Análisis de Splinter Cell: Blacklist (PS3, Xbox 360, PC, Wii U)

El agente Sam Fisher regresa con una excelente aventura de acción y sigilo que encantará a los amantes del género y que se convierte en una de las mejores y más completas entregas de toda la saga.
Splinter Cell: Blacklist
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8.5
SONIDO
8.5
NOTA
8.8
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versiones PS3, Xbox 360, PC y Wii U.

El nuevo Splinter Cell llega en un buen momento, en el que los juegos de sigilo son cada vez más aceptados por el gran público, y bajo el pretexto de "puedes afrontar las situaciones mediante acción directa o infiltración, tú eliges", están apareciendo grandes exponentes del género, que estamos disfrutando como enanos todos aquellos a los que nos gusta pasar desapercibidos, sorprender a los enemigos por la espalda y escabullirnos entre las sombras.

El agente Sam Fisher creado por el escritor estadounidense Tom Clancy, vuelve 11 años después de su primera aventura en un principio exclusiva de Xbox, un juego que no tardaron en comparar con la mítica saga Metal Gear Solid, aunque no tardamos en descubrir que sus intenciones eran bien diferentes. Más realista y sesudo, con menos carga narrativa, Splinter Cell triunfó por tener personalidad propia y una calidad indiscutible, que aunque con algunos altibajos, siempre se ha mantenido muy alta a lo largo de la última década.

Con Splinter Cell: Blacklist tenemos la que posiblemente sea la entrega más completa de toda la serie en cuanto a contenidos, y una de las mejores en términos generales, que se deja de experimentos y vuelve a sus raíces, a lo verdaderamente importante, la infiltración y el sigilo. Eso no quiere decir que se deje por el camino algunas de las incorporaciones de las últimas entregas, como el marcar y ejecutar, pero su peso en la jugabilidad acaba siendo anecdótico y se usa muy poco, aunque no deja de ser una posibilidad más.

PUBLICIDAD

Sam vuelve a trabajar para el Gobierno de los Estados Unidos, en el recién formado Fourth Echelon, una unidad clandestina que solo responde ante el presidente de Estados Unidos, y cuya misión será dar caza a los Ingenieros, un grupo terrorista que a través de la llamada Lista Negra, una serie de objetivos repartidos por todo el mundo, ha prometido realizar un atentado cada 7 días hasta que Estados Unidos no retire sus tropas militares en todo el mundo. Una premisa muy interesante y que da mucho juego, que nos llevará a escenarios tan estimulantes y polémicos como Irán, Libia, Londres y varias localizaciones dentro de los propios Estados Unidos, además de algún que otro sitio que os sorprenderá.

Acostumbrado a ser un lobo solitario, Sam tendrá que liderar un grupo formado por antiguos conocidos como Anna Grímsdóttir, el cerebro tras cada misión, y algunas caras nuevas, como el agente Isaac Briggs, quien nos acompaña en las misiones cooperativas, o el experto informático Charlie Cole, el típico personaje graciosete y un tanto odioso que le ha dado por incluir a Ubisoft en sus juegos, y que nos proporciona todo tipo de avanzada tecnología. La base de operaciones de esta unidad secreta es el Paladín, un sofisticado y enorme avión en el que se encuentran Sam y su equipo, y desde donde partimos a las misiones, además de adquirir equipamiento y otras mejoras.

 1

Este avión sustituye el clásico menú principal donde elegir los distintos modos de juego y las opciones, y unifica de manera muy orgánica y natural el modo para un jugador, las misiones cooperativas y el multijugador competitivo. Una detallada localización que podemos explorar con libertad antes de entrar en acción, y donde podemos hablar con la tripulación, adquirir todo tipo de mejoras, ver las misiones disponibles, comprobar nuestro progreso, y hasta llamar por teléfono a la hija de Sam, para saber qué tal se encuentra y cómo está viviendo esta complicada situación que amenaza la paz mundial.

Antes de entrar más en profundidad con todo lo que ofrece a nivel jugable, queremos advertir a los que nunca hayan probado un Splinter Cell que estamos ante entrega perfecta para introducirse en la serie. Los fans de la saga agradecerán los guiños y referencias a lo ocurrido en el pasado, pero los nuevos jugadores nunca se sentirán perdidos, cuenta con una historia que se comprende por sí sola, sin necesidad de antecedentes. El guion sin ser ninguna maravilla cuenta con los esperados giros de este tipo de thrillers de acción, y sabe mantener el interés hasta el final, sobre todo porque queremos saber a qué nueva localización nos va a llevar la historia, en escenarios con una excelente ambientación y sobre todo bastante morbosos en algunos casos.

