Análisis Tales of Arise, otra gran entrega de la veterana saga de JRPG (PS5, PS4, Xbox One, PC, Xbox Series X/S)

La veterana saga de JRPG de Bandai Namco celebra su 25º aniversario con una estupenda y ambiciosa entrega que hace de sus combates su principal fortaleza.
Tales of Arise
·
Actualizado: 18:40 8/9/2021
Análisis de versiones PS5, PS4, Xbox One, PC, Xbox Series X/S.

Tales of es una saga que en sus 25 años de historia nos ha hecho disfrutar de multitud de JRPG de calidad con un estilo muy marcado y particular que, hasta ahora, ha funcionado de maravilla. Sus claves suelen residir en unos divertidísimos sistemas de combate en tiempo real, elencos de personajes carismáticos y con un gran desarrollo a lo largo de la aventura, y una cuidada estética anime. Evidentemente, al tener tantísimas entregas las hay mejores y peores, pero es una serie que rara vez ha bajado del notable, lo que la ha llevado a convertirse en un valor seguro para los fans del género.

Videoanálisis

Tras el magnífico y atípico Tales of Berseria, uno de los mejores juegos de toda la serie, Bandai Namco vuelve a la carga con Tales of Arise, la que es la entrega más ambiciosa que se ha hecho en muchísimo tiempo, algo que queda muy patente en cosas como el enorme subidón técnico que ha experimentado respecto a sus predecesores, el tono de su narrativa o el profundo rediseño de sus batallas. Pero ¿está el resultado final a la altura de su legado? No tenéis más que seguir leyendo para descubrirlo, aunque ya os vamos adelantando que no decepciona.

La rebelión de Dahna

Así pues, volvemos a encontrarnos ante un JRPG muy clásico que nos narra cómo el planeta Dahna fue invadido hace 300 años por los habitantes de Rena, su mundo gemelo, esclavizando a su población y sometiéndola a vivir en unas condiciones infrahumanas. Como podréis intuir con esta premisa, nos tocará acompañar a un grupo de héroes que emprenden un viaje para expulsar a los renanos, liberar a los oprimidos y descubrir la verdad que se esconde tras la funesta invasión que se produjo hace tres siglos, dando pie a una trama que juega demasiado sobre seguro, algo que acaba volviéndose en su contra.

PUBLICIDAD
La calidad de las secuencias de vídeo es excepcional. Vais a alucinar con muchas de ellas y con las expresiones faciales de los personajes.
La calidad de las secuencias de vídeo es excepcional. Vais a alucinar con muchas de ellas y con las expresiones faciales de los personajes.

De hecho, la historia que nos cuentan está plagada de clichés y no os va a faltar el protagonista amnésico, la chica misteriosa con poderes con la que el héroe acaba contrayendo un poderoso vínculo, el malvado imperio con un gigantesco ejército y una tecnología muy avanzada que busca conquistar y arrasar con todo, etcétera. El guion nunca consigue sorprender por lo predecible de sus giros, la manera en la que gestiona las revelaciones más importantes está un tanto desequilibrada y la profundidad o carisma de los villanos es inexistente.

A pesar de ello, el título sí cuenta con varios aciertos en el plano narrativo que merece la pena destacar, como lo bien que construye su universo, lo mucho que cuida los pequeños detalles para darle coherencia y solidez a su trasfondo, las interesantes conversaciones que suelen tener los personajes o las dinámicas de grupo que se crean entre sus protagonistas, cuya evolución a lo largo de la aventura nos ha encantado. Además, las secuencias de vídeo, ya sean con el motor gráfico, de animación clásica o los tradicionales skits, (ahora tienen una presentación infinitamente más elegante y trabajada) están mimadísimas y hay varios momentos en los que se consigue crear un clímax espectacular y brutalmente intenso.

Hay más de 300 skits a lo largo de todo el juego y la presentación de estas conversaciones ha mejorado enormemente respecto a títulos anteriores.
Hay más de 300 skits a lo largo de todo el juego y la presentación de estas conversaciones ha mejorado enormemente respecto a títulos anteriores.

Y todo ello por no hablar de lo bien que le sienta el tono tan serio que se le ha dado a la narración, reduciendo el humor y los diálogos banales al mínimo para ser consecuentes con todo lo que nos tocará vivir. Gracias a todo esto, el título consigue sobreponerse a las carencias de un guion demasiado simple y que apenas profundiza en muchas de las cuestiones y temas que nos propone, por lo que el viaje siempre resulta entretenido y rara vez aburre.

Una aventura muy clásica y completa

Centrándonos ya en lo puramente jugable, comentar que estamos ante un JRPG muy tradicional que sigue las convenciones del género paso por paso: recorreremos su mundo explorando diversas regiones y ciudades, nos adentraremos en peligrosas mazmorras, subiremos de nivel para fortalecernos, mejoraremos nuestro equipo, aprenderemos nuevas habilidades y, por supuesto, lucharemos contra todo tipo de criaturas y enemigos en unas batallas que, una vez más, vuelven a desarrollarse en tiempo real.

La escala del mundo es ahora mucho mayor e imponente, aunque el tamaño de los mapas que recorreremos no dista demasiado de lo visto en otras entregas.
La escala del mundo es ahora mucho mayor e imponente, aunque el tamaño de los mapas que recorreremos no dista demasiado de lo visto en otras entregas.

El diseño de escenarios es bastante lineal, pero suelen contener un buen número de desvíos, secretos y cofres ocultos que invitan a investigar a fondo, algo que ahora resulta un poco más divertido gracias a la verticalidad que han ganado los lugares que visitaremos y a la posibilidad de saltar y nadar, aunque no esperéis nada demasiado revolucionario o elaborado en este sentido. De hecho, hemos echado mucho de menos la presencia de puzles, algo que le habría sentado genial a sus calabozos, donde únicamente nos dedicaremos a avanzar por pasillos en los que el camino principal siempre está muy claro mientras luchamos y saqueamos recursos y tesoros.

Por supuesto, podremos aprender un buen puñado de recetas para cocinar que nos beneficiarán con efectos muy útiles.
Por supuesto, podremos aprender un buen puñado de recetas para cocinar que nos beneficiarán con efectos muy útiles.

Para que no haya ninguna duda, queremos dejar claro que no se trata de un juego de mundo abierto, pues todas las zonas tienen un tamaño bastante contenido y están conectadas por pantallas de carga. Es más, no existe ni siquiera un mapamundi y la forma más eficiente de viajar entre sus diferentes reinos es a base de teletransportes en los puntos que vayamos desbloqueando a medida que avancemos.

Ningún buen JRPG sin su correspondiente minijuego de pesca.
Ningún buen JRPG sin su correspondiente minijuego de pesca.

Evidentemente, tampoco faltan a la cita montones de misiones secundarias que salvo un par de excepciones muy concretas no dejan de ser más que meros recados sin mucha historia consistentes en eliminar monstruos, conseguir ciertos objetos o derrotar a un jefe opcional, siendo estas las más interesantes y divertidas. Sumadle la búsqueda de artefactos que homenajean a otros juegos de Bandai Namco y que nos otorgarán ventajas permanentes, una arena de combate en la que ponernos a prueba en diferentes retos grupales e individuales, una treintena de búhos ocultos que esperan a que demos con ellos, un rancho que podemos gestionar y el imprescindible minijuego de pesca tan habitual del género, y tendréis un juego con muchísimos contenidos que os mantendrá entretenidos durante bastante tiempo más allá de las 45 horas que dura su trama principal si vamos al grano.

Los mejores combates

Pero, sin duda alguna, el plato fuerte de Tales of Arise lo tenemos en su sistema de combate: simplemente impecable. Como dijimos anteriormente, los enfrentamientos se desarrollan en tiempo real, aunque no tienen lugar en el mismo mapa que exploramos, por lo que nos trasladarán a un campo de batalla cuando iniciemos contacto con cualquiera de los enemigos que veamos durante nuestros viajes.

Los combates de 'Tales of Arise' están entre los mejores del género.
Los combates de 'Tales of Arise' están entre los mejores del género.

La base de los combates es muy simple: un botón para realizar combos básicos, otro para saltar, uno adicional para esquivar y defender, y tres extras a los que asignar técnicas y hechizos que consumen porciones de un medidor que se regenera a toda velocidad, aunque al avanzar en la historia desbloquearemos una segunda paleta en la que podremos colocar tres más.

Partiendo de esta base, el estudio ha creado unas batallas divertidísimas y tremendamente espectaculares que se alejan por completo del machaque de botones del que suele adolecer la serie, pues nos obligarán a realizar combos con cierta cabeza para maximizar nuestro daño, a leer correctamente los patrones de ataque de los enemigos, a aprender a esquivar en el momento preciso para poder ejecutar contraataques y a utilizar los elementos adecuados en cada ocasión. El ritmo al que se desarrolla todo es bastante alto y el despliegue de efectos gráficos convierten hasta la pelea más básica en un gran espectáculo, por no hablar de lo satisfactorio que resulta todo a los mandos y lo bien que responden a los controles.

Sin embargo, todo esto no deja de ser más que la superficie de unos duelos que encuentran su auténtica razón de ser en tres aspectos clave: los ataques mejorados, los remates y los Puntos de Curación (PC). Los primeros son unas habilidades especiales que pueden realizar los personajes cuando rellenan su correspondiente medidor y que dependiendo de cada héroe tendrán unas propiedades u otras, permitiéndonos interrumpir embestidas, romper las defensas de enemigos con escudos, bajar a tierra a aquellas criaturas con la capacidad de volar o incluso robar los hechizos que los rivales preparen. Para ejecutarlos, nos bastará con pulsar la dirección de la cruceta que se corresponda con el luchador que queramos que use su movimiento único, algo que también podemos aprovechar para alargar combos, hacer daño adicional o incluso poner a salvo a alguien, ya que serán inmunes mientras dure la animación en cuestión, aportando así una pequeña pero jugosa capa de estrategia.

Si hemos mencionado ya varias veces la importancia de alargar combos no es solo por el daño que podemos llegar a causar con ellos, sino por los remates. Ahora contamos con una mecánica que nos permitirá llenar una barra al encadenar golpes contra un enemigo, una tarea que nos resultará mucho más sencilla a medida que su vida vaya bajando y si conseguimos aturdirlo. Al llenarla al máximo, tendremos la oportunidad de ejecutar un poderoso ataque combinado entre dos personajes que liquidará automáticamente a nuestra víctima y que hará muchísimo daño a todo aquel que tenga cerca, por lo que os podéis hacer una buena idea de lo útil que llega a ser, especialmente en las dificultades más altas.

Los monstruos más grandes tienen puntos débiles que podemos destruir para hacerles mucho daño y aturdirlos durante un buen rato.
Los monstruos más grandes tienen puntos débiles que podemos destruir para hacerles mucho daño y aturdirlos durante un buen rato.

Por supuesto, existe un pequeño inconveniente: el medidor se reiniciará y volverá a cero si no conseguimos continuar el combo, convirtiendo así las batallas en una lucha constante para intentar mantener nuestras cadenas de golpes y liquidar a nuestros adversarios lo antes posible. Algo tan simple como esto consigue aumentar muchísimo la diversión, ya que siempre nos anima a dar con nuevas combinaciones de golpes y artes para optimizar nuestra ofensiva, lo que resulta en una experiencia muy gratificante y satisfactoria.

Finalmente, no nos podemos olvidar de los Puntos de Curación, una idea muy buena con la que se limita el número de veces que podemos usar artes para sanar, resucitar o eliminar estados alterados. Pensad en ello como una barra de maná global para todo el grupo que se irá consumiendo con cada hechizo de sanación que realicemos y que solo podremos regenerar descansando o con objetos. Lo interesante de que los puntos de curación sean comunes para todos nuestros personajes es que hace que sean considerablemente más limitados que de costumbre. Es decir, si recibimos mucho daño nos los acabaremos fundiendo antes de poder terminar una mazmorra o durante un jefe, por lo que la defensa y la correcta gestión de nuestra economía para comprar los ítems suficientes que nos permitan mantenernos con vida se convierten en una pieza clave de nuestra estrategia.

Continuando con sus aciertos, cabe señalar lo genialmente diferenciados que están todos los personajes, cambiando por completo nuestra manera de jugar dependiendo de a quien controlemos, ya que todos ellos tienen estilos y características muy únicas. Además, podemos pausar la acción en cualquier momento para dar órdenes concretas, reorganizar a nuestro grupo, cambiar el héroe al que manejamos o seleccionar diferentes configuraciones de comportamiento para la IA aliada, aunque ya os avisamos que esta es bastante torpe y lo de esquivar no lo lleva demasiado bien, lo que puede derivar en situaciones muy frustrantes en las que nuestro grupo no hace absolutamente nada para evitar los ataques más evidentes y devastadores.

Otro detalle que no nos ha convencido demasiado es lo limitado que está el bestiario, pues se abusa demasiado de reciclar a los mismos enemigos con diferentes colores y ligeros cambios en sus diseños, debilidades y resistencias. Por suerte, los enfrentamientos son siempre tan divertidos que no es algo que nos haya parecido demasiado grave, pero sí que se echa de menos un mayor número de monstruos realmente únicos.

¿Os hemos dicho ya lo muchísimo que nos han gustado los jefes?
¿Os hemos dicho ya lo muchísimo que nos han gustado los jefes?

De lo que sí que no nos podemos quejar es de sus sobresalientes jefes, pues la gran mayoría son una auténtica maravilla con multitud de fases distintas y mecánicas que van evolucionando a medida que les bajamos la vida. Nosotros hemos jugado en difícil y os podemos asegurar que los enfrentamientos han sido largos, intensos y muy épicos, obligándonos a jugar realmente bien y con cabeza al mismo tiempo que hacíamos uso de todas las herramientas de las que disponíamos. No queremos extendernos para no estropearos ninguna sorpresa, pero podéis dar por seguro que estas batallas son lo mejor de todo el juego y las que más nos han gustado de la saga en general, lo que no es decir poco precisamente.

Un precioso JRPG

En lo que respecta a su apartado gráfico tenemos muy buenas noticias, pues el salto de calidad que ha pegado en lo técnico respecto a Tales of Berseria es gigantesco. Se nota que el presupuesto de esta entrega ha sido mucho mayor que el de la mayoría de sus predecesores, algo que queda muy patente en sus espectaculares modelados y animaciones, en la escala que se le ha dado al mundo, en la cantidad de efectos que llega a poner en pantalla y en las brillantes secuencias de vídeo generadas con el propio motor, cosas a las que también ayuda su apabullante dirección de arte con un diseño de personajes simplemente perfecto y que derrocha personalidad por los cuatro costados.

A nivel artístico no se le puede poner pega alguna. Hay escenarios que parecen cuadros en movimiento.
A nivel artístico no se le puede poner pega alguna. Hay escenarios que parecen cuadros en movimiento.

Además, en las consolas de nueva generación podréis disfrutarlo a 60 imágenes por segundo totalmente estables, aunque ya os vamos avisando que no aprovecha demasiado el hardware de PS5 y Xbox Series X. Tanto es así que no se libra de ciertos detalles que afean un poco el conjunto, como determinadas texturas de los escenarios, una distancia de dibujado que deja muchísimo que desear y que provoca que la aparición repentina de elementos sea muy brusca y constante, y un mundo excesivamente fragmentado por pantallas de carga que, por muy poco que duren, le restan cohesión. Por lo demás, lo volvemos a repetir, se trata de un juego precioso que entra directamente por los ojos.

La banda sonora acompaña de lujo tanto a la hora de combatir como de explorar.
La banda sonora acompaña de lujo tanto a la hora de combatir como de explorar.

El sonido tampoco se queda atrás gracias a una portentosa banda sonora compuesta por Motoi Sakuraba, quien ha querido darle un tono muy épico a las composiciones con montones de coros y una mayor presencia orquestal, obteniendo unos resultados fantásticos que a veces nos ha recordado a su trabajo con la saga Dark Souls. Los efectos también son de calidad y las voces nos llegan con unas grandes interpretaciones tanto en inglés como en japonés. Por su parte, los textos están perfectamente traducidos al español.

Conclusiones

Tales of Arise es una gran entrega que nos ofrece uno de los mejores y más divertidos sistemas de combate de toda la saga, un mundo bien construido, un grupo de protagonistas con una evolución muy interesante, unos jefes espectaculares, muchos contenidos y un bellísimo apartado audiovisual con una gran dirección de arte. Sí, tiene detalles mejorables como un guion que ni sorprende ni entusiasma, una IA aliada algo frustrante, ausencia total de puzles para unas mazmorras con un diseño muy básico o la presencia constante de popping, pero son defectos que no impiden que estemos hablando de una obra enormemente disfrutable y recomendable a poco que te guste el género. No os lo perdáis.

Hemos realizado este análisis gracias a un código de descarga para PS5 que nos ha facilitado Bandai Namco.

Carlos Leiva
Redactor

NOTA

8.4
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Su sistema de combate y sus espectaculares jefes.
La dirección de arte de la que hace gala es una gozada.
Una aventura muy completa y con muchos contenidos.

Puntos negativos

El guion repleto de clichés resulta un tanto flojo y predecible.
La IA aliada puede llegar a frustrar por lo poco que se esfuerza en esquivar ataques.
Se echa de menos algún puzle, misiones secundarias más elaboradas y mazmorras algo más intricadas.

En resumen

Un estupendo JRPG que hace de su preciosa dirección de arte y sus espectaculares combates sus principales pilares.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS5, PS4, Xbox One, PC y Xbox Series X/S

Aragami 2 - Análisis
Aragami 2 - Análisis
Análisis
2021-09-17 09:17:00
La secuela de Aragami pule aspectos del original y da una aventura de sigilo con cooperativo que te convierte en un auténtico ninja.
Lost Judgment - Análisis
Lost Judgment - Análisis
Análisis
2021-09-16 15:01:00
Yagami regresa con una apasionante aventura que nos habla con gran maestría sobre problemas muy reales y delicados al mismo tiempo que mejora en todo a su primera parte.
TOEM - Análisis
TOEM - Análisis
Análisis
2021-09-16 10:48:00
Cámara en mano nos aventuramos en este coqueto indie en el que ayudaremos a la comunidad a base de fotos. Una agradable propuesta que sorprende y relaja dándole más importancia al viaje que a la meta.
Género/s: Action-RPG / JRPG
PEGI +12
Plataformas:
PS5 PS4 Xbox One
PC Xbox Series X/S

Ficha técnica de la versión PS5

ANÁLISIS
8.4
COMUNIDAD
7.73

PUNTÚA
Tales of Arise para PlayStation 5

13 votos

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
8.4
COMUNIDAD
8.75

PUNTÚA
Tales of Arise para PlayStation 4

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
8.4
COMUNIDAD
9.5

PUNTÚA
Tales of Arise para Xbox One

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8.4
  • Fecha de lanzamiento: 10/9/2021
  • Desarrollo: BANDAI NAMCO Studios Inc.
  • Producción: BANDAI NAMCO Entertainment
  • Distribución: Steam
  • Precio: 59.99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: -
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
10

PUNTÚA
Tales of Arise para Ordenador

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox Series X/S

ANÁLISIS
8.4
COMUNIDAD
9.91

PUNTÚA
Tales of Arise para Xbox Series X/S

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir