Análisis de Resistance 3 (PS3)

Un perfecto cierre para una trilogía. Divertido, variado y hasta terrorífico.
Resistance 3
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8.5
SONIDO
8.5
NOTA
8.8
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión PS3.

Resistance fue un título de lanzamiento para PlayStation 3 en 2007, cuando fue lanzada la consola en Europa. No era un shooter revolucionario ni sobresaliente pero sí consiguió ser uno de los mejores juegos del catálogo inicial de la consola, y calmó las ansias de pegar tiros de los jugadores. Resistance 2 llegó a finales de 2008, con unas pretensiones mucho mayores, tanto por una campaña más épica y de una escala mucho mayor, como un multijugador, quizás, excesivamente ambicioso, con hasta 60 jugadores, la mayor cifra vista nunca en consolas hasta ese momento.

Pese a ser un juego notable decepcionó un poco, posiblemente por las altas expectativas con las que se esperaba, en un género con muchísimas propuestas de calidad, de estudios más experimentados en este tipo de juegos. Si bien los californianos Insomniac Games debutaron en 1996 con un shooter, Disruptor de PlayStation, fue con la saga Spyro the Dragon en la misma consola, y con Ratchet & Clank en PlayStation 2, con los juegos que alcanzaron el éxito y reconocimiento. Ahora, tras 15 años trabajando en exclusiva para consolas de Sony, hace poco anunciaron su primer juego multiplataforma, Overstrike, pero antes de este, nos dejan su último –por el momento- exclusivo para PlayStation 3, Resistance 3.

Como saga que acompaña el lanzamiento de una consola y que se va prolongando en el tiempo, a lo largo de sus entregas también se va viendo la progresión del propio hardware y su dominio por parte de la desarrolladora, y en este caso además, el conocimiento de los mecanismos y puntos fuertes de un género. Por eso este Resistance, que cierra una trilogía, posiblemente sea el mejor de los tres, cogiendo los elementos más acertados de las dos primeras entregas. Del primero recupera los botiquines para recuperar la salud, eliminando la ya estandarizada regeneración automática de vida, además de volver la rueda de armas. Del segundo coge su épica, su espectacular y enorme escala en ciertos momentos, y la mezcla con nuevos ingredientes como una atmósfera más oscura, con momentos prácticamente de terror, haciendo que el juego sea divertido, frenético, variado y muy espectacular.

PUBLICIDAD

Acompaña a Joseph Capelli de Oklahoma a Nueva York en un viaje nada turístico

En las dos primeras partes encarnamos al sargento Nathan Hale, primero en Europa y luego en Estados Unidos, en su lucha contra las Quimeras, una invasión alienígena que en esta tercera parte ya ha conseguido su propósito, conquistar la Tierra. Por si alguno todavía no lo ha jugado, no vamos a desvelar el final de Resistance 2, solo decir que era muy impactante, y que relacionaba a Nathan Hale con el protagonista de esta tercera parte, Joseph Capelli. Los humanos han perdido la guerra, ya no estaremos en batallas multitudinarias junto a decenas de soldados, ahora luchamos para sobrevivir, y este nuevo enfoque se ha implementado muy bien en la ambientación y el desarrollo del juego.

Comenzamos en Oklahoma, cuatro años después de lo ocurrido en Resistance 2, con el 90% de la población mundial muerta o infectada por el virus Quimera, con Joseph Capelli junto a su mujer, su hijo y un grupo de supervivientes, una pequeña resistencia ante la cada vez más asfixiante presión de la Quimera. Un gran invierno está azotando el país, cuya fuente de origen está en Nueva York, y deberemos viajar hasta allí para destruir esta amenaza y así poder tener algo de esperanza para los pocos supervivientes que quedan y nuestra propia familia. Un Resistance más íntimo, oscuro, desesperado y por momentos terrorífico. No se corta cuando tiene que ser duro, y algunos giros nos sorprenderán, incluso con enemigos que no son del espacio exterior…

En un desarrollo lineal, vuelven otra vez las batallas a gran escala, con enormes enemigos de por medio, algunos a modo de jefes finales, pero son momentos esporádicos, en una aventura en la que en la mayor parte de las ocasiones combatimos solos, o junto a un compañero, en escenarios oscuros y deprimentes, con incluso alguna fase de infiltración y sigilo, solos y rodeados de decenas de Quimeras. En nuestro viaje a Nueva York sufriremos todo tipo de inclemencias, conociendo a otros grupos de supervivientes, unos más amistosos que otros, en un desarrollo frenético, variado y que no aburre en ningún momento.

La historia no es un portento, algo de lo que ya estamos acostumbrados en los videojuegos, pero al menos nos introduce bien al personaje y su entorno, sus motivaciones, y sentiremos esa desesperación en la que viven los humanos. Las cinco o seis primera horas nos las tragaremos de un tirón sin enterarnos, por lo divertido y variado de su desarrollo, y por ver qué es lo que nos deparará la próxima parada de nuestro viaje, siempre espectacular, pero el tramo final es un poco menos afortunado, incluso tedioso, aunque no consigue empañar el conjunto. Ocho horas que se nos pasarán volando para completar la campaña, y que como siempre oscilarán dependiendo de la dificultad que seleccionemos, recomendando como siempre jugar en difícil, donde las Quimeras nos ponen realmente en aprietos.

 1

Los momentos de terror no son pocos, casi directamente sacados de un survival horror. Oscuridad, una linterna y nosotros solos enfrentándonos a decenas de horribles Quimeras, unas situaciones muy conseguidas gracias a la genial ambientación y atmósfera. Además, aunque hemos dicho que se trata de un desarrollo lineal, no está tan encorsetado y guionizado como en la segunda parte, y en más de una ocasión en escenarios amplios, tenemos opciones y libertad para resolver las situaciones cómo deseemos, pudiendo gestar un plan de ataque gracias a la gran variedad de originales armas.

Vuelven algunas de las mejores de anteriores entregas, como el Bullseye o la Magnum HE .44, pero hay otras nuevas como el Mutador. Esta infecta a los enemigos lanzándoles unos proyectiles biológicos con un cepa modificada del virus Quimera, creciéndoles unas pústulas explosivas, y con el botón secundario podemos liberar una nube tóxica infecciosa que incapacita a los enemigos con terribles y asquerosos resultados. Sin duda una de las señas de identidad de Insomniac Games, las originales armas que crean para sus juegos. Como es un clásico en la saga, contamos con un disparo principal y otro secundario, en ocasiones con usos muy diferentes, por ejemplo con el Perforador, un rifle capaz de disparar proyectiles cargados de energía que atraviesan objetos sólidos, aumentando su potencia, y que en su disparo secundario genera un escudo de energía que bloquea todos los proyectiles enemigos, excepto los de otros rifles Perforador.

Doce armas distintas y hasta cuatro tipos de granadas u objetos explosivos, que podemos llevar a la vez gracias a la rueda de armas, que vuelve en esta entrega, muy cómoda y práctica seleccionando cualquier de las armas simplemente dejando pulsado el botón triángulo. Además las armas mejoran, cuanto más las usamos más experiencia adquieren, pudiendo subir dos niveles. Esto se produce de manera automática, y nos proporcionan mejoras como munición triple o explosiva. Las armas son una de las señas de identidad de Resistance, no solo por su originalidad, también por estar muy bien implementadas en la jugabilidad y tener su lógica, obligándonos a usarlas todas. Siempre en algún momento del juego requeriremos el uso de una u otra, y su introducción en el desarrollo se va realizando de manera natural y no atropellada, por lo que aprenderemos a usarlas y comprenderlas, aunque eso sí, cuando tengamos todas nos veremos en situaciones que no sabremos exactamente cuál usar, porque nos habremos encariñado de varias.

