Vandal

Análisis Stranger Things 3, cuando Hawkins se hizo juego retro (PS4, Xbox One, Switch, PC)

La serie de mayor éxito de Netflix vuelve a la plataforma de streaming con una notable tercera temporada y un entretenido y fiel videojuego que la sigue de cabo a rabo.
·
Análisis de versiones PS4, Xbox One, Switch y PC.

Hay muy pocos fenómenos que se puedan comparar al de Stranger Things. La serie de los hermanos Duffer consiguió aunar decenas de elementos, tics y características propias de los años ochenta en un refinado producto de consumo masivo en forma de serie que, con inteligencia, buenos guiones y un elenco de grandes actores y actrices, llegaba al corazón y a la mente de toda una generación afianzada en la más soñolienta nostalgia. Tras tres temporadas -la última se estrenó hace unos días-, la serie de Netflix ha arrastrado a millones de espectadores a sus pantallas más cercanas -más de 40 millones según el último recuento de la empresa-, consiguiendo que vuelvan a caer en los dulces brazos de una década que supuso el cenit en el cine, la música o la televisión, y que caló hondo en los más diversos ámbitos de la cultura popular.

¿Qué mejor carta de presentación para una serie que aúna lo mejor de tantos mundos del entretenimiento que un videojuego? Hace unos años, el estudio tejano BonusXP realizó un divertido juego basado en Stranger Things para teléfonos móviles, que recogía con gráficos típicos de las consolas de 8 bit el argumento de las dos primeras temporadas de la serie. Funcionó, se convirtió en todo un objeto de deseo mediático y permaneció, sobre todo para los aficionados del show de la plataforma de streaming, en uno de esos derivados que merecían toda la atención y el cuidado posible.

Videoanálisis

Tras conseguir pasar el corte, Netflix decidió que podían ir un poco más allá. Ahora, coincidiendo con el estreno de la tercera temporada, llega a nosotros Stranger Things 3: The Game, un juego que nos recordará a tiempos mejores y a una era en la que toda gran serie o película traía su correspondiente adaptación bajo el brazo. Pero, ¿está a la altura de lo que intenta adaptar? ¿Capta su esencia? Bueno, queridos amigos, engrasar vuestras bicicletas, tirad vuestros dados de veinte cara preferidos y preparad vuestras mochilas: viajamos a Hawkins.

PUBLICIDAD

Verano del 85

Uno de los aspectos más interesantes de Stranger Things 3: The Game es su fidelidad al material original. Aquí no hay argumentos paralelos, guiones tímidamente basados en la serie o precuelas con las que intentar estrujar un poco más la gallina de los huevos de oro. BonusXP ha trabajado codo con codo junto a Netflix para que este videojuego sea un acompañamiento oficial a su gran serie exclusiva, y les ha permitido obtener todos los guiones de los episodios que conforman esta tercera tanda de capítulos. ¿Qué queremos decir con esto? Pues que el argumento del videojuego es, secuencia por secuencia, diálogo por diálogo, el mismo que el de la serie. Hasta la división y los contenidos de cada capítulo del juego son exactamente lo mismos, por lo que os recomendamos que lo juguéis en paralelo o que esperéis a ver la serie al completo antes de hincarle el diente.

El nutrido grupo de amigos volverá a reunirse en Hawkins para disfrutar de un verano tranquilo.
El nutrido grupo de amigos volverá a reunirse en Hawkins para disfrutar de un verano tranquilo.

El nivel de gusto con el que se ha adaptado es tal, que hay algunos elementos que están mejor resueltos en el juego, y secuencias que se complementan a la perfección una vez hemos recogido toda la información pertinente de la serie. Hay tramas adicionales, hechos anexos e incluso guiños muy metareferenciales, por lo que el seguidor más nerd y dedicado se encontrará como en casa. Esto, en una época en las que las únicas buenas adaptaciones vienen de mano de LEGO, nos ha parecido todo un acierto a destacar.

Stranger Things 3: The Game nos llevará al tórrido verano del 85 en Hawkins (Indiana), un pueblecito del interior de Estados Unidos que intenta recuperarse de los fatídicos hechos que casi acaban con la localidad hace unos meses. Las criaturas surgidas de la brecha entre nuestra realidad y el mundo del revés parecen haberse extinguido para siempre, y los habitantes intentan seguir con sus vidas. Entre ellos destacan Mike, Lucas, Will, Once, Dustin o Max, los grandes protagonistas del grupo de críos que, mientras forjaban sus propias amistades e intereses románticos, salvaban a la misma humanidad en su lucha contra los entes sobrenaturales venidos del más allá.

El argumento nos llevará a seguir casi diálogo por diálogo el argumento y los guiones de los distintos capítulos de la tercera temporada.
El argumento nos llevará a seguir casi diálogo por diálogo el argumento y los guiones de los distintos capítulos de la tercera temporada.

Mientras se conocen mejor los unos a los otros -el amor es una de las grandes piezas del guion de la serie y del videojuego, verdadero leitmotiv de esta temporada-, algo se mueve en la oscuridad de un pueblo que ha recibido con los brazos abiertos la llegada de un enorme centro comercial, símbolo de la época más exacerbada y descocada del capitalismo ochentero en Norteamérica. Pese a que las campanas de victoria de confunden con los fuegos artificiales del inminente 4 de julio, lo que se creía eliminado y vencido no lo está, y una oscura amenaza vuelve a forjarse en las alcantarillas de la ciudad. El temido Azotamentes está reclutando un ejército, y fuerzas de la Unión Soviética parecen dispuestas a llevarse su parte del pastel.

¿Qué está ocurriendo en el pueblo? ¿Qué está pasando con las ratas?
¿Qué está ocurriendo en el pueblo? ¿Qué está pasando con las ratas?

Si en la serie los hermanos Duffer han conseguido aglutinar una inteligente puesta en escena que recoge pequeños tics del cine de John Carpenter (La cosa, Asalto al distrito 13) y George Romero (Zombi, El día de los muertos) bajo el amparo de un referente absoluto como John Milius y su a menudo infravalorada Amanecer rojo, el presente videojuego no se queda atrás, convirtiéndolo todo en ingredientes jugables con un buen número de mecánicas que se adaptan en su mayoría como un guante a la propuesta.

Sí, quizás el argumento esté carente del punch emocional de la serie, o puede incluso que sintamos que faltan algunos momentos más pausados y sentimentales en tanta orgía de golpes y puñetazos, pero Stranger Things 3: The Game se comporta justo como debe hacerlo: como un videojuego traído de una época pasada, en las que las limitaciones técnicas condicionaban gran parte del desarrollo y las posibilidades narrativas. Los diálogos vendrán en cuadros de texto, las secuencias estarán generadas con los gráficos del propio videojuego, sin secuencias generadas por ordenador o cinemáticas, y todo se resolverá rápido y sin pausas dramáticas. Retro hasta la sepultura, sin alardes visuales o narrativos de años posteriores.

Un juego de estilo retro con toques de Dragones y mazmorras

BonusXP ha buscado asemejarse todo lo posible a un videojuego retro de 16 bit, propio de consolas como SNES o Mega Drive, asimilando su estilo artístico, su sonido y sus posibilidades jugables. Se trata de un esfuerzo notable, pues se va más allá de la simple estética, impregnando también el argumento y el desarrollo de la trama, y encajándose a la perfección, como decíamos, al estilo y el aroma de la serie que adapta. Stranger Things 3: The Game es un videojuego de acción y rol con tintes de beat’em up en perspectiva isométrica, que nos invitará a tomar el control de todos los protagonistas del show de televisión a través de una serie de misiones y capítulos enmarcados en la extensa localidad de Hawkins.

Cada uno de los personajes protagonistas tendrá su propia habilidad especial, su ataque y una serie de características especiales.
Cada uno de los personajes protagonistas tendrá su propia habilidad especial, su ataque y una serie de características especiales.

Cada uno de los integrantes de este nutrido y heterogéneo grupo de adolescentes y adultos disfuncionales hará gala de una habilidad concreta, tanto en combate como en el propio entorno. Por ejemplo, mientras Dustin es capaz de atacar con su laca para el pelo y hackear dispositivos electrónicos, Once tiene poderes psíquicos capaces de alterar el entorno y atacar a los rivales, mientras que Jim Hopper atesora un gran poder físico en el cuerpo a cuerpo o Joyce Byers es capaz de abrir puertas cerradas gracias a su ganzúa. Combinarlos será esencial para avanzar, ya que en los escenarios, de estructura abierta y similar a los de un metroidvania con grandes conexiones y bifurcaciones entre ellos, habrá decenas de secretos, áreas inaccesibles en un principio y muchos cofres llenos de objetos de valor.

El extenso mapa del videojuego se compone de varias zonas que iremos desbloqueando. Todas ellas se pueden visitar en casi cualquier momento, y ocultan muchos secretos.
El extenso mapa del videojuego se compone de varias zonas que iremos desbloqueando. Todas ellas se pueden visitar en casi cualquier momento, y ocultan muchos secretos.

Es quizás uno de los mayores aciertos de este particular videojuego. Pese a que hay una clara estructura argumental, con misiones principales que nos llevan a participar en los eventos de la serie, tendremos la oportunidad de deambular por el pueblo a nuestro antojo, metiéndonos en las pocas tiendas que quedan abiertas en la calle principal, disfrutando de los locales de restauración y los establecimientos del Starcourt Mall o cotilleando en las casas de los vecinos. Además, se han recreado localizaciones como la Cima de los Vientos, el laboratorio de la segunda temporada o la cabaña de Hopper, así como varios lugares que no diremos para evitar destripes. Todos ellos pueden visitarse en cualquier momento, porque repetimos, hay mucho por descubrir y encontrar, y conforme vayamos desbloqueando nuevos personajes en el grupo tendremos la posibilidad de llegar a ese rincón que veíamos desde una esquina pero sabíamos cómo acceder.

Combinar a los personajes para derrotar a los enemigos será algo vital de cara a avanzar.
Combinar a los personajes para derrotar a los enemigos será algo vital de cara a avanzar.

Al mismo tiempo, y como os decíamos, hablamos de Stranger Things 3: The Game en clave de juego de rol. Si bien no hay progresión, ni puntos de experiencia, sí es cierto que los ataques de cada uno de los críos y adultos hacen un daño determinado que va en función de la cercanía, la potencia de ese golpe y ataque en cuestión o incluso de la debilidad y fortaleza del tipo de enemigo al que intentamos detener y eliminar. Habrá rivales humanos y criaturas que serán más propensos a morir rápidamente por el fuego, otros por productos químicos y otros por el azote de nuestros puños. Dado que en el videojuego siempre controlamos a dos personajes al mismo tiempo -aunque podemos cambiarlos en cualquier momento pulsando un botón- pronto aprenderemos a realizar combos devastadores entre ellos. Uno de nuestros combos preferidos es el logrado por la laca de Dustin y las tijeras de Nancy o los golpes de Jim. Si nos encontramos rodeados por enemigos, hay pocas mezclas más explosivas.

Nancy es uno de los personajes más especiales. Puede no parecer demasiado fuerte de primeras, pero combinándose con Dustin puede ser mortal.
Nancy es uno de los personajes más especiales. Puede no parecer demasiado fuerte de primeras, pero combinándose con Dustin puede ser mortal.

También debemos tener en cuenta una serie de bonificaciones y artefactos especiales, unos objetos que podemos encontrar por los escenarios o crear nosotros mismos con las piezas adecuadas, y que nos ayudarán a obtener habilidades pasivas para todo el grupo. Podemos equipar hasta cinco, y nos premiarán con daños elementales, defensas reforzadas o incluso con ataques a distancia más efectivos. Hay muchos, y cada uno tiene sus pros y contras. Combinarlos en función de nuestro estilo de juego y de nuestras necesidades será otro de sus pequeños puntos extra en la jugabilidad que harán las delicias de los aficionados a la serie y a Dragones y mazmorras.

