Análisis de After Burner: Black Falcon (PSP)

Sega recupera una de sus sagas míticas para la portátil de Sony.
·
Actualizado: 12:08 22/8/2019
GRÁFICOS
7
SONIDO
7
NOTA
7.5
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión PSP.

Tras una secuencia introductoria realizada a modo de cómic animado (al estilo de las novelas gráficas de Hideo Kojima para PSP) que presenta a los héroes y la trama que los llevará a enfrentarse a Black Falcon, un grupo que al parecer está detrás del robo de trece aviones experimentales con peligrosas consecuencias. Esta trama, que en ocasiones no se toma en serio a sí misma, no pretende enganchar al jugador, ya que apenas veremos como evoluciona salvo en un momento intermedio y en la parte final. Una simple disculpa para ponerte a los mandos de los mejores cazas de los ejércitos, aunque tratándose de un título de origen arcade, poco más se puede exigir.

Una vez que empezamos a jugar, se nos da la oportunidad de escoger nivel de dificultad y personaje de la historia, una opción que marcará nuestra forma de juego: velocidad y poco armamento, armas potentes aire-tierra, o la opción equilibrada, ideal para todos aquellos que quieran hacerse con un juego de simple planteamiento, al igual que los capítulos anteriores: elimina todo lo que veas en pantalla, sobrevive y cumple el objetivo de la misión para pasar a la siguiente. Para ello, contaremos con munición ilimitada y una serie de misiles aéreos y de tipo aire-tierra, necesarios para borrar de la pantalla tanto aviones como edificios o submarinos.

PUBLICIDAD

Una de las principales diferencias a nivel jugable respecto a los primeros títulos se encuentra en la "americanización" del juego. Ha perdido bastante velocidad (pese a disponer de un turbo), y si bien ahora ha ganado en realismo, las fases incluirán también torres en tierra que destruir. Este cambio lo acerca un poco a la saga Ace Combat, aunque mantiene, eso sí, la clásica única dirección de la saga, siempre avanzando. Un cambio de estilo que no se debe a la potencia de la consola, y que en nuestra opinión lastra una de las señas de identidad del juego, y que no sentará bien a los seguidores habituales. Sigue siendo un juego rápido, pero no lo que se espera de After Burner.

Inicialmente contamos con un avión para comenzar la aventura, pero con la eliminación de objetivos podremos conseguir dinero que usaremos en personalizar nuestro vehículo tanto en elementos tan superfluos como la pintura exterior, hasta la compra de nuevas armas. Finalmente, podremos adquirir nuevos aviones (hasta 19) con características diferentes, pudiendo hacer uso de ellos para cada misión según las necesidades. Todos ellos cuentan con licencias, desde el F-22 Raptor al F-35 Lightning II, pasando por el famoso avión "invisible" SR-71 Blackbird. El propio juego recomienda antes de cada misión que tipo de avión es más útil, y desbloquea algunos al avanzar la trama.

Encadenando varios objetivos eliminados (denominado combos) conseguiremos beneficios como restaurar daños en nuestro avión, y el juego premiará el uso del turbo con más dinero. No faltan los jefes finales cuya velocidad y resistencia pondrán a prueba nuestros reflejos y nos obligarán más de una vez a gastar uno de los tres intentos (aunque esto último depende de la dificultad escogida) con los que tendremos que superar cada misión. Todas ellas suelen tener objetivos similares, como la destrucción de un número de enemigos, pero también se ofrecen recompensas por tareas extra de mayor dificultad. En determinados momentos, pasaremos por unos portaaviones que repondrán nuestra vitalidad, algo así como puntos de control que nos sacarán de más de un apuro.

Tras 24 fases (de una duración aproximada de 5 minutos cada una) que incluyen escenarios variados, desde desiertos o bosques a icebergs, podemos decir que los diseñadores han conseguido dar originalidad a un juego que básicamente consiste en ver terrenos a baja altura. En alguna ocasión, obstáculos del propio paisaje (puentes, muros de roca sólida) nos pondrán las cosas un poco más complicadas, teniendo que hacer uso de los misiles, ya que como se ha mencionado, el juego no permite movilidad lateral, salvando una mínima para esquivar misiles. Aún contando con entornos diferentes, la repetición de enemigos e ideas es notable, pese a que el jugador de juegos arcade lo espera.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

The Outer Worlds - Análisis
Análisis
2020-06-04 14:23:00
El western espacial de Obsidian Entertainment llega a la consola de Nintendo con una versión que a veces es espectacular, y otras hasta frustrante.
XCOM 2 Collection - Análisis
Análisis
2020-06-03 17:54:00
Uno de los mayores referentes de la estrategia por turnos llega a Nintendo Switch en su edición más completa con una conversión que deja mucho que desear.
Borderlands Legendary Collection - Análisis
Análisis
2020-06-03 09:15:00
Las primeras entregas de la divertida saga de Gearbox llegan a Nintendo Switch con una conversión realmente buena.
Skelattack - Análisis
Análisis
2020-06-02 17:49:00
Tras cuatro años en desarrollo, por fin podemos disfrutar de este título que entretiene sin hacer nada particularmente bien.
Liberated - Análisis
Análisis
2020-06-02 15:34:00
Acción, plataformas y un argumento bastante llamativo se funden en esta aventura enmascarada en forma de cómic interactivo.
BioShock: The Collection - Análisis
Análisis
2020-06-02 09:20:00
Una de las mejores sagas de la historia de los videojuegos se hace portátil con una conversión ejemplar para Nintendo Switch.
Género/s: Acción
PEGI +12
Plataformas:
PSP

Ficha técnica de la versión PSP

ANÁLISIS
7.5
COMUNIDAD
7.09

PUNTÚA
After Burner: Black Falcon para PSP

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir