Vandal

Análisis de Reality Fighters (PSVITA)

Un juego de lucha diferente y original, aunque no demasiado profundo.
·
Actualizado: 12:06 22/8/2019
GRÁFICOS
6.5
SONIDO
7
NOTA
6.9
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
6.5
Análisis de versión PSVITA.

Si unes el género de la lucha versus, tan popular hoy día, con la realidad aumentada, una de las características de PS Vita que el estudio barcelonés Novarama tan bien conoce por su trabajo en Invizimals para PSP, tenemos Reality Fighters, o lo que es lo mismo, lucha desenfadada, personajes estrambóticos, movimientos poco ortodoxos y el mismísimo Señor Miyagi de las películas Karate Kid –interpretado por el fallecido Pat Morita- citados en este curioso aunque no demasiado profundo título de lanzamiento de PlayStation Vita.

El principal reclamo de Reality Fighters es aprovechar las dos cámaras de la portátil, una en la parte posterior y otra en la anterior. Al estar incorporadas en la máquina, esta vez no necesitarás adquirir otro accesorio como sucedía en PSP, algo que limitaba el público potencial de Invizimals –pese a lo que consiguió buenas ventas en España-. Desde el principio, se nos animará a crear a nuestro luchador, al menos uno, editando los parámetros típicos: aspecto muscular, accesorios para la cara, manos, pies, ropa o estilo de lucha. No todas las opciones están disponibles desde el inicio, al contrario, parte de la gracia del juego está en ir consiguiendo nuevos objetos y desbloquear más de una docena de artes marciales –algunos estilos como el ballet quizás no encajaría con esta denominación- incluyendo muay thai, break dance, kárate o "superhéroe".

Por supuesto, también debemos dar nombre y poner cara al personaje, y lo hacemos sacando una fotografía nuestra que el juego se encargará de animar. Quizás te ronde una pregunta: ¿Y si no quiero que el luchador lleve mi cara? Nosotros hemos sacado una fotografía a una imagen de Bruce Lee que encontramos en un buscador y no da ningún problema, es más, gracias a ello podrás crear parodias de actores, políticos, deportista, tertulianas de televisión o cualquier famosillo al que tengas especial cariño -o tirria-. Sabemos que ahora mismo estás pensando en un duelo entre el inmortal Jordi Hurtado, estilo boxeo, y una versión travestida de Silvio Berlusconi, experto en el estilo zombi.

PUBLICIDAD

Tras perpetrar tu engendro carnavalesco, llega el momento de comenzar la historia principal para un jugador, en el que encontraremos al citado Señor Miyagi, al auténtico maestro que daba lecciones a Daniel Larusso. En esta ocasión somos nosotros el alumno que desea aprender todos los secretos de las artes marciales, y para ello Miyagi primero nos pondrá a prueba con ejercicios y duelos que servirán para aprender el control del juego. No es que sea un guión de película, sólo es una forma de hilar combates uno tras otro, pero cumple su función para ir presentando rivales de todo tipo que además nos recompensarán con nuevos accesorios y puntos.

Antes de empezar el combate, debemos elegir escenario. Aquí llega la chispa del juego, la realidad aumentada. Tenemos la opción de utilizar la cámara, un escenario predefinido –hay varios que vamos desbloqueando- o fotografías tomadas por la consola. Si elegimos la realidad aumentada, jugaremos sobre la mesa del escritorio, el suelo de nuestra habitación o lo que veas tras la ventana, con los luchadores superpuestos desplazándose por ella. PS Vita actúa como si fuese una cámara de fotos o vídeo y estuvieses mirando el combate con ella: puedes moverla libremente -¡aunque eso significa que dejarías de ver el combate!-, acercarte o alejarte de la acción.

Es un efecto curioso, más que nada porque la mayoría de juegos que utiliza la realidad aumentada tienden a ser más estáticos y no un título de lucha. La integración con las superficies se hace con tarjetas AR, aunque sin ellas también funciona bien –de hecho, hemos jugado con la versión en distribución digital y sin estas tarjetas el efecto de superposición no queda mal-. Si tu entorno no es demasiado fotogénico o la iluminación es mala, puedes tirar de los escenarios que Reality Fighters guarda en sus opciones, como parques y monumentos de todo el mundo. El fondo ha sido guardado de manera esférica en todos los ángulos, así que puedes girar la portátil arriba, abajo, y en dirección opuesta, que te sentirás como si estás allí.

PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Life is Strange 2 - Análisis
Análisis
2019-12-08 16:08:00
Dontnod arriesga, alejándose del primer juego y dando un paso más al lanzar un mensaje social, en un título que emociona pero que tiene aspectos mejorables.
Alien: Isolation - Análisis
Análisis
2019-12-07 16:47:00
El juego de terror de Creative Assembly llega a Switch con una de las mejores adaptaciones para la consola de Nintendo.
Halo Reach - Análisis
Análisis
2019-12-06 16:17:00
Uno de los Halo con más valores de superproducción se remasteriza en Xbox One y llega por primera vez a PC con una versión que se siente más actual de lo previsible.
Ancestors: The Humankind Odyssey - Análisis
Análisis
2019-12-06 16:01:00
La dura aventura de supervivencia de Patrice Désilets (Assassin's Creed, Prince of Persia Las arenas del tiempo) llega a consolas con ciertas mejoras respecto a la versión de PC.
Sid Meier's Civilization VI - Análisis
Análisis
2019-12-05 09:12:00
Firaxis cubre los huecos que quedaban en consolas de la estrategia más completa con una versión brillante que no decepciona en (casi) ningún punto.
Darksiders: Genesis - Análisis
Análisis
2019-12-04 17:00:00
Lucha y Guerra protagonizan una divertidísima aventura repleta de acción, puzles y plataformas en su intento por detener los malvados planes de Lucifer.
Género/s: Lucha 3D / Lucha
PEGI +12
Plataformas:
PSVITA
Ficha técnica de la versión PSVITA
ANÁLISIS
6.9
Desarrollo: Novarama
Producción: Sony
Distribución: Sony
Precio: 29,95 €
Jugadores: 1-2
Formato: Tarjeta
Textos: Español
Voces: Español
Online: hasta 2 jugadores
COMUNIDAD
6.19

PUNTÚA
Reality Fighters para PSVITA

18 votos
#132 en el ranking de PSVITA.
#324 en el ranking global.
Flecha subir