferentes vehículos y pilotos que habitan el juego, a modo de presentación. Si hemos visto la película enseguida reconoceremos algún que otro escenario, aunque hay varios que se han creado para la ocasión y que no están en el film.

PUBLICIDAD

Futurista a más no poder
Primero de todo hablaremos de los gráficos del título, que sin ser excepcionalmente buenos cumplen a la perfección, así como superan la media gráfica del catálogo de Wii. Si bien mirado, el juego transcurre a una velocidad alucinante, por lo que el jugador no parará su coche para prestarle atención a los detalles que ofrece la pista, que por desgracia son pocos. El modelado de los coches es bastante notorio sin llegar a sorprender. Los gráficos –y el juego en general- recuerdan mucho a lo que ya vimos en GameCube con FZero GX, salvando, por supuesto, las diferencias. A medida que vayamos avanzando la carrera veremos imágenes estáticas de nuestro personaje y rivales, a modo de cómic pero fiel a la película, para dotar de más espectacularidad las carreras empleadas en el universo Racer. Parece ser que la estética futurista queda a la perfección en los juegos de carreras –tan sólo hace falta ver Wipeout, por ejemplo- y gracias a la velocidad que alcanzan los bólidos, la falta de detalles en los escenarios y la falta de alta definición en la consola de Nintendo no se hace muy patente.

El motor del juego es bastante sólido, sin ralentizaciones de ningún tipo, ni a altas velocidades ni con un gran número de coches en pantalla; sería impensable que en un juego de este tipo el juego incluyera algún tipo de ralentización como ya ha ocurrido en varios títulos. Por fortuna, Speed Racer se libra de cualquier problema o tirón gráfico.

Quizá, uno de los aspectos que más deberían haberse trabajado son las músicas del juego, que para el género quedan demasiado light. La música acompaña bien al desarrollo de las competiciones, aunque no motiva a seguir al pie del cañón, y los temas presentados por la adaptación no están a la altura de la velocidad y el frenesí que ofrece el título. Dicho aspecto podría haberse mejorado o solucionado dando la posibilidad de escuchar la música que nosotros queramos, tal y como ya hizo Excite Truck. No hay nada más reconfortante que escuchar tu música favorita mientras conduces un vehículo a grandes velocidades. Además, si la música es cañera –atributo que pega y adapta el juego a la perfección- el apartado sonoro y general subirá enteros. El doblaje del juego –en perfecto inglés, aunque con subtítulos en nuestro idioma- está extraído de la película, y hará las delicias de los fans que vieron la película en su versión original.

Sin modo historia
Es en el plano jugable donde vemos por dónde han ido los tiros en el desarrollo de la adaptación. El mando presentado por Mario Kart es un elemento a tener en cuenta a la hora de jugar a esta obra de Sidhe Interactive –desarrolladores, entre otras cosas, de la adaptación del programa televisivo Jackass para las consolas de Sony Playstation Portable y Playstation 2-, pues nos resultará muy útil a la hora de cogerlo y realizar los movimientos especiales que plantea el videojuego. Si por el contrario no disponemos del volante no hay que alarmarse, pues el juego puede jugarse perfectamente inclinando el mando 90º con respecto a la posición del volante sin ningún tipo de problema.

Una vez adaptados a la ergonomía del volante –o mando principal de Wii-, contaremos con un modo tutorial para familiarizarnos con los controles del videojuego. En una primera toma de contacto podemos pensar que el juego es difícil de manejar, por eso es recomendable completar con éxito los tutoriales presentados por el juego, donde además de aprender a controlar nuestro Mach 5, también sabremos cómo influir en la carrera, ya sea golpeando a nuestros rivales o realizando saltos correctamente. Si bien es cierto, el juego cuenta con muy pocos modos de juego, algo que sin duda afecta al desarrollo del título, pues tan solo contaremos con modo carrera, campeonato, contrarreloj, multijugador y tutorial, dejando a un lado un esperado modo historia que siguiera las pautas de la película o, al menos, las pautas de alguna de las aventuras de Speed.

Control preciso, con o sin volante
Con los botones uno y dos controlaremos la velocidad de nuestro vehículo, moviendo nuestro mando de un lado hacia otro controlaremos la dirección. Para saltar tiraremos hacia nosotros el mando, y para activar el turbo correspondiente tendremos que apretar el botón b, situado en la parte detrás del mando. Los controles principales son simples, lo que no implica que lo sean el desarrollo de las carreras, ya que llegar primero a la línea de meta será todo un reto, pues tendremos que empujar y abalanzarnos contra nuestros enemigos si queremos llegar de una pieza al final de la carrera.

Contamos con un medidor de impulso que irá aumentando a medida que vayamos circulando por la carretera sin chocarnos, realizando bien los giros y empujando a nuestros enemigos. En este sentido, hay cuatro niveles distintos de impulso que podremos utilizar en función de su obtención. La parte sucia de la carrera la haremos, también, con nuestro vehículo, realizando movimientos bruscos o saltándoles encima para que su resistencia se vea mermada. Todo ello tendremos que efectuarlo teniendo en cuenta que nuestros enemigos no son la Madre Teresa, sino que a la mínima que vayamos por delante durante unos segundos se volverán agresivos, aliándose mutuamente para dejarte fuera de la carrera.

Por fortuna, nuestras alianzas también estarán a la orden del día en las carreras de Speed Racer. Antes de empezar una carrera podremos entablar un acuerdo con varios corredores –dependiendo de nuestro personaje podrá aliarse con unos o con otros-, mostrando el icono "Aliado" en la partida. Dicho aliados intentarán dejarte el paso libre y no realizarán ataques agresivos contra ti, aunque si por equivocación les atacas se te penalizará restándote medidor de impulso. Por el contrario, los rivales harán exactamente lo contrario a tus aliados, siendo su principal prioridad dejarte lo más lejos posible del participante que lidere la carrera. Será muy importante en la competición hacer alianzas y evitar a los rivales para quedar en buena posición.

Aún así, tal y como comentábamos con anterioridad, el juego peca de sencillo, pues apenas tiene modos de jugador diferentes. Contamos con el modo carrera, ideal para echar una carrera de vez en cuando, sin puntuaciones ni aliados; simplemente correr hasta la meta para ganar. El modo tutorial, para familiarizarnos con los controles del vehículo. El típico modo competición, donde tendremos que quedar en los primeros puestos si queremos ganar la competición y desbloquear coches y personajes nuevos, así como pistas y extras en forma de vídeo como por ejemplo el Making Off del videojuego. En dicho modo competición habrán tres tipos de categoría, siendo las dos últimas más rápidas y difíciles que la primera –tendremos que abrirlas superando esta misma competición previamente-. Por último, los modos multijugador y contrarreloj, en los que podremos batirnos con un amigo en la misma consola a pantalla partida y batir récords en la pista que queramos para hacernos expertos de pista, respectivamente. Aparte de la ausencia inexplicable de un modo historia que siguiera, al menos, los pasos de la película, también se echa en falta un modo online para pilotar contra jugadores de todo el mundo, y que sin duda habría aumentado la expectación del título.

Conclusiones
Speed Racer ha llegado a la nueva generación de consolas Nintendo a modo de cara y cruz. Cara por que el juego es divertido, el control del título ya sea mediante el volante o simplemente con el movimiento de nuestras manos es bueno y la mecánica divertida, pero cruz por las pocas posibilidades y la poca profundidad que ofrece el título a la hora de desmarcarse de la competencia. Quizá las prisas por lanzar el juego acorde con la película hicieron de esta adaptación un quiero y no puedo en el mundo de los videojuegos, con la ausencia de modos multijugador online, y más la falta de un modo historia, que es algo mucho más grave. Aún así, y pese a estos fallos, Speed Racer es un gran juego de carreras, divertido para muchos, aunque para el jugador experimentado la experiencia de juego le sabrá a poco, cosa que los fans de Speed podrán perdonar, pero los demás no.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Inscryption - Análisis
Inscryption - Análisis
Análisis
2021-10-19 18:21:00
Daniel Mullins vuelve a la carga con uno de los juegos más extraños, diferentes, locos y sorprendentes de los últimos años. Una experiencia única en su especie.
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
PEGI +3
Plataformas:
Wii NDS PS2

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
6.5
  • Fecha de lanzamiento: Mayo 2008
  • Desarrollo: Sidhe Interactive
  • Producción: Warner Bros.
  • Distribución: Warner Bros.
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
6

PUNTÚA
Speed Racer para Wii

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
7.5
COMUNIDAD
7

PUNTÚA
Speed Racer para Nintendo DS

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS2

COMUNIDAD
6.36

PUNTÚA
Speed Racer para PlayStation 2

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir