Análisis de Mercury (PSP)

Mover gotas de mercurio por laberintos confiando únicamente en la inercia y las leyes de la física puede ser más divertido de lo que parece en un primer momento. Desde Marble Madness hasta Mercury sólo hay un paso, pero de gigante.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
7
NOTA
7.5
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versión PSP.

Archer MacLean ha sido durante muchos años un creador independiente que nos ha regalado joyas intemporales como Marble Madness, un título que contó en su momento con versiones para todos los soportes existentes en la época, lo que representaba en esos años una buena gama de ordenadores personales y consolas de 8 y 16 bits, incluyendo portátiles como la Game Boy original. En ese juego había que mover una bola por el escenario hasta alcanzar la meta sin que llegase a caer por los múltiples abismos que rodeaban todo el mapeado de juego; una premisa de juego sencilla y absorbente que ha sido recuperada para este Mercury. Eso sí, hay que recordar que recientemente Archer MacLean ha vuelto a tomar el camino de los solitarios dejando Ignition Entertainment y, a la hora de escribir estas líneas, sus planes de futuro son todavía un misterio por completo.

La verdad es que Marble Madness es uno de esos juegos que no podrán superarse jamás, no tanto quizás por sus propios méritos, sino porque son tantos los juegos que han bebido de él (Super Monkey Ball es tan sólo uno de los más obvios) que eso lo sitúa a la altura de los clásicos inmortales que podemos encontrar en campos a priori tan diferentes como el cine o la literatura, donde podemos encontrar trabajos que son recordados no tanto por lo que son sino por la influencia innegable que han ido dejando en los creadores posteriores. Como es habitual, este videojuego de hace alguna que otra década es un gran desconocido para el público mayoritario actual, algo de lo que podemos encontrar también múltiples ejemplos en cualquiera de las analogías anteriores, y quizás por ello la losa de ser el heredero espiritual no sea tan pesada sobre los hombros de Mercury, un videojuego que, aunque no puede ni pretende negar sus raíces, aporta una serie de novedades sobre ese mismo concepto que lo convierten en una experiencia de juego que será también fresca y novedosa para los que recuerden con nostalgia a su antecesor.

PUBLICIDAD

En este juego tendremos que desplazar una gota de mercurio por los escenarios de cada fase hasta la meta, teniendo en cuenta que con el stick analógico de la consola inclinaremos el eje del escenario, es decir, que no moveremos directamente a la gota, sino que ésta se moverá como resultado de la cuidada física del juego. El control es bastante preciso, y la respuesta del mercurio resulta realista y, sobre todo, verosímil en todo momento, incluso cuando la gota se deshace en fragmentos más pequeños. Es cierto que en un primer momento los creadores, Ignition Entertainment, planearon diseñar un periférico que se conectaría previsiblemente por USB y que funcionaría a modo de detector de movimiento, de forma similar a lo que hemos visto hace unos meses en el juego de la veterana Game Boy Advance Yoshi Universal Gravitation. Esta idea fue finalmente desechada y, aunque la idea de jugarlo con un sensor de movimiento era muy interesante y se ajustaba perfectamente al control que tenemos sobre el juego, la verdad, el control mediante el stick analógico responde perfectamente a las expectativas y nos proporciona la seguridad y dominio esperables en un juego que requiere de una precisión como éste. De hecho, su control es intuitivo hasta el extremo, asequible para todos los jugadores y no presenta dificultad alguna, salvo a la hora de controlar la cámara, como ya veremos.

El juego se basa en superar uno tras otro los más de 70 niveles distribuidos en varios mundos (incluyendo alguna sorpresa), pero carece de más opciones de juego. Es decir, salvo un limitado multijugador (que no permite interactuar directamente con otra persona, ya que se trata más bien correr contra un fantasma de ese otro jugador), no presenta modos de juego alternativos que nos sirvan como válvula de escape ante alguna frustración producida por alguna fase que se nos atragante. En consecuencia, si el concepto de juego no nos gusta o nos cansa rápidamente, el título no nos proporciona experiencias alternativas, y una vez hayamos acabado con el único modo de juego, la rejugabilidad se basará exclusivamente en mejorar nuestras puntuaciones, una apuesta puramente arcade que, sin embargo (o quizás por ello), cuaja cada vez menos entre el público actual.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Disc Room - Análisis
Disc Room - Análisis
Análisis
2020-10-22 15:47:00
La última locura indie apadrinada por Devolver Digital nos propone un juego con una premisa muy simple, directa y enormemente divertida.
Asterix & Obelix XXL Romastered - Análisis
Asterix & Obelix XXL Romastered - Análisis
Análisis
2020-10-22 09:22:00
Aventuras plataformeras en 3D como las de antaño en compañía de los famosos personajes galos y sus amigos.
Raji: An Ancient Epic - Análisis
Raji: An Ancient Epic - Análisis
Análisis
2020-10-20 17:11:00
Raji: An Ancient Epic adapta la mitología india al videojuego en forma de acción y plataformas en tres dimensiones con un resultado que deja mucho que desear.
Horace - Análisis
Horace - Análisis
Análisis
2020-10-20 15:38:00
Descubre una maravilla independiente que no dejará indiferente a ningún usuario que se anime a probarla.
Amnesia: Rebirth - Análisis
Amnesia: Rebirth - Análisis
Análisis
2020-10-19 15:17:00
Frictional Games regresan al terror más puro con una entretenidísima aventura que acusa la sobreexplotación del género.
G.I. Joe: Operation Blackout - Análisis
G.I. Joe: Operation Blackout - Análisis
Análisis
2020-10-19 10:31:00
La famosa saga de comics y dibujos animados regresa con un shooter enfocado principalmente al multijugador… local
Género/s: Puzle
PEGI +3
Plataformas:
PSP

Ficha técnica de la versión PSP

ANÁLISIS
7.5
COMUNIDAD
7.76

PUNTÚA
Mercury para PSP

12 votos
#70 en el ranking de PSP.
Flecha subir