 2

Otra de las grandes novedades de esta entrega es la vuelta de los botiquines, uno de esos grandes olvidados del género. Hasta hace diez años en los juegos de acción en primera persona, cuando te herían, tenías que buscar objetos o ítems para curarte, casi siempre representados en forma de botiquines. De unos años a esta parte, y sin querer acusar a ninguna saga en concreto, se ha puesto de moda el esconderse durante unos segundos y recuperar la vitalidad. Nos han acostumbrado a ello, y parece que no se pueda hacer de otra manera. Resistance 3 demuestra que los botiquines de toda la vida pueden dar un toque distinto a la jugabilidad, es curioso cómo este simple detalle puede cambiar la forma de jugar. Por ejemplo el estar a punto de agonizar y disparar con sumo cuidado, buscando desesperadamente salud, algo que pega muy bien con ese tono terrorífico y de tensión que se le ha querido añadir a esta entrega. Además lo que nos parece un gran acierto, vemos en la cintura de los enemigos los botiquines de salud, por lo que sabemos que matando a ese en concreto recuperaremos vitalidad, una gran idea.

En el plano multijugador primero comentar que contamos con la posibilidad de jugar la campaña en cooperativo para dos jugadores, ya sea a pantalla partida desde la misma consola o a través de internet, siempre y cuando hayamos comprado el juego de "primera mano" y tengamos un Network Pass –o lo compremos en la Store-, el pase online para los juegos de PlayStation 3 de Sony que inaugura este título. En el plano competitivo se ha reducido drásticamente respecto a las anteriores entregas el número de jugadores.

 3

Si en el primero podían jugar 40, y en el segundo 60, aquí solo serán partidas de 16 jugadores entre Quimeras y humanos. Esta decisión se ha tomado, como nos dijeron sus creadores en una reciente entrevista, para que las partidas no sean tan caóticas, y poder introducir nuevas habilidades, y que sus efectos así como el de las armas se noten, permitiendo unas partidas más tácticas y menos alocadas. Ocho modos de juego en 12 mapas distintos repartidos por todo el mundo, a diferencia de la campaña que transcurre por entero en Estados Unidos. Colombia, Australia, Japón, Reino Unido entre otros, donde podemos jugar: Duelo -un combate todos contra todos-, Duelo reducido -duelos con pocos jugadores-, Duelo en equipo, Partidas de guerra -combates con objetivos-, Capturar la bandera, Brecha -un combate por equipos donde unos intentan destruir el reactor de los otros-, Reacción en cadena -dos equipos que intentan lograr el control de varias posiciones- y Hardcore clásico.

Tenemos las posibilidades ya clásicas de cualquier buen multijugador online, como es subida de niveles, adquiriendo nuevas habilidades y armas, y pese a la reducción de jugadores respecto a anteriores Resistance, se trata del multijugador más equilibrado de la saga, a la altura de los más grandes del género, con unos mapas muy bien diseñados. Las habilidades le dan un factor táctico añadido a las partidas, y son bastante originales. Baliza de munición despliega una baliza que recarga la munición principal de las armas equipadas, Doppelganger crea un falso jugador que sirve de señuelo confundiendo al enemigo, Cartuchera aumenta el tamaño del cargador principal de las armas, y con Carroñero recibes salud y munición principal al pasar por encima de una cadáver. Estas son algunos de las iniciales, pero obtendremos otras más adelante, pudiendo mejorarlas, al igual que las armas.

Los gráficos dan una de cal y otra de arena, son irregulares, con momentos espectaculares y sobrecogedores, de una ambientación genial, y otros bastante mejorables, con unos modelados y unas texturas algo pobres, pero por suerte abundan más los primeros. En general los enemigos básicos y los personajes humanos, no tienen un diseño muy destacable, con texturas poco nítidas y unas animaciones poco realistas y naturales, por ejemplo nos sorprende que en una producción de esta magnitud haya un animación tan cutre como la de subir las escaleras, lo que es un pequeño detalle, pero empaña el resultado junto a otros defectos.

La fase en barco por el río, tanto en efectos de iluminación, texturas o el intento de crear niebla, no destacada en nada, hemos visto en PlayStation 3 cosas muchísimo mejores, pero en cambio luego hay otros escenarios que son sencillamente alucinantes, gracias a su lograda ambientación y el uso de algunos efectos gráficos, como el viento azotando y las hojas moviéndose, la lluvia, las espectaculares partículas de nieve. Sorprende lo irregular del resultado, al proporcionar Insomniac en ocasiones algunos de los mejores momentos visuales que hemos tenido el placer de disfrutar en una PlayStation 3, como otros nada destacables, una pena que no todo el juego mantenga el mismo nivel.

En lo que sí supera a las dos anteriores entregas es en dirección artística, y una mayor personalidad y carácter, y el propósito de ser más oscuro y terrorífico se consigue a la perfección. La banda sonora acompaña de manera impecable al desarrollo, sin hacerse notar en exceso, con melodías tristes y melancólicas, tensas cuando deben serlo, y el doblaje al castellano, como nos tiene acostumbrados Sony, en este caso es notable, aunque no sobresaliente como en otros de sus juegos.

 4

Acción con personalidad propia

Resistance 3 nos ha gustado mucho, para nosotros la mejor entrega de la saga. Una campaña muy entretenida, variada y con emoción, frenética por momentos y que te engancha hasta terminarlo, aunque es una pena que su tramo final -sus dos últimas horas aproximadamente- no redondee el resultado, siendo algo genérico y poco inspirado, pero que no consigue manchar el conjunto. Las armas tan originales como siempre, haciéndose un gran uso de sus particulares posibilidades, y la vuelta de los botiquines para recuperar la salud nos parece todo un acierto. Además de poderse jugar en cooperativo para dos personas, su multijugador competitivo cuenta con suficientes opciones y buen hacer como para el que quiera, engancharse durante una buena temporada. Posiblemente lo que menos nos ha gustado sean sus gráficos, con momentos geniales y otros no tanto, una pena que no mantenga el mismo nivel a lo largo de toda la aventura, ya que en ocasiones es de una espectacularidad que asombra. En resumen uno de los mejores shooters del año para la consola, un imprescindible que debería probar todo amante del género.

Jorge Cano
Redactor jefe
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Echo Generation - Análisis
Echo Generation - Análisis
Análisis
2021-10-22 10:07:00
Echo Generation tira de nostalgia noventera para ofrecernos una aventura de misterio al estilo Stranger Things pero con estética de juguete y combate por turnos.
House of Ashes - Análisis
House of Ashes - Análisis
Análisis
2021-10-21 16:09:00
Supermassive continúa su antología con un título que cumple su cometido, pero que no consigue mejorar a sus predecesores.
Resident Evil 4 VR - Análisis
Resident Evil 4 VR - Análisis
Análisis
2021-10-20 18:24:00
El incombustible Resident Evil 4 regresa una vez más con una adaptación a la realidad virtual muy notable y repleta de aciertos que, sin ser perfecta, encantará a los fans de la saga y a cualquier poseedor de Oculus Quest 2.
Grotto - Análisis
Grotto - Análisis
Análisis
2021-10-20 13:18:00
Quienes busquen una aventura narrativa original, única y mística podrán encontrarla en Grotto, el nuevo juego de Brainwash Gang que nos permiten ponernos en la piel de un místico chamán.
Inscryption - Análisis
Inscryption - Análisis
Análisis
2021-10-19 18:21:00
Daniel Mullins vuelve a la carga con uno de los juegos más extraños, diferentes, locos y sorprendentes de los últimos años. Una experiencia única en su especie.
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
PEGI +18
Plataformas:
PS3

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
8.8
  • Fecha de lanzamiento: 8/9/2011
  • Desarrollo: Insomniac Games
  • Producción: Sony
  • Distribución: Sony
  • Precio: 69,95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: 16 jugadores
COMUNIDAD
8.44

PUNTÚA
Resistance 3 para PlayStation 3

156 votos
Flecha subir