 2

Al comenzar la partida tenemos que elegir una de las cuatro dificultades, que en cualquier momento, antes de empezar una misión, se puede modificar. Un apartado al que queremos dar especial importancia ya que dependiendo de la dificultad elegida, la experiencia de juego puede ser considerablemente distinta. Fácil es para jugadores nuevos en este tipo de juegos, con enemigos que tardan en detectarte y causan menos daño. En Normal la dificultad de sigilo y combate son moderados, aunque ya os advertimos que si tenéis experiencia en títulos de sigilo, es un paseo.

Lo interesante empieza con Realista, donde hay poca munición, los enemigos te detectan muy rápido y causan más daño, y el medidor de ejecuciones se llena muy despacio. Y para los que busquen un verdadero desafío tienen Perfeccionista, en el que no existen las ejecuciones automáticas, la munición es escasa y no puedes reabastecerte en los escondites de suministros, los enemigos te detectan con mucha facilidad, y los visores sónicos no ven a través de la pared. Estas cuatro dificultades ofrecen una experiencia a la medida de cada jugador, a lo que se suma una jugabilidad muy flexible, basada en tres estilos de juego.

Dependiendo de nuestra manera de jugar, matando o no a los enemigos, intentando no ser descubiertos y manejando las situaciones a tiro limpio, nos irán valorando en cada uno de los tres estilos. Fantasma (sigilo), evitando que te detecten, usando técnicas no letales y escabulléndote por detrás de los guardias, Pantera (asesinato), matando a los enemigos sin que te detecten, y Asalto (combate abierto), enfrentándote a los enemigos usando armas y explosivos ruidosos.

Aunque puedes combinar los tres estilos, lo interesante es centrarte en uno de ellos y dominarlo, ya que al final de cada misión se realiza un informe postacción, y si hemos conseguido los suficientes puntos en un estilo concreto, nos lo darán como dominado en esa misión, como una especie de medalla de oro. Por lo que los "completistas" se tendrán que acabar cada fase tres veces, centrándose en un estilo, amén de hacerse con varios coleccionables y objetivos secundarios que hay repartidos por los escenarios.

Todos estos puntos se traducen en dinero, y con este podremos comprar todo tipo de equipamiento y mejoras para el Paladín. Dispositivos como distintos tipos de granadas y minas, pulsos electromagnéticos o un robot trirrotor, visores, pistolas, fusiles y rifles, o las distintas partes del traje, como el torso, guantes, pantalones y botas. Esto no es anecdótico, ya que dependiendo de lo que equipemos tendremos mejores o peores estadísticas en sigilo, protección o manejo de armas. Por ejemplo si queremos equipar un traje que nos haga muy silenciosos al movernos, seremos muy vulnerables cuando se desate un tiroteo, tanto que con un par de disparos estaremos muertos. Un pequeño toque estratégico y rolero que le sienta la mar de bien al juego.

 3

Además de este equipamiento, podemos adquirir mejoras para el Paladín, que realmente se traducen en ventajas para Sam en el campo de batalla. Por ejemplo si adquirimos la primera mejora de la cabina, desbloqueamos un radar que muestra a los enemigos, o si mejoramos la enfermería, regeneramos salud un poco más rápido. Lo interesante es que los distintos modos de juego –un jugador, cooperativo, multijugador-, están unidos mediante el sistema monetario, y el dinero que ganemos en la campaña para un jugador, lo podremos utilizar para adquirir mejoras para el multijugador, y viceversa.

Profundo y versátil sin dejar de ser espectacular

El desarrollo de las misiones combina de manera perfecta momentos lineales y pasilleros, con esporádicos y espectaculares scripts y acción directa, con situaciones más pausadas y en escenarios abiertos, en algunos casos enormes, que nos dejan explorar a nuestro antojo, planteando situaciones que se pueden resolver de diversas maneras. Este logrado equilibrio consigue que la campaña se haga muy entretenida y que nunca decaiga, en un juego que por sus marcadas mecánicas podría llegar a hacerse repetitivo.

 4

Ya os hemos hablado de lo importante que es el nivel de dificultad para vivir una experiencia u otra, porque la "sensibilidad" de los enemigos a lo que ven marca la diferencia, y el que tengamos que repetir una escena unas cuantas veces. Hay tanto misiones en las que no podemos ser descubiertos, ya que fracasamos, como en otras, la mayoría, en la que si nos ven saltan las alarmas y no paran de venir enemigos, ante los que no tenemos mucho que hacer en un enfrentamiento abierto.

La inteligencia artificial cumple, sin demasiadas florituras, y son muchos los detalles que tenemos que tener en cuenta para no ser descubiertos. No hacer ruidos, movernos en silencio y agachados, no dejar cuerpos enemigos en el suelo a la vista, movernos entre las sombras y provocarlas, para lo que podemos destruir puntos de luz o apagar interruptores, y un largo etcétera, pero todas estas acciones tienen sus contrapuntos. Por ejemplo aunque hayamos escondido el cuerpo de un guardia, sus compañeros lo echarán de menos pasado un rato, y si apagamos una luz, esto puede mosquear a un enemigo.

 5

Según avanzamos en la aventura aparecen mayores desafíos, como los malditos perros guardianes, con su desarrollado sentido del oído y el olfato, que nos pondrán en muchos aprietos, la infantería pesada, soldados blindados con la cabeza protegida a los que no podemos eliminar de un disparo y que solo podemos noquear por la espalda o desde arriba, francotiradores, que nos verán a mucha distancia, operadores de dron, que despliegan robots de reconocimiento y que además inutilizan la visión nocturna y sónica, o los comandos, soldados tan hábiles y letales como el propio Sam Fisher. Cuando se combinan en un gran escenario toda esta clase de enemigos, se producen algunas de las situaciones más estimulantes de todo el juego.

Las habilidades de escalada de nuestro protagonista se han visto potenciadas, con movimientos que parecen sacados de la saga Assassin's Creed, y que invitan a explorar los escenarios con mayor rapidez y fluidez que nunca, tanto a lo ancho como a lo alto. Tanto es así, que incluso se han incluido algunos momentos plataformeros y de exploración, muy esporádicos y no especialmente brillantes, que para nada molestan ni se sienten demasiado forzados.

 6

Independientemente de la dificultad elegida, es una aventura muy bien diseñada, es uno de esos juegos en los que cuando te matan no frustran, los puntos de control están bien colocados, y es satisfactorio buscar una solución distinta a la anterior manera de actuar con la que fracasaste. Es así como descubres a veces lo grandes que son los escenarios y la cantidad de recovecos y escondites que tienen. Aunque las posibilidades son muchas, tanto en acciones físicas del protagonista, como en el uso de armas y gadgets, poco a poco nos haremos con los controles y nos sorprenderemos a nosotros mismos enlazando acciones de manera endiablada, rápida y fluida, algo que al principio nos hubiera parecido imposible.

El único "pero" jugable es el sistema de coberturas, que más o menos funciona, pero que nos juega alguna que otra mala pasada, al ser muy fácil separarse del objeto sobre el que estamos a cubierto. Con un ligero toque del stick basta, y a veces, al jugar con tanta oscuridad, creemos que estamos "en cobertura", y no es así, siendo sorprendidos por el enemigo. Quizás la postura del personaje en posición de cobertura nos lo debería dejar más claro, sin necesidad de incluir alguna señal visual, que las hay para un multitud de acciones.

 7

Momentos para el sigilo, otros, los menos, para la acción directa, e incluso satisfactorias escenas en las que se combinan ambas propuestas. Por ejemplo algún que otro espectacular tiroteo en el que puedes optar por infiltrarte por la espalda de los enemigos y hacer una escabechina sin que se den cuenta, es rara la situación en el que juego que no se puede resolver con sigilo, algo que encantará a los amantes de este tipo de juegos. Eso no quiere decir que muchas veces no podamos resolver las cosas a tiros, que se puede, pero además de ser muy complicado, se pierde la gracia de un juego diseño por y para la infiltración.

Hay más de 10 misiones principales, que en la mayoría de los casos podemos tardar en superar más de una hora, a lo que se suman los objetivos secundarios –completar la misión sin matar a nadie, sin que te detecten, en determinada dificultad-, dominar uno de los tres estilos –fantasma, pantera, asalto-, y recoger ciertos coleccionables como discos de datos, piratear portátiles, o atrapar a determinado terrorista vivo. Por si esto fuera poco, los distintos personajes del Paladín nos van ofreciendo misiones secundarias y cooperativas.

 8

Estas misiones secundarias intentan salirse un poco de la norma, de lo que vivimos en la historia principal, y nos proponen en escenarios totalmente originales, sin reciclar los de la campaña –lo que se agradece-, alcanzar varios objetivos sin ser vistos, acabar con todos los enemigos, o sobrevivir sucesivas oleadas de soldados, como si de un modo horda se tratara. Además de para un jugador, hay dos tipos de misiones cooperativas, unas que se pueden jugar tanto solos como acompañados, y otras en las que necesariamente necesitamos un segundo jugador, ya sea en modo local, a pantalla partida, o a través de internet.

En las que pueden participar tanto un jugador como dos, hay ciertos caminos bloqueados a los que solo se puede acceder con dos jugadores, como ciertas puertas. Y las que están diseñadas exclusivamente para dos jugadores se notan, con situaciones muy interesantes en la que la cooperación es imprescindible. También hay algunas dinámicas cooperativas, como las ejecuciones a dúo, reanimar al compañero caído en combate, o que incluso los enemigos más complicados, como los comandos y la infantería pesada, puedan coger a uno de los jugadores como rehén, para lo que tenemos un tiempo limitado para liberarlo antes de que lo asesinen.

Entre unas cosas y otras más de 25 misiones que nos tendrán entretenidos durante una buena temporada, además de cantidad de búsquedas y objetivos secundarios, un juego que si se quiere exprimir a fondo tiene un montón de horas por delante, y eso que todavía no os hemos hablado de su adictivo modo multijugador.

Mercenarios contra espías

El modo multijugador enfrenta a estos dos tipos de personajes, con habilidades y perspectivas totalmente distintas. Con los espías jugamos con una cámara en tercera persona, podemos trepar por paredes, tuberías y conductos de ventilación, colgarnos de salientes, y ocultarnos entre las sombras. Sin armas ni blindajes pesados, los espías son muy frágiles en un tiroteo directo, por lo que siempre deben buscar sorprender a sus enemigos por la espalda o por el aire.

Con los mercenarios jugamos desde una perspectiva en primera persona, como en un shooter cualquiera, y vamos equipados con armas y blindaje pesados, por lo que en un enfrentamiento cara a cara contra un espía, tenemos todas las de ganar. Lo malo, pues todo lo demás, los mercenarios no pueden subir a cornisas ni ocultarse, y al jugar en primera persona, son muy vulnerables por la espalda.

Dentro de cada clase, hay tres subclases, con una habilidad especial cada una. En los espías tenemos el Explorador de datos, que puede marcar a los enemigos cercanos, una información que comparte con sus compañeros, el Depredador, con un traje que les permite volverse invisibles, y el Saboteador, con la capacidad de producir una sobrecarga, capaz de explotar minar y granadas contra quien las lleva.

En el bando de los mercenarios tenemos el Pacificador, que pueden activar la adrenalina que le proporciona mayor velocidad y mejor visión en la oscuridad, el Cazador, que puede desplegar un dron volador por control remoto que se puede detonar contra los enemigos, y el Disruptor, que puede desactivar dispositivos e interferir en los visores y los sistemas de información de los espías, impidiendo también la activación de habilidades especiales. Además de todo esto, hay un montón de visores, armas y gadgets que podemos desbloquear y equipar, haciendo cada clase a nuestra medida.

 9

En total hay cinco modos de juego. Lista Negra, enfrentamientos de 4 contra 4 con dos rondas, una siendo espía, teniendo como objetivo hackear tres terminales, y en la otra siendo mercenario, teniendo que defender los terminales, ganando el equipo que más terminales haya conseguido hackear. En Clásico se ven las caras equipos de 2 contra 2, y no hay personalización, los espías tienen visión nocturna y los mercenarios linterna, dando todo el protagonismo al juego de luces y sombras. Extracción es similar a Lista Negra, pero en vez de conquistar terminales hay que robar un maletín de datos, vamos, un captura la bandera de toda la vida.

Control de envíos es un modo de equipos mixtos 3 contra 3, eligiendo cada jugador si quiere ser espía o mercenario. Cada equipo empieza la ronda con un envío, y debe intentar capturar el resto de los envíos y mantenerlos durante un periodo de tiempo. Y por último tenemos Combate a muerte en equipo, un modo de equipos mixtos 4 contra 4 en el que el objetivo es matar a todos los miembros posibles del equipo contrario, el clásico team deathmatch.

 10

Un modo multijugador con mucha personalidad y carisma, y sobre todo diferente, que combina de manera perfecta el sigilo y la acción. Si muchas veces ponemos como ejemplo el modo multijugador de Assassin's Creed como algo diferente en este terreno, orientado al sigilo, al de Splinter Cell Blacklist además hay que sumarle la acción en primera persona, y es muy interesante cómo tienes que cambiar el chip de una ronda a otra, de jugar de espía a mercenario, con controles, habilidades e intenciones totalmente diferentes. Esperamos que los jugadores le presten la atención que se merece, ya que nos parece un multijugador muy adictivo y que se siente como un soplo de aire fresco frente a otras tantas propuestas de acción directa.

En el apartado técnico, comentar que nos encontramos ante el manido motor gráfico Unreal Engine 3, con todo lo bueno y lo malo que ello conlleva. Totalmente dominado en las actuales consolas, por lo que se mueve como la seda, pese al recurrente error de la carga tardía de texturas. En el lado más negativo, la incapacidad de sorprender técnicamente, un motor con el que prácticamente se ha tocado techo.

 11

Si gráficamente sobresale por encima de la media es por los altos valores de producción, siendo su punto fuerte una ambientación muy lograda en cada uno de los lugares que visitamos, que no son pocos a lo largo de la aventura, en distintas puntas del mundo. También se ha hecho un gran trabajo con las animaciones, sobre todo de Sam Fisher, muy naturales y fluidas, que hacen convincentes y creíbles todos esos movimientos más propios de un acróbata que de un espía.

En lo que respecta al sonido tenemos una banda sonora acorde, la típica de un thriller o película de acción, que si bien no deja ninguna pieza para el recuerdo, siempre está ahí para dar un plus de tensión y nervio cuando la escena lo requiere, cumpliendo a la perfección. Las voces llegan dobladas al castellano, en la línea que nos tiene acostumbrados Ubisoft, muy notable, incluso con alguna voz muy reconocible, como la del actor Ramón Langa.

 12

Sam vuelve por la puerta grande

Han dado en el clavo con este nuevo Splinter Cell; va a hacer las delicias de los fans de la saga, es perfecto para que nuevos jugadores se introduzcan en la serie, está repleto de contenidos tanto para un jugador como para el multijugador, y todo lo que propone lo hace muy bien, casi exento de fallos. Dentro de su excelsa corrección, no hay demasiados momentos en los que nos haya sorprendido o dejado escenas para el recuerdo, pero lo hemos disfrutado como enanos, de principio a fin, y todavía quedan muchas semanas por delante de darle al multijugador. Si te gustan los juegos de infiltración y sigilo, es prácticamente imprescindible, si eres seguidor de la saga, corre a por él cuando se ponga a la venta.

Jorge Cano
Redactor jefe
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Grotto - Análisis
Grotto - Análisis
Análisis
2021-10-20 13:18:00
Quienes busquen una aventura narrativa original, única y mística podrán encontrarla en Grotto, el nuevo juego de Brainwash Gang que nos permiten ponernos en la piel de un místico chamán.
Inscryption - Análisis
Inscryption - Análisis
Análisis
2021-10-19 18:21:00
Daniel Mullins vuelve a la carga con uno de los juegos más extraños, diferentes, locos y sorprendentes de los últimos años. Una experiencia única en su especie.
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
PEGI +18
Plataformas:
PS3 Xbox 360 PC Wii U

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
8.8
  • Fecha de lanzamiento: 22/8/2013
  • Desarrollo: Ubisoft Toronto
  • Producción: Ubisoft
  • Distribución: Ubisoft
  • Precio: 69,95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: hasta 8 jugadores
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
8.37

PUNTÚA
Splinter Cell: Blacklist para PlayStation 3

32 votos

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
8.8
  • Fecha de lanzamiento: 22/8/2013
  • Desarrollo: Ubisoft Toronto
  • Producción: Ubisoft
  • Distribución: Ubisoft
  • Precio: 69,95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: hasta 8 jugadores
  • Requisitos PC
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.33

PUNTÚA
Splinter Cell: Blacklist para Xbox 360

35 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8.8
  • Fecha de lanzamiento: 22/8/2013
  • Desarrollo: Ubisoft Toronto
  • Producción: Ubisoft
  • Distribución: Ubisoft
  • Precio: 49,95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: hasta 8 jugadores
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
8.37

PUNTÚA
Splinter Cell: Blacklist para Ordenador

15 votos
#84 en el ranking de Ordenador.
#103 en el ranking global.

Ficha técnica de la versión Wii U

ANÁLISIS
8.8
  • Fecha de lanzamiento: 22/8/2013
  • Desarrollo: Ubisoft Toronto
  • Producción: Ubisoft
  • Distribución: Ubisoft
  • Precio: 69,95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Wii U Optical Disc
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: hasta 8 jugadores
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
8.14

PUNTÚA
Splinter Cell: Blacklist para Wii U

11 votos
#40 en el ranking de Wii U.
Flecha subir