Lo siento Mike, te han pillado con el carrito de los helados. Debes buscar excusas mejores.
Lo siento Mike, te han pillado con el carrito de los helados. Debes buscar excusas mejores.

En líneas generales hablamos de un título muy completo, que no se olvida de elementos muy actuales en los videojuegos como el crafting. En Stranger Things 3: The Game encontraremos múltiples componentes en forma de cinta aislante, pegamento, bujías y similares, todos ellos necesarios para construir los llamados artefactos y ciertos objetos necesarios para avanzar en la trama o vencer a algún enemigo en cuestión. Además, si nos quedamos cortos o no encontramos ese ítem que nos falta, en el juego tenemos la posibilidad de sacarle rédito a nuestros ahorros virtuales en forma de monedas y comprar ingredientes o productos como Coca-Cola -que nos proporciona energía- o botiquines -que recuperará nuestra salud grupal- de máquinas expendedoras en otro guiño claro a la serie y la época en la que se ambienta el videojuego.

Combates, puzles y secretos

El videojuego de BonusXP está construido sobre una base muy sólida que se repite a lo largo y ancho de la aventura, quizás en exceso. Si bien la estructura narrativa está clara, y sigue de forma fiel los episodios de la serie, la mecánica principal del videojuego también es férrea en sus convicciones a la hora de entretenernos. El videojuego nos presentará misiones principales y secundarias, en las que tendremos que explorar localizaciones, buscar objetos concretos o resolver algún que otro rompecabezas. No faltarán tampoco los encargos y las secundarias de recaderos, en las que deberemos recorrernos toda Hawkins buscando ítems o resolviendo problemas y disputas vecinales de alguna manera.

Como en casi cualquier juego de rol, tendremos un buen número de misiones y encargos para aceptar.
Como en casi cualquier juego de rol, tendremos un buen número de misiones y encargos para aceptar.

Son misiones variadas, con pretextos y contextos distintos, que al menos durante las primeras horas de juego, nos resultarán muy divertidas. El problema de Stranger Things 3: The Game en este aspecto, es que pronto muestra todas sus cartas al jugador, y sus manos posteriores, son casi idénticas las unas de las otras. El estudio de desarrollo ha incluido varias piezas importantes en la jugabilidad, como los combates, los puzles y los secretos opcionales. En el título, como buen beat’em up o juego de acción al estilo Streets of Rage, pasaremos mucho tiempo combatiendo y midiéndonos las caras contra ratas infectadas, soldados, científicos, algún que otro zombi y criaturas surgidas de la oscura dimensión que tantos problemas da en la producción de Netflix. La variedad de enemigos no es que sea abrumadora, pero es funcional y cumple su propósito.

Un truco: es conveniente mezclar personajes de ataques a distancia con otros más duchos en el cuerpo a cuerpo.
Un truco: es conveniente mezclar personajes de ataques a distancia con otros más duchos en el cuerpo a cuerpo.

Especialmente atractivos son los combates contra los jefes finales, que no son muy abundantes y adolecen a contextos marcados por el argumento y la serie, pero que nos han gustado mucho, pues nos han recordado a tiempos mejores en los videojuegos. Sin entrar en spoilers, os diremos que hay un par de ellos con mecánicas muy particulares y entretenidas, que fomentan el uso de combos entre personajes y que, además, nos invitarán a estrujarnos un poco la cabeza para resolver ciertas vicisitudes en forma de puzles, que son el siguiente punto vital del videojuego.

Esta criatura, procedente del mundo del revés, dará mucha guerra guerra.
Esta criatura, procedente del mundo del revés, dará mucha guerra guerra.

Al comienzo de la aventura todo nos abrumará un poco -¿cómo llegamos a esa puerta? ¿Por qué no puedo atravesar esa verja? ¿Qué se esconde tras estos interruptores?- pero, como os decíamos al comienzo del análisis, pronto todo se irá resolviendo y confinando dentro de nuestros límites conforme vayamos desbloqueando personajes y aprendiendo habilidades nuevas. El problema de Stranger Things 3: The Game es que sus rompecabezas dejan de ser atractivos a las pocas horas de juego -y hablamos de un título que dura entre 7 y 8 horas-, repitiendo una y otra vez el mismo esquema.

A veces tendremos varios combates contras jefes finales, que aguardarán con mecánicas propias a nuestro encuentro.
A veces tendremos varios combates contras jefes finales, que aguardarán con mecánicas propias a nuestro encuentro.

Os pondremos un ejemplo claro. Cada poco tiempo, llegaremos a una zona nueva, que tiene alguna puerta atascada o alguna habitación sin luz. Deberemos encontrar el interruptor, esquivar alguna que otra cámara de seguridad, matar a los enemigos de la habitación, resolver algún rompecabezas moviendo un par de figuras o empujando cajas hacia algún lugar en concreto y abriendo de nuevo una puerta que nos trasladará, una vez más, a una habitación llena de enemigos y medidas de seguridad que deberemos sortear. De vez en cuando, BonusXP introduce algún cambio o altera el orden de estos factores, pero cuando llevemos tres o cuatro horas, habremos visto gran parte de los puzles que nos aguardan en el videojuego. Es quizás el mayor error del juego, y el que más daño le hace, sobre todo teniendo en cuenta que hablamos de un título compuesto por adolescentes con habilidades muy diversas que podrían haber dado más de sí.

Ese interruptor aparecerá cientos de veces en la aventura. Será uno de los rompecabezas más recurrentes.
Ese interruptor aparecerá cientos de veces en la aventura. Será uno de los rompecabezas más recurrentes.

Esto perjudica gravemente al otro ingrediente: los innumerables secretos que se ocultan en los escenarios. Hay decenas de cofres escondidos en habitaciones ocultas, muchos de ellos contenedores de premios suculentos y objetos muy necesarios, quizás hasta de artefactos especiales, y dado lo repetitivo de algunas mecánicas, pueden acabar siendo olvidados a las primeras de cambio. Por muy bueno que sea el premio, ¿para qué volver a recorrerme todo el escenario o realizar los tres o cuatro rompecabezas de siempre? Otro de los coleccionables ocultos en todo Stranger Things 3: The Game son los gnomos de jardín, unos objetos que están muy escondidos, y que aunque son bastante puñeteros de encontrar, guardan nombres y referencias a películas, series y cantantes o grupos de los años ochenta. Una vez terminemos el juego, tendremos un modo llamado Eliminador, que nos permitirá disfrutar de un modo Nueva Partida +, con un componente de muerte permanente que dificultará un poco las cosas. Además, por si fuera poco, os recordamos que el título puede jugarse en compañía de un amigo, algo que aumentará las dosis de cooperación y camaradería propias de la serie.

El mapa es muy extenso y está lleno de localizaciones emblemáticas de la serie.
El mapa es muy extenso y está lleno de localizaciones emblemáticas de la serie.

Visualmente nostálgico

Stranger Things 3: The Game es un título diseñado para golpear justo en la nostalgia de aquel que lo esté jugando y ya tenga una cierta edad. Los tejanos de BonusXP han cuajado toda su propuesta alrededor de un apartado gráfico retro que intenta simular los gráficos de las máquinas de 16 bit, con píxeles detallados y colores muy vivos, todo ello sin olvidar la propia estética de la serie de Netflix. Los rostros de los personajes -que aparecen en los cuadros de texto cuando hablan-, sus diseños, y los propios escenarios y localizaciones, son muy buenas recreaciones y se parecen bastante a sus homólogos reales. Especialmente destacable nos parece la piscina, el hospital, el centro comercial de Hawkins o Melvald, la tienda en la que trabaja la madre de Will, muy similares.

El centro comercial, parte indivisible de la trama de la tercera temporada, es una de nuestras localizaciones preferidas del videojuego.
El centro comercial, parte indivisible de la trama de la tercera temporada, es una de nuestras localizaciones preferidas del videojuego.

Otro detalle que se ha cuidado mucho, y aunque sea un mero emplazamiento publicitario, es el tema de las marcas. Tanto por las calles como los alrededores del centro comercial, encontraremos anuncios de ciertos productos y marcas famosas, en lo que es un claro intento de recrear la misma atmósfera de la producción y de contentar a los anunciantes que ya aparecen bien representados en el show de la plataforma de streaming. Con una buena traducción al castellano, Stranger Things 3: The Game hace acopio de un buen número de temas musicales que imitan y adaptan las composiciones electrónicas de Kyle Dixon y Michael Stein, pero pasándolas por el filtro chiptune.

El estilo de 16 bit está muy conseguido.
El estilo de 16 bit está muy conseguido.

Conclusiones finales

Stranger Things 3: The Game es un juego muy divertido, completo y absorbente. Funciona casi a la perfección en su planteamiento, y consigue captar toda esa atmósfera nostálgica propia de los años ochenta. Su fórmula jugable es muy sólida, con mimbres de beat’em up, rol y exploración de escenarios, y un plantel de personajes variados, carismáticos y muy completos. Sin embargo, no podemos dejar a un lado la falta de variedad en puzles o enemigos llegados a cierto punto del desarrollo, algo que puede aburrirnos o desalentarnos a las primeras de cambio si no sabemos lidiar con el fantasma de la repetición.

En cualquier caso, y más allá de la nostalgia que lo envuelve todo en un producto de esta índole, lo cierto es que Stranger Things 3: The Game ejemplifica a la perfección aquel sentimiento de videojuego de acompañamiento al estreno de turno en cine o televisión, algo que se ha ido perdiendo en los últimos años. El juego de BonusXP quizás sea ese típico amor del verano que aunque fugaz y de corto recorrido, permanecerá en nuestro recuerdo por muchos años.

Hemos analizado Stranger Things 3: The Game en Xbox One X un código proporcionado por sus desarrolladores

NOTA

7.8
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Adapta con mucho atino la serie de televisión.
Su estructura jugable arcade con toques metroidvania es excelente.
Artísticamente está muy bien terminado.

Puntos negativos

Quizás se haga algo repetitivo en puzles y combates.

En resumen

Un juego completo y muy divertido. Funciona muy bien en su planteamiento, aunque su repetición de puzles y desafíos puede echar al traste algunos momentos. En cualquier caso, adapta de forma notable la serie de Netflix.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

Marckt · hace un minuto
me lo pasaré [img]https://imgshare.bid/images/myfirma.jpg[/img]

darrell-collado · hace una hora
[respuesta:21]Lo que digas, ganaste. No entiendo porquete engañas a ti mismo queriendo tener la razón cuando sabes que no lo tienes. XD[/respuesta]

Javi_41 · hace 3 horas
Yo ya me lo he pasado con mi hermano. Lo compré por él porque le molaba la serie y lo quería. El precio en ps4 es caro para lo que es el juego. Con 15 euros ya iban bien servidos. Nos lo hemos pasado bien jugando a 2 players. 10 horas de juego más o menos. Haciendo cosas secundarias que son de recadero sin sentido como conseguir atun, caballa, masa, etc para hacer una pizza. O encontrar varios objetos y dárselos a un tío y ya está. No ha estado mal pero ahora mismo es un juego caro de cojones. Jugando a 2 con pantalla partida se disfruta más.

kolmo · hace 8 horas
[respuesta:20]Intentando explicar lo que es un metroidvania has descrito casi todos los "overworld" de Zelda.
En los Zelda cada nuevo objeto te permite acceder a partes del mapa que antes estaban ahí pero inaccesibles.

Si quitas el requisito de que un Metroidvania sea un plataformas 2D entonces los Zelda son Metroidvanias. Y Zelda se publicó unos meses antes que Metroid así que el nombre correcto para el "género" sería Zeldavanias o algo parecido.

PD: No tiene sentido que un género lleve el nombre de un juego. Ni Metroidvanias, ni Souldbornes ni hostias.[/respuesta]

darrell-collado · hace 8 horas
[respuesta:14]Hermano mi saga favorita es Metroid; se muy bien lo que es un metroidvania  y su concepto, pero veo que tu ego no te permite aceptar que otros lleva  razón. Otro ejemplo grande de un MV  es Prey  del 2017. MV es tratar de buscar objetos o habilidades que te permiten acceder al un área que era antes inaccesible, simplemente; nada que ver con primera persona, 2d, 3d. Los Zeldas en ese sentido se la juegan; ya que su fuerte esta en la aventura  mediante el avance de mazmorras por la resolución de puzzles. Un metroidvania  no necesariamente tiene que tener puzzles para poder avanzar. Zelda en base al lo que es su historia principal; ojo, lee bien, para que no me saltes con disparates, en base a lo que es la historia principal, no es necesario volver a áreas o mazmorras anteriormente visitadas para acceder por puertas y avanzar en la historia, terminas un mazmorras y la historia luego te lleva a otra. Y  metroidvania  siempre tendrás el mundo completo para poner en pausa y ver las áreas que no has ido, y la que menos piensas que estuvo casi al comienzo del mapa, que era obligado acceder con un salto más grande, esa área es la que debes ir; te llevará a un lugar expandiendo el mapa y avanzando en la historia.[/respuesta]

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS4, Xbox One, Switch y PC

Análisis
2019-08-16 17:15:00
Una aventura de acción y rol con mucho encanto y repleta de sorpresas que nos lleva de regreso a los primeros pasos de los gráficos poligonales.
Análisis
2019-08-16 10:41:00
Triumph Studios lleva Age of Wonders a la ciencia ficción con un genial exponente del género 4X.
Análisis
2019-08-15 10:53:00
3D Realms vuelve a la acción con un FPS de corte tan clásico que utiliza el mismo motor gráfico que Duke Nukem 3D, y también buena parte de su propuesta jugable.
Análisis
2019-08-14 11:59:04
Un entretenido y simpático juego tipo party con múltiples minijuegos y tableros, muy recomendable para disfrutar con la familia y los amigos.
Análisis
2019-08-13 17:21:00
Un ingenioso juego de puzles entretenido, desafiante y con unas cuantas sorpresas.
Análisis
2019-08-12 18:14:00
Una aventura encantadora perfecta para estos días de verano.
Género/s: Arcade / Beat'em up
PEGI +12
Plataformas:
PS4 Xbox One Switch PC
Ficha técnica de la versión PS4
ANÁLISIS
Desarrollo: BonusXP
Producción: Netflix
Distribución: PlayStation Network
Precio: 29,99 €
Jugadores: 1-2
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: -
Online: -
COMUNIDAD

PUNTÚA
Stranger Things 3: The Game para PlayStation 4

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión Xbox One
ANÁLISIS
Desarrollo: BonusXP
Producción: Netflix
Distribución: Xbox Store
Precio: 19,99 €
Jugadores: 1-2
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: -
Online: -
COMUNIDAD

PUNTÚA
Stranger Things 3: The Game para Xbox One

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión Switch
ANÁLISIS
Desarrollo: BonusXP
Producción: Netflix
Distribución: eShop
Precio: 17,99 €
Jugadores: 1-2
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: -
Online: -
COMUNIDAD

PUNTÚA
Stranger Things 3: The Game para Nintendo Switch

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión PC
ANÁLISIS
Desarrollo: BonusXP
Producción: BonusXP
Distribución: Steam
Precio: 17.96 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Inglés
Voces: -
Online: -
COMUNIDAD

PUNTÚA
Stranger Things 3: The Game para Ordenador